Pase lo que pase, Atlanta United es uno de los ganadores de la MLS 2017

atlutd.pngAtlanta United surgió de la nada. Literalmente. De la nada. Sus primeros ensayos y partidos de práctica se disputaron en febrero de este año. Cinco meses después de su debut oficial en la Major League Soccer es el equipo que más gente lleva a su estadio, con cifras que lo emparentan a los mejores clubes de fútbol de Latinoamérica y Europa.

En promedio, Atlanta congregó a 46.318 espectadores cada vez que jugó en el Bobby Dodd Stadium, el espartano escenario que cedió la universidad de Georgia Tech a la nueva franquicia de la MLS. Esos más de cuarenta y seis mil aficionados supera con facilidad a la cantidad de gente que acude a los estadios de la NBA, la NHL, la MLB (y al resto de los clubes de la Major League Soccer, por supuesto).

La de Atlanta United no es una revolución tranquila. Todo lo contrario. Es un movimiento rompedor, que destruye la barricada del prejuicio y la forma de concebir a un equipo de fútbol en América del Norte.

Las Cinco Bandas, la nueva cara de la liga

La MLS ‘ordeña’ el concepto del millennial hasta el extremo a veces. Pero en el equipo de Atlanta United FC y en la ciudad de Atlanta todos los requisitos parecen estar completos. El Bobby Dodd y el Mercedes-Benz Stadium -al que el equipo se mudará en septiembre- están en el centro, en medio de todo, con fácil acceso a pie o en transporte público.

Y eso hace una gran diferencia. Especialmente para los adorados millennials, jóvenes profesionales, de buen nivel adquisitivo, que viven en el centro de la ciudad y que culturalmente se alejan cada vez más de los aficionados de las otras grandes ligas deportivas en Estados Unidos y Canadá.

Pero no solamente de esta fracción de seguidores vive Atlanta United. En los partidos en casa es fácil apreciar que la afición del equipo es -esencialmente- diversa. Hipsters, latinos, estudiantes universitarios, eurosnobs, europeos residentes o de paso y, lisa y llanamente, hinchas del fútbol en general. Un paisaje humano que no se repite fácilmente en otros eventos deportivos en el Sudeste de Estados Unidos.

Las Cinco Bandas -o Five Stripes, ese es el apodo del equipo en inglés- llenaron un vacío y dieron sentido desde el aspecto deportivo a algo que faltaba en Atlanta. Hasta comienzo de este año la ciudad más importante de América del Norte sin un equipo en la MLS.

Un éxito instantáneo

Muchos otros núcleos urbanos de Estados Unidos encajan con las características de Atlanta, pero pocos han conseguido lo que el club rojinegro está alcanzando en su temporada inaugural. De hecho, Atlanta United tiene mucho más en común con Seattle Sounders o Portland Timbers -dueños de las dos mayores y más fieles aficiones de América del Norte … Agreguemos a Toronto FC también, si quieren- que con LA Galaxy o New York City FC. La afición y el fenómeno social que se generó a su alrededor hacen del club del estado de Georgia un fenómeno casi único, una clase aparte. El fútbol se ha convertido en religión en esas ciudades-santuario.

¿Cómo ocurrió el milagro en Atlanta?

El propietario del equipo es Arthur Blank, un magnate que es el dueño también de los Atlanta Falcons y fundador de Home Depot. El empresario -que quizás poco debe saber de soccer– vio la oportunidad económica que un equipo de la MLS podía aprovechar en la ciudad. El hecho de que el Mercedes-Benz Stadium ya estuviera en camino ahorró muchos pasos y contratiempos que muchos aspirantes a contar con una franquicia de la liga deben afrontar. Lo más sabio -por último- fue que Blank efectuó fue confiar su proyecto de fútbol a gente con un pasado acreditado en el deporte.

En gran medida, el management de Atlanta United fue importado de Europa. Hasta hace pocos años el presidente del club –Darren Eales– era un alto ejecutivo de Tottenham Hotspur. Blank e Eales confiaron en el poder del mercado, e hicieron una campaña de trabajo hormiga, buscando el respaldo de la afición local en diversos meetings y eventos. Ese fue el punto de disparo que finalizó con la venta de 22.000 abonos de temporada antes de que se pusiera en marcha la campaña de 2017, una cifra que hoy ronda los 35.000 adherentes.

Los escritorios, bien manejados. La cancha, bien manejada. El equipo contrató a Gerardo Martino para comandar el proyecto en lo deportivo. El argentino -más allá de lo que quien escribe o el eventual lector puedan opinar- es una figura reconocible a nivel internacional. En términos objetivos, la Major League Soccer jamás antes había contratado a un entrenador con una hoja de servicios similar a la del argentino, quien llegó inmediatamente después de trabajar para el FC Barcelona y la selección de su país.

Oficina europea, banquillo sudamericano. Una combinación que en Atlanta está resultando en la conformación de una inusual cultura de club. Más que una franquicia, el United es un club. Eales y Martino y Carlos Bocanegra -secretario técnico- acertaron desde el inicio al descartar cualquier opción vinculada al marketing para la conformación de su primer plantel. En lugar de incorporar a pasadas o vigentes glorias del fútbol de Europa, el equipo sumó a tres Jugadores Franquicia de menos de 23 años originarios de Sudamérica.

Atlanta United se propuso no importar estrellas sino -alguna vez- poder exportarlas. Y trajo a Héctor Villalba (atacante de San Lorenzo, ganador de la Copa Libertadores de América de 2014), Miguel Almirón (el mejor enganche de la primera división argentina, figura de la selección de Paraguay) y a Josef Martínez (el goleador ‘vinotinto’ que llegó desde la Serie A de Italia).  Tres figuras para pulir y mostrar. Y que están siendo determinantes este año para Atlanta -que araña la posibilidad de entrar a los playoffs– y que se ganaron el respeto de toda la liga.

Con la decisión de traer a su trío mágico -y a otros excelentes complementos- #ATLUTD dio por tierra con el ‘manual de armado’ de una franquicia en expansión de la MLS. En su nuevo equipo ‘Tata’ Martino está creando una MLS a su manera. Y, tal vez, esté plantando la semilla de una nueva concepción para los equipos por venir. Pocos clubes debutantes en los 22 años de historia de la liga han funcionado tan bien como Atlanta United lo está haciendo ahora.

La proyección del benjamín que todavía es este equipo es insondable. ¿Cuánto pueden tardar Martino y sus jugadores en convertirse un contendiente serio a la MLS Cup? ¿Cuánto pueden empujarlos los aficionados y la ciudad, que pueden haber hallado en la camiseta a bastones negros y rojos una nueva y fiel manera de expresarse? Pase lo que pase en los próximos dos meses y en la postemporada, Atlanta United ya es uno de los ganadores de la MLS 2017.

Fotografía: La afición de Atlanta United en un repleto Bobby Dodd Stadium. (Crédito: Atlanta United FC)

 

¿Un All-Star Game de la MLS en 2017 con el Barcelona como equipo invitado?

barcelona

De acuerdo con la web especializada World Soccer Talk el Barcelona ha sido invitado para jugar en el All-Star Game de la MLS en 2017.

De acuerdo con la publicación el equipo catalán todavía no habría respondido a la invitación. En caso de que el FCB aceptara el convite el encuentro de exhibición se haría en el Soldier Field de la ciudad de Chicago (y no en el Toyota Park, el estadio de Chicago Fire).

El Barcelona -que recientemente abrió una oficina comercial en la ciudad de New York– debe decidir si hará su próxima pretemporada en Asia o en América del Norte. World Soccer Talk asegura que en caso de que el club de la primera división española desista de la invitación para 2017 sí podría jugar el Partido de las Estrellas de la MLS en 2018.

Manchester United (en 2010 y 2011), Chelsea (2012), Roma (2013), Bayern Munich (2014), Tottenham (2015) y Arsenal fueron en los últimos años los rivales del combinado de figuras de la Major League Soccer.

Fotografía: FC Barcelona

Este es el Equipo de las Estrellas de la MLS que enfrentará al Arsenal

ASG

Llegó esa época del año. La Major League Soccer comienza a prepararse para el All-Star Game, que este año se jugará el 28 de julio en el Avaya Stadium de San Jose Earthquakes -en el norte de California– frente al rival contratado para la edición de 2016, el Arsenal FC.

Días atrás la liga anunció a la primera oncena de futbolistas de la liga convocados al Equipo de las Estrellas.

Los seleccionados en esa ocasión fueron los siguientes futbolistas.

Portero: Andre Blake (Philadelphia Union | Jamaica, 25 años)

Defensores: Matt Besler (Sporting Kanasas City | Estados Unidos, 29), Laurent Ciman (Montréal Impact | Bélgica, 30), Keegan Rosenberry (Philadelphia Union, 22)

Volantes: Kaká (Orlando City SC | Brasil, 34), Darlington Nagbe (Portland Timbers | Estados Unidos, 25), Andrea Pirlo (New York City FC | Italia, 37), Giovani dos Santos (LA Galaxy | México, 27)

Delanteros: Didier Drogba (Montréal Impact | Costa de Marfil, 38), Sebastian Giovinco (Toronto FC | Italia, 29), David Villa (New York City FC | España, 34)

Todos estos jugadores, excepto en el caso de Villa, fueron elegidos a través de una elección abierta a los aficionados en general a través de internet. ‘El Guaje’, en cambio, es parte de esta convocatoria inicial porque es el jugador de la MLS con el que los usuarios del videojuego FIFA 16 anotaron más goles en consolas Xbox y PlayStation.

Nota relacionada: La saga del videojuego FIFA, la mano que mece la cuna de la MLS

 

Este domingo se hizo oficial el resto de la convocatoria, conformada por los jugadores elegidos por Dominic Kinnear, técnico de los Quakes y -por ende- del Equipo de las Estrellas de esta temporada y por el comsionado de la MLS, Don Garber.

Estos son los jugadores agregados hoy a la nómina del All-Star Game.

Portero: David Bingham (San Jose Earthquakes | Estados Unidos, 26)

Defensores: Steve Birnbaum (D.C. United | Estados Unidos, 25), Andrew Farrell (New England Revolution | Estados Unidos, 24), Liam Ridgewell (Portland Timbers | Inglaterra, 31), Brandon Vincent (Chicago Fire | Estados Unidos, 22), Kendall Waston (Vancouver Whitecaps | Costa Rica, 28)

Volantes: Kyle Beckerman (Real Salt Lake | Estados Unidos, 34 – elegido por el comisionado Don Garber), Mauro Díaz (FC Dallas | Argentina, 25 – elegido por el comisionado Don Garber), Jermaine Jones (Colorado Rapids | Estados Unidos, 34), Sacha Kljestan (New York Red Bulls | Estados Unidos, 30), Wil Trapp (Columbus Crew | Estados Unidos, 23)

Delanteros: Clint Dempsey (Seattle Sounders | Estados Unidos, 33), Cyle Larin (Orlando City | Canadá, 21), Ignacio Piatti (Montréal Impact | Argentina, 31), Chris Wondolowski (San Jose Earthquakes | Estados Unidos, 33)

Teniendo en cuenta que el rival de este año es un equipo inglés llama la atención que dos de las actuales figuras de la MLSSteven Gerrard y Frank Lampard– no hayan sido tenido en cuenta para este partido amistoso. Tampoco estará presente Robbie Keane, otra figura que podría resultar de interés para el público británico.

 

Nota relacionada: All-Star Game: ¿Es necesario cambiar el formato?

Mientras el modelo del All-Star Game cada tanto se pone a debate por los aficionados y el entorno de la liga, lo cierto es que este evento estival es una enorme herramienta de promoción para la Major League Soccer, especialmente en el mercado europeo y asiático.

En las últimas dos ediciones el combinado de figuras de la liga de Estados Unidos y Canadá se impuso a sus convidados del Viejo Continente; en 2014 se impuso por 2-1 al Bayern Munich en Portland, y en 2015 derrotó por el mismo marcador a Tottenham Hotspur en las afueras de Denver [en la fotografía].

Niko Kranjcar, cerca de cambiar NY Cosmos por Glasgow Rangers

Niko Kranjcar

Otra mala noticia para la NASL. Al probable cambio de manos de Rayo OKC ahora se suma la partida de una de las figuras de la liga considerada como la ‘segunda división’ norteamericana. Niko Kranjcar parece tener todo listo para abandonar la disciplina de New York Cosmos para sumarse al Rangers de Glasgow, uno de los dos grandes del fútbol escocés.

El periódico periódico The Scottish Sun informa que el volante de 31 años llegó a un acuerdo con los Rangers, equipo con el que firmaría un contrato de dos años de duración. Mark Warburton, técnico de los Teddy Bears, viajó a Estados Unidos algunas semanas atrás para convencer al croata.

Si esta noticia se confirma Kranjcar habrá sido de manera oficial futbolista del Cosmos por apenas un semestre, con apenas 404 minutos de servicio durante la Temporada de Primavera para el conjunto afincado en la localidad de Hempstead.

Con 31 años el volante ofensivo regresa rápidamente al fútbol europeo. Kranjcar jugó para tres equipos ingleses con anterioridad: Portsmouth, Tottenham Hotspur y Queens Park Rangers, donde compartió plantel con el centrocampista Joey Barton, recientemente contratado también por los Glasgow Rangers.

 

Fotografía: New York Cosmos

 

Atlanta United confía en la eficiencia y el scouting analítico

Darren Eales 3

Atlanta United entrará en la MLS en 2017 con un reconocible espíritu inglés. O al menos con la impronta de Tottenham Hotspur, uno de los equipos más tradicionales de la Premier League. Darren Eales -quien durante cuatro años fue el jefe administrativo del club londinense- es desde 2014 el presidente de la futura franquicia en expansión del estado de Georgia.

Marchando en contra de la corriente generalizada que considera que el de Atlanta será un conjunto ‘galáctico’ y con fichajes millonarios Eales considera que el fuerte de su nuevo club estará en la eficiencia de sus contrataciones.

“En la Premier League uno trata de obtener el mayor impacto posible, de acuerdo con el dinero que haya invertido”, comentó Eales (en la fotografía) a MLSsoccer.com, la web oficial de la liga. “Pero siempre existe un techo, porque uno puede ser tan eficiente como te resulte posible, pero si equipos como Chelsea o Manchester City deciden invertir cuatro o cinco veces más que tú, nunca vas a poder demostrar que los demás están equivocados.”

“La Major League Soccer es diferente porque aquí existe el tope salarial. La situación es la misma para todo el mundo, a excepción de los Jugadores Franquicia”, agregó el ejecutivo inglés. “Si eres más eficiente que los demás, si encuentras una manera de construir un plantel de manera más efectiva, entonces deberías ser capaz de tener éxito.”

En una liga como la MLS -en la que impera la paridad entre sus equipos participantes- Atlanta United cree que puede conseguir un suceso más o menos inmediato mediante el empleo de variables analíticas en la construcción del plantel.

Darren Eales y el gerente general del club –Carlos Bocanegra– ya analizan cómo se conformaron los últimos equipos en expansión (Orlando City y New York City FC), qué plantel tuvieron los más recientes ganadores del Suppoerters’ Shield y la MLS Cup. También analizan opciones de mercado dentro y fuera de la liga. Costo y eficacia son los dos grandes patrones a seguir.

Para efectuar la sintonía fina en materia de contrataciones Atlanta United FC contrató a Lucy Rushton, la principal analista de performance del Reading FC, en la segunda categoría de Inglaterra. Rushton trabajará a la par de Bocanegra e Eales en el armado del equipo.

“Tendremos un estilo de juego, y una idea de cómo debería jugar nuestro lateral derecho o tendrían que hacerlo nuestros volantes”, dijo el presidente. “Les daremos esos datos a nuestro scouting técnico para tratar de identificar a los jugadores que reúnen las condiciones que estamos buscando.”

Por ahora Atlanta cuenta con dos futbolistas: el arquero Alexander Tambakis y el volante Junior Burgos, cedidos a Charleston Battery y Tampa Bay Rowdies hasta el final de esta temporada.

Solamente un equipo en expansión (Chicago Fire, en 1998) fue capaz de ganar la liga en su primer año de existencia. El último equipo en llegar a los playoffs en su año de debut fue Seattle Sounders, en 2009.

Fotografía: Atlanta United FC