Jesse Marsch amplía su contrato con New York Red Bulls

Jesse Marsch

No sorprende. New York Red Bulls anunció el viernes que firmó un contrato de renovación multianual con el entrenador Jesse Marsch. Como es frecuente en el ámbito de la Major League Soccer los términos del nuevo convenio no fueron dados a conocer.

«Jesse es una excelente persona y es el técnico perfecto para este club», explicó Ali Curtis, Director Deportivo de RBNY, responsable del fichaje de Marsch en 2015. «Me entusiasma que hayamos podido llegar a un acuerdo sobre el nuevo contrato», agregó el ejecutivo. «Disfruto del hecho de trabajar con Jesse, quien sigue teniendo un impacto excepcional en el éxito de nuestro club.»

Nota relacionada: NYRB, el equipo de Ali Curtis y Jesse Marsch

Después de obtener resultados excelentes en su primera temporada con los Red Bulls -en la que ganó el Supporters’ Shield y llegó a la final de la Conferencia Este– el entrenador de Racine, Wisconsin, es uno de los más reconocidos y respetados de la MLS. A finales del año pasado Marsch fue elegido como el mejor técnico de la temporada. Su trabajo y su estilo dieron un vuelco completo al espíritu y la filosofía de trabajo de la franquicia de New Jersey.

Nota relacionada: Jesse Marsch, Técnico del Año en la MLS

El renovado técnico no tuvo un comienzo fácil en su actual equipo. Marsch llegó a los Red Bulls luego de que el club -de manera imprevista- decidiera prescindir de Mike Petke, el venerado entrenador anterior. Con el arribo de Curtis y Marsch el equipo parece haber dejado atrás (¿Para siempre?) su historial de fichajes mediáticos como los de Thierry Henry, Rafa Márquez o Tim Cahill.

Nota relacionada: New York Red Bulls no consigue hacer pie en 2016

Tras un muy irregular inicio de la temporada 2016 los Red Bulls parecen haber regresado a su forma y espíritu de 2015. Sus últimos tres partidos frente a Chicago Fire, New York City FC y Toronto FC finalizaron con victorias para el equipo de Marsch, que hoy vuelve a ocupar posiciones de privilegio en el Este.

Antes de unirse a los Red Bulls Marsch fue entrenador de Montréal Impact en la temporada 2012, y previamente fue parte del cuerpo técnico de Bob Bradley en la selección estadounidense.

New York Red Bulls no puede hacer pie en 2016

Red Bulls

HARRISON, NJ – La sensación es que poco queda del Red Bulls de 2015. El plantel es en gran medida el mismo que ganó el Supporters’ Shield de la pasada temporada, el técnico es el mismo. Pero RBNY apenas pudo ganar uno de los cinco partidos oficiales que ha jugado esta temporada. Los otros cuatro fueron derrotas. Como la de anoche, en casa y frente a Sporting Kanasa City.

Justicia/Injusticia. Con tres jugadores indudablemente desequilibrantes en el ámbito de la MLS como Dominic Dwyer, Graham Zusy y Benny Feilhaber el SKC fue demasiado para la improvisada defensa de los dueños de casa. Las lesiones convirtieron a la retaguardia del equipo de Jesse Marsch en un eterno trabajo en progreso en el que (un partido sí, otro partido también) uno de sus integrantes queda expuesto. El sábado por la noche fue el turno de Chris Duvall, lateral derecho reconvertido en defensa central en el fatídico encuentro disputado en el Red Bull Arena. El 0-2 de los de Peter Vermes, entonces, tiene justicia.

Sin conseguir dominar demasiado el juego, New York Red Bulls se las arregló para crear situaciones de gol. Muchas. Más de la que en promedio generó el año pasado, por ejemplo. La gran mayoría de ellas a cargo de Bradley Wright-Phillips, uno de los hombre récord que visten la camiseta de la franquicia de New Jersey. La frustración del goleador inglés es evidente. Casi una docena de ocasiones de gol -incluyendo un penal- que no se convirtieron en gol. La muy buena actuación del arquero visitante Tim Melia fue determinante, es cierto, pero la sequía de BWP preocupa. Y el complemento o Plan B para las fallas del #99 –Gonzalo Verón– se lesionó en la J1.

Sin defensa y sin goles es complicado avanzar en la MLS, una liga en la que impera la paridad, especialmente en el inicio del curso. Por eso los Red Bulls están estacionados entre los últimos equipos de la Conferencia Este y de la clasificación general. Como lo admitió el mismo Marsch en la rueda de prensa posterior al partido algunas de las cosas que le suceden a RBNY en este momento no encuentran una explicación demasiado racional. Tampoco hay mucho tiempo para buscar esas respuestas. El equipo sigue sin hacer pie y se prepara para salir a la ruta para visitar el miércoles 13 a San Jose Earthquakes y enfrentar a Colorado Rapids en el Dick’s Sporting Goods Park el sábado 16. El retorno a casa será el domingo 24 de abril, frente a Orlando City.

Fotografía: Sporting Kansas City

Gonzalo Verón se ilusiona con sus opciones en Red Bulls

Gonzalo Verón

Gonzalo Verón es uno de los dos Jugadores Franquicia del plantel de New York Red Bulls. El argentino llegó a la Major League Soccer tras ser parte del plantel de San Lorenzo de Almagro que consiguió la Copa Libertadores de América en 2014.

Luego de un primer semestre de adaptación al ambiente de la Gran Manzana y de la MLS el atacante argentino se siente hoy cómodo en su nuevo equipo. Y el equipo taurino está cada vez está más a gusto con la presencia del bonaerense en el plantel.

Durante toda la pretemporada el técnico Jesse Marsch se deshizo en elogios para la figura del goleador surgido de Sportivo Italiano. En una rueda de prensa brindada el miércoles en la sala prensa del Red Bull Arena el entrenador dijo que todo el plantel espera grandes cosas de Verón en esta temporada 2016. Días atrás el delantero anotó tres goles en la amistoso de RBNY frente a Jacksonville Armada.

«Es algo lindo que el técnico hable tan bien de un jugador», reconoció Verón a nuestra web. «Creo que lo mismo tenemos para decir sobre él todos jugadores, no solamente yo. Marsch es un gran técnico, que trabaja toda la semana, y eso es algo que al jugador le llega. Esperemos estar a la altura de lo que dice el técnico. Como él dice, hemos trabajado muy bien. He trabajado muy bien. Estoy muy contento. Lástima esta pequeña lesión, que es producto de la pretemporada. Espero estar pronto a disposición del equipo. Solamente quiero llevar a los Red Bulls a lo más alto, que es lo que se merecen.»

En 2015 los Red Bulls pasaron de ser un equipo completamente ignorado por los analistas a ganar la temporada regular. Las expectativas sobre la escuadra del estado de New Jersey ahora son muy diferentes. Al punto que un sector importante de la prensa especializada cree que el club es uno de los dos o tres candidatos más fuertes a quedarse este año con la MLS Cup.

«Ahora llegan este tipo de cosas. Ahora nos dan como favoritos… Bueno, este es el tipo de cosas que uno quiere generar. Que Red Bulls sea un equipo competitivo, que sea uno de los más grandes, que ya lo es, y tratar de conseguir el campeonato, que es lo más importante. También pelear todo lo que tengamos que pelear. Tenemos un gran cuerpo técnico para eso y un gran plantel, que es lo más importante.»

A lo largo de 2015 el plantel de Red Bulls jugó en contra de todos los pronósticos previos, que descartaban cualquier opción de que el plantel realizara algo trascendente en la máxima categoría norteamericana.

«Uno si quiere conseguir cosas importantes primero las tiene que desear. Y, segundo, tiene que jugar los partidos y demostrar que uno puede hacerlo. Es muy importante salir a la cancha con esas ganas de vencer. Y después ir paso a paso. Este camino es muy largo. Podemos ganar o perder, pero esas ganas de ganar son algo muy importante.»

Para el Pájaro Verón lo peor de la fase de adaptación parece haber pasado. La titularidad es una condición que el delantero se ganó a golpe de buenas actuaciones durante el stage que RBNY realizó en Florida en las últimas semanas.

«Esa es una de las cosas importantes que me faltaban. Y la verdad es que durante el invierno me fue muy bien. Estoy muy contento de haber comenzado a trabajar en esta pretemporada con ellos desde cero. Creo que progresé un montón. El hecho de ya conocerme con mis compañeros, de conocer al técnico, de hablar, de dialogar… Todo eso es muy importante. Y creo que lo demostré en esta pretemporada.»

Gonzalo Verón no será de la partida en el primer encuentro de la temporada frente a Toronto FC. Una molestia muscular -fruto, de acuerdo con el jugador- del trabajo de pretemporada posterga el debut del argentino hasta la Jornada 2 de la MLS, en la que Red Bulls visitará a Montreal Impact el sábado 12 de marzo.

Mercado: Dax McCarty extiende su contrato con los Red Bulls

Dax 2

Dax McCarty habría firmado un contrato de renovación con New York Red Bulls por las cuatro próximas temporadas. La versión -publicada por Ives Galarcep en Goal.com lleva tranquilidad a los aficionados del equipo de New Jersey, quienes temían que su capitán se convirtiera en agente libre al final de la MLS 2016 y pudiera marcharse a cualquier otro equipo libre de cargo.

McCarty, incluido en el XI ideal de la MLS 2015, fue uno de los futbolistas más influyentes de un NYRB que fue el ganador de la temporada regular.

Hasta ahora el técnico Jesse Marsch y el director deportivo Ali Curtis no se han desprendido de ningún jugador importante dentro del que fuera el primer equipo durante el año pasado. Pero no es imposible que futbolistas como Matt Miazga o Kemar Lawrence terminen pasando a algún club europeo en esta apertura de mercado. Las únicas incorporaciones que la franquicia fundadora de la MLS ha realizado hasta ahora está vinculada a futbolistas jóvenes, formados en la academia del club. Por eso es importante retener -al menos a mediano plazo- a un referente en la cancha y a un favorito del público como es el Ginger Ninja.

McCarty fue una pieza importante -indispensable para muchos- dentro de un equipo que ganó dos Supporters’ Shields en las últimas tres temporadas. Con 28 años es un futbolista apreciado por toda la liga, especialmente por Orlando City SC, que seguramente hubiera hecho una oferta por el volante nacido en los alrededores de la ciudad del centro de Florida si el mercado hubiera presentado esa oportunidad.

El fenómeno de los agentes libres es nuevo en la Major League Soccer. En esta pretemporada estamos presenciando las primeras operaciones vinculadas a esa figura contractual en toda la historia de la liga. Para entrar en esta nueva categoría los futbolistas sin contrato deben acreditar 8 años ininterrumpidos de servicio en la MLS y tener al menos 28 años. Jeff Larentowicz, Drew Moor, Justin Mapp y Mike Magee son los primeros free agents que generan transacciones (o especulaciones de transacciones, al menos) dentro de la ‘primera división’ norteamericana.

Fotografía: New York Red Bulls

Hudson River Derby, Año 1

HRD

Los clásicos o los derbis no se inventan. Ni en la MLS, ni en ningún torneo del mundo. La liga norteamericana de primera división creó este año el único enfrentamiento local que hoy existe en su seno. Pese a los temores generados alrededor del posible corte artificial de ese duelo el Hudson River Derby terminó siendo un auténtico éxito en su temporada de debut.

Seamos claros; el hecho de que dos equipos de fútbol compartan el mismo mercado puede prometer cierta cuota de interés. Pero de ninguna manera lo puede asegurar, mucho menos en su primer año de vida. Sin embargo, la Major League Soccer acertó al proponer al inédito duelo entre Red Bulls y el City como uno de los choques más importantes del calendario 2015. La rivalidad arraigó de manera inmediata a uno y otro lado del río Hudson.

A inicios del año este clásico aparentaba ser algo que finalmente no fue.

El histórico equipo de Red Bulls, con 19 años de existencia en la Major League Soccer, comenzaba el curso por primera vez en mucho tiempo sin figuras relevantes a nivel internacional. Tampoco era de la partida el venerado técnico Mike Petke, despedido por la nueva conducción tras hacer un buen trabajo al frente del club del estado de New Jersey. NYRB incorporó en su lugar a Jesse Marsch, un entrenador con una corta historia en los banquillos de la MLS, y a un grupo de jugadores que a inicio de la temporada bien podían ser definidos como ilustres desconocidos.

Al otro lado del río se instalaba la sucursal de una potencia global del fútbol. New York City FC -la franquicia del económicamente todopoderoso City Football Group- ponía pie en la liga con la intención de apoderarse de la escena futbolística neoyorquina. Y en gran medida lo consiguió. Pocos equipos tuvieron en 2015 el acompañamiento mediático y el respaldo de los aficionados como el que contó NYCFC en la temporada que acaba de terminar.

El cuadro celeste desplazó del centro de la escena neoyorquina a Red Bulls. Antes de mostrarse sobre la cancha el nuevo equipo consiguió quitarle más de un aficionado al club establecido en New Jersey desde el comienzo de la MLS. La ubicación casi céntrica del Yankee Stadium, el deslumbramiento inicial que generaron los nombres internacionales que trajo New York City FC y cierto desprecio por la falta de títulos de liga que todavía exhibe NYRB volcaron de manera decidida a buena parte del público y al ambiente periodístico hacia la mitad azul cielo de esta nueva rivalidad.

El inicio del año futbolístico probó que las sensaciones previas estaban absolutamente equivocadas. NYRB, con poco brillo mediático, sin figuras internacionales, construyó un plantel efectivo, potente y confiable. El trabajo de Jesse Marsch y su cuerpo técnico fue premiado con el Supporters’ Shield, el trofeo concedido al mejor equipo de la temporada regular.

En el Bronx, en cambio, las cosas fueron mucho más complicadas. Comenzando por el fiasco generado por la fallida llegada de Lampard -que no se sumó a New York City al comienzo de la temporada, sino en la segunda parte del año-, pasando por la confirmación de que los elementos ‘no estelares’ de NYCFC estaban lejos de poder constituir un equipo de mínimas garantías, y finalizando por la decepción generalizada que el coach Kreis (a la postre, despedido) y su plantel protagonizaron al finalizar no solamente lejos de las posiciones de clasificación a los playoffs, sino lejos de un estado competitivo aceptable.

Tres fueron los partidos que enfrentaron a Red Bulls y el City en la temporada regular 2015. El saldo fue ampliamente favorable para el cuadro afincado en Harrison, New Jersey.

Partido 1: New York Red Bulls 2 vs. New York City FC 1 (10 de mayo de 2015)

Por ese entonces los Red Bulls tenían bien aceitada la táctica 4-2-3-1. El triángulo de volantes formado por Dax McCarty, Felipe y Sacha Kljestan ya se mostraba como un elemento clave en el conjunto de Jesse Marsch. En NYCFC el único Jugador Franquicia presente era el español David Villa -de gran rendimiento a lo largo del año-, pero el resto del equipo estaba lejos de lo deseable. Pese a ello -gracias a la expulsión de Matt Miazga- este fue el partido en el que New York City FC (que empleó un 4-4-2) estuvo más cerca de poder ganar uno de los derbis del área triestatal.

Partido 2: New York City FC 1 vs. New York Red Bulls 3 (28 de junio de 2015)

En los hechos New York City FC seguía contando con el Guaje como único Jugador Franquicia. Jason Kreis experimentaba con la táctica, buscando similitudes con el exitoso sistema que empleó en Real Salt Lake. En el único clásico jugado en 2015 en el Yankee Stadium el técnico probó con Mix Diskerud como enganche y Villa como clara referencia en el ataque. En el mejor Derbi del Río Hudson para Red Bulls en 2015 el club taurino remontó el 1-0 inicial y profundizó la crisis de falta de juego del equipo local. NYRB salió a la cancha en el tercer y definitivo enfrentamiento con una de las modificaciones tácticas más importantes (y fugaces) de todo el año. Bradley Wright-Phillips -que acusaba falta de gol en ese momento- fue reconvertido en extremo por la izquierda y el joven camerunés Anatole Bertrand Abang fue el ariete.

Partido 3: New York Red Bulls 2 vs. New York City FC 0 (9 de agosto)

En el tercer y último derbi del año New York City FC puso desde el inicio del partido a sus tres Jugadores Franquicia sobre la cancha. David Villa como referencia de ataque, Frank Lampard en posición de ‘enganche’, y Andrea Pirlo compartiendo la doble posición de volante central junto a Andrew Jacobson. En ese partido -pese a la presencia de los ilustres europeos- volvió a quedar claro que New York Red Bulls tuvo a lo largo de toda la temporada un plantel sustancialmente mejor al del nuevo club de la ciudad. El inglés, acusando todo tipo de achaques físicos, que lo terminaron postergando hasta prácticamente el final del año. Y el italiano, demasiado desprotegido dentro del mediocampo del plantel de Kreis, alternando permanentemente buenas y malas. Una situación que puede definir su primer semestre en la Major League Soccer.

New York City FC es un equipo extremadamente joven, al que tal vez se le exige demasiado. Su año de debut en la MLS será recordado por la frustración que la falta de fútbol generó en algunos de sus principales jugadores, por los errores cometidos al conformar el plantel y por el rápido despido de Kreis, uno de los entrenadores más reputados de la liga hasta hoy. Hay datos positivos para los citizens de América del Norte, por supuesto. Cada vez que jugó como local redondeó los 30.000 espectadores en el Bronx, lo que lo coloca en la tercera posición general de toda la liga. La liga y las autoridades de NYCFC consiguieron probar que había espacio y aficionados disponibles para sumar en el mercado deportivo más importante de Estados Unidos. Y eso es una gran base para construir su proyecto a partir de 2016, de la mano del recientemente contratado Patrick Vieira, hasta ahora técnico del equipo de reserva del Manchester City.

Como dicen los tifos que se mostraron en cada uno de los tres partidos de este año, la Gran Manzana por ahora sigue siendo roja. Al club administrado por el City Football Group le queda mucho por demostrar en un entorno en el que -gracias a limitaciones salariales y de inversión- el dinero no puede cambiarlo todo. Tras un primer año de aprendizaje a los golpes, New York City FC está ante el reto de no solamente mejorar en la cancha, sino también de poder demostrar que sabe moverse dentro de la a veces compleja estructura y normativa de la Major League Soccer.

Tifo

Es complicado mejorar el año de Red Bulls. Si bien falló en la serie final de la Conferencia Este, su temporada regular fue casi perfecta. Sea con Petke o con Marsch, el equipo blanquirrojo viene rondando desde hace tres temporadas la obtención de su primer campeonato en la MLS. Las expectativas sobre lo que la temporada 2016 son máximas. Mientras NYCFC todavía no ha hecho ningún movimiento de mercado significante, su contraparte -fiel a su nuevo estilo- acaba de hacer oficial la contratación de dos de los elementos de su cantera. ¿Puede NYRB -con algunos ajustes sobre su plantilla- volver a ser un contendiente al campeonato de manera clara, como lo fue este año?

Fotografías: New York Red Bulls, Major League Soccer

Videos: Major League Soccer