La MLS aprueba al equipo de David Beckham en Miami

Becks

Proceso lento. Resolución extremadamente veloz. Así puede describirse el camino de David Beckham y sus socios hacia la obtención de una franquicia de la MLS en la ciudad de Miami, que se extendió durante casi dos años. El grupo empresario anunció el viernes que había llegado a un acuerdo para quedarse con un terreno en el barrio de Overtown, y al día siguiente consiguió el respaldo de la Junta de Gobernadores de la liga.

La Major League Soccer hizo oficial el anuncio en la tarde del sábado, a través de su web.

“Respaldamos completamente los planes de Miami Beckham United de construir su estadio en el barrio de Overtown, en Miami”, señaló el comisionado Don Garber en ese comunicado. “Su visión para traer un estadio de clase mundial al núcleo urbano de la ciudad, de fácil acceso a través del transporte público, es impresionante. Y creemos que será un factor importante de la revitalización de la zona. Esperamos seguir trabajando con David y sus socios para finalizar los planes para llevar a la Major League Soccer a Miami.”

Con este anuncio la liga mantiene sus planes de contar con 24 equipos en la temporada 2020. El equipo de la MLS en Atlanta entrará en competición en 2017, Minnesota lo haría en 2018, Los Angeles FC en 2018 o 2019. No existe todavía de manera oficial una estimación de la entrada en competición del equipo en Miami.

Además, la Junta de Gobernadores de la liga aprobó planes de expansión para -en el futuro- alcanzar un número máximo de 28 equipos participantes

El comunicado de la MLS también fija posición sobre otras cuestiones:

Copa América Centenario: La MLS interrumpirá su competición durante dos semanas (entre el 2 y el 14 de junio de 2016) para facilitar la disputa del torneo de selecciones.

Video Replay: La Junta de Gobernadores recibió el sábado una actualización sobre el sistema de repetición y evaluación de jugadas dudosas en tiempo real. La liga seguirá evaluando las posibilidades de implementar esta opción.

Decision Day: En 2016 todos los partidos de la jornada final de la temporada regular se disputarán en el mismo horario.

All-Star Game: Si, por cualquier motivo, un futbolista no puede participar del Juego de las Estrellas, ese futbolista tendrá prohibido jugar en el siguiente partido de liga que su club tenga programado. (Este es un claro llamado de atención para los nuevos y futuros Jugadores Franquicia de la liga).

Postergación de Partidos: A partir de 2016 los partidos que deban interrumpirse (por cuestiones climáticas o de fuerza mayor) antes del tiempo reglamentario serán postergados, en lugar de ser considerados como cancelados o terminados. Los partidos serán completados o jugados en su totalidad al día siguiente o tan pronto como sea posible. Hasta ahora todo partido que debía postergarse después del minuto 75′ se consideraba como terminado, y su marcador era final.

Las normas de aplicación de estos y otros cambios reglamentarios se anunciarán próximamente.

Anuncios

Sacramento calcula el potencial impacto de la MLS

SacRep

La MLS no entregó una franquicia a Sacramento Republic FC, pero el equipo de la capital californiana sigue trabajando como si eso hubiera ocurrido.

Asesores financieros del club que actualmente milita en la USL dieron a conocer hoy un estudio sobre el impacto económico que un estadio específico de la Major League Soccer generaría en el centro de Sacramento.

Los datos más relevantes de ese informe indican que se crearían 1755 empleos durante la construcción de un soccer-specific stadium en la ciudad. Además el municipio se beneficiaría con una actividad económica anual de más de 30 millones de dólares provenientes de la participación del Republic en la MLS y de otras actividades deportivas o de espectáculos que se lleven a cabo en la proyectada infraestructura. La empresa Capitol Public Finance Group también estimó que alrededor de medio millón de personas podrían pasar por el estadio por año.

Esta presentación es un paso avanzado dentro de la llamada Operation Turnkey, que busca afincar a una franquicia de la primera división norteamericana en Sacramento.

Con el debut de Atlanta United FC en la temporada 2017 y la entrada de Los Angeles FC en 2018 (aunque el año de ingreso no está plenamente garantizado todavía) la liga llegaría a los 22 equipos. Pero el comisionado Don Garber se fijó alcanzar un total de 24 participantes en la temporada 2020.

Quedan dos plazas con franquicia adjudicada (o casi) –Minnesota y Miami– que a día de hoy presentan dificultades vinculadas a la construcción de un estadio propio.

El avanzado estado del proyecto en Sacramento y la buena predisposición de las autoridades locales podrían forzar a la MLS a reconsiderar la prioridad del equipo del Midwest y el del sur del estado de Florida para brindarle luz verde al conjunto de la Costa Oeste. La Junta de Gobernadores de la liga, que se reunirá en la primera semana de diciembre, podría pronunciarse sobre este tema.

 

Imagen: Sacramento Republic FC

 

Expansión: San Antonio busca inversores

san-antonio-scorpions-estadio

No es la primera vez que aquí en Jugador Franquicia hablamos de San Antonio como potencial destino de expansión. La ciudad texana tiene en su actual equipo de segunda división, los Scorpions, un proyecto interesante que conjuga buenos números de convocatoria e infraestructura propia como para dar el salto a la división mayor.  Sin embargo, con equipos en Atlanta, Minnesota, Los Angeles y Miami ya confirmados, y con Sacramento muy bien perfilado para hacerse con una plaza, la Ciudad del Álamo parece haber quedado relegada a un segundo plano.

Es por eso que el dueño de la institución, Gordon Hartman, decidió abrir el juego a otros inversores para tratar de potenciar la candidatura emelesera. La ultima iniciativa en ese sentido sería la de vender su estadio, con dos principales interesados: el gobierno de la ciudad y los San Antonio Spurs. De acuerdo con el San Antonio Express-News, las negociaciones marchan a ritmo lento, principalmente por las diferencias de precio entre la parte que vende, que busca una cifra en torno a los 30 millones de dolares, y la que desea comprar, que ofrecería unos U$S 15.000.000.

Otro factor de peso en las negociaciones con las autoridades es la incertidumbre con respecto a si la liga otorgará o no un equipo. Kevin Wolff, funcionario local, reconoce lo complicado de la situación. “Queremos saber si vamos a obtener un equipo de la MLS si compramos el estadio, pero no podemos atraer inversores para el equipo a menos que obtengamos el estadio” dijo en declaraciones al medio.

Desde la ciudad están alentando la llegada de nuevos inversores para poder hacerle frente tanto a los costos de expansión (en torno a los 100 millones de dolares) como a las remodelaciones que necesitaría el Toyota Field para estar en condiciones de albergar partidos de la MLS. Hartman estaría buscando vender un porcentaje o la totalidad del club, en parte por no estar en condiciones de llevar adelante por sus propios medios la puja por la expansión, y además para poder dedicarse de lleno a Morgan’s Wonderland, el parque de diversiones adaptado al que se destinan todas las ganancias generadas por los Scorpions.

El rol que jugará San Antonio Spurs en esta iniciativa es por ahora un misterio, aunque lo más probable es que sea como socio minoritario, similar a la participación del Sacramento Kings en la candidatura del Republic. Además, según el Express-News, el equipo de la NBA tiene los derechos para una franquicia de la USL en la ciudad, por lo que la franquicia basquetbolística podría gestionar un futuro equipo filial.

Si será o no suficiente esto para garantizar la plaza #24 (o #25, si Miami logra poner la casa en orden) será cuestión de tiempo para saberlo. Lo cierto es que a medida que pase el tiempo, más complejo será para la ciudad texana hacerse de un lugar, dado constantemente aparecen nuevas postulantes, como Cincinnati, Charlotte y St. Louis; todas ellos con equipos establecidos o franquicias por debutar en la USL y que ya han manifestado publicamente sus ganas de dar el salto.

Minnesota United, una franquicia en el aire

MUFC

A fines de marzo la Major League Soccer anunció que uno de sus próximos equipos estaría en Minneapolis. Tres meses más tarde la viabilidad del Minnesota United FC como franquicia de la MLS está en duda.

El motivo principal por el cual la liga se decantó por la propuesta de Bill McGuire y sus asociados fue porque el grupo empresario se comprometió a erigir un estadio específico de fútbol en el centro de la ciudad. En base a ese anuncio la Major League Soccer estimó que el MUFC (un equipo que actualmente milita en la NASL) podía entrar en competición en 2017 o 2018.

El grupo empresario (que incluye a los propietarios de Minnesota Twins y al dueño de Minnesota Timberwolves) aseguró que invertiría 120 millones de dólares para la construcción de un SSS en las cercanías del Target Field. Pero, para conseguirlo, necesitaban de la Legistatura estatal la rebaja en el impuesto a la propiedad.

El Capitolio de Minnesota cerró sus sesiones legislativas sin haber tratado el requerimiento de Minnesota United. Muchos legisladores locales se oponen a entregar un subsidio al que sería el cuarto gran estadio de Minneapolis en menos de una década. Otros aducen que la MLS demoró demasiado en conceder la franquicia al equipo local, sin tener en cuenta las instancias legislativas.

La Major League Soccer estableció el 1 de julio como fecha límite para que Minnesota United presente el plan de construcción para su estadio. Si eso no ocurre, la liga podría revocar su acuerdo con el equipo de manera inmediata.

Inflexible, la MLS no ofrece ninguna opción intermedia al club de Minneapolis. Ni siquiera la posibilidad de jugar temporalmente en el diamante del Target Field, tal como en la actualidad pasa con New York City FC, que actúa como local en el Yankee Stadium“No, eso no es lo que acordamos con ellos”, dijo el comisionado Don Garber. “Podemos tomar diferentes decisiones en diferentes mercados. Siendo los jefes, es algo que podemos hacer.”

“Realmente queremos tener un equipo en Minnesota, pero ellos tienen que jugar en un estadio céntrico, porque ese es el acuerdo al que llegamos”, señaló Garber. “No comentaré nada hasta que esa fecha límite llegue. Respeto mucho a Bill McGuire y sus socios. Nos encanta el mercado, queremos que algo ocurra allí, así que esperaremos y veremos.”

¿Qué ocurre si Minnesota United FC no consigue un acuerdo que permita construir su estadio? ¿Podría la liga mantenerse en Minneapolis ‘rehabilitando’ la propuesta de los competidores de McGuire? Mark Wilf, propietario de Minnesota Vikings (NFL), pretendía que un equipo en expansión de la Major League Soccer jugara en el estadio cubierto de football americano que tendrá finalizado en 2016.

De no ser posibles ninguna de estas dos opciones en Minneapolis, la MLS cuenta con una lista de ciudades que parecen estar listas para ser el equipo #24 de la liga, comenzando por Sacramento, la eterna candidata.

 

Don Garber en St. Louis: “No se cuán grande puede llegar a ser la MLS”

St. Louis stadium

Don Garber finalizó su visita a St. Louis, una ciudad que parece tener todos los números para estar en el horizonte de la Major League Soccer. Y el grupo de tareas que se encarga de construir un nuevo estadio para un equipo de la NFL en esa ciudad tiene muy en cuenta el interés de la MLS. ¿Una confirmación del matrimonio por conveniencia entre ambas ligas en el Midwest?

El comisionado de la máxima categoría del fútbol norteamericano se entrevistó con el alcalde Francis Slay, y con el dúo formado por Dave Peacock y Bob Blitz -los encargados de conseguir que la National Football League siga en St. Louis, sea con los Rams o con otro equipo que se afinque en la ciudad-. Garber también se reunió con integrantes del estudio de arquitectura HOK (responsable del diseño del estadio) y debatió con aficionados al fútbol en el Ballpark Village de “la Puerta al Oeste”.

Sabido es que la MLS pretende que todos sus nuevos equipos cuenten con un estadio especifico. Pero Garber aseguró que el proyectado estadio de football americano en St. Louis cubre las necesidades de la liga, que busca canchas céntricas, bien comunicadas por el transporte público. El proyecto prevé que -mediante un sistema de cortinas- la mole de más de 60.000 localidades pueda reducir su capacidad a unos 38.000 asientos, cerca del aforo deseado en los SSS de la Major League Soccer.

“Para nosotros la situación ideal es poder jugar en un soccer-specific stadium, señaló Garber. “Ese siempre será nuestro objetivo, pero eso no siempre puede conseguirse en cada mercado. Ciertamente, es mucho más atractivo cuando un estadio de football se construye teniendo en cuenta a la MLS, y ese es el plan que tienen aquí. Si no fuera por eso, nosotros ni siquiera estaríamos aquí.”

En el marco de su visita el comisionado advirtió que ni la liga ni un futuro grupo inversor podían aportar fondos para la construcción del nuevo estadio. Una potencial franquicia en expansión en St. Louis no podría entrar en competición hasta, como mínimo, el año 2020. Lo primero que debería hacer la Major League Soccer para comenzar a dar forma a esa posibilidad es identificar a un grupo inversor viable y con raíces locales. Un proceso que todavía no se ha iniciado.

En ese sentido Don Garber lanzó un guiño hacia el St. Louis FC, el equipo que acaba de debutar en la USL. El ejecutivo espera que el club pueda mantener el promedio de 4.000 espectadores en los cuatro encuentros que hasta ahora ha jugado como local en la tercera categoría del fútbol profesional de Estados Unidos y Canadá. Tal vez esa sea la franquicia que -siguiendo ejemplos recientes, como los de Orlando City y Portland Timbers– consiga llevar la Major League Soccer a la urbe más importante del estado de Missouri.

La máxima autoridad de la liga elogió el valor estratégico de St. Louis. “Este es un potente mercado de fútbol. Siempre fue necesario, en nuestra opinión, que un equipo de la MLS esté aquí. No nos cabe duda de que este sería un mercado exitoso, pero tenemos que hacer las cosas bien. Tenemos que tomarnos nuestro tiempo.”

“Esta es una ciudad que ama al deporte, y que tiene tanta gente comprometida con el deporte. Realmente esperamos ser capaces de poder trabajar con ellos”, declaró Don Garber al periódico St. Louis Post-Dispatch.

La Major League Soccer se fijó como objetivo contar con 24 equipos en la temporada 2020. A excepción del proyecto de David Beckham en Miami -que parece vivir en un estado de indefinición desde hace varios meses- esa meta está alcanzada. A las veinte franquicias que actualmente existen en las próximas tres temporadas se sumarán los representantes de Atlanta, Minneapolis y un segundo participante en Los Angeles. Pero la MLS quiere más, luego de que Garber confirmara que la liga busca crecer más allá del equipo #24.

La temporada 2016 será clave para esa nuevo ciclo de crecimiento. “Sabemos que el año próximo finalizaremos nuestra próxima ronda de expansión. Eso significa 2020 y más allá. A uno le gustaría creer que St. Louis puede ser parte de esa ronda. Y nos gustaría ver a Sacramento como parte de esa ronda también, junto con un grupo de otras ciudades. Pero no se cuán grande puede llegar a ser la MLS.