Cuatro ciudades compiten por quedarse con dos nuevos equipos en la MLS

Nashville 2

Llegó la hora. O casi. Las cosas parecen estar un poco más claras luego de que la MLS anunciara esta semana a las cuatro ciudades ‘finalistas’ en el proceso de adjudicación de dos futuros equipos.

Los mercados que quedan en pie para la selección final son Sacramento, Nashville, Cincinnati y Detroit. Poco debate existe sobre la calidad y el potencial de este cuarteto de posibles sedes, que parecen estar varios pasos por delante de otras opciones.

La Major League Soccer dará a conocer el nombre de las dos ciudades elegidas antes del 31 de diciembre, seguramente después de la final de esta temporada, que se disputará en Toronto el sábado 9.

Representantes de las cuatro candidaturas harán una presentación formal (quizás final) el miércoles 6 de diciembre en la ciudad de New York, ante el comisionado Don Garber y el Comité de Expansión de la MLS.

Cincinnati

Es una ciudad de alrededor de 300.000 habitantes (una cifra que asciende a más de dos millones de pobladores si sumamos a los suburbios y las localidades vecinas de Middletown y Wilmington), ubicada en el sudoeste del estado de Ohio.

Explosivo proceso de expansión para el FC Cincinnati

La candidatura de la ciudad es impulsada por Carl H. Lindner III, presidente de American Financial Group y propietario de FC Cincinnati, equipo de la USL (liga de segunda división) que en 2016 y 2017 rompió varias marcas históricas vinculadas con la asistencia de público. El año pasado el FCC llegó a congregar a más de 30.000 aficionados en el Nippert Stadium en partidos de postemporada, mientras que en un encuentro amistoso el club arrastró a más de 35.000 de sus hinchas. En este curso el club tuvo un gran desempeño en la Copa Abierta de Estados Unidos, en la que eliminó a equipos de la MLS como Chicago Fire y Columbus Crew.

Uno de los requisitos ineludibles para las cuatro candidaturas es que presenten un plan viable para contar con un estadio específico propio en el centro de la ciudad, o en zonas de interés especial para cada uno de esos mercados. Pese a que tuvo varias opciones sobre la mesa, en Cincinnati se decidió horas atrás que el soccer-specific stadium con capacidad para 21.000 aficionados se levantará -si la ciudad es elegida- en el barrio de Oakley, en el terreno que hasta hace poco ocupaba una fábrica. Las obras serían financiadas en gran medida por capitales privados, aunque se emplearía dinero público para la construcción de obras de infraestructura vinculadas con el estadio.

FC Cincinnati: «Queremos estar en la MLS en el corto plazo»

Cincinnati es un mercado deportivo relevante en América del Norte. La ciudad es la sede de los Bengals de la NFL y de los Reds de las Grandes Ligas de Béisbol. Además, allí juegan los equipos de la Universidad de Cincinnati de football americano y baloncesto, y la escuadra de básquet de Xavier University.

Dentro del estado de Ohio, 180 kilómetros hacia el noreste, está la ciudad de Columbus, que cuenta con un equipo de la MLS: Columbus Crew SC. Recientemente el propietario del club anunció que estudia la posibilidad de mudar a la franquicia a Austin (Texas) antes del inicio de la temporada 2019.

‘Teléfono descompuesto’ entre la ciudad de Columbus y el Crew

Detroit

Con 700.000 habitantes (casi 4 millones y medio si computamos el área metropolitana que la rodea) es la ciudad más importante del estado de Michigan.

Las candidaturas de Detroit, St. Louis y Nashville

Al frente de la candidatura están los propietarios de dos equipos de la NBA: Dan Gilbert (Cleveland Cavaliers) y Tom Gores (Detroit Pistons). Recientemente se les unió la familia Ford -vinculada a la Ford Motor Company-, propietaria de Detroit Lions (NFL) y del Ford Field.

La adición de los Ford impulsó a Gilbert y Gores a anunciar que abandonaban el proyecto de construir un estadio específico con capacidad para 23.000 espectadores en un solar destinado a una prisión. Pese a que la MLS ha establecido una y otra vez que el objetivo de la liga es contar con escenarios ‘propios’, la nueva idea del grupo inversor es la de usar el Ford Field -un enorme estadio cubierto, con capacidad para 65.000 espectadores- en la sede de su equipo de fútbol.

La candidatura de Detroit se asocia a la familia Ford y a su estadio

El complejo -que debería ser compartido con los Lions– puede ser remodelado con cierta facilidad para poder ajustarse a las especificaciones técnicas de la Major League Soccer, de acuerdo con el estudio de arquitectos Rossetti, que estaría a cargo de las obras si la propuesta de Detroit es elegida.

El Ford Field no tiene prácticamente ningún rasgo en común con los estadios específicos que busca la MLS. Pero tampoco los tiene el Mercedes-Benz Stadium, el hogar de Atlanta United FC, que en 2017 albergó partidos de la MLS con más de 70.000 aficionados en su interior. Y -como en el ejemplo del equipo entrenado por Gerardo Martino– el Ford Field está en pleno centro de Detroit, bien comunicado con el resto de la ciudad a través del sistema de transporte público.

La MLS traza su plan de expansión post 2020

Pocas ciudades en Estados Unidos pueden presumir de tener dentro de sus límites a cuatro equipos de grandes ligas: Detroit Lions (NFL), Detroit Tigers (MLB), Detroit Pistons (NBA) y Detroit Red Wings (NHL). Los tres estadios en los que estos equipos juegan como locales se encuentran en la misma zona céntrica de la ciudad.

Detroit City FC es el nombre del conjunto de fútbol con mayor repercusión en Motor City. El equipo compite en la National Premier Soccer League, equivalente a un torneo de cuarta división. Si bien han existido intentos de sumar al DCFC a la candidatura liderada por Gilbert y Gores, el equipo de momento se mantiene completamente al margen de la postulación.

Nashville

Dos millones de personas viven en el polo urbano de la mayor ciudad y capital del estado de Tennessee. La iniciativa con base en la capital de la música country tiene como punta de lanza al millonario John Ingram, presidente de la empresa Nashville Soccer Holdings, que controla a Nashville SC y que debutará en la USL (liga de segunda división) en 2018.

Adiós Nashville FC, hola Nashville SC

Además de Ingram la familia Wilf -propietarios de Minnesota Vikings en la NFL, que compitieron en su momento por ser los dueños del equipo de la MLS en Minneapolis– integra esta candidatura.

Los ‘vikingos’ vuelven a interesarse en la MLS

Muchos son los factores que convierten a la de Nashville en una candidatura fuerte. El respaldo administrativo y empresarial a la posibilidad de tener un equipo de la MLS en la ciudad fue veloz y contundente. A eso se suma el hecho de que Music City está ganando relevancia no solo como destino turístico -que lo es desde hace mucho-, sino que además es una ciudad con una importante población joven e internacional, algo que interesa de manera decidida a la Major League Soccer.

Nashville, la candidata que cumple con todos los requisitos

Hace un mes que Nashville aseguró su plan para construir su estadio específico con capacidad para 27.500 espectadores en Faigrounds Nashville, el predio ferial que está prácticamente incrustado en el centro de la ciudad. Ingram y sus socios pagarán una parte, el gobierno local contribuirá con otra porción, y una gran parte de ese dinero surgirá de los impuestos que se aplicarán sobre distintas actividades comerciales en el lugar.

Sacramento

La capital del estado de California -con más de dos millones de habitantes en su área metropolitana- es la candidata ‘más antigua’ de las cuatro finalistas, y la que parece tener todo preparado para entrar a la MLS ni bien se haga oficial el anuncio.

Las postulaciones de Tampa Bay, Phoenix y Sacramento

Las caras visibles detrás de esta candidatura son Kevin Nagle (socio gerente de la empresa que este año adquirió al Sacramento Republic FC -equipo de la USL– y propietario minoritario de Sacramento Kings, de la NBA), Mark Friedman (otro dueño minoritario de los Kings) y Jed York (presidente de San Francisco 49ers, de la NFL).

Sacramento, república de fútbol

Sacramento se quedó en la puerta de ser elegida como sede de un equipo de la MLS en 2015, cuando la liga finalmente la dejó de lado para dar la opción a Minnesota United. Desde esa decepción la ciudad californiana a trabajado duro para estar en el primer casillero en futuras opciones de expansión y -por qué no decirlo- atenta ante un posible fallo de clubes a los que se le adjudicaron franquicias.

Sacramento, la perfecta franquicia suplente

Sacramento lo tiene todo. Un plan de estadio específico en el centro de la ciudad. Una fiel afición que ya sigue al Republic en la United Soccer League. El respaldo de la administración local. Sponsors que lo acompañarían cuando entre a la MLS. Y -no es un dato menor- cuatro años de búsqueda tenaz en su aventura por llegar a la primera división del fútbol estadounidense.

Sacramento Republic: Más imágenes de su estadio específico

La apuesta por Sacramento parece segura. El año pasado el comisionado Garber proclamó que la capital de California «fue capaz de completar todos los casilleros requeridos». Parece complicado que una de las dos franquicias no caiga allí. De hecho, aún sin oficialmente haber sido reconocida, Sacramento ya está construyendo su estadio específico para la MLS.

Miami (?)

En el comunicado oficial en el que la MLS anunció a los cuatro primeros finalistas de este proceso de expansión la liga señaló en su comunicado: «Los Angeles Football Club, que debutará en 2018, será el equipo número 23 de la liga, mientras que en Miami continúan las discusiones sobre la expansión».

Sobre el papel, la Major League Soccer ya debería haber hecho oficial el ingreso del equipo liderado por David Beckham un par de meses atrás. Los problemas para MLS Miami han sido innumerables desde que años atrás se anunciara la intención de instalar un equipo en el sur del estado de Florida.

Un socio de David Beckham expresa sus dudas sobre MLS Miami

Para agregar un poco más de incertidumbre, días atrás Tim Leiweke -socio de Becks en este emprendimiento- manifestó sus dudas con respecto a la concreción del proyecto. ¿Terminará finalmente siendo esta una fase de expansión para tres equipos en lugar de dos? Las versiones suben y bajan con el paso de los días.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

 

La liga también dejó en claro que si bien Cincinnati, Detroit, Nashville y Sacramento son las únicas sedes en consideración para los dos próximos cupos de expansión, el resto de las ciudades que a comienzos de 2017 presentaron sus candidaturas (Charlotte, Indianapolis, Phoenix, Raleigh/Durham, St. Louis, San Antonio, San Diego y Tampa/St. Petersburg) siguen en carrera para la futura ronda de crecimiento de la MLS, que integrará a los equipos #27 y #28.

Se supone -aunque no quedó establecido de manera específica en ese comunicado- que los dos mercados que no sean elegidos este diciembre participarán también de ese futuro proceso.

En Jugador Franquicia tiempo atrás dimos nuestra opinión sobre las ciudades que tienen más opciones de ser premiadas con las nuevas franquicias en expansión.

Sacramento y Cincinnati, favoritas en la ronda de expansión

Imagen: Uno de los renderings del que sería el estadio de Nashville en la MLS.

Un socio de David Beckham expresa sus dudas sobre MLS Miami

TL

Con MLS Miami cada tanto nos pasa lo mismo. La abrumadora falta de información oficial sobre el proyectado equipo en el sur del estado de Florida nos hace pensar que no merece la pena escribir unas líneas sobre el emprendimiento iniciado años atrás por David Beckham. Pero la declaración de uno de los socios del ex futbolista inglés puede haber reavivado la cuestión, aunque de sus palabras no surge una sensación positiva.

Meses atrás, el comisionado de la MLSDon Garber– dijo a la cadena ESPN que la liga tenía previsto anunciar de manera oficial al club «quizás sobre el final del verano». La temporada estival en Estados Unidos concluyó hace rato, pasó prácticamente todo el otoño, y el silencio es lo que sigue imperando.

El día en que MLS Miami dejó de ser el equipo de David Beckham

Nada pasa, al menos en la superficie. Tampoco queda claro -de manera oficial- cuáles son las trabas que podrían estar impidiendo el lanzamiento de la franquicia en Miami. Todos los plazos razonables están más que superados. Sin embargo, la Major League Soccer sigue manteniendo entre sus planes la entrada del conjunto en la competición en el futuro más o menos cercano.

Tim Leiweke es uno de los más prestigiosos ejecutivos de la industria deportiva norteamericana. Entre otras cosas, ha sido el gestor de la llegada de David Beckham a la liga estadounidense, y fue el ‘cerebro’ en el armado de Toronto FC, uno de los mejores conjuntos de la competición en la actualidad.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

Leiweke -amigo personal de Becks, y socio del europeo en el intento de instalar a un club de la MLS en Miami– dialogó horas atrás con el periodista Kurtis Larson, del Toronto Sun.

«Estoy ayudando a David de la mejor manera que puedo», comentó el ejecutivo de acuerdo con lo publicado. «Espero que se haga, pero todavía no está hecho. Tengo mis dudas con respecto a si esto se hará porque cuando un asunto como este se arrastra durante tiempo eso siempre hace que las cosas se hagan más duras. Espero que David pueda aterrizar en algún lado».

David Beckham y el Día D para MLS Miami

 

Tim Leiweke se unió al grupo empresarial conocido como Miami Beckham United en 2015. Poco -más allá de la obtención de una gran parte del terreno donde se construiría el estadio- ha sido confirmado desde ese entonces.

«Sería desafortunado para la liga no honrar el trabajo que David hizo y la decisión que él tomó», continuó. «Lo mejor de Beckham estaría por venir si pudiéramos encontrar la manera de involucrarlo con una franquicia de la MLS».

El ‘Expediente X’ de MLS Miami

«Nuestra compañía tiene un montón de proyectos diferentes. No estuve demasiado en Miami recientemente, así que no estoy seguro si eso se hará. Por el bien de David, espero que sí ocurra», concluyó Leiweke.

Fotografía: Tim Leiweke, durante su etapa en Toronto FC.

 

Expansión: El ‘Expediente X’ de MLS Miami

MLS Miami

Desde el inicio del proyecto muchas de las circunstancias vinculadas al equipo de la MLS que David Beckham pretende instalar en la ciudad de Miami son extrañas. La larga travesía en el desierto -que comenzó a inicios de 2014, con el anuncio oficial- puede estar llegando a la tierra prometida, que no sería otra cosa que la convalidación oficial de la franquicia por parte de la liga. Pero el elemento bizarro y fuera de libreto se mantiene vigente.

Tras meses -años, de acuerdo a como se lo analice- de silencio el grupo liderado por el exfutbolista inglés presentó días atrás su plan para erigir un estadio específico con capacidad para 25.000 espectadores en el barrio de Overtown.

Candidatas a la expansión I: Detroit, St. Louis y Nashville

El soccer-specific stadium será lo que tenga que ser cuando Becks y sus socios consigan asegurarse la totalidad del terreno que necesitan para comenzar a construir. Todo indica que eso ocurrirá, pero las idas y vueltas con MLS Miami en los últimos tres años han sido tantas y de tan diferente calibre que lo aconsejable es esperar antes de dar algo por confirmado.

Las novedades vinculadas al SSS fueron anunciadas durante una audiencia pública ante la comunidad de Overtown, en la que los vecinos manifestaron a representantes del Grupo Beckham sus preocupaciones vinculadas a las congestiones de tránsito que podrían generarse en la zona del futuro estadio.

MLS Miami: El barrio de Overtown plantea sus dudas

Para llevar tranquilidad a la población local Tim Leiweke -exejecutivo de LA Galaxy y Toronto FC, hoy parte de Miami Beckham United– explicó que el estadio no contará con plazas de estacionamiento para automóviles. Una decisión que complace a los vecinos inmediatos de la obra, pero que agrega una duda más alrededor del proyectado club.

Leiweke reveló que el futuro equipo impulsará el uso del Metrorail para llegar a su futura sede, además de ampliar el servicio de taxis acuáticos a lo largo del río Miami, cercano al emplazamiento del estadio. ¿Le suena raro al lector? Suena raro para todo el mundo, pero así están dadas las cosas en el sur del estado de Florida. Otra sorprendente declaración del representante de Miami Beckham United es que el grupo empresario espera que sus aficionados lleguen en gran medida caminando al estadio, como ocurre en los casos de los equipos de la MLS en Seattle y Portland. ¿Se puede implantar -o imponer- en Miami lo que en la región de Cascadia ha nacido de manera natural?

¿Qué es un soccer-specific stadium?

El club, además, espera poder asegurarse un estacionamiento con capacidad para 2.000 coches en otro punto de la ciudad, y buscaría unir al parking con el estadio a través de un servicio cautivo de autobuses.

Pero no hay urgencias para poner en marcha la construcción del estadio diseñado por el estudio de arquitectura Populous. Tim Leiweke expresó el deseo de tener completada la obra para 2021 o 2022. Fechas que, nuevamente, llaman la atención.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

El Orlando City Stadium -la casa de ‘los Leones’– es el más nuevo de los estadios de la MLS, comenzó a construirse a mediados de octubre de 2014 y fue inaugurado a fines de febrero de este año. Y el Avaya Stadium de San Jose Earthquakes se estrenó en marzo de 2015, mientras que sus cimientos comenzaron a excavarse en octubre de 2012. Sobre el papel, la franquicia de Miami tendría todo aprobado para iniciar las obras a mediados de este año, pero el lapso de finalización de las mismas parece ser más amplio que el de los ejemplos mencionados.

Miami Beckham United espera que su equipo entre en competición tan pronto sea posible, y jugaría como local en el Marlins Stadium -un céntrico complejo de béisbol- o en el gigantesco Hard Rock Stadium, donde actúan los Miami Dolphins de la NFL.

Imagen: La proyección del que sería el estadio específico del equipo de la MLS en Miami. (Crédito: Populous)

 

 

 

A una década del ‘Beckham Day’ el optimismo impera en MLS Miami

 

beckham-3

Hoy, 11 de enero, se cumplen diez años del anuncio de una operación que sacudió al mundo del fútbol internacional. David Beckham dejaría a mediados de 2007 al Real Madrid para sumarse al LA Galaxy de la MLS. El traspaso -a nivel estratégico el más importante en la historia de la liga norteamericana- fue concretado por una suerte de Rey Midas de la industria deportiva de la región, Tim Leiweke.

Una década más tarde Leiweke y Beckham son socios de Miami Beckham United, la empresa que busca instalar a una franquicia de la Major League Soccer en el sur del estado de Florida.

«Lo de David fue un momento de impacto para la liga, pero no significó nuestro nacimiento ni nos salvó de la muerte», reflexionó Tim Leiweke en una entrevista concedida a la agencia de noticias Reuters. «Pero él nos ayudó a darnos cuenta cuán grandes podíamos ser».

«Pasamos de ser sobrevivientes a conquistadores, y David nos ayudó a ganarnos esa reputación, ese convencimiento. Y desde ese momento en adelante no hubieron dudas de que esta liga iba a triunfar», explicó Leiweke. «Pero así como él generó un gran impacto 10 años atrás ahora predigo que volverá a generar ese mismo impacto como propietario».

En 2007 el empresario -por ese entonces ejecutivo de LA Galaxy- preparó un paquete económico valorado en ese momento en 250 millones de dólares para seducir a David Beckham. Además del sueldo tradicional Leiweke convenció a la liga para que concediera al futbolista inglés el derecho de poder convertirse en propietario de un equipo de la MLS pagando lo que -a día de hoy- es una auténtica oferta en términos de expansion fee (25 millones de dólares contra los 150 millones que han tenido que abonar equipos recientemente anunciados).

MLS Miami: David Beckham busca un inversor de lujo

La arriesgada apuesta terminó siendo un éxito rotundo, tanto para el Galaxy como para la Major League Soccer en general. Nos guste o no, el torneo norteamericano vivió un antes y un después gracias a la llegada de Becks.

Ahora Leiweke cree que su otrora protegido puede volver a generar otro salto de calidad, ahora al frente de un equipo propio. «Creo que puede afectar a la liga de muchas maneras, y estamos a punto de ver su impacto e influencia, ahora vistiendo un traje en lugar de una camiseta de fútbol. Su trabajo con nuestra liga no está terminado de ninguna manera. Ahora que él es propietario tenemos en Beckham al mejor reclutador del mundo».

Mientras Miami sigue en el limbo, la MLS proyecta tener 26 equipos en 2020

El exfutbolista anunció hace casi tres años su intención de instalar un equipo de la MLS en Miami. Hasta ahora todo ha sido una complicación tras otra para el inglés y sus socios, al punto que la MLS anunció que existe un ultimátum para que el proyectado club entre de manera definitiva en la liga.

Sin embargo, Leiweke mantiene una visión optimista. «En David tenemos a uno de los mejores embajadores de marca del mundo, y vamos a apuntar muy alto. Seremos agresivos».

¿Podría David Beckham cambiar Miami por Las Vegas?

«Como dueño de un equipo Beckham continuará revolucionando nuestro deporte y nuestra liga, y creo que apenas estamos comenzando a calentar motores con respecto a dónde llegará la MLS en los próximos 10 años».

«Aspiramos a ser no solamente el mejor club de la MLS, sino que queremos ser el mejor club del continente americano», concluyó Tim Leiweke. «Creemos que Miami tiene la cultura y la tradición que nos permite pensar de esa manera. Lo que puedo prometerles es que Miami hará olas».

David Beckham promueve la llegada de la MLS a Las Vegas

Las Vegas

Época de cambios y mudanzas en la NFL. Al movimiento de los Rams desde St. Louis a Los Angeles -con efecto inmediato- otros equipos también estudian cambiar de sede. Uno de los ejemplos más nítidos de esta situación es el de Oakland Raiders. Problemas de infraestructura y de mercado motivan a sus propietarios a pensar seriamente en una relocalización en un futuro más o menos inmediato.

En las últimas horas el dueño de la franquicia de la National Football League, Mark Davis, se presentó ante el Comité de Infraestructura Turística del Sur del Estado de Nevada para presentar un plan de construcción de un estadio cubierto en Las Vegas, y la consiguiente mudanza de los Raiders desde el área de la Bahía de San FranciscoSin City.

Davis promete aportar 500 millones de dólares para ese proyecto, que tendría un costo final de casi 1.500 millones. Los Raiders -en caso de que la liga aprobara la mudanza- necesitarían otros socios privados para financiar el nuevo estadio o tendrían que acudir al empleo de fondos públicos.

Hasta aquí, nada que sea del interés específico de Jugador Franquicia. Salvo por el detalle de que el máximo accionista de Oakland Raiders estuvo acompañado en su presentación por David Beckham y Tim Leiweke (el hombre que convenció a Becks para jugar en la MLS, hoy socio del inglés en el proyecto de llevar una franquicia de la liga de fútbol a Miami).

«Estoy seguro que mucha gente se pregunta qué hago aquí y cuál es mi papel», dijo el exvolante de Los Angeles Galaxy según puede leerse en la web de Sports Illustrated. Entre otras empresas, Beckham trabaja para Las Vegas Sands, uno de los consorcios más grande en la industria de la hotelería y los casinos a nivel mundial.

«Traer a una gran organización como la de los Raiders a Las Vegas es increíble, pero esto es algo más grande todavía», dijo el astro. «Esta es una idea todavía más grande. Esto también se trata de traer a la Major League Soccer a esta ciudad, también se trata de traer a los más importantes equipos europeos, como el Manchester United», agregó Beckham.

A continuación Tim Leiweke intentó convencer a la alcaldesa Carolyn Goodman, quien hasta no hace demasiado lideró los intentos para conseguir una franquicia de la MLS para Las Vegas. «Usted solamente tuvo un problema aquí: el estadio», dijo el ejecutivo durante su presentación. «El proyecto de los Raiders resuelve ese problema. Y, además, llegaría un calificado grupo propietario que la ayudaría a conseguir un equipo de la Major League Soccer.»

«Como el comisionado de la MLS Don Garber le diría, ahora existen un montón de ciudades a la casa de las últimas cuatro franquicias», agregó Leiweke. «Pero con un estadio como este, con este grupo propietario y con el apoyo de los Raiders usted nunca volverá a tener una oportunidad tan buena para conseguir un equipo de la MLS.»

El exdirectivo de LA Galaxy y Toronto FC puso otras ideas sobre la mesa, como aprovechar a Las Vegas y el futuro estadio para organizar fanfests para hinchas de Manchester United, Real Madrid y Barcelona durante las pretemporadas de esos clubes europeos, ser sede del All-Star Game de la MLS y -potencialmente- albergar partidos de eliminatorias y de la Copa del Mundo, en caso de que Estados Unidos sea elegido como país organizador del evento en 2026.

Luego de su exposición David Beckham habló de su futuro equipo. «Estoy comprometido con la MLS. Fui afortunado de poder comprar una franquicia y elegí a Miami, lo que me entusiasma y me enorgullece mucho», explicó. «Fue un proceso largo, no puedo mentir, pero esto es algo que continuará.»

«Las grandes ideas requieren tiempo, y comienzo a darme cuenta de eso», manifestó el exfutbolista. «Estoy muy comprometido con el proyecto en Miami. Como embajador de la liga, como dueño de una franquicia ahora, se que será muy especial para la gente de Miami», agregó. «También me entusiasma que un equipo de la MLS pueda llegar a Las Vegas. Sería algo especial.»

En la nueva ronda de expansión de la MLS, en la que Sacramento, St. Louis y Detroit parecen tener cierto favoritismo, nadie hasta ahora había puesto sobre la mesa el nombre de Las Vegas. La NFL, una vez más, puede influir en los planes de la Major League Soccer.