La MLS traza su plan de expansión post 2020

SAFC

Desde 2015 la MLS cuenta con 20 participantes. A partir del año próximo la liga comenzará a crecer más allá de los límites de fútbol tradicional, sumando de manera confirmada a su franquicia #21 (Atlanta United FC) y muy probablemente a la #22 (el equipo hasta hoy conocido como Minnesota United FC).

De acuerdo con lo expresado el jueves por el comisionado Don Garber la Major League Soccer está haciendo todo lo posible para que los conjuntos #23 y #24 (Los Angeles FC y el club de David Beckham en Miami) comiencen a competir de manera oficial en la temporada del año 2018.

Garber, desde el norte de California, dio oficialidad al inicio de una nueva ronda de expansión de la liga. Además de casi confirmar la futura llegada a la MLS de Sacramento Republic FC el jefe de la competición norteamericana mencionó a las ciudades de St. Louis, San Antonio, San Diego, Detroit y Austin como posibles nuevas sedes de la liga a partir de 2020.

Sacramento | Las máximas autoridades de la Major League Soccer estuvieron presentes el jueves en la capital del estado de California para dar un espaldarazo probablemente definitivo y definitorio al Republic FC. El comisionado Don Garber aseguró que esperaba que el equipo entrara en competición en la MLS antes de la temporada 2020. Palabras que confirman el amplio favoritismo que Sacramento se granjeó dentro del ambiente de la MLS.

La propuesta del Republic -que debería ser aprobada en los próximos 12 meses- cuenta con un masivo apoyo de la afición local al equipo en la USL. También hay un fuerte respaldo del ayuntamiento, y -una de las cartas decisivas- un buen plan para levantar su estadio específico (financiado íntegramente de manera privada) en una zona céntrica de la ciudad.

St. Louis | La marcha de los Rams de la NFL hacia Los Angeles dejó a la ciudad con un gran vacío deportivo en la ciudad conocida como el Portón de Entrada al Oeste. Y la MLS es la primera liga que busca llenar -al menos en parte- ese vacío. Ni bien se confirmó el éxodo del football americano hacia California el máximo circuito del fútbol trabaja para plantar su bandera en una de las cunas históricas del soccer en América del Norte.

La ciudad ha creado un lobby llamado MLS2STL, que trabaja en pos de conseguir junto a empresas y otros equipos deportivos locales una franquicia de la Major League Soccer. Dentro de ese movimiento están directivos de Saint Louis FC, el conjunto local en la USL.

San Antonio | Otra de las candidaturas que parece contar con altísimas oportunidades de quedarse con una plaza de acceso a la MLS. La ciudad texana compró el Toyota Field a los San Antonio Scorpions (un equipo de la NASL que cesó sus operaciones en diciembre) y lo cedió a los Spurs, el equipo local en la NBA, con la intención de crear de inmediato una franquicia en la USL (llamada San Antonio FC, en la fotografía) y, a mediano término, dar el salto a la Major League Soccer.

El flamante equipo acaba de debutar en la ‘tercera división’ norteamericana y ya se prepara para competir por uno de los cupos que pondrá en juego el comisionado Don Garber. En época de los Scorpions ya existía la intención de ampliar el estadio y hacerlo compatible con las condiciones impuestas por la MLS. La liga busca asociarse a organizaciones deportivas exitosas para crear sus franquicias. ¿Quién mejor que los Spurs para llevar adelante un proyecto de este calibre en San Antonio? De confirmarse el pase de SAFC a la máxima categoría del fútbol estadounidense el estado de Texas pasaría a contar con tres franquicias (el nuevo equipo se sumaría a FC Dallas y Houston Dynamo).

San Diego | Antes de que la ciudad sepa si va a poder albergar a un equipo de la MLS la liga tendrá que decidir si quiere seguir expandiéndose en California. En 2018 -en teoría- la liga contará en ese estado con los equipos de Los Angeles Galaxy, San Jose Earthquakes y Los Angeles FC. Si prospera la propuesta de Sacramento Republic FC el total será de cuatro franquicias. ¿Necesita la Major League Soccer a un quinto equipo californiano dentro de su competición?

La hipotética llegada de la MLS a San Diego depende en gran parte de la reutilización o reforma del Qualcomm Stadium, una gigantesca infraestructura que el equipo de los Chargers de la NFL dejará libre en algunos años.

Detroit | La Ciudad del Motor cuenta con una revitalizada y ambiciosa escena futbolística, animada por la presencia del Detroit City FC. Un equipo que registra importantes ventas de entradas como local en la National Premier Soccer League, una liga no enteramente profesional, equivalente a una ‘cuarta división’ en Estados Unidos.

El club a día de hoy juega como local en el Keyworth Stadium de Hamtramck, en las afueras de Detroit. El requisito de contar con un estadio específico dentro de la ciudad parece ser difícil de cumplir a día de hoy. Una de las propuestas que se pusieron sobre la mesa en su momento fue la de rehabilitar el Pontiac Silverdome (también en las afueras de Detroit) para construir allí un estadio para la MLS. De acuerdo con las últimas noticias el estadio comenzará a ser demolido en las próximas semanas.

Austin | Dentro de las ciudades mencionadas por el comisionado Garber como candidatas a entrar a la liga en la próxima ronda de expansión figura la soprendente mención a Austin, en el estado de Texas. No es la primera vez que desde la MLS se hace un guiño a esa plaza, que a día de hoy no cuenta con ningún equipo de fútbol profesional.

El Austin Aztex desapareció de la USL durante toda la temporada 2016 por problemas con el House Park, su estadio. Pero tomó el compromiso de regresar a la competición en esa liga en 2017. A simple vista la capital texana parece contar con muchos menos recursos y opciones de mercado que sus rivales en la competición por la obtención de una franquicia en la Major League Soccer.

Fotografía: San Antonio FC

USL: San Antonio Spurs pone pie en la ‘tercera división’ norteamericana

San Antonio

Las cosas van rápido en Texas. Pocos días después de haber anunciado el nacimiento de la nueva franquicia la empresa propietaria de San Antonio Spurs en la NBA presentó el jueves a su flamante equipo de fútbol, que competirá en la USL, la ‘tercera división’ del fútbol norteamericano.

El club -que por ahora no tiene nombre oficial y es identificado simplemente como USL San Antonio entrará en competición este mismo año. Con esta nueva franquicia Spurs Sports & Entertainment ya tiene equipos en la NBA, en la WNBA, la NBA D-League (la liga de desarrollo de la NBA) y la American Hockey League.

Semanas atrás la ciudad de San Antonio y el condado de Bexar compraron el estadio de Toyota Field (hasta este año la casa de San Antonio Scorpions, equipo que participaba de la NASL) y se lo cedieron a SS&E con el fin de conformar un equipo en la USL y en el futuro cercano intentar llevar a Texas a una tercera franquicia de la Major League Soccer.

La United Soccer League cuenta con muchos equipos administrados por clubes de la MLS. Con el ingreso de los Spurs a su estructura el conjunto de San Antonio será la segunda franquicia controlada por un conjunto de la NBA dentro del circuito del fútbol de ‘tercera división’; la primera fue la de Indiana Pacers, que en 2017 tendrá un representante en Reno, Nevada.

El grupo propietario presentó hoy a Darren Powell (en la fotografía, un veterano de la MLS y del fútbol profesional en Estados Unidos) como su entrenador en jefe. En las próximas semanas el grupo empresarial de San Antonio dará a conocer el nombre oficial del equipo, además de los colores de su uniforme y el escudo del club.

San Antonio

El crecimiento de la USL parece imparable. El de los Spurs será el equipo #29 de la ‘tercera división’ en la temporada 2016. En 2017 regresará el equipo de Austin Astex y se sumará la franquicia de Reno. En los últimos meses se sumaron a la liga clubes en Rio Grande Valley, Cincinnati, Lehigh Valley, Orlando y Kansas City.

Fotografías: USL San Antonio

San Antonio presenta a su nuevo equipo en la USL

Soccer Bowl

El fútbol profesional de la ciudad texana de San Antonio comenzó un no demasiado habitual proceso de mutación. El equipo de San Antonio Scorpions (hasta este año una franquicia de la NASL, que en algún momento expresó su voluntad de expandirse hacia la MLS) está a punto de desaparecer tras el anuncio de la creación de un nuevo equipo afiliado a la USL en ese mercado.

San Antonio tenía hasta ahora un equipo de ‘segunda división’, que está preparado para desaparecer -al menos en su formato actual- para dar paso a una franquicia en la ‘tercera división’ norteamericana. Los Scorpions no descendieron -en Estados Unidos no existe la posibilidad de la pérdida de la categoría-, sino que todo este aparentemente poco lógico movimiento se explica desde la óptica empresarial y desde la perspectiva y voluntad que el mercado tiene de conseguir una plaza en la Major League Soccer.

Días atrás dimos cuenta de la noticia que indicaba que la ciudad de San Antonio y el condado de Bexar habían comprado el Toyota Field, el estadio en el que hasta hace unas semanas jugaron los Scorpions. Hoy tenemos que hablar de que Spurs Sports & Entertainment -la empresa que administra a San Antonio Spurs en la NBA– anunció la creación de un nuevo equipo de fútbol (todavía sin nombre), que competirá en la United Soccer League.

El nuevo club tiene previsto debutar en la liga de Division III de Canadá y Estados Unidos en marzo, por lo que trabaja contra reloj para conformar su plantel.

El propietario de San Antonio ScorpionsGordon Hartman– estuvo presente en la ceremonia de lanzamiento de la nueva franquicia y agradeció a la afición local por los cuatro años de apoyo y acompañamiento. De acuerdo con Hartman el equipo campeón del Soccer Bowl de la temporada 2014 de la NASL será desmantelado. Si bien existe la posibilidad de que en Las Vegas surja una nueva franquicia de fútbol profesional llamada Scorpions no existe garantía o confirmación de que la Ciudad del Pecado acoja al club que hasta hoy estuvo en San Antonio, o que exista una continuidad entre ambas entidades.

¿Por qué Spurs Sports & Entertainment decide crear un equipo nuevo club en la USL y no continuar o reconducir al equipo que estaba en la NASL? La United Soccer League suma desde hace meses argumentos para arrebatarle el rótulo de Division II a la North American Soccer League gracias a una explosiva fase de expansión. Además la USL tiene un acuerdo de cooperación con la MLS y alberga a varios de los equipos filiales de los clubes de ‘primera división’.

No es demasiado complicado apreciar a simple vista que la Major League Soccer y la United Soccer League trabajan en conjunto para intentar sacar de la escena a la NASL, que lucha por asentarse y crecer en un ambiente auténticamente hostil. Dentro de ese panorama tiene más sentido aspirar a la obtención de una franquicia de la MLS desde una liga aliada como la USL que hacerlo desde lo que prácticamente es percibido como territorio enemigo, la NASL.

La USL se acerca a los 30 equipos participantes, con una distribución geográfica bastante federal y representantiva. En cambio la NASL finalizó 2015 con 10 clubes, ninguno de ellos ubicado en la Costa Oeste. A través de un comunicado la liga de ‘segunda división’ manifiesta que discute con Gordon Hartman sobre el futuro y la probable relocación de los Scorpions.

La probable desaparición del equipo de San Antonio en la NASL, sumada a la incertidumbre que existe alrededor del futuro de Atlanta Silverbacks, pone otra vez al torneo en una situación de inestabilidad. En 2017 o 2018 Minnesota United también emigrará, en su caso para sumarse a la MLS como franquicia en expansión. En 2016 entrarán a la North American Soccer League los equipos de Miami FC, Puerto Rico FC y Rayo OKC. Después de mucho trabajo del comisionado Bill Peterson y sus colaboradores la expansión de la NASL quizás solamente sirva para cubrir las bajas que pueden producirse entre este momento y la finalización de la temporada 2016.

Fotografía: San Antonio Scorpions

Hacia una MLS de 28 equipos

Cincinnati

Algunas temporadas atrás el comisionado Don Garber prometió que su liga alcanzaría los 20 equipos, algo que se cumplió este año con la exitosa (en términos de repercusión popular) incorporación de Orlando City SC y New York City FC. Más recientemente el #1 de la Major League Soccer se comprometió a tener 24 franquicias en 2020. Con la aprobación inicial del equipo de David Beckham en Miami -que se produjo el pasado sábado- esa meta también se cumple. Atlanta United FC entrará en competición en 2017, Minnesota United FC en 2018, Los Angeles FC en 2018 o 2019 y el club en Miami lo hará -como muy pronto- en 2018.

El fin de semana, en el marco de un masivo anuncio efectuado por la Junta de Gobernadores de la Major League Soccer, también se aprobó la ampliación de la liga a 28 equipos. Sin un plazo máximo anunciado de momento, pero con la certeza de que existe mercado para efectuar esa expansión. «Hay una amplia demanda en cuanto a expansión de clubes en la MLS y creemos que la oportunidad existe de crecer más allá de nuestros planes», señaló Garber. «Evaluaremos cómo expandir la liga a 28 clubes y establecer un proceso y periodo de tiempo para la futura expansión».

De las cuatro nuevas plazas de expansión disponibles una parece tener un candidato claro: Sacramento Republic FC. El equipo californiano de la USL trabaja desde hace meses para llegar a la Major League Soccer. Primero, se propuso como reemplazante en caso de que el proyecto de David Beckham en Miami no llegara a buen puerto. La candidatura de la capital del estado cuenta con todos los ingredientes que la liga solicita: un grupo propietario local y sólido (que incluso cuenta con el respaldo de Sacramento Kings, de la NBA), apoyo popular (el equipo es un éxito de público en la ‘tercera división’ norteamericana) y un estadio específico propio. El club presentó días atrás un proyecto de SSS que nada tiene que envidiar a los que ya existen. De aprobarse a Sacramento como nueva ciudad MLS California pasaría a tener cuatro equipos (Los Angeles Galaxy, San Jose Earthquakes, Los Angeles FC y Sacramento Republic), un factor que quizás podría jugar en contra a la hora de hacer la selección final.

Otras ciudades que a día de hoy parecen contar con opciones:

San Antonio (Texas): El ayuntamiento local decidió recientemente comprar el Toyota Field (la casa de San Antonio Scorpions, el actual equipo de la NASL) para entregarlo a la empresa que administra a San Antonio Spurs -la franquicia de la NBA– con el propósito de que en los próximos años consiga hacer llegar una franquicia de la MLS en esa ciudad texana.

St. Louis (Missouri): Una de las cunas del fútbol en Estados Unidos, que encuentra en el Saint Louis FC (actualmente en la USL) la esperanza de llegar a la Major League Soccer. Las opciones de esta ciudad depeden en gran medida de las posibilidades de que la ciudad consiga mantener a St. Louis Rams o pueda atraer a otra franquicia de la NFL gracias a la construcción de un nuevo estadio.

Las Vegas (Nevada): Problemas políticos impidieron que el estadio específico que la ciudad necesitaba para poder presentar su candidatura a la MLS se aprobara. Pero el interés de los dos grupos empresariales que en su momento deseaban llevar a una franquicia de la máxima categoría de fútbol al desierto de Nevada se mantienen. El gran punto a favor que tiene este mercado es que en Las Vegas no existe ningún equipo deportivo profesional en este momento. A nivel local un equipo de la MLS no tendría ningún tipo de competición dentro de una ciudad que tiene una interesante mezcla de público latino, europeo y estadounidense.

Cincinnati (Ohio): Muchos son los datos que indican que la expansión de la Major League Soccer pasará por el Midwest estadounidense, y Cinci es uno de los polos urbanos más importantes de la región. Además de alimentar una potencial rivalidad local para Columbus Crew (algo que es buscado de manera expresa por la liga) el nuevo equipo de la ciudad –FC Cincinnati, en la fotografía- está teniendo un crecimiento notable en los meses previos a su debut en la USL. El grupo empresario que lo controla no oculta que pretende que la franquicia llegue a la MLS en los próximos años.

Además, Charlotte, Indianapolis (que cuenta con Indy Eleven, un equipo de la NASL), Detroit, Nashville y Louisville -además de algún mercado en Canadá– estarían sopesando la posibilidad de presentar su candidatura a ser sede de una franquicia de la Major League Soccer en la próxima fase de expansión.

Fotografía: FC Cincinnati

San Antonio confía en los Spurs de la NBA para llegar a la MLS

SA Stadium

En Texas, la ciudad de San Antonio apunta a convertirse en el futuro en sede de un equipo de la Major League Soccer.

El gobierno municipal y el del Condado de Bexar dieron el miércoles un paso importante en ese sentido, luego de llegar a un acuerdo para comprar en forma conjunta el Toyota Field (en la fotografía), la casa de San Antonio Scorpions, franquicia que actualmente compite en la NASL.

Si la operación recibe las aprobaciones administrativas necesarias la empresa Spurs Sports & Entertainment -propietaria de San Antonio Spurs, el equipo de la NBA– podrá administrar el estadio durante 20 años con el propósito de conseguir una franquicia de la MLS en el futuro.

El Toyota Field fue inaugurado en 2013 y cuenta con capacidad para 8.000 espectadores. Pero el escenario está diseñado para poder ser ampliado para contener hasta 18.000 personas.

No queda claro qué ocurrirá con los Scorpions a partir de ahora. Este año el propietario del equipo Gordon Hartman -quien no tuvo éxito en la búsqueda de inversores que lo ayudasen a intentar llegar a la Major League Soccer cerró su academia a inicios de año y días atrás despidió al técnico Alen Marcina. Versiones a nivel local señalan que los Spurs podrían optar por crear un nuevo equipo en la USL, la ‘tercera división’ norteamericana, que mantiene un estrecho vínculo con la primera categoría.

Después de ponerse al tanto de lo ocurrido en las últimas horas en San Antonio la máxima categoría de Estados Unidos y Canadá dio a conocer un comunicado oficial: «Sinceramente apreciamos esta fuerte demostración de interés en la MLS. Como anunciamos en marzo la liga todavía no ha establecido un calendario o un proceso para expandirse más allá de los 24 equipos, aunque estará interesada en saber más acerca de este proyecto una vez que nuestros planes de expansión hayan sido determinados.»

San Antonio y Sacramento parecen ser a día de hoy las candidatas más fuertes para -después de 2020- recibir a las franquicias 25 y 26 de la Major League Soccer. Los mercados de Austin, Indianapolis, Cincinnati, Las Vegas y St. Louis también mostraron interés en la posibilidad de sumarse a la futura ronda de ampliación de la liga de fútbol de primera división.

Así como la MLS y la escena deportiva de la Ciudad del Alamo pueden ser las grandes ganadoras de la decisión adoptada por las administraciones locales, la notable perdedora sería la North American Soccer League. Además de correr el riesgo de perder a un equipo importante (campeón en 2014), la liga de ‘segunda división’ daría señales de debilidad y de reducción de su presencia territorial en momentos en los que busca de manera desesperada asentarse frente al crecimiento de la USL.