Minneapolis, entre Vikingos y Unidos

880x550_0002_Stadium_interior_soccer

Minneapolis es uno de los principales mercados deportivos de América del Norte. Actualmente es el hogar de equipos como Minnesota Twins (MLB), Minnesota Timberwolves (NBA), Minnesota Vikings (NFL) y Minnesota Wild (NHL, con sede en St. Paul, la ciudad ‘gemela’ de Minneapolis). Todas las grandes ligas de Estados Unidos tienen un representante en ese polo urbano, donde la Major League Soccer quiere plantar su bandera. Es por eso que a fines de septiembre sus máximas autoridades estuvieron allí con la intención de evaluar las posibilidades de inaugurar un equipo en expansión en esa plaza.

Existen dos grupos empresariales interesados en hacer desembarcar a la MLS en Minneapolis. Uno de ellos encabezado por Minnesota Vikings, y otro representado por el Minnesota United FC.

En la actualidad los Vikings juegan de manera provisoria en una cancha descubierta, propiedad de la Universidad de Minnesota. Pero en el verano de 2016 estrenarán un nuevo estadio bajo techo con capacidad para 60.000 espectadores en el mismo terreno en el que se erigía el antiguo Metrodome. Desde hace tiempo la familia Wilf -propietaria del equipo de la NFL- manifiesta que está dispuesta a entrar en la Major League Soccer y hacer jugar a su propia franquicia en el nuevo escenario. Minnesota Vikings diseñó desde el inicio un estadio que pueda reducir su capacidad de manera automática a 20.000 asientos, de acuerdo con el ideal de estadios específicos que busca la MLS.

El comisionado Don Garber visitó recientemente la obra de construcción de la nueva casa vikinga. Allí le mostraron cómo funcionaría el sistema de reducción de capacidad. Los especialistas de la máxima categoría del soccer norteamericano efectuaron luego un número de recomendaciones y pedidos de modificaciones sobre los planos originales. De acuerdo con el estado de progreso del armado del nuevo estadio los Vikings deben decidir si incluyen las observaciones de la liga en las próximas semanas.

El Minnesota United FC es un equipo que juega en la NASL, el segundo escalón del fútbol profesional en Estados Unidos y Canadá. La franquicia jugará en los próximos días una de las semifinales del torneo del segundo semestre de la temporada, y recientemente ha estado en las noticias gracias al llamado de su volante Miguel Ibarra a la selección estadounidense.

El equipo ha sido hasta ahora extremadamente cauto a la hora de hablar sobre su potencial interés en unirse a la MLS. Mucho se ha especulado en la ciudad sobre la posibilidad de que el dueño del United, Bill McGuire, se asocie con la familia Pohlad -propietaria de Minnesota Twins- para construir un SSS en la zona de North Loop, cerca del centro de Minneapolis y del Target Field. North Loop es una zona que experimentó un explosivo desarrollo comercial y urbanístico en los últimos años, y que todavía cuenta con espacio para seguir creciendo y sumar una instalación deportiva como la que un equipo de fútbol requiere.

Analistas locales creen que Minnesota United no siente una necesidad inmediata de dejar la NASL. Pero el equipo es conciente que si una franquicia de la MLS desembarca en Minneapolis su viabilidad como ‘segundo equipo’ de la ciudad corre peligro. Y, además, es conciente de que este es un buen momento -desde el punto empresarial- para intentar dar el salto. Por eso la organización se muestra abierta a asociarse en un proyecto que lleve al club a la máxima categoría. En su visita Don Garber y otros ejecutivos de la liga se reunieron con los responsables del United. En las ultimas semanas McGuire habría sumado a su iniciativa a Glen Taylor, dueño de Minnesota Timberwolves.

Si esto se confirma estaríamos frente a una disputa bastante equilibrada. Los Vikings tendrían resuelto de antemano el tema de la construcción de un estadio del gusto de la MLS, algo que no siempre resulta sencillo. Y Minnesota United tendría en los Twins y los Timberwolves a dos socios -y el capital que los acompaña- muy apreciados por la liga. Los dueños estadounidenses del equipo inglés de Derby County también podrían formar parte de la ecuación. De llegar a la ‘primera división’ sería -económicamente hablando- uno de los equipos más sólidos del torneo desde el punto de vista financiero, al estilo del recientemente presentado Los Angeles FC.

La Major League Soccer decidirá dónde estará su franquicia #24 en diciembre, cuando su junta de gobernadores se reúna a propósito de la final de esta temporada. Minneapolis compite con las candidaturas de Sacramento, Las Vegas, San Antonio y El Paso, entre otras. Muchos ven en la ciudad de Minnesota al postulante más fuerte. No solamente por la solidez monetaria de las propuestas de Vikings y United, sino por el valor estratégico de la plaza. Minneapolis está entre los quince mercados publicitarios y deportivos más importantes de América del Norte, y -además- a la MLS le vendría bien consolidar su presencia en el Midwest, luego de solucionar en principio el problema de su ausencia en el sur de la Costa Este, tras la llegada de Orlando City SC, el proyecto de la franquicia en Atlanta, y la promesa de David Beckham y su equipo en Miami.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s