¿Casillas a Miami? Iker desmiente una quasi ‘no noticia’

Casillas

Se agradece eso de poder recibir información de primera mano. Nada mejor que el testimonio directo de un protagonista para confirmar o desmentir un rumor o información. Pero lo que Iker Casillas hizo horas atrás fue desmentir una noticia prácticamente inexistente.

La revista del corazón española Semana publicó horas atrás que el actual arquero del FC Porto y su pareja -la periodista Sara Carbonero– habrían decidido mudarse a Estados Unidos luego de que el cancerbero recibiera una oferta de David Beckham para unirse a su equipo de la MLS en la ciudad de Miami.

A cambio de dos temporadas de servicio, de acuerdo con Semana, Casillas percibiría 16 millones de euros. Según la publicación Miami sería un buen destino para Carbonero, ya que en la ciudad del sur del estado de Florida se encuentra la sede central de la cadena de TV Univision, además de uno de los centros de producción de Telemundo, y la filial estadounidense de Mediapro, el gigante productor de contenidos deportivos y generalistas con sede central en Barcelona.

La llegada de la franquicia de la MLS a Miami en 2018 es un deseo expreso de la dirección de la liga, pero no está de ninguna manera confirmada en este momento. Beckham y sus socios tienen aproximadamente un año y medio para construir su estadio específico (después de conseguir las autorizaciones administrativas pertinentes, algo que todavía se está gestionando), encontrar un nombre y colores para el equipo y -mucho más importante- dar con un inversor mayoritario que ponga en marcha al equipo, soporte en todo o en parte el pago de las obras y colabore o asuma totalmente la compra de jugadores.

Miami Beckham United -la empresa del exfutbolista inglés y sus asociados- negoció con Qatar Sports Investments, pero en este momento el vínculo entre el grupo inversor con sede en Estados Unidos y los capitalistas radicados en el Golfo Pérsico parece completamente roto.

En otras palabras, la proyectada franquicia de la Major League Soccer tiene en estos momentos otras preocupaciones antes de comenzar a pensar en el armado de su futuro equipo.

Otro dato que llama la atención son los 8 millones de euros que de acuerdo con la versión de Semana Beckham se habría comprometido a pagar a Casillas por cada temporada de servicio. En valores actuales esa cifra equivale a unos 9.125.000 dólares al año. Un sueldo notablemente superior al de Kaká -dueño de la mejor remuneración en la MLS, de acuerdo con las estadísticas publicadas el año pasado-. Y estratosféricamente superior a la paga de Tim Howard, quien a partir del segundo semestre de esta temporada embolsará 2,3 millones de dólares por temporada, el salario más alto para un portero en la Major League Soccer. A primer golpe de vista la remuneración que la publicación española adjudica a Iker Casillas parece estar completamente fuera de los presentes valores de mercado.

A través de un video publicado en su cuenta de Facebook el internacional español desmiente su pronta mudanza al estado de Florida y se manifiesta dispuesto a seguir jugando para el Porto.

«Me preguntaba un amigo que si me iba a Miami y, evidentemente, no. Estoy encantado de estar aquí, me han acogido francamente bien», expresó Iker Casillas.

 

 

Ahora bien. Que la llegada en lo inmediato del exarquero del Real Madrid al equipo de David Beckham en Miami parezca bastante improbable ahora mismo no significa que Casillas esté lejos de la Major League Soccer.

Un par de semanas atrás Lino di Cuollo, uno de los vicepresidentes de la liga norteamericana, confirmó que existen contactos y negociaciones entre la MLS y los agentes del futbolista, que cuenta con 34 años.

Di Cuollo mencionó al pasar (¿o no?) los nombres de New York City FC, Los Angeles Galaxy y Seattle Sounders como «equipos que siempre están interesados en cracks del fútbol mundial como Casillas». Esas tres franquicias -además- parecen estar dispuestas a hacer cambios en sus respectivas porterías si se presenta la oportunidad. El vicepresidente hace referencia a una posible operación en lo más o menos inmediato, no con fecha de inicio en la temporada 2018 o aún más tarde.

A principios de 2015 Casillas manifestó que en algún momento de su carrera le gustaría jugar en Estados Unidos. La mala campaña del exmadridista en FC Porto alimenta desde hace tiempo la posibilidad de que llegue más pronto que tarde a la Major League Soccer.

Fotografía: FC Porto

 

Rumor: Leo Messi, en los planes de la franquicia de la MLS en Miami

Messi y Beckham

El Daily Mail califica de exclusiva al artículo de su periodista Sami Mokbel. Esta mañana el periódico inglés publica que David Beckham tendría como máxima prioridad a largo término la contratación de Leo Messi como máxima figura de su franquicia de la MLS en la ciudad de Miami.

Según Mokbel el fichaje del atacante argentino podría asegurar el éxito del futuro equipo en expansión en la MLS. El periódico cita a la gran cantidad de población latinoamericana residente en Miami como un factor clave para intentar atraer al futbolista del FC Barcelona.

La franquicia de la Major League Soccer en Miami todavía necesita conseguir las aprobaciones finales de parte de las autoridades locales para iniciar la construcción de su estadio específico en el barrio de Overtown.

En las últimas semanas el proyecto liderado por David Beckham volvió a ser noticia cuando trascendió que Qatar Sports Investments (la empresa que controla, entre otras cosas, a Paris Saint-Germain) habría comprado o estaría por adquirir el paquete accionario mayoritario del proyecto MLS Miami.

De hecho, se especula con la posibilidad de que actuales jugadores del PSG (como Zlatan Ibrahimovic, Thiago Motta y Thiago Silva) podrían ser parte del futuro equipo de la Major League Soccer cuando -de acuerdo con lo planeado- entre en competición en la temporada 2018.

MLS Miami: ¿A imagen y semejanza del PSG?

Zlatan

Qatar Sports Investments y David Beckham ya estarían trabajando en un ‘borrador’ de la franquicia de la MLS en Miami, que podría debutar en la temporada 2018. Eso es que publicó horas atrás AS USA en un artículo rubricado por el periodista Dani Hidalgo.

La edición estadounidense del periódico deportivo español cita a una fuente cercana a QSI e indica que la idea de los inversores qataríes sería la de trabajar con el equipo de la Major League Soccer bajo un sistema similar al que el City Football Group emplea con el New York City FC. El futuro equipo en expansión sería una especie de filial de Paris Saint-Germain y probablemente tendrá un uniforme que recuerde de manera inmediata al del club francés.

El ‘borrador’ de trabajo entre Becks y el PSG contaría con nombres propios. Para AS USA la gran figura de la franquicia en su primera temporada sería Zlatan Ibrahimovic, quien llegaría a la ‘primera división’ norteamericana con 36 años.

Otro actual futbolista del Paris Saint-Germain que podría entrar en el proyecto de Miami es el volante Thiago Motta, quien pondría pie en la MLS con 35 años. De acuerdo con AS el brasileño estaría dispuesto a mudarse a Miami tras jugar un par de temporadas más en la Ligue 1.

El tercer Jugador Franquicia de MLS Miami podría ser el zaguero brasileño Thiago Silva, aunque todavía no habría existido una oferta formal de los inversores. El central tendría 33 años en 2018.

Otro nombre que figura en este inicial armado del equipo en el sur del estado de Florida es el de Alphonse Aréola, arquero cuyo pase pertenece al Paris Saint-Germain pero que actualmente está en calidad de cedido en el Villarreal de la primera división española.

Fotografía: Paris Saint-Germain

 

David Beckham admite que busca inversores

Paris Saint-Germain FC v Olympique de Marseille - Ligue 1

Luego de algunos días de silenzio stampa, comienza aflorar algo más de nueva información sobre la probable venta a Qatar Sports Investment del paquete mayoritario de acciones de la franquicia de la Major League Soccer en Miami.

David Beckham, impulsor y hasta ahora cara visible del proyecto conocido como MLS Miami, no se ha expresado de manera pública sobre esta cuestión luego de que varios medios internacionales informaran sobre la negociación entre Miami Beckham United y los inversores qataríes.

La empresa afincada en el sur del estado de Florida dio a conocer horas atrás un nuevo comunicado de prensa. «Mientras Miami Beckham United establece los cimientos para el lanzamiento de club de fútbol de clase mundial en Miami nuestro equipo consiguió atraer el interés de varios socios potenciales», expresa el documento.

«David Beckham, Simon Fuller y Marcelo Claure evalúan estas posibilidades con el objetivo de conseguir recursos adicionales y la experiencia internacional para atraer jugadores, directivos y aficionados de alrededor del mundo.»

«Al mismo tiempo estamos realizando las diligencias necesarias para finalizar en las próximas semanas el proceso de compra de dos terrenos privados y otro controlado por el condado donde construiremos nuestro estadio», cierra el comunicado de MBU.

El grupo Beckham desea finalizar antes del final de febrero las negociaciones inmobiliarias y administrativas que le permitan comenzar a levantar un SSS para 25.000 personas en el barrio de Overtown.

El periodista Grant Wahl comentó hoy en la cadena Fox Sports 1 que recientemente representantes de David Beckham se reunieron en los últimos días con autoridades de Qatar Sports Investments, quienes se habrían mostrado interesados en adquirir una porción mayoritaria del paquete de acciones de la franquicia de la Major League Soccer en Miami. De acuerdo con la normativa de la liga un dueño mayoritario debe tener en su poder al menos el 35% de las acciones de un equipo.

De acuerdo con Wahl quienes controlan a QSI (y, entre otros, a Paris Saint-Germain) todavía no han firmado ningún acuerdo con Beckham y sus asociados. Para que el consorcio con base en Qatar pueda ser dueño principal de una franquicia de la MLS la operación de venta debe ser aprobada por una mayoría de dos tercios de los votos de los dueños de los restantes equipos de la liga.

Qatar intenta hacer pie en New York

Red Bull Arena

Resta algo más de un mes para que comience la temporada 2015, y el rumor persiste. Pese a las desmentidas de la liga y del consorcio que maneja a New York Red Bulls, las versiones sobre el probable cambio de manos de la franquicia se consolidan con el paso de las semanas.

A la lista de posibles compradores del equipo de Harrison, NJ, habría que sumar al consorcio dueño de Paris Saint-Germain. No queda claro si el pool Qatar Sports Investments apuntaba meses atrás a quedarse únicamente con NYRB o con toda la operación futbolística del grupo Red Bull a nivel mundial. Pero, tal como publicó recientemente Empire of Soccer, el interés existe o existió hasta no hace demasiado.

Además de ser dueño del PSG el grupo con sede en el país árabe está al frente de otros emprendimientos relevantes. Por ejemplo, fue el responsable de que el nombre de Qatar Foundation estuviera impreso en la camiseta del FC Barcelona. También posee diversos complejos turístico-deportivos en Doha y otros lugares del país.

QSi no sería el primer grupo inversor de la Península Arábiga o el Golfo Pérsico con intereses en el fútbol del área triestatal. El New York Cosmos, en la NASL, es propiedad de la empresa saudí Sela Sport. Y el debutante New York City FC pertenece al City Football Group, liderado por el jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, de Emiratos Árabes Unidos.

Fuera del área geopolítica de los petrodólares, otros actores hacen sentir su potencial interés en New York Red Bulls. El más activo de ellos seguramente es Jason Ader, un empresario vinculado a la industria del juego en Las Vegas, y cara visible de una de las dos propuestas que pretenden que el equipo #24 de la MLS resida en la Ciudad del Pecado.

Ader formaría parte también de un grupo de inversores de New Jersey interesados en el equipo. El capitalista -quien asiste frecuentemente a los partidos de los Red Bulls en compañía de sus hijos- conoce bien la realidad del club, que (pese al reciente anuncio de la creación de una filial en la USL-Pro) encara la temporada 2015 en medio de un palpable clima de reducción de gastos que se suma al inexplicable despido del técnico Mike Petke.

El director de Las Vegas Sands Corp. llegó al hueso en su intento por comprar el club. “El año pasado conocí a Oliver Mintzlaff (jefe del departamento de fútbol de Red Bull a nivel mundial), y le pedí que si existía alguna posibilidad de que el equipo fuera puesto en venta me lo hiciera saber», señaló Jason Ader al periodista Dave Martinez.

«Le expliqué que me encantaría trabajar con él para hacer de New York Red Bulls algo mejor. Desde el desarrollo de jugadores hasta la relación con los aficionados. Le pedí que me hiciera saber cómo puedo ayudar. Quedó bastante claro cuando hablé por última vez con Oliver que el equipo no estaba en venta. Pero si cambian de opinión me dejarán ser parte del proceso para presentar mi propuesta económica.»

Crisis deportiva y económica al margen, NYRB -el equipo, su infraestructura, su presencia consolidada en un mercado potentísimo, su pasado como MetroStars, su colectivo de hinchas- es un bien valorado. Incluso sin un anuncio o procedimiento oficial de venta, la multinacional austríaca ya cuenta con varios postores por su franquicia en la Major League Soccer.