Los Angeles vuelve a armar una galaxia sin romper el cupo salarial

Nigel de Jong

Los Angeles Galaxy lo consiguió. Esta mañana el club californiano confirmó la incorporación del internacional holandés Nigel de Jong, el tercer veterano del fútbol europeo contratado en los últimos días por el equipo más laureado de la Major League Soccer.

De Jong se suma a los anunciados fichajes del central belga Jelle Van Damme y del lateral inglés Ashley Cole. Pese a que su historial y su renombre les podría permitir el acceso a la condición de Jugador Franquicia ninguna de las piezas de este triángulo lo hará en lo inmediato. El Galaxy tiene cubierto el cupo máximo de Jugadores Franquicia con la presencia en su plantel de Robbie Keane, Steven Gerrard y Giovani dos Santos.

¿Cómo consiguió el equipo ganador de la MLS Cup 2014 sumar a estos nuevos integrantes sin romper las normas de la liga?

Primero, de acuerdo con el entrenador y gerente general Bruce Arena, la directiva del club tuvo que explicar y probar que estas tres operaciones no violan la presente normativa salarial. Esas reglas impiden a los equipos gastar más de 3,7 millones de dólares en salarios en su plantel, excluyendo a un máximo de tres Jugadores Franquicia.

«Tuvimos que hacer un poco de trabajo político», reconoció Arena en declaraciones al periódico Los Angeles Times. Cuando el Galaxy presentó a la MLS las propuestas de contrato para De Jong, Cole y Van Damme muchos ejecutivos y representantes de equipos rivales pensaron que tal vez podían estar frente a una operación fraudulenta o violatoria de la reglamentación de la Major League Soccer.

De acuerdo con lo anunciado De Jong cobrará medio millón de dólares por temporada, la misma cifra qué percibirá Van Damme. Cole -por su parte- se llevará 300.000 dólares este año. ¿Cómo consiguió la franquicia californiana estos acuerdos, aparentemente con valores muy a la baja con respecto a las cifras que maneja el mercado en Europa?

Sin despeinarse Los Angeles Galaxy sumó a tres futbolistas con comprobada experiencia en el ámbito de la UEFA por apenas 1,3 millones de dólares. El periodista Kevin Baxter explica el mecanismo empleado por el equipo de la MLS para lograrlo.

Nigel de Jong firmó en el verano de 2015 una importante renovación por tres temporadas con el Milan, que le reportaría al volante central holandés 7 millones de dólares. La realidad indica que después de esa renovación el técnico rossonero Sinisa Mihajlovic no ha tenido demasiado en cuenta a De Jong. Lo que abrió la posibilidad a que el subcampeón mundial con la selección Oranje en 2010 pudiera negociar una salida del equipo lombardo en condiciones favorables.

Los billetes que el centrocampista obtuvo al salir del Milan sirven para paliar la baja inicial de su salario al llegar a LA Galaxy. El holandés no solamente arriba a California con la promesa de jugar muchos minutos y de -al finalizar la temporada 2016- poder renovar por dos años más con un sensible aumento en su remuneración, al ocupar la plaza de Jugador Franquicia que Steven Gerrard dejará vacante a fin de año.

Ashley Cole (que no juega un partido oficial desde hace 10 meses) también se quedó con una suma interesante al extinguir su vínculo con la AS Roma.

De alguna manera, el Galaxy puede hacer frente en parte a estas dos incorporaciones gracias al dinero de los dos equipos de la primera división italiana. También, claro está, gracias a los nuevos fondos de asignación especial que recientemente la MLS entregó a todos sus equipos.

«Estos futbolistas estaban en situaciones epeciales con sus anteriores equipos», explicó Arena. «Su habilidad para salir de esos clubes de una manera adecuada les permite ahora venir a la Major League Soccer y adaptarse a los salarios que podemos pagar dentro de nuestra normativa.»

Para contratar a Cole, Van Damme y De Jong el equipo de Los Angeles Galaxy primero tuvo que liberar espacio dentro de su plantel. Y nunca exceder el tope salarial de 3,7 millones de dólares. El club de la ciudad de Carson consiguió ese propósito en diciembre, cuando vendió a equipos mexicanos a Omar González y Juninho. Con esas operaciones el Galaxy rebajó su carga salarial en 1,6 millones y, además, ganó 2,25 millones en concepto de transferencias. Resumiendo, el club de la Costa Oeste adiciona a estos nuevos tres futbolistas con una inversión menor a la que representaba el pago del salario anual de González.

Los Angeles Galaxy tiene desde hace años ganado el reconocimiento de ser probablemente el único ‘grande’ de la Major League Soccer. La seducción que su nombre y la ciudad donde el equipo está radicado generan en futbolistas europeos es innegable.

Ese factor -además de contar con un departamento legal y contable que parece estar más despierto que el del resto de los equipos de la liga- conceden al equipo de Bruce Arena (hasta que se pruebe lo contrario) el beneficio de siempre estar entre los candidatos naturales a quedarse con la copa de campeón. Este año, una vez más.

De Jong, poder destructivo para el Galaxy

De Jong

La primicia la dio Kevin Baxter en las páginas del Los Angeles Times. El Galaxy cerró a última hora del sábado la incorporación del volante central holandés Nigel de Jong, hasta ayer futbolista del AC Milan.

Si bien la operación no fue anunciada de manera oficial por la franquicia de la MLS Baxter asegura que una persona con conocimiento sobre la negociación le confirmó el fichaje del internacional con la selección Oranje.

De Jong es la más reciente adición del rush de incorporaciones que inició el LA Galaxy durante la última semana, que incluyó los anuncios de las contrataciones del central belga Jelle Van Damme (de 32 años) y el lateral inglés Ashley Cole (35). Nigel de Jong (31) llegará al club californiano en condición de jugador libre, luego de que consiguiera la aprobación del Milan para dar por finalizado un contrato al que todavía le quedaban dos temporadas y media por delante.

De acuerdo con lo publicado por el Los Angeles Times De Jong firmará un contrato de un año de duración, con un sueldo de algo menos de un millón de dólares (una cifra que se cubriría parcialmente con los fondos de asignación especial entregados por la liga recientemente). A partir de diciembre -cuando, previsiblemente, Steven Gerrard anuncie su retiro- De Jong podría acceder a la plaza de Jugador Franquicia que el inglés dejará libre.

Con Nigel de Jong el Galaxy contrata al futbolista que más necesitaba. No solamente para cubrir el vacío generado tras las ventas de Juninho y Omar González. Al equipo angelino (como a muchos de la MLS) les falta mordida, capacidad de destrucción al equipo rival en la mitad de la cancha. El holandés -si no sufre lesiones graves a lo largo de la temporada- es un especialista en esa función, y puede resultar un factor diferencial para la franquicia dirigida por Bruce Arena.

Van Damme, Cole y De Jong -que, en total, no costarán al equipo afincado en Carson más de 1,7 millones de dólares- serán presentados esta semana como nuevos futbolistas de la Galaxia.

 

Revolución 30+ en Los Angeles Galaxy

Lescott 2

Los signos son evidentes. Algo no demasiado usual pasa con la política de fichajes de Los Angeles Galaxy, el equipo más laureado de la MLS. Tras la veloz eliminación en los playoffs de la temporada pasada el técnico Bruce Arena prometió pocas semanas de vacaciones y una reformulación importante de su plantel.

Luego de vender a dos de sus jugadores más importantes a equipos de la Liga MXel central Omar González al Pachuca y el volante Juninho a Xolos de Tijuana– ahora la Galaxia parece estar apuntando a futbolistas estadounidenses y europeos de mucha experiencia.

En el mercado local contrató al volante Jeff Larentowicz (32 años), integrante de la primera horneada de agentes libres de la historia de la MLS, quien pasó las últimas temporadas como integrante del plantel de Chicago Fire. El club californiano también aseguró el regreso del delantero Mike Magee (otro free agent, de 31 años), que entre 2013 y 2015 también fue jugador del Fire -eventualmente cedido al Saint Louis FC de la USL.

LA Galaxy ya tiene ocupadas sus tres plazas para Jugadores Franquicia con el irlandés Robbie Keane (35), el inglés Steven Gerrard (35) y el mexicano Giovani Dos Santos (26). El club no piensa desprenderse de sus tres máximas figuras en 2016. Pero -sin violar las normas de límite salarial vigentes en la MLS– tiene entre sus planes la incorporación de mas futbolistas de renombre, algunos ellos con el calibre suficiente como para aspirar a remuneraciones dignas de designated players.

El primero en llegar podría ser el lateral inglés Ashley Cole (35), bajo contrato con la Roma de la Serie A italiana, pero que no juega un partido oficial con la escuadra giallorossa desde marzo del año pasado. Un par de semanas atrás Bruce Arena reconoció que la firma del contrato con Cole estaba cercana. El ex integrante de los planteles de Chelsea y Arsenal cobraría alrededor de medio millón de dólares por temporada.

Otro que desde hace semanas suena como objetivo del equipo californiano es el volante defensivo holandés Nigel de Jong (31). Actualmente parte del roster del AC Milan, De Jong representa un caso bastante diferente al de Cole -a quien se le termina el contrato con la Roma el próximo verano-. El centrocampista nacido en Amsterdam jugó apenas un puñado de partidos en la presente temporada, y no estaría conforme con su poco protagonismo en el equipo dirigido por Siniša Mihajlović. De acuerdo con el portal estadounidense de Goal.com existen negociaciones entre la franquicia californiana y el club lombardo.

Otro de los futbolistas que el Galaxy estaría sondeando es el central belga Jelle Van Damme (32), del Standard Liège. Desde 2011 integrante del equipo de les Rouches Van Damme ya ha sido comparado por analistas de la Major League Soccer como un central de características similares a las de su compatriota Laurent Ciman, ganador del reconocimiento al mejor defensor de la temporada 2015.

A día de hoy hay que sumar un nombre más a la posible lista de compras del club angelino. El central inglés Joleon Lescott (33 años, en la fotografía) podría interesar al coach Arena, aunque en las últimas horas aparecieron algunos mensajes que señalan lo contrario. 

Una semana atrás ESPN FC explicó que varias fuentes apuntaban a que el Galaxy seguía de cerca la situación de Lescott en el Aston Villa, que ocupa la última posición de la Premier League inglesa. El defensor, un veterano de la liga y de la selección de su país, todavía tiene al menos un año más de contrato con el equipo de la ciudad de Birmingham, pero podría salir del club frente a las posibilidades concretas de descenso que tienen the Villans.

Medios británicos como Sky Sports publicaron ayer que Los Angeles Galaxy hizo una oferta formal al Aston Villa por Joe Lescott, que incluiría un contrato por tres temporadas para el central. Pero, de manera casi inmediata, Alexi Lalas -comentarista de Fox Sports y ex gerente general del Galaxy– dijo que la franquicia ganadora de la MLS Cup 2014 no había acercado ninguna propuesta al club inglés.

¿De qué manera podría Los Angeles Galaxy mantener financieramente a un plantel integrado por estos nombres? Sin lugar a dudas los fondos conocidos como TAM (targeted allocation money, o fondos de asignación especial) se pondrán en uso dentro del equipo californiano. Pero -incluso aplicando ese recurso- el dinero parece no ser suficiente para completar todas las operaciones que aquí esbozamos.

Otro punto -importantísimo- a tener en cuenta es el de la edad de los futbolistas que podrían sumarse al equipo este año. Todos los mencionados en este artículo superan los 30 años. ¿Qué fecha de vencimiento puede tener un Galaxy con tantos veteranos en sus filas? Salvo excepciones, la Major League Soccer es un torneo de alto impacto físico para los jugadores llegados desde Europa.

¿Cuánto hay de riesgo calculado en estas operaciones que podría tener en carpeta el conjunto cinco veces campeón en la MLS? ¿Cuánto de apuesta? El mensaje que quizás LA Galaxy hace llegar al resto de la liga es que podría volver a ganar en diciembre un título más con el que quizás sea uno de los planteles más veteranos de toda la competición.

Fotografía: Aston Villa FC

 

TAM, los fondos destinados a ampliar la ‘clase media’ de la MLS

Johan Venegas

Que la MLS se parece muy poco a una liga de fútbol convencional ya lo sabemos. Fuera de lo que ocurre en los terrenos de juego la máxima categoría de Estados Unidos y Canadá tiene más puntos de contacto con cualquier otra de las grandes ligas norteamericanas (como la NBA o la NFL) que con un torneo de primera división que siga de manera estricta el patrón FIFA.

Una de las particularidades que más distinguen a la Major League Soccer de otras ligas de fútbol está vinculada al uso y administración de sus fondos. A la conocida cuestión del tope salarial se agrega el tema -mucho menos conocido y, por cierto, más complicado de entender- de los fondos de asignación especial, o targeted allocation money (TAM, según su sigla en inglés).

Las últimas temporadas -especialmente la de 2015- fueron muy redituables en lo económico para la MLS y sus equipos. No solamente gracias a los convenios de cobertura televisiva que entraron en vigencia el año pasado, sino también debido a nuevos acuerdos premium en el ámbito publicitario y al dinero recaudado en concepto de tasa de expansión (o expansion fee) con el ingreso de nuevas franquicias participantes.

Con estos nuevos montos en poder de la liga se especuló con la posibilidad de que se aumentara el tope salarial o incluso que se lo eliminara, dando libertad a sus equipos para que gasten en la conformación de sus planteles el dinero que consideren necesario. Pero en lugar de eso la MLS decidió apuntalar económicamente a sus futbolistas de clase media y a los elementos surgidos de sus academias formativas. Para conseguirlo las autoridades del torneo autorizaron la entrega de alrededor de 37 millones de dólares en TAM a repartir entre sus 20 equipos.

Una medida que ayudará a los clubes que tradicionalmente no invierten demasiado dinero a poner sobre el terreno de juego planteles más competitivos. Y que también facilitará que los clubes con mayor capacidad de gasto (Los Angeles Galaxy, New York City FC o Toronto FC, por ejemplo) puedan consolidar y aumentar el valor de sus rosters.

En gran medida esta tanda de fondos de asignación especial está destinada a contratar a futbolistas que podrían ser Jugadores Franquicia, o que estarían dentro del estrato más bajo de las remuneraciones de los Jugadores Franquicia. Puesto en dinero, el dinero solamente puede ser invertido en atletas que ganen entre 475.000 dólares (la barrera que separa a los designated players de los jugadores regulares de plantel) y un millón por temporada.

Además la Major League Soccer aprobó la entrega de partidas de 125.000 dólares a todas sus franquicias para ser usados en la contratación de Homegrown players, o jugadores surgidos de sus canteras o academias. Ese dinero no se restará ni computará en contra del tope salarial por temporada (de casi 4 millones de dólares) que tienen todos los clubes que participan de la liga.

¿Cómo funciona esta nueva versión de TAM?

Cada uno de los 20 equipos de la Major League Soccer recibirá un total de 1,6 millones de dólares. 800 mil dólares en la temporada 2016 y otros 800.000 el año próximo.

La MLS empleó por primera vez fondos TAM a mediados de la temporada 2015, cuando asignó a cada equipo 500.000 dólares, a repartir en cinco años. Gracias a ese dinero llegaron a la liga futbolistas como Johan Venegas (Montreal Impact, en la fotografía), Gastón Sauro (Columbus Crew) y Anibal Godoy (San Jose Earthquakes). Además, la primera edición del TAM permitió a Los Angeles Galaxy convertir contablemente el sueldo de Omar Gonzalez (por ese entonces, Jugador Franquicia) en un salario por debajo del tope. Esa operación permitió al equipo entrenado por Bruce Arena incorporar a Giovani Dos Santos, actualmente el tercer Jugador Franquicia del plantel galáctico.

¿Qué busca la MLS?

El objetivo principal es dar a los conjuntos de la liga mayor capacidad para atraer a futbolistas reconocidos a nivel internacional. Además de elevar el nivel de juego en la Major League Soccer lo que se busca es sumar a deportistas que ayuden a hacer más popular a la competición.

En la práctica estos fondos servirán para convertir los sueldos de actuales Jugadores Franquicia en remuneraciones por debajo del tope (siempre que se fichen a nuevos Jugadores Franquicia), también para traer e nuevos futbolistas que superen el actual límite salarial, y para elevar el sueldo de actuales integrantes de un plantel determinado (siempre que ese aumento implique superar el vigente tope remunerativo).

¿Cuánto duran estos fondos?

Los fondos TAM estarán disponibles durante las próximas cuatro aperturas de mercado. Expirarán al final de la ventana estival de transferencias de la temporada 2017. Este dinero puede ser negociado o ‘vendido’ entre equipos (por ejemplo, a cambio de opciones de elección en los drafts).

¿Por qué la MLS no eleva o elimina el tope salarial?

Porque no tiene interés o necesidad de hacerlo. A comienzos de 2015 la liga y el sindicato de futbolistas alcanzaron un nuevo convenio colectivo de trabajo. El acuerdo -que finalizó con condiciones bastante favorables para la patronal- establece cifras concretas para los topes salariales en los próximos años. Eso brinda certidumbre y capacidad de previsión para los equipos participantes.

No hay ningún motivo para forzar a la MLS a subir o abolir el tope salarial. El argumento histórico de la liga señala que con una eliminación del tope de remuneraciones algunos equipos podrían entrar pronto en una crisis financiera, como ocurrió muchos años atrás en la primera versión de la NASL. Con la herramienta de los fondos de asignación especial la liga puede aumentar el sueldo a determinados jugadores y no a todo el universo de futbolistas de la Major League Soccer.

¿Por qué la liga financia los próximos fichajes de los 20 equipos?

Entramos aquí en una cuestión bastante filosófica. La MLS es propietaria de todos sus equipos y de los contratos de todos sus jugadores. En el lenguaje de cada día decimos que el City Football Group es la empresa dueña de New York City FC, que AEG es propietaria de Los Angeles Galaxy, o que MLSE controla a Toronto FC. Pero en realidad deberíamos señalar que estos grupos son inversores/operadores de las distintas franquicias. Al aprobar los fondos de asignación especial la entidad única que conforman la Major League Soccer y sus equipos simplemente lo que hace es -en teoría- mejorar su producto. No es un favor o una gracia, sino un intento de inversión de las ganancias generadas por el colectivo de la liga.

* * *

La aplicación de los nuevos fondos no cambia de manera definitiva la realidad salarial de la MLS, donde existen diferencias abismales entre la base remunerativa y lo que perciben las grandes estrellas de la liga. El gran cambio llega para los futbolistas de valor y sueldos intermedios, que se acercan mucho más al piso de los Jugadores Franquicia. La escala más baja de la liga -que cobró en 2015 sueldos de entre 60.000 y 70.000 dólares por temporada- en 2016 estará igual o peor que durante el año pasado. En gran medida debido a la deficiente negociación llevada a cabo en 2015 por la MLS Players Union.

Mercado: Los Angeles Galaxy busca a Jeff Larentowicz

Larentowicz

Los Angeles Galaxy parece determinado a elevar el promedio de edad de su plantel en la temporada 2016. De acuerdo con Goal.com el veterano futbolista Jeff Larentowicz -de 32 años- estaría cerca de incorporarse al plantel entrenado por Bruce Arena.

Larentowicz -originalmente volante central, hoy en proceso de convertirse en un marcador central- jugó en 2015 para Chicago Fire, equipo con el que anotó seis goles. La lógica indica que el californiano -integrante de la primera tanda de agentes libres de la historia de la Major League Soccer– podría ser un suplente de buen nivel para cubrir vacantes en la zaga central o en la contención en la mitad del campo.

Con once años de carrera en la MLS y un título de campeón de liga con Colorado Rapids en 2010 Larentowicz sería un fichaje que sumaría experiencia y personalidad a un plantel de Los Angeles que falló en momentos claves de la temporada que finalizó días atrás. Para el pelirrojo futbolista defensivo llegar al Galaxy implicaría una sensible mejora en el tramo final de su carrera. No solamente regresaría a su ciudad natal de Pasadena -en el suburbio angelino- sino que llegaría a un equipo que permanentemente es candidato a ser campeón.

La llegada de Larentowicz ayudaría a paliar las bajas de Omar Gonzalez y Juninho, recientemente transferidos a equipos de la Liga MX. Pero también contribuiría a elevar la edad promedio del primer equipo angelino, que ya cuenta entre sus titulares a Robbie Keane (35 años) y a Steven Gerrard (35), y está próximo a acordar la llegada de Ashley Cole (también de 35 años).

Para cerrar la contratación del lateral inglés el Galaxy emplearía los 800.000 dólares de fondos de asignación especial anuales que la Major League Soccer concedió recientemente a sus 20 equipos para efectuar mejoras de sueldos o firmar nuevos jugadores. Arena busca experiencia para conquistar un título más con la franquicia con la que ya ganó cuatro MLS Cups. Poco después de ser eliminado en playoffs por Seattle Sounders el exseleccionador estadounidense advirtió que su equipo cambiaría bastante antes del inicio de la nueva temporada. Si todos estos movimientos se confirman uno no puede evitar pensar que el LAG se está armando pura y exclusivamente con la MLS 2016 en mente.

Fotografía: Chicago Fire