La MLS y la Liga MX buscan definir al ‘supercampeón’ norteamericano

TORONTO FACEBOOK

La MLS y la Liga MX buscan la manera de consagrar al mejor equipo del fútbol norteamericano por fuera de la estructura de la Liga de Campeones de la CONCACAF. De acuerdo con el periódico The Washington Post las competiciones domésticas de Estados Unidos y México analizan llevar a cabo un partido anual entre los ganadores de los dos torneos de primera división.

El primero de los encuentros de este tipo podría disputarse a mediados de septiembre en el BMO Field de Toronto FC. El conjunto canadiense -que en diciembre alzó la primera MLS Cup en su historia- se mediría ante un equipo de la Liga MX [que sería el ganador del Torneo Clausura, actualmente en curso]. El supercampeón norteamericano sería el vencedor de ese único encuentro, sin partido de revancha.

Buscan una competición conjunta entre la MLS y la Liga MX

Las negociaciones están avanzadas y -de acuerdo con fuentes consultadas por The Washington Post– el acuerdo entre ambas ligas podría anunciarse pronto.

El fútbol de Estados Unidos busca de hace años -cada vez con mayor urgencia- equipararse con los clubes mexicanos, que históricamente han dominado casi a voluntad en las competiciones regionales.

En busca de la SuperLiga perdida

En años recientes la dirigencia de la Major League Soccer ha analizado la posibilidad de reflotar formatos competitivos conjuntos, como la desaparecida SuperLiga, que se disputó por última vez en 2010.

Fotografía: ¿Podría Toronto FC derrotar al campeón de la Liga MX? (Crédito: Facebook | Toronto FC)

 

Buscan una competición conjunta entre la MLS y la Liga MX

Decio

Las federaciones de Estados Unidos y México analizan la posibilidad de organizar a futuro una competición en conjunto para equipos de ambos países.

En declaraciones al programa Fútbol Picante de la cadena ESPN el presidente de la FMFDecio de María (en la fotografía, junto al periodista José Ramón Fernández)- señaló que la Liga MX y la Major League Soccer «tienen que crecer de la mano, con un eje: la rivalidad del futbol mexicano y el estadounidense. Al nivel de ligas tienen que crecer proyectos paralelos en forma importante. En la mesa hay varias ideas para construir. Estratégicamente tienen que crecer juntas para hacer una región de clubes muy importante.»

Hace aproximadamente un año el comisionado Don Garber manifestó que le gustaría reflotar a la SuperLiga, una competición oficial -reconocida por la CONCACAF– que enfrentaba a cuatro equipos mexicanos frenta a cuatro franquicias de la Major League Soccer.

La MLS busca desde hace tiempo con bastante avidez la posibilidad de integrarse a torneos internacionales o de asociarse a torneos de primer nivel internacional, como la Premier League de Inglaterra.

El interés continental por la primera división de Estados Unidos y Canadá llega bastante lejos. En el pasado mes de agosto el presentador de TV y empresario de los medios de comunicación Marcelo Tinelli -uno de los dos candidatos a la presidencia de la federación de fútbol de Argentina– manifestó que buscará llevar a cabo «un proyecto de colaboración con la MLS».

Fotografía: ESPN Deportes / ESPN México

La MLS quiere crear una competición en común con la Premier League

DonGarberSoccerex

La MLS negocia con la Premier League inglesa la creación de lo por ahora es definido como un ‘torneo anglo-americano’.

El comisionado de la liga norteamericana, Don Garber (en la fotografía), se encuentra por estas horas en el Reino Unido para participar de la convención de Soccerex en la ciudad de Manchester, donde reveló la existencia de estas negociaciones.

«Hemos estado hablando con la Premier League sobre la posibilidad de crear algún tipo de competición oficial», señaló el jefe de la Major League Soccer. «En lugar de que los equipos ingleses vengan a Norteamérica de manera aleatoria para hacer su pretemporada, que vengan a jugar un torneo que se dispute cada verano.»

El plan de Garber es bastante concreto. «Me gustaría encontrar la manera de que el ganador de la U.S. Open Cup y el campeón de nuestra liga se pudieran enfrentar cada año en New York al vencedor de la FA Cup y al campeón de la liga inglesa. Si no se pudiera hacer cada año, entonces cada cuatro años.»

Si bien la MLS apunta a estar en el futuro entre las mejores competiciones del planeta, Garber no cree que la máxima categoría norteamericana adopte en el futuro un sistema de ascensos y descensos. «Jugamos en un país donde las grandes ligas son verdaderamente exitosas. No existen los ascensos y descensos en el hockey o el baloncesto, y a ellos les va muy bien.»

«Tenemos una estructura que intriga al resto del mundo», explicó Garber. «La idea de que los dueños de los equipos pueden trabajar juntos fuera del terrenos de juego y luego darlo todo para ganar en la cancha funciona muy bien en otros deportes de Estados Unidos, que formaron algunas de las ligas más valiosas del mundo. Eso es atractivo, y nos da cierta capacidad para planificar e invertir a largo plazo.»

Desde siempre el fútbol inglés ha tenido un enorme seguimiento en Norteamérica. Y hoy en día la MLS encuentra una buena respuesta en el Reino Unido, gracias a un nuevo convenio de la liga con Sky Sports. El potencial comercial y mediático de una competición oficial entre la MLS y la Premier League es ciertamente apetecible para ambas partes.

Y no es el único proyecto de expansión de la primera división de Canadá y Estados Unidos. No hace mucho Don Garber expresó su deseo de reflotar el modelo de la SuperLiga (un torneo para equipos de la primera división mexicana y franquicias de la MLS). Además, la liga jamás renuncia a la idea de poder algún día colocar a sus mejores equipos en la Copa Libertadores. Y, desde el sur del continente, Marcelo Tinelli (hoy en día el ‘hombre fuerte’ del fútbol argentino) mencionó la posibilidad de llegar a algún acuerdo de colaboración entre la AFA y la Major League Soccer a futuro.

 

En busca de la SuperLiga perdida

 

SuperLiga

Añoranza. Días atrás, mientras se sometía a una rueda de preguntas para analizar el estado de la Major League Soccer, el comisionado Don Garber admitió que la primera división de Estados Unidos y Canadá busca modos de competir con equipos de México y Sudamérica. «Diría que nos estamos acercando a CONMEBOL y a los líderes de la Liga MX. Me gustaría encontrar maneras de competir, ya sea en torneos oficiales o amistosos. La SuperLiga era un evento adelantado para su tiempo. Me gustaría encontrar la manera de volver a tener algo como eso».

La SuperLiga Norteamericana (ese era su nombre oficial) existió entre 2007 y 2010. Fue una competencia oficial, reconocida por la CONCACAF, que en todas sus ediciones se disputó en estadios de equipos de la MLS.

Del torneo participaban cada año cuatro equipos de la primera división mexicana y cuatro representantes de la máxima categoría de Canadá y Estados Unidos. Por México estaban presentes los últimos cuatro campeones de liga. Al norte de la frontera el criterio de clasificación mutó en más de una oportunidad; en su último año de existencia la Major League Soccer presentó a las cuatro mejores franquicias de la temporada regular, exceptuando a los clubes que participaban de la Liga de Campeones de CONCACAF.

Pese a que hoy manifiesta cierta melancolía por la fenecida SuperLiga, fue Garber quien -tras la edición de 2010- sentenció la desaparición de la misma. “Fue un gran torneo, que cumplió con su cometido durante un tiempo. CONCACAF se comprometió cada vez más con la idea de un torneo continental como su Liga de Campeones, a la que apoyamos completamente. Se le proporciona (a la Liga de Campeones de CONCACAF) el valor que intentamos dar a la SuperLiga, para poner a nuestros equipos contra los mejores competidores de esta región», dijo el comisionado de la MLS hace cuatro años.

Decio de María, gerente general de la Liga MX, anunció la semana pasada la idea incorporar a clubes estadounidenses y canadienses a su segundo torneo más importante, la Copa MX. Tras muchos años en el congelador el fútbol profesional mexicano revivió en 2012 a su copa vernácula, de la que participan los equipos de las dos principales categorías, y que se lleva a cabo dos veces al año (en simultáneo con los torneos Apertura y Clausura).

«Si en el futuro hubiera algún cambio podrían entrar en agosto del año que viene como una nueva temporada», indicó De María en la asamblea general de dueños de los clubes mexicanos. «Hemos evaluado la posibilidad y hemos empezado a trabajar para poder generar un concepto binacional en términos de Copa. Es un proyecto que está en ciernes, que no es oficial», añadió el ejecutivo, que especula con la llegada de las franquicias de la MLS a la Copa MX en agosto de 2015, a fin de darle más atractivo a esa competición local.

A través de un comunicado publicado en sus webs oficiales, la Major League Soccer fijó su posición sobre el anuncio efectuado por Decio de María. «Tenemos una estrecha relación con la Federación Mexicana de Fútbol y la Liga MX y estamos dispuestos a explorar oportunidades para seguir trabajando juntos y continuar el crecimiento del juego en esta región», asegura Todd Durbin, uno de los vicepresidentes de la MLS. La declaración está en sintonía con lo expresado días atrás por Don Garber«Creemos que la mayor cantidad de competencia que podamos tener entre los clubes de la MLS y los de la Liga MX, ya sea en torneos oficiales o en torneos de exhibición, es positivo para ambas ligas».

Muchas preguntas se generan alrededor de esta propuesta. ¿Puede el calendario de la MLS -que se disputa de marzo a diciembre- ajustarse a una doble ración de Copa MX cada año? ¿Participarían los equipos de la segunda división mexicana de esa fórmula XL de la Copa? ¿Qué ocurriría con la U.S. Open Cup, el torneo del que participan las distintas escalas de la pirámide del fútbol estadounidense? ¿Están satisfechas la Liga MX y la MLS con la actual estructura de la Concachampions, una competición cuya integridad está bajo sospecha?

Solamente hay un dato certero. Estados Unidos es el terreno de juego preferido de los clubes y de la selección de México. Esos equipos disputan cada año docenas de partidos -amistosos o no- en grandes en estadios de ciudades como Los Angeles, Chicago, Dallas, San Francisco o Houston, entre otras. El mejor ejemplo es el duelo llamado Campeón de Campeones. La Major League Soccer -a través de su empresa SUM, Soccer United Marketing- es quien en un alto porcentaje organiza esos eventos. En otras palabras, uno de los activos de la MLS es el fútbol mexicano disputado en Estados Unidos.     

La Liga MX reaccionó rápidamente ante la necesidad o el pedido de la máxima autoridad de la Major League Soccer. Quizás no veamos a futuro una versión 2.0 de la SuperLiga, pero sí algún tipo de integración -oficial u oficiosa- entre ambos torneos. Algo que sirva para que el eje México-Estados Unidos (más Canadá) pueda plantarse para negociar condiciones frente a CONCACAF -que no puede darse el lujo de perderlo- y a CONMEBOL -que desea tener cerca a un enorme y redituable mercado para sus productos-.

 

El estado de la liga

Don Garber

Como en cada final de temporada al comisionado de la MLS le tocó efectuar días atrás una evaluación del estado de la liga. En lugar de hacerlo durante una disertación o en una llamada en conferencia -como ha ocurrido en ocasiones anteriores- este año Don Garber prefirió ser parte de una mesa redonda con exfutbolistas y representantes de medios de comunicación.

Luego de dar a conocer el XI ideal de la Major League Soccer 2014 la máxima autoridad de la liga se sometió a una ronda de preguntas. A continuación, las respuestas de Garber, en las que el post mortem de Chivas USA estuvo bastante presente.

¿Ejercerá la MLS la opción de compra por el delantero mexicano Erick ‘Cubo’ Torres«Nos encantaría poder hacerlo. No tomamos una decisión todavía. ‘Cubo’ es un gran jugador de nuestra liga y merece estar en una posición en la cual pueda sobresalir aún más que en Chivas USA». La liga tiene plazo hasta el 15 de diciembre para comprar el pase del futbolista a Chivas de Guadalajara.

¿Se arrepiente de haber creado un equipo como Chivas USA? «En ese momento, en 2005, la MLS tenía diez equipos. Pensamos que la idea de apuntar hacia el mercado hispano de Los Angeles era una buena idea. Pero no fue así. Lo dije muchas veces. Asumo la total responsabilidad. Tuvimos que comprarle a Jorge Vergara el club a valor de mercado (alrededor de 70 millones de dólares), reformular el equipo y venderlo». 

Teniendo en cuenta el precedente del equipo mexicano y su filial estadounidense, existe en el ambiente emelesero el temor de que los Citizens ingleses puedan caer en errores similares con su nuevo club en la Gran Manzana. ¿Puede ser el New York City FC un nuevo Chivas USA«Manchester City tiene un plan que se enfoca exclusivamente en la ciudad de New York, en tratar de ser competitivos frente a Red Bulls, en hacer un gran estadio, y en ser parte de la MLS. El problema que tuvimos con Chivas de Guadalajara era que estaban la mitad adentro y la mitad afuera. No estaban enteramente comprometidos con la liga».

New York es uno de los mercados más importantes para la Major League Soccer. Además de la llegada del NYCFC en 2015 la prensa y los aficionados se preguntan por el futuro de su rival a nivel local. Desde hace algunas semanas circula el rumor de que New York Red Bulls podría estar en venta. «La empresa Red Bull está comprometida con la Major League Soccer. No se de dónde salió esa versión», manifestó Garber«Ellos financiaron y construyeron con dinero privado el estadio más caro de la liga. Y han invertido más, en porcentajes significantes, que cualquier otro equipo de la Major League Soccer. Quizás Red Bull no manejó al equipo de la manera en la que la gente hubiera querido, pero no se puede cuestionar su compromiso». 

¿Podría el New York Cosmos comprar la franquicia de Red Bulls si esta se pusiera en venta? De momento el comisionado no quiere saber nada con el que a partir del año próximo será el equipo de Raúl. Su frustrada llegada a la MLS parece haber dejado heridas abiertas. «No hay nada que reconciliar con el Cosmos. No hemos tenido ninguna relación con ellos. No tenemos por qué mantener una relación con ellos más allá de que son un equipo de la NASL, la segunda división». 

¿Cuál es límite a la expansión de la liga? ¿A cuántos equipos es capaz de albergar la MLS? «Nuestra meta es tener 24 equipos sobre el final de la década. Pero uno puede imaginar que en algunos años existirán grandes mercados en Estados Unidos y Canadá que querrán contar con un equipo de primera división».

¿En qué ciudad estará el próximo equipo de la Major League Soccer? «Este fin de semana -durante la junta entre la liga y los propietarios de clubes, que se llevará a cabo en Los Angeles- asistiremos a las presentaciones de cuatro grupos empresarios que quieren tener una franquicia. Dos son de Minneapolis, uno es de Sacramento y el otro es de Las Vegas. Sabemos que (el segundo equipo de) Los Angeles comenzará a competir en 2017 (al igual que un nuevo equipo en Atlanta). Todavía no tenemos claro qué está pasando en Miami. Anunciaremos formalmente a nuestros futuros equipos seguramente en 2015, probablemente en el transcurso de los próximos seis meses».

¿Llegará finalmente la MLS a Miami? «Es un mercado emergente muy ‘cool’ en este país. Miami es una ciudad influyente y puede albergar un equipo de la MLS, pero solamente si contamos con el estadio apropiado. No deberíamos ir a ningún mercado que no cuente con un estadio adecuado. No es un criterio que solamente aplicamos con Miami y David Beckham. Ya fracasamos allí en el pasado. Estábamos en el lugar equivocado en ese mercado y fallamos. Tuvimos que cerrar ese equipo». Semanas atrás Jugador Franquicia profundizó en los problemas político-inmobiliarios que atraviesa el grupo liderado por el exfutbolista inglés para poder construir un estadio específico en el Downtown de Miami. Tras la comparecencia de Don Garber el entorno de Becks anunció que ‘espera poder hacer un gran anuncio pronto’.

Sin embargo, la MLS no aplicó el mismo criterio con el segundo equipo de Los Angeles y con NewYork City FC, que accedieron a la liga sin tener asegurado un estadio específico«Creemos tener una solución para el estadio de Los Angeles FC. Confiamos en que podemos solucionar ese tema. Cuando decidimos venir a New York habíamos llegado a un acuerdo sobre un terreno en particular. Pensamos que teníamos ese lugar en nuestras manos, pero lo perdimos. Esta no es una ciencia exacta. Vamos a tener un estadio para New York City FC. El club ha trabajado desde el anuncio de la inducción del equipo para encontrar una solución para el estadio. Y la solución temporal, el Yankee Stadium, funciona». 

En uno de los primeros artículos de esta web hablamos sobre el potencial conflicto que se le podría presentar a la Major League Soccer durante la negociación de un nuevo convenio colectivo de trabajoSi bien Garber mantiene el optimismo, la liga se sienta a la mesa sin dar demasiadas esperanzas al sindicato de futbolistas. «Creo que seremos capaces de alcanzar un acuerdo que sea bueno para la liga y los jugadores. Diría que la dinámica actual es positiva. Hemos informado a los futbolistas que en materia financiera la MLS no está funcionando de la manera en la que nos gustaría».  

¿Se unirán en algún momento los equipos de la MLS a la Copa Libertadores, a la Copa Sudamericana o a otras competiciones internacionales? «Diría que nos estamos acercando a CONMEBOL y a los líderes de la Liga MX. Deberíamos estar pensando en torneos para convertir a esta parte del mundo del fútbol en una tan importante como Europa. La Copa América 2016 nos acerca más a la CONMEBOL, que tiene un nuevo presidente. Me gustaría encontrar maneras de competir, ya sea en torneos oficiales o amistosos. La SuperLiga era un evento adelantado para su tiempo. Me gustaría encontrar la manera de volver a tener algo como eso».

¿Cómo conseguirá la Major League Soccer atraer a fubolistas en el mejor momento de su carrera y que juegan en Europa? «Eso solamente va a pasar de dos maneras posibles. Nosotros desarrollamos a ese jugador y lo contratamos, que es lo que nos gustaría hacer. O llegamos a una posición en la que generamos un beneficio económico suficiente como para atraer a ese futbolista de 25 años y convencerlo de que la MLS es el mejor lugar para continuar su carrera. El dinero es parte de la cuestión, pero también lo son nuestros campos de entrenamiento, nuestra infraestructura, nuestros técnicos y el ambiente en nuestros dos países. Conseguir que alguien vaya a jugar a Seattle y diga ‘esta es una experiencia tan buena para mí como jugar en el Bernabéu'». 

Garber también anunció algunos posibles cambios en el sistema de competición a partir del año próximo:

  • Dependiendo de la aprobación de los operadores de las franquicias de la liga, el número de equipos en los playoffs aumentaría a 12.
  • En el último fin de semana de competición de la temporada regular se intentaría que todos los encuentros se disputen de manera simultánea, en lo que la MLS llamaría ‘Decision Day’.
  • Se continuará empleando la regla del ‘gol visitante’ en los playoffs.
  • La liga de equipos de reserva desaparecerá. Todas las franquicias de la MLS tendrán una filial en la USL Pro o estarán asociados con un equipo de esa categoría.

Además, el comisionado rechazó -una vez más- la posibilidad de que la liga adopte en el futuro cercano el ‘calendario UEFA’ o incluya la posibilidad de contar con ascensos y descensos. También prometió darle mayor transparencia a cuestiones confusas para el público, como el proceso por el cual Jermaine Jones fue incorporado por New England Revolution a través de allocation money.

Toda la historia relevante de la MLS tiene la impronta de Don Garber. Las contradicciones en las que cae su administración, también. Cuestiones complicadas de digerir, aunque las expliquen docenas de veces. Como que una liga que estrena un explosivo pack de contratos de TV, que cobra al menos cien millones de dólares como ‘cuota de ingreso’ a cualquier equipo que se sume al torneo, y que incorpora nuevos acuerdos de sponsorship advierta a los futbolistas que hay poco dinero para renegociar salarios. Haberes que en la mayoría de los casos muy poco tienen que ver con los cheques dorados que recibirán astros como Kaká, Clint Dempsey o Robbie Keane. O como que el board del torneo sea tan dispar a la hora de fijar criterios para la locación de un SSSSi se fuera con LAFC y NYCFC tan exigente como se lo es con la candidatura de Miami los respectivos estadios deberían construirse en el Hollywood Boulevard y en el Central Park, respectivamente. En las próximas semanas, en los próximos meses, la Major League Soccer y su directiva tienen la oportunidad de despejar las dudas que estos mensajes contradictorios generan en el ambiente de la primera división norteamericana.