Jürgen Klinsmann se declara ‘fanático’ de la MLS

 

Klinsmann

El seleccionador de Estados Unidos es consciente de que no cae bien en el ambiente de la Major League Soccer. Desde hace años Jürgen Klinsmann cuestiona a la ‘primera division’ norteamericana. Sus comentarios sobre la liga -en general- son percibidos como despectivos en su país de adopción.

El técnico alemán considera que la MLS debería contar en algún momento ascensos y descensos, también cree que debería ser un torneo más largo, y en alguna ocasión cuestionó el grado de profesionalismo de los futbolistas estadounidenses.

Probablemente el intercambio de disparos comenzó en octubre de 2014, cuando Klinsmann criticó de manera contundente el regreso a la Major League Soccer de internacionales estadounidenses como Clint Dempsey y Michael Bradley. Ambos futbolistas pusieron punto final a sus carreras en Inglaterra e Italia para sumarse -a cambio de sueldos altísimos- a las franquicias de Seattle Sounders y Toronto FC, respectivamente.

No solamente la jerarquía de la liga rechazó los comentarios del seleccionador. También lo hicieron los principales medios especializados, que comenzaron a dar la espalda a JK cuando éste decidió no llevar a Landon Donovan a la Copa del Mundo de 2014 para dar lugar en el seleccionado al joven Julian Green (hoy en el equipo filial del Hamburgo, con poquísimos minutos en el conjunto alemán).

El último año no fue fácil para el cuerpo técnico del USMNT. El equipo absoluto no clasificó a la final de la Copa Oro de CONCACAF de 2015, y posteriormente perdió el playoff clasificatorio a la Copa Confederaciones frente a México. El rendimiento de los planteles juveniles tampoco fue satisfactorio en ese período.

Ya retirado, Donovan recordó que la continuidad del seleccionador depende de la obtención de buenos resultados. Y Abby Wambach -leyenda de la selección femenina de Estados Unidos- se manifestó de una manera más contundente al abogar por el despido de Klinsmann.

En medio de ese clima, el seleccionador brindó varias entrevistas en los últimos días. Una de las más interesantes fue la que le realizó el periodista Ives Galarcep para el portal estadounidense de Goal USA.

El ex atacante de Alemania siente que la imagen de ‘enemigo de la MLS‘ que de él se ha creado responde a un error, a un malentendido. “Se basa en una idea falsa, simplemente no es correcto”, manifestó Jürgen Klinsmann. “Queremos llevar a nuestros jugadores a su más alto nivel personal. Si me preguntan ‘¿Debería Michael Bradley jugar en Manchester United?’, respondería que sí, y no creo que nadie pueda discutir eso. Si tu máximo nivel es la MLS, perfecto. Voy a estar ahí para tí las 24 horas del día para ayudarte.”

El seleccionador no encuentra sentido a las declaraciones que lo definen como un técnico que está en contra de la ‘primera división’ norteamericana. “¿Entonces, por qué llevé a 13 jugadores de la MLS al Mundial de Brasil? Cuando llegué hace cuatro años dije que todo el mundo tendría oportunidades, sin importar si estabas jugando en Europa, México o la MLS. Hoy continuamos enviando el mismo mensaje.”

Uno de los mayores cuestionamientos que Klinsi debe afrontar en Estados Unidos es el de -supuestamente- haber intentado llevar al campeón universitario Jordan Morris a Europa, en lugar de dejar que se desarrolle en la Major League Soccer. El austríaco Andi Herzog (colaborador del germano y, además, seleccionador del equipo Sub-23 de las Barras y las Estrellas) consiguió una prueba en el Werder Bremen para el joven. Pese a las buenas sensaciones que el ex delantero de la Universidad de Stanford dejó en Alemania, Morris optó por regresar a su ciudad natal y firmó con Seattle Sounders, equipo en el que debutará como profesional.

“Duele cuando la gente dice que quiero que todos los chicos vayan a Europa, porque cada chico es diferente”, se lamentó Klinsmann. “Si Jordan hubiera aceptado ir a Bremen y luego se da cuenta que no estaba preparado para hacerlo, en tres meses él hubiera sentido que ha fracasado. ¿Quién se beneficia con eso? Nadie.”

El jefe del USMNT asegura que no tiene ningún problema con la decisión de Morris. “Él tiene que sentir que lo que hace es correcto. Así que si él dice ‘Me muero de ganas por jugar en Seattle’ y el club está de acuerdo, eso está perfecto para mí. Lo importante es que el fútbolista esté 100% convencido.”

Otro frente hostil que se le abrió al entrenador recientemente fue impulsado por Merritt Paulson, el propietario de Portland Timbers, el vigente campeón de la MLS. Durante una entrevista en el podcast Soccer Made In Portland el empresario dijo: “No creo que encuentres un sólo propietario de un equipo de la Major League Soccer que abogue por Klinsmann.”

“Es una persona que tiene una agenda claramente anti MLS”, prosiguió Paulson. “Toma decisiones poco racionales, como ocurrió con Landon Donovan. Su prioridad es la gente que juega en el extranjero, y probablemente premiar con convocatorias a la gente que juega afuera, incluso si no merecen estar en la selección.”

Pese a que Jürgen Klinsmann consiguió hablar en privado con Merritt Paulson para aclarar sus diferencias, el alemán sabe que la mayoría de los dueños de franquicias de la MLS no lo respaldan abiertamente. “Junto a mi cuerpo técnico somos los mayores fanáticos de la Major League Soccer debido al crecimiento del juego que aquí se ha producido”, argumentó el seleccionador. “Quizás yo sea el mejor ‘vendedor’ de la MLS en Europa, porque constantemente hablo con entrenadores, futbolistas, aficionados y periodistas. Estoy dando muchas entrevistas ahora, y los comentarios que hago tienden al desarrollo del interés por la MLS en Europa.”

Fotografía: U.S. Soccer

 

Anuncios

Jordan Morris, nuevo jugador de Seattle Sounders

Jorda Morris

Tras semanas de rumores e incertidumbre el delantero Jordan Morris fue presentado hoy como nueva incorporación de Seattle Sounders. El jugador -campeón del torneo del fútbol universitario de la NCAA– optó por la potencia de la Conferencia Oeste tras entrenar durante varios días con el Werder Bremen de Alemania.

Morris -integrante de la selección estadounidense- será, de acuerdo con información que generó el equipo de los Sounders, el jugador de cantera (Homegrown Player) mejor remunerado en la historia de la Major League Soccer, con un contrato anual que oscilará entre 250.000 y 300.000 dólares por temporada.

El ex integrante del equipo de la Universidad de Stanford llega a Seattle en medio de una enorme expectativa. Y con la intención de ganarse un lugar en el XI titular dentro de un plantel plagado de jugadores reconocidos, pero ya entrando en la última fase de sus carreras profesionales.

Uno de los más entusiasmados con la incorporación de Morris es el entrenador Sigi Schmid. “Hemos estado siguiendo a Jordan durante mucho tiempo, y nos impresionó su estado atlético, su ritmo de trabajo y su habilidad para definir. Es alguien con una gran personalidad y un familia muy fuerte, a la que conocemos muy bien (su padre está vinculado a los servicios médicos del club), así que será una gran incorporación para nuestro equipo.”

El presidente y gerente general de los Sounders, Garth Lagerwey, destacó que Jordan Morris “tuvo una fantástica carrera universitaria en Stanford, y ahora es habitualmente convocado por la selección. Pensamos que es un futbolista que puede causar un impacto inmediato en nuestro equipo.”

Morris nació en Seattle hace 21 años, y fue formado en la academia de los Sounders. “Viví aquí toda mi vida”, señaló el futbolista durante su presentación. “Para mí es un gran honor estar de vuelta en mi ciudad. Es fantástico volver a estar cerca de mi familia y trabajar para esta organización.”

El atacante -que usará el dorsal 13 en la temporada 2016 de la MLS– se sumará a la pretemporada de los Sounders cuando finalice el campamento de enero de la selección estadounidense.

Fotografía: Seattle Sounders FC

Jordan Morris planta al Werder Bremen

Jordan Morris

Surprise! El Werder Bremen comunicó el martes que -pese a los rumores que circularon en las últimas horas- no contratará al joven delantero estadounidense Jordan Morris.

De acuerdo con la explicación oficial del equipo alemán el campeón del fútbol universitario “dejó en claro que él ve su futuro en Estados Unidos”. Thomas Eichin, ejecutivo del Werder Bremen, agregó: “Por supuesto, respetamos su decisión. Ahora estamos en una situación en la que necesitamos a jugadores que se identifiquen plenamente con el Werder y el modo en el que las cosas se hacen aquí, a fin de poder concentrarnos adecuadamente en el trabajo que tenemos por delante.”

Aunque todavía no se produjo ninguna confirmación oficial el internacional estadounidense -que todavía no debutó como futbolista profesional- probablemente se sumará en los próximos días a Seattle Sounders FC. La franquicia de la Ciudad Esmeralda formó a Morris y días atrás le ofreció el mejor contrato para un canterano en la historia de la Major League Soccer.

La noticia sorprende. No porque el ex jugador de la Universidad de Stanford no haya manifestado sus ganas de ser parte de los Sounders, sino porque -pese a haber dejado una muy buena sensación en su breve estadía en el Werder Bremen– rechaza una oportunidad que, tal vez, no se le vuelva a presentar.

Parte del ambiente de la MLS presenta a esta decisión de Jordan Morris como una especie de victoria moral/táctica frente a uno de los torneos más importantes del mundo. Pero no todo el mundo coincide con esa visión.

Jürgen Klinsmann, el técnico de la selección de Estados Unidos, fue el verdadero descubridor del delantero frente al gran público, y apadrinó en gran medida cada uno de los pasos dados por el jugador en los últimos meses.

Es conocido el rechazo que generó en Klinsmann la decisión de Michael Bradley, Clint Dempsey o Jozy Altidore -entre otros- de dejar el fútbol europeo para sumarse a la Major League Soccer en temporadas recientes. Que Morris -a quien no le queda grande el hecho de ser calificado como pupilo del técnico alemán- haya rechazado continuar con su experiencia en el Werder Bremen también debe causar bastante frustración en el responsable del equipo nacional.

Un año atrás Jordan Morris rechazó a los Sounders para seguir durante una temporada más en el fútbol universitario. Hoy le dice no al fútbol europeo para entrar en competición en la MLS. Como mínimo, al joven hay que reconocerle fidelidad a sus ideas. Se arriesga a no volver a tener una oportunidad en el primer mundo futbolístico, pero es fiel a factores que para él hoy son prioritarias. Como estar cerca de su familia y jugar para el equipo del que siempre se declaró hincha.

“Europa puede esperar”, quizás piense Morris. Y tal vez tenga razón. Dos o tres buenas temporadas con Seattle Sounders pueden volver a ponerlo en la agenda de cualquier equipo del ámbito UEFA. Más si sigue siendo convocado de manera regular por el USMNT. Pero el riesgo y la sensación de que deja pasar un tren importante en su carrera profesional persisten.

Fotografía: Werder Bremen

Jordan Morris deja buenas impresiones en Bremen

jordan-morris-wolfsburg

Mientras muchos de los prospectos del fútbol estadounidense se encuentran concentrados en Fort Lauderdale participando de las pruebas previas al SuperDraft, quien es quizás la mayor promesa del balompié local se encuentra del otro lado del charco. Jordan Morris, de él hablamos, está participando de practicas con el Werder Bremen y dejando buenas sensaciones en los popes del club alemán.

“Jordan hace algunas cosas que no se ven todos los días” declaró Thomas Eichin, CEO del club, al periódico Kreiszeitung. “Él tiene su mirada puesta en el arco rival todo el tiempo, hace las cosas sin pensar demasiado”.

El ex jugador de la Universidad de Stanford, y flamante campeón del fútbol de la NCAA, tomó la decisión de resignar su ultimo año como jugador colegial para convertirse en profesional. En la MLS, Seattle Sounders es el club dueño de sus derechos, y todo parecía indicar que ese sería el destino del atacante de 21 años, pero el interés desde la Bundesliga y una ayudita de cierto entrenador alemán podrían torcer ese destino.

ESPN FC revela que fueron las gestiones e influencia de Jurgen Klinsmann las que hicieron posible el viaje de Morris a territorio bávaro. Andi Herzog, asistente de Klinsmann en el seleccionado mayor y ex jugador del club verde, habría sido el encargado de acercar la propuesta a su antiguo empleador.

En casa, a Morris les espera una oferta que lo convertiría en el juvenil más rico en la historia de la MLS. Pero la posibilidad de jugar en el fútbol alemán sin dudas debe generar dudas e interés en un jugador de su potencial. Con el Bremen peleando por la permanencia, es una incógnita si habrá minutos para un jugador joven y con nula experiencia profesional como Morris, pero también es cierto que nada le garantiza minutos en unos Sounders muy cargados en ataque, con Clint Dempsey, Obafemi Martins, y Haedo Valdez entre otros nombres importantes.

“Morris sería un fichaje creativo” le dijo Eichin a la prensa alemana.  ¿Se hará?

Cyle Larin, Rookie del Año en la MLS

Cyle Larin

El atacante canadiense del Orlando City SC Cyle Larin ha sido nombrado Mejor Debutante (Rookie) del Año 2015 en la Major League Soccer. El anuncio, que se ha hecho oficial este martes, ha sorprendido a pocos. Larin ha batido al centrocampista de San Jose Earthquakes Fatai Alashe y al defensor de Chicago Fire Matt Polster en la carrera por el galardón.

Larin consiguió el 96% de los votos de las franquicias, el 97% de los medios de comunicación y el 82% de los jugaores.

Larin, números en la MLS en 2015

Nacido en Brampton, Ontario, hace 20 años, el atacante del Orlando City SC batió el record de más goles en una temporada debutante – 17 dianas en 27 partidos. Larin mejoró de largo la marca de 11 goles de Damani Ralph en 2003.

Al inicio del campeonato, Larin fue un asiduo del banquillo, saliendo como substituto en varias ocasiones. En abril hizo su debut como titular ante Portland Timbers y marcó un tanto en la victoria por 2 a 0 de si equipo. Ese partido significó un punto y aparte en su primer año en la MLS; jugó todos los partidos de titular excepto uno

En esta primera temporada en la MLS, Larin mantuvo en la lucha por el playoff a su equipo hasta la última jornada de la temporada regular gracias a sus goles. De hecho, Cyle Larin marcó más de un gol en cuatro partidos y se convirtió en el primer rookie en anotar dos hattricks en una temporada de la MLS.

El internacional por Canadá acabó quinto en la lucha por la bota de oro de la MLS en 2015, sólo 5 goles por detrás de Giovinco (Toronto FC) y Kamara (Columbus Crew).

Durante una conferencia de prensa la semana pasada, Larin reconoció: Es un sueño hecho realidad para mi, mi primer año como profesional, marcando tantos goles y jugando con jugadores top en mi equipo.”

Cabe recordar que Cyle Larin ya hizo historia al ser elegido número 1 en el SuperDraft de la MLS en enero de 2015 desde la Universidad de Connecticut. Kyle Bekker, tercero en 2013 por Toronto FC, había sido hasta la fecha el jugador canadiense con la elección más alta en el draft de la MLS.

Antes de la universidad, el canadiense jugó en la academia privada Sigma FC de la Liga de Fútbol de Ontario. Durante su etapa allí, Larin llegó a disfrutar de diversos períodos de entrenamientos con el Werder Bremen, Hertha Berlin y Wolfsburgo alemanes, así como el Club Brugge de Bélgica.

El atacante de 20 años se encuentra en estos momentos concentrado con la selección de Canadá para disputar los partidos de calificación para el Mundial de 2018 contra Honduras (13 de noviembre) y ante El Salvador (17 de noviembre).

Los otros dos finalistas del trofeo al Mejor Debutante de la MLS en 2015 disfrutaron también de una temporada exitosa; Alashe, número 4 del SuperDraft, marcó dos dianas y sumó dos asistencias, convirtiéndose en un jugador polivalente capaz de jugar tanto en la medular como en defensa. Polster, por su parte, fue elegido en el número 7 y acumuló 30 partidos (27 como titular).

Ambos jugadores se ganaron la convocatoria para el equipo nacional de EEUU Sub’23 para participar en la calificación para los JJOO de Rio de Janeiro en 2016.

 

 

Fotografía y video: Orlando City SC / MLS