‘Hogar, dulce hogar capitalino’: Wayne Rooney se deja querer por D.C. United

30221499_10155186990736277_4829064391906361415_n

Visto y no visto. Wayne Rooney estuvo durante menos de 48 horas en la capital de Estados Unidos, y -presumiblemente- ya se encuentra de regreso en Inglaterra. El atacante acortó sus vacaciones familiares en el Caribe para hablar cara a cara con los directivos y el cuerpo técnico de D.C United, el equipo que espera poder anunciar la incorporación del atacante dentro de los próximos 10 días.

El del equipo Black-and-Red es un capricho caro. Varias veces millonario. Por lo que costará -si se concreta- el pase, y por el elevado sueldo que convertiría a Rooney en uno de los futbolistas mejor remunerados en la Major League Soccer.

Según informó el periódico The Washington Post, ni bien aterrizó en el Reagan National Airport, el goleador de 32 años fue trasladado al casi finalizado Audi Field, el estadio específico que el United estrenará oficialmente el 14 de julio, fecha en la potencialmente debutaría Wayne Rooney en la MLS.

Wayne Rooney comunica al Everton que quiere jugar en la MLS

Posteriormente, el futbolista todavía bajo contrato con el Everton FC tuvo una prolongada conversación telefónica con el entrenador Ben Olsen y analizó junto al gerente general del D.C. UnitedDave Kasper– sobre los planes para convertir al equipo en un serio contendiente al título de campeón de la MLS en 2019. La cuestión no es menor. En los últimos años el conjunto capitalino ha estado entre los peores de la Conferencia Este y la clasificación general.

Además -y eso puede ser una señal de lo avanzadas que parecen estar las negociaciones- Rooney se sometió a una serie de pruebas médicas dirigidas por los facultativos de D.C. United. El club estadounidense mostró al artillero distintas propiedades que podrían convertirse en domicilio de Rooney y su familia, al tiempo que el máximo anotador histórico de Inglaterra visitó una serie de clubes de golf en la ciudad y sus alrededores.

La impresión con la que D.C. United se habría quedado es que Wayne Rooney estaría decidido a llegar a la Major League Soccer. Por otro lado, el inglés habría confirmado que el proyecto del club es serio, y que las opciones que el mercado estadounidense ofrecería al producto Rooney son importantes.

El club de la Costa Este y el futbolista habrían llegado a un acuerdo. Ahora mismo, la pelota está en los escritorios del Everton.

Fotografía: Facebook / Everton Football Club

Wayne Rooney comunica al Everton que quiere jugar en la MLS

31437473_10155226298901277_5847844869189374083_n 2

Wayne Rooney ya ha comunicado al Everton la intención de dejar Inglaterra para unirse al D.C. United, de la MLS. Eso es lo que asegura el periódico Daily Mirror, que menciona un acuerdo valorado en 17 millones de dólares como el principal motivo por el que el delantero habría aceptado la propuesta del club que hoy ocupa la última posición en la Conferencia Este.

La publicación británica informa, además, que Paul Stretford -representante de Rooney– viajó a la capital de Estados Unidos para mantener nuevas entrevistas con el DCU, y que el acuerdo está muy cerca de concretarse. El contrato del exgoleador de Manchester United con D.C. United se extendería hasta el final de la temporada 2020 de la MLS.

Wayne Rooney, en negociaciones con D.C. United

Rooney habría manifestado a la directiva toffee su intención de aceptar la propuesta del conjunto de la Costa Este, que sería confirmada de manera oficial el 10 de julio, con la apertura del mercado veraniego de transferencias en la liga norteamericana.

Las negociaciones entre el club de la Major League Soccer y el entorno de Wayne Rooney comenzaron seis semanas atrás, cuando Jason Levien -propietario y directivo del club estadounidense- contactó con Stretford. Levien es copropietario del Swansea City, equipo galés que compite en la Premier League inglesa.

Fotografía: Facebook / Everton Football Club

 

 

 

Wayne Rooney, en negociaciones con D.C. United

31482778_10155226515841277_2913075843590764354_n 2

Wayne Rooney tiene opciones de llegar a la D.C. United en el verano, de acuerdo con lo publicado el martes por el periódico The Washington Post.

El delantero inglés de 32 años -parte del plantel del Everton– anotó 10 goles en la temporada de la Premier League que está a punto de finalizar. Rooney llegó a la escuadra toffee luego de ser parte del plantel de Manchester United durante 13 años.  El atacante es el máximo goleador histórico de la selección de Inglaterra -con 53 tantos en 119 partidos-, además de ser el segundo artillero más importante en la historia de la Premier League con 208 anotaciones, por detrás de Alan Shearer (260 tantos).

Rooney tiene una temporada más de contrato con el Everton, pero la actualidad del delantero en el club de su infancia está lejos de ser ideal. El equipo azul no está a la altura de las expectativas de Rooney, quien -al mismo tiempo- no cuenta con la cantidad de minutos que a él le gustaría tener en Goodison Park. Una salida del futbolista hacia la Major League Soccer en este momento implicaría que el D.C. United se vería obligado a pagar la transferencia, valorada en 17 millones de dólares.

De acuerdo con el periódico estadounidense las negociaciones entre representantes de Rooney y la MLS se intensificaron en las últimas semanas. La segunda ventana de transferencias de la liga norteamericana abre el 10 de julio.

D.C. United es uno de los clubes más grandes en la historia de la MLS, aunque desde hace temporadas está lejos de ser un equipo de referencia, como lo fue en la primera década de existencia de la liga. El plantel de Ben Olsen ocupa actualmente la última posición de la Conferencia Este, con 5 puntos cosechados en 7 partidos.

Con el inicio de una nueva era, D.C. United dice adiós al RFK Stadium

Tras jugar durante más de veinte años en el RFK Stadium, el club de la capital de Estados Unidos se prepara para inaugurar el 14 de julio el Audi Field, un estadio específico propio, ubicado no demasiado lejos del Capitolio, con capacidad para 20.000 espectadores.

Con un pobre rendimiento deportivo, D.C. United está a la caza de una figura internacional que le permita atraer a nuevos aficionados, en lo que pretende ser un ‘relanzamiento’ del equipo.

Desde el inicio de la temporada regular, el conjunto de la Costa Este ha sido vinculado con distintas figuras del fútbol internacional, como Javier ‘Chicharito’ Hernández, Mario Balotelli y Carlos Tevez. D.C. United no es una franquicia habituada a realizar fichajes trascendentes, y -hasta ahora- su presupuesto para los sueldos de su plantel está entre los más bajos de toda la liga. En la actualidad, Rooney percibe cerca de 10 millones de dólares por temporada. De concretarse la transferencia, el delantero inglés podría convertirse en el futbolista mejor remunerado en la Major League Soccer.

Mientras en la MLS se consolida la tendencia de que la articulación de los distintos equipos debe pasar por la contratación de valores jóvenes -latinoamericanos, europeos- que crezcan y terminen de consolidarse en el fútbol norteamericano, un club como D.C. United (aunque no es el único) se aferra a la pretendida ‘salvación’ que podría generar la llegada de un nombre de resonancia internacional. No importa si el futbolista en cuestión ya no es lo que era. No importa si el fútbol -y su cultura- en estos momentos pasan por otro tipo de experiencia. En la carrera de largo aliento que es esta liga, los Barco, los Rossi, los Rusnák van a ganar siempre a los Rooney.

Fotografía: Facebook / Everton Football Club

 

Con el inicio de una nueva era, D.C. United dice adiós al RFK Stadium

RFK3

Este domingo se cerrará la temporada regular de la MLS 2017, y con ella se va un grande de la liga, que estuvo desde el inicio de la misma y en el que se vivieron algunos de los primeros momentos de gloria de la competición norteamericana.

El RFK Stadium -oficialmente denominado Robert F. Kennedy Memorial Stadium-, la enorme casa que el D.C. United ha empleado en sus primeros 22 años de historia en la Major League Soccer, será empleado de manera oficial por última vez ante el máximo rival histórico del conjunto capitalino, New York Red Bulls.

Será el fin de una era. El conjunto black-and-red se mudará en 2018 al Audi Field, el estadio específico que construye en el barrio de Buzzard Point, muy cercano al Capitolio y a la zona noble de Washington, D.C..

El complejo estará listo para ser usado a mediados del año próximo, pero eso no implica que la franquicia fundadora de la MLS jugará en el RFK hasta pocos días antes de poder abrir su nueva casa, sino que -previsiblemente- jugará una buena cantidad de partidos como visitante antes de instalarse en la moderna infraestructura.

Al no haber clasificado a los Playoffs en 2017 -la campaña de D.C. United ha sido francamente mala este año- el trayecto del equipo este año se detiene el domingo. Y con él, el vetusto RFK Stadium -aunque técnicamente no es tan viejo, fue inagurado 56 años atrás- pasará a ser parte de la memoria.

Allí se jugaron partidos de béisbol y de football americano. Pero el soccer -tanto el de la MLS como el de la selección de Estados Unidos, que se presentó en el estadio circular en múltiples ocasiones- ocupa un lugar importantísimo en su vida. Fue en el RFK Stadium donde se forjó el que fue el primer gran equipo de la primera división, el D.C. United que ganó los títulos de 1996, 1997 y 1999 en los albores del campeonato norteamericano.

Antes -mucho antes- de que en la liga estadounidense se vivieran fenómenos de enorme popularidad y arraigo popular como los que se registran en Seattle, Portland o Atlanta, primero estuvo D.C. United y su fiel masa de seguidores, que tuvo un gran impulso de parte de aficionados salvadoreños y bolivianos.

El RFK -que no será demolido de manera inmediata, aunque a medio término el gobierno municipal de la capital estadounidense planea construir en su lugar otras instalaciones- se va. Un lugar de otra época, que podría haber seguido activo si periódicamente hubiera recibido actualizaciones que jamás llegaron. Hoy -descascarado, despintado, con una tecnología que con suerte nos deja en la década de los ochenta- quedó muy lejos de los estadios específicos que imperan, son ley y, en gran medida, hacen crecer a la MLS.

Una parte de historia grande de la MLS quedará atrás el domingo. Cuarenta mil aficionados -una cifra completamente inusual en épocas recientes- serán protagonistas de la despedida y homenaje a la auténtica cuna de la concepción moderna de la cultura futbolera en Estados Unidos.

Fotografía: La cuenta regresiva hacia el último partido en el RFK Stadium. (Crédito: D.C. United)

Mundial 2026: La candidatura tripartita reduce su lista de posibles sedes a 32

Levi's Stadium

El comité impulsor de la candidatura tripartita que une a Estados Unidos, Canadá y México en la propuesta como países organizadores de la Copa del Mundo de 2026 anunció que redujo su lista de posibles ciudades sede a 32.

Eso significa que nueve mercados fueron eliminados de la nómina de posibles escenarios para ese Mundial: Birmingham (Alabama | Estados Unidos), Cleveland (Ohio | Estados Unidos), Indianapolis (Indiana | Estados Unidos), Jacksonville (Florida | Estados Unidos), New Orleans (Lousiana | Estados Unidos), Pittsburgh (Pennsylvania | Estados Unidos), San Antonio (Texas | Estados Unidos), Ottawa (Ontario | Canadá) y Regina (Saskatchewan | Canadá).

Todas las ciudades/mercados que cuentan con equipos de la Major League Soccer siguen en la lista de la candidatura mundialista.

A día de hoy, estas son las ciudades que se mantienen como posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026:

CANADÁ: Edmonton (Alberta), Montréal (Québec), Toronto (Ontario) y Vancouver (British Columbia).

MÉXICO: Guadalajara (Jalisco), Ciudad de México y Monterrey (Nuevo León).

ESTADOS UNIDOS: Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland), Boston (Massachusetts), Charlotte (North Carolina), Cincinnati (Ohio), Chicago (Illinois), Dallas (Texas), Denver (Colorado), Houston (Texas), Kansas City (Missouri), Las Vegas (Nevada), Los Angeles (California), Miami (Florida), Minneapolis (Minnesota), Nashville (Tennessee), New York / New Jersey, Orlando (Florida), Philadelphia (Pennsylvania), Phoenix (Arizona), Salt Lake City (Utah), San Francisco (California), Seattle (Washington), Tampa (Florida) y Washington, D.C..

Fotografía: El Levi’s Stadium, en la zona de San Francisco (California), una de las posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026.