Podcast: 2016 x 34 | Un campeón Flash

flash

Saludamos a las campeonas de la liga femenina, analizamos los playoffs de la USL, damos remedios a los eliminados de la Major League Soccer y nos aventuramos con los premios a lo mejor del 2016 en la MLS.

Como cada semana el programa ya está disponible en SpreakeriTunes, Stitcher y Google Play.

Para quien prefiera escucharlo directamente aquí, la opción es Mixcloud.

Fotografía: Western New York Flash (Crédito: NWSLsoccer.com)

 

Swansea City se prepara contra la USL

swansea-city-usl

Como muchos otros equipos europeos, el Swansea City realizará una gira de pretemporada en Norteamerica. A diferencia de estos, el cuadro de Gales ha decidido medirse exclusivamente contra equipos de la United Soccer League, la Tercera División del fútbol de los Estados Unidos.

Los Swans enfrentarán en primer lugar al Charlotte Independence, el 13 de julio en el Ramblewood Stadium. Tres días más tarde, se medirán con los Richmond Kickers en el City Stadium de Richmond, Virginia.

Estos partidos se unen a la nutrida oferta de fútbol de carácter amistoso que se podrá presenciar en Norteamerica durante el verano (boreal). Destacan, por caso, el International Champions Cup, que congregará durante el mes de julio a Chelsea, Liverpool, Paris Saint-Germain y Leicester entre otros, o las giras individuales que realicen equipos tan variopintos como Crystal Palace o Real Sociedad.

El Swansea City, que estará protagonizando su tercera gira por los Estados Unidos después de dos experiencias exitosas en 2012 y 2014, tiene un vinculo importante con este país. Recientemente, la institución fue adquirida por Jason Levien, uno de los dueños del DC United, y Steve Kaplan, vinculado en el pasado a los Memphis Grizzlies de la NBA, por una suma cercana a las 110 millones de libras esterlinas.

Cómo bautizar a una nueva rivalidad en la USL

Louisville

Con la entrada en competición de FC Cincinnati la USL tiene una nueva rivalidad regional en la temporada 2016 que pronto comenzará.

Las directivas de la franquicias de Cinci y Louisville City FC propusieron a los aficionados de ambos equipos que eligieran al nombre del futuro clásico y del trofeo que se entregará cada año al ganador del mismo. Tras mucha deliberación ambos equipos llegaron a una lista de cinco posibilidades, de la que surgirá la denominación oficial.

100 millas (unos 160 kilómetros) separan a Cincinnati (en el estado de Ohio) de Louisville (en Kentucky) a través de la carretera Interestatal 71. Además, ambas ciudades desde el siglo XIX están unidas por el nutrido tráfico fluvial a lo largo del río Ohio, por el que hoy circulan cargas y bienes comerciales y mucho tiempo atrás lo hacían pasajeros a bordo de barcazas y barcos de vapor. Estas circunstancias históricas y socioeconómicas fundamentan a la mayoría de los posibles nombres del futuro clásico.

Las cinco opciones finales son:

1. Steamboat Cup (la Copa del Barco de Vapor)
2. River Cities Cup (la Copa de las Ciudades Ribereñas)
3. Royal Cup (la Copa Real)
4. 100 Mile Cup (la Copa de las 100 Millas)
5. Riverboat Rivalry Cup (la Copa de Rivalidad de las Barcazas)

Los hinchas de Louisville y Cincinnati -o cualquier aficionado en general- podrán votar para elegir el nombre oficial de este enfrentamiento a través de las webs oficiales de estos dos equipos. Los votos serán recibidos hasta las 11:59 p.m. de la Costa Este del jueves 4 de febrero.

En el primer año de existencia de esta rivalidad se jugarán tres partidos en la temporada regular de la USL; dos en los que FC Cincinnati será local en el Nippert Stadium (el 16 de abril y el 23 de julio) y uno en el Slugger Field de Louisville (el 25 de junio).

Fotografía: Louisville City FC

 

 

 

 

USL: San Antonio Spurs pone pie en la ‘tercera división’ norteamericana

San Antonio

Las cosas van rápido en Texas. Pocos días después de haber anunciado el nacimiento de la nueva franquicia la empresa propietaria de San Antonio Spurs en la NBA presentó el jueves a su flamante equipo de fútbol, que competirá en la USL, la ‘tercera división’ del fútbol norteamericano.

El club -que por ahora no tiene nombre oficial y es identificado simplemente como USL San Antonio entrará en competición este mismo año. Con esta nueva franquicia Spurs Sports & Entertainment ya tiene equipos en la NBA, en la WNBA, la NBA D-League (la liga de desarrollo de la NBA) y la American Hockey League.

Semanas atrás la ciudad de San Antonio y el condado de Bexar compraron el estadio de Toyota Field (hasta este año la casa de San Antonio Scorpions, equipo que participaba de la NASL) y se lo cedieron a SS&E con el fin de conformar un equipo en la USL y en el futuro cercano intentar llevar a Texas a una tercera franquicia de la Major League Soccer.

La United Soccer League cuenta con muchos equipos administrados por clubes de la MLS. Con el ingreso de los Spurs a su estructura el conjunto de San Antonio será la segunda franquicia controlada por un conjunto de la NBA dentro del circuito del fútbol de ‘tercera división’; la primera fue la de Indiana Pacers, que en 2017 tendrá un representante en Reno, Nevada.

El grupo propietario presentó hoy a Darren Powell (en la fotografía, un veterano de la MLS y del fútbol profesional en Estados Unidos) como su entrenador en jefe. En las próximas semanas el grupo empresarial de San Antonio dará a conocer el nombre oficial del equipo, además de los colores de su uniforme y el escudo del club.

San Antonio

El crecimiento de la USL parece imparable. El de los Spurs será el equipo #29 de la ‘tercera división’ en la temporada 2016. En 2017 regresará el equipo de Austin Astex y se sumará la franquicia de Reno. En los últimos meses se sumaron a la liga clubes en Rio Grande Valley, Cincinnati, Lehigh Valley, Orlando y Kansas City.

Fotografías: USL San Antonio

USL: Rochester Rhinos, campeones y sin dueño

Rhinos

Rochester es una ciudad del norte del estado de New York. Sobre el Lago Ontario, bastante cercana a las Cataratas del Niágara, a 550 km. de Manhattan. Con 19 años de historia Rochester Rhinos -el equipo de fútbol local- cerró 2015 con un título de liga en el bolsillo. A mediados de octubre el equipo aurinegro se quedó con el USL Championship, tras superar en la final a Los Angeles Galaxy II. Algo de dos meses después de ese logro los Rinocerontes temen por su futuro.

A través de un comunicado oficial la conducción de la USL anunció el martes por la noche que Rochester Rhinos se quedó sin propietario. La liga suspendió de manera definitiva a la empresa Adirondack Sports Club, que hasta ayer era la dueña del equipo de la ‘tercera división’ norteamericana. De acuerdo con la USL la compañía fracasó en su intento de ajustarse a la normativa de esa categoría. La categoría de bronce trabajó con Adirondack Sports Club durante meses para alcanzar una solución a las fallas de funcionamiento, tanto a nivel interno como externo.

Días atrás el grupo propietario aseguró que no se sentía capacitado para poder responder a las exigencias de la USL. A fin de evitar la desaparición inmediata del equipo la liga decidió intervenir y se hizo cargo de la administración y gestión del club hasta que se encuentre a un nuevo inversor. Todos los empleados del club y todos sus jugadores se mantienen en el equipo.

Tom Veit -el jefe de marketing de la USL– está a cargo de las gestiones destinadas a encontrar un nuevo inversor para el club de Upstate New York. “En nombre de la liga, tomaré toda decisión que sea posible para mantener la posición de los Rhinos dentro del paisaje deportivo de Rochester”, dijo Veit. “El equipo sigue funcionando y espera poder defender su título de liga en 2016.”

Los Rhinos son uno de los equipos más importantes de la USL, pero desde hace un tiempo están en crisis. Un mes atrás Rob Clark -un banquero local, la cara visible de la empresa propietaria del club- avisó a la liga que no podría operar a la franquicia en 2016 luego de que la ciudad de Rochester le avisara que el equipo no podría seguir siendo inquilino del Sahlen’s Stadium después del 31 de diciembre.

Las autoridades municipales tomaron esa decisión debido a que Adirondack Sports Club nunca pagó el alquiler de esas instalaciones. La ciudad demandó en marzo al equipo por más de 140 mil dólares, en concepto de tarifas impagas por el uso del estadio desde enero de 2013.

Rob Clark tomó el control de Rochester Rhinos en 2008, luego de que el primer grupo propietario del club dejara deudas por más de 10 millones de dólares por créditos impagos. El hasta ayer dueño del club asegura que desde hace muchos meses pierde dinero con la operación del vigente campeón de la USL.

La desaparición de Rochester Rhinos implicaría un negocio todavía más ruinoso para la ciudad norteña, que invirtió varios millones de dólares en la construcción del estadio. Si bien el Sahlen’s Stadium se emplea para actividades escolares, exposiciones y conciertos (y además también es usado por el Western New York Flash, un equipo de la NWSL, la máxima categoría de fútbol femenino en Estados Unidos), fue hecho a medida y a propósito de las necesidades de los Rinocerontes.

Si bien la United Soccer League se negó a efectuar comentarios sobre la naturaleza de las faltas cometidas en los últimos meses por Adirondack Sports Club es fácil deducir que la empresa propietaria encontró muchos inconvenientes para cumplir con los nuevos requisitos mínimos establecidos por la liga. De ser una liga pequeña y semiprofesional la USL se ha convertido en una competición absolutamente profesional y con una gran cantidad de participantes.

En 2016 la liga contará con 30 franquicias, 11 de las mismas administradas por equipos de la Major League Soccer, y otras nueve que estarán afiliadas a entidades de la ‘primera división’. Muchos de los nuevos clubes no relacionados de manera directa con la MLS son potentes actores en la industria deportiva norteamericana, como ocurre en el caso del FC Cincinnati o el futuro equipo en San Antonio. La sintonía fina que la USL exige a sus participantes probablemente fue demasiado para el ya exgrupo inversor de los Rhinos.

Rochester tiene mercado, tiene estadio, tiene una afición fiel. Y un equipo importante que llegó a ser campeón de la U.S. Open Cup en 1999. Ahora la liga necesita encontrar a un nuevo inversor local (para que el equipo no abandone la ciudad) y que esté a la altura del nuevo clima económico y empresarial de la creciente United Soccer League.

Fotografía: Rochester Rhinos