Señor Juez, ¿Cuál es la segunda división de Estados Unidos?

Miami FC vs New York Cosmos

¿Dónde está la segunda división del fútbol estadounidense? Por disposición de la federación local, dos ligas profesionales compartieron el rótulo de D2 en 2017: la NASL (North American Soccer League) y la USL (United Soccer League).

Durante la temporada que entró en su último trimestre, tanto la NASL como la USL fueron consideradas ligas de segunda división de manera provisoria, bajo la condición de que ambas deberían subsanar falencias y cumplir de manera total con los requisitos que la U.S. Soccer establece para que una competición pueda ser homologada como Division II.

Hace apenas unas semanas -durante el mes de septiembre- la federación estadounidense decidió revocar a la NASL su condición de liga de segunda división de cara a 2018, una sello que había podido exhibir en exclusiva entre 2011 y 2016.

Desde el punto de vista reglamentario, la North American Soccer League presenta enormes dificultades para poder cumplir que los requerimientos determinados por la federación. Una liga de segunda división debe contar con un mínimo de 12 equipos participantes. La NASL tiene a 8 participantes dentro de su circuito y no se ve capaz de aumentar su número en lo inmediato.

En el octeto de actuales participantes hay un club que parece tener todo definido para mudarse a fin de año a la USL: North Carolina FC (el antiguo Carolina RailHawks). Además, el no habría que descartar que FC Edmonton decida adherirse a la Canadian Premier League y que San Francisco Deltas -un equipo que debutó en 2017- baje sus persianas al llegar diciembre.

Aún sumando a las prometidas franquicias californianas en San Diego y Orange County, la NASL podría iniciar su temporada 2018 con menos equipos de los que actualmente tiene.

Antes de ser despojada de su condición de segunda división, la NASL comunicó a la federación estadounidense que mantenía negociaciones con varios potenciales inversores y que necesitaría cerca de tres años para cumplir con el requisito de tener 12 equipos participantes.

Al conocer la decisión de la U.S. Soccer, la North American Soccer League decidió entablar una demanda contra la máxima autoridad del fútbol de Estados Unidos. En la misma adujo que la federación “usó una estrategia que de manera selectiva aprobó o denegó dispensas sobre normas para de esa manera elevar a la USL hacia una posición monopólica en la Segunda División, diseñada para finalmente destruir a la NASL como potencial competidor de tanto la MLS como de la USL”.

En lenguaje más llano, la North Americab Soccer League sostiene que la federación estadounidense usó a su normativa de manera discrecional para perjudicar a la NASL y, al mismo tiempo, beneficiar tanto a la USL como a la MLS.

En el marco de este alarmante panorama, el núcleo duro de la North American Soccer League queda reducido a tres ‘potencias’: el ordenado Indy Eleven, el histórico y resucitado New York Cosmos y el financieramente todopoderoso Miami FC.

La USL busca ser la segunda división en exclusiva

El lunes de esta semana la United Soccer League presentó su solicitud para ser considerada como campeonato de segunda división en 2018. La vitalidad es el signo más característico de la USL, que ahora cuenta con 30 equipos participantes y que en la próxima temporada podría presentar hasta cinco nuevos participantes adicionales.

Tres de los cinco equipos que se sumarían a la USL en 2018 son Fresno FC, Las Vegas Lights y Nashville SC. A habría que agregar a North Carolina FC -en fase de huída de la NASL– y a un nuevo equipo en expansión del que todavía no se han brindado detalles.

La liga -aliada estratégica de la Major League Soccer– intenta pasar sin problemas el análisis técnico de la federación, pese a que no puede presentar un ‘formulario’ completamente limpio.

Mejor dicho, la liga en sí -su administración, su circuito- está absolutamente en línea con las directrices de la U.S. Soccer, pero algunos de sus equipos no cumplen con todos los requisitos. Ocho conjuntos de la United Soccer League juegan en estadios que no cuentan con la capacidad mínima establecida para equipos que juegan en una liga de segunda división (5.000 asientos). Entre los ‘infractores’ están dos clubes independientes –Charlotte Independence y Pittsburgh Riverhounds– y seis filiales de franquicias de la MLSVancouver Whitecaps 2, Toronto FC II, Swope Park Rangers (Sporting Kansas City), Seattle Sounders 2, New York Red Bulls II y LA Galaxy II-.

La United Soccer League ha asegurado a la federación estadounidense que todas estas situaciones estarán resueltas antes del inicio de la temporada 2018. Los equipos en cuestión agregarían asientos adicionales a sus actuales infraestructuras o podrían mudarse a los estadios de sus equipos ‘madre’ en la MLS.

Además de esta situación, la USL habría pedido cuatro dispensas reglamentarias, todas ellas vinculadas con los estadios o los terrenos de juego de cuatro de sus franquicias. Dos de esos equipos juegan en la actualidad sobre superficies artificiales no certificadas por la FIFA, mientras que otros dos son locales en estadios con terrenos de juego que no cumplen con las medidas reglamentarias.

La USL estableció una hoja de ruta por la cual en el lapso de dos años las superficies de juego artificiales serán reemplazadas por turf homologado por la FIFA y los dos casos de estadios/canchas no reglamentarios serán sustituidos por la construcción de sendos estadios específicos para la práctica del fútbol, con capacidad para más de 10.000 espectadores.

Bajo la promesa de tener todas estas cuestiones subsanadas en la temporada 2020, la United Soccer League confía ser certificada como liga de segunda división antes de que finalice el mes de octubre. Días más, días menos, sobre esos mismos días se realizaría en un tribunal neoyorquino la primera audiencia por la demanda antimonopólica que la NASL impulsa en contra de la Federación de Fútbol de Estados Unidos.

Fotografía: Miami FC y New York Cosmos, dos de los únicos equipos fuertes que quedarían en una NASL con rumbo incierto. (Crédito: Miami FC)

Anuncios

Un 2017 con dos ligas de segunda división en Estados Unidos

logos-juntosUna solución que no satisface plenamente a nadie. Pero que -de momento- no cancela las opciones de subsistencia o crecimiento de las partes involucradas. La federación de Estados Unidos acaba de resolver que durante la temporada 2017 existirán dos ligas de segunda división, mientras que el estatus de tercera división quedará vacante hasta 2018.

En otras palabras, la NASL -que hasta fines de 2016 era oficialmente reconocida como Division II– mantiene hasta el 31 de diciembre de manera provisional esa condición. y la USL -hasta el año pasado oficialmente la liga de tercera categoría- ‘sube’ de manera temporal al segundo escalón de la pirámide del fútbol estadounidense.

El Cosmos y la NASL, ¿salvados por la campana?

La desfalleciente North American Soccer League recibió la noticia con alegría. El hecho de poder conservar el sello de ‘segunda división’ le permite recuperar a su mayor patrimonio, el New York Cosmos, y con ello reunir el mínimo de 8 equipos que la federación le exigía para funcionar en 2017. La liga tiene por delante el durísimo reto de conseguir que nuevos clubes se sumen a su circuito en esta temporada, tras la sangría y el éxodo de participantes que vivió en tiempos recientes.

La United Soccer League también está contenta. Al menos de manera provisional consiguió lo que se propuso, ser una liga de segunda división. El torneo que ya congrega a una treintena de equipos deberá demostrar que merece más que la NASL la posibilidad de estar inmediatamente por debajo de la MLS.

¿Qué juega en contra de la USL?

– Una buena parte de los equipos que participan de su circuito son filiales directos de clubes de la MLS (New York Red Bulls II, Orlando City B o Portland Timbers 2 son algunos de esos ejemplos).

– Muchos de los clubes de la United Soccer League -se traten o no de filiales- no cuentan con los requisitos mínimos para participar de una liga de segunda división. O sea, los estadios en los que juegan no tienen la capacidad mínima requerida, las canchas de esas instalaciones no reúnen la condiciones o dimensiones exigidas por la FIFA, o sus cuerpos técnicos no cuentan con la titulación necesaria para poder desempeñarse en una liga de segunda división. Alrededor de una decena de los actuales equipos de la USL se encuentran en esa situación.

¿Cuáles son las carencias de la NASL?

– A la North American Soccer League le faltan equipos. La federación local establece que una liga de segunda división debe contar con un mínimo de 12 participantes. De cara a 2017 a la NASL se le permitirá competir con un mínimo de 8 clubes, pero está forzada a encontrar ‘sangre nueva’ para intentar alcanzar una docena de integrantes de cara al próximo año.

– Más allá de que una nueva directiva de la liga (algo que parece estar en camino) logre convencer a nuevos actores, la NASL atraviesa por una grave crisis de confianza interna y externa. A la debacle económica y casi disolución del Cosmos se suma la reciente incorporación de clubes que no estaban preparados para afrontar el peso económico de la competición (como el Rayo OKC) y la fuga de equipos fuertes y estables, como Tampa Bay Rowdies. ¿Quién va a creer en la NASL? Y, más importante quizás, ¿quién va a querer invertir en la NASL?

***

Ambas ligas tienen un año para intentar ponerse al día y enmendar sus fallas. Parece improbable que las dos consigan satisfacer todas las exigencias federativas en apenas una temporada. Al final de este curso la U.S. Soccer deberá volver al punto de partida y evaluar cuánto han hecho la USL y la NASL para acercarse al ideal de lo que debería ser una liga nacional de segunda división en un país de la extensión y la diversidad de Estados Unidos.

Imagen: NASL / USL

El crecimiento fuerza el cambio de formato en la USL

Rochester

Seis nuevos equipos entran a la United Soccer League (la ‘tercera división’ norteamericana) en la temporada 2016. El crecimiento que la liga está experimentando en los últimos meses forzó a la USL a cambiar su formato de competición y la conformación de sus Conferencias.

Las nuevas franquicias que se suman a la liga este año son FC Cincinnati, Rio Grande Valley FC, Swope Park Rangers, Orlando City B, Bethlehem Steel y el equipo de la ciudad texana de San Antonio, que todavía no cuentan con un nombre oficial.

Cada equipo disputará 30 partidos -que se jugarán a lo largo de 27 semanas- en la temporada regular (que se extenderá desde el 25 de marzo al 25 de septiembre). En 2015 los seis mejores clubes de cada Conferencia clasificaron a los playoffs. Este año los clasificados serán los ocho mejores conjuntos de cada zona.

Los playoffs de cada Conferencia se disputarán en un sistema de partido único. Los ganadores de las Conferencias Este y Oeste se medirán en la final, llamada USL Championship (ganada en 2015 por Rochester Rhinos -en la fotografía-).

Catorce equipos integrarán la Conferencia Este y quince lo harán en la Conferencia Oeste.

Conferencia Este: Bethlehem Steel FC, Charleston Battery, Charlotte Independence, FC Cincinnati, Harrisburg City Islanders, Louisville City FC, FC Montreal, New York Red Bulls II, Orlando City B, Pittsburgh Riverhounds, Richmond Kickers, Rochester Rhinos, Toronto FC II, Wilmington Hammerheads FC.

Conferencia Oeste: Arizona United SC, Colorado Springs Switchbacks FC, LA Galaxy II, OKC Energy FC, Orange County Blues FC, Portland Timbers 2, Real Monarch SLC, Rio Grande Valley FC, Sacramento Republic FC, Saint Louis FC, “USL San Antonio”, Seattle Sounders FC 2, Swope Park Rangers, Tulsa Roughnecks FC, Vancouver Whitecaps FC 2.

Fotografía: Rochester Rhinos, USL

USL: Ocho equipos a por el título

sacramento-republic-galaxy-II
La USL madrugó al resto. La tercera y ultima división profesional del fútbol de Estados Unidos y Canadá arrancó antes que nadie con su postemporada, y con sus 8 clasificados definidos, la lucha por el USL Championship ya se palpita.

La temporada regular vio coronarse campeón a los Rochester Rhinos, uno de los equipos más antiguos de la divisional. El equipo del estado de Nueva York protagonizó una campaña brillante: invicto como local (12 victorias y 2 empates) con 13 puntos de diferencia con respecto al segundo y apenas 15 goles encajados. En las semifinales de Conferencia deberá enfrentar al New York Red Bulls II, que goleó en el repechaje a Pittsburgh Riverhounds.

La otra llave del Este la dirimen Louisville City FC, filial (por este año solamente) del Orlando City, y el Charleston Battery, otro club de marcada tradición en el ‘ascenso’ estadounidense.

En el Oeste, Los Angeles Galaxy II dio la sorpresa eliminando a Sacramento Republic. El equipo del norte de California, uno de los más fuertes de la divisional y candidato firme a sumarse a la MLS en el futuro cercano, no pudo contra los juveniles del cuadro angelino y cayó eliminado en su propia casa por la mínima diferencia. En la Semifinal, Los Dos enfrentarán a su vecino californiano, el Orange County Blues.

El otro cruce tendrá al Colorado Springs Switchbacks FC, que eliminó al Seattle Sounders 2 en el repechaje, contra el Oklahoma City Energy, filial del Sporting Kansas City conducida tácticamente por el ex arquero del club Jimmy Nielsen.

Las series, a partido único, se disputarán entre el 3 y el 4 de octubre en casa de los equipos con mejor récord en la temporada regular. Las finales de Conferencia están pactadas para el 10 y 11 de octubre, mientras que la final tendrá lugar el 17 o 18 del mismo mes. Los partidos definitorios de la temporada, al igual que sucedió con los de la fase regular, podrán seguirse a través del canal oficial de la liga en YouTube.

La temporada termina con un saldo pobre para los equipos directamente afiliados a escuadras de la MLS. Apenas dos se mantienen con vida, y solo tres alcanzaron la instancia de playoffs. FC Montreal, Toronto FC II, Portland Timbers 2, Whitecaps 2 y Real Monarchs SLC verán la postemporada por televisión. Claro que, siendo el espíritu de la iniciativa el desarrollo de jugadores antes que la conquista de títulos, no debe sorprender que sean los equipos independientes los que obtengan mejores resultados.

Los Red Bulls dan el salto hacia la radio 2.0

radio

Contra todo pronóstico New York Red Bulls es uno de los equipos sensación de la temporada regular en la Major League Soccer 2015. En medio de una liga en la que se pusieron de moda fichajes millonarios y salarios siderales la franquicia radicada en New Jersey es una de la más fuertes de la Conferencia Este con uno de los planteles menos caros del torneo.

Un cambio de mentalidad radical y revolucionario. Propiciado por las órdenes que llegaron desde la casa central de Red Bull en Austria, es cierto, pero efectivo y ejemplar. El éxito en la cancha hizo que muchos hinchas de NYRB regresaran al rebaño este año, en el que la irrupción de New York City FC amenazaba con arrasar la base de aficionados en el área triestatal. Y con ese retorno se hacen patentes viejas necesidades de los seguidores del cuadro rojiblanco.

Esos reclamos se pusieron sobre la mesa en el segundo Town Hall del año organizado por el club. Esas reuniones son asambleas de las que participan los abonados de temporada, más representantes de la directiva, del plantel y del cuerpo técnico. En el Town Hall de esta semana -mucho menos acalorado que el de principio de temporada y los del año pasado- los aficionados preguntaron a los representantes del equipo sobre -entre otros temas- el futuro diseño de las camisetas del club y la extensión del contrato del capitán Dax McCarty.

Otra de las cuestiones que plantearon los fans de NYRB es la falta de cobertura que tienen los partidos de su equipo en la radio local. Y aquí vale hacer una aclaración. En Estados Unidos y Canadá la radio deportiva no funciona como en España o en gran parte de América Latina, donde -con las evidentes particularidades que existen en cada país- una estación local o una cadena de radio puede transmitir los partidos de cualquier equipo.

En el soccer -y en cualquier otro deporte que se practique en el norte del continente americano- los clubes o franquicias explotan de manera directa o licencian sus derechos de transmisión en radio. Muchos de los equipos de la MLS tienen su transmisión oficial a través de una estación local. O sea, no existe libertad de acción para que cualquier radio pueda transmitir los partidos de un equipo determinado. Solamente la estación oficial está habilitada para llevarlo a cabo.

A modo de ejemplo, Los Angeles Galaxy tiene a The Beast 980 AM como su radio oficial en inglés y a ESPN Deportes 1330 AM como su canal de radio en español. Seattle Sounders transmite sus encuentros en inglés a través de KIRO Radio 97.3 FM y en español en el dial de El Rey 1360 AM. Y New England Revolution ofrece la narración de sus encuentros en inglés en 98.5 FM The Sports Hub y en portugués (Boston y sus alrededores es hogar de miles de ciudadanos lusófonos) en Nossa Radio USA.

Si bien de manera intermitente, los Red Bulls contaron con cobertura en español de sus encuentros en la radio terrestre del área triestatal en las últimas temporadas. Las transmisiones en inglés faltan desde hace años en la región para los hinchas de NYRB. Y todo indica que eso no cambiará. El de New York es el principal mercado mediático de América del Norte y al club (de manera directa o a través de una licencia) no solamente le ha costado mucho encontrar un espacio en el éter, sino que también le ha resultado difícil obtener un rédito económico de modo sostenido a través de esa actividad.

Esta temporada el club comenzó a reparar esta carencia a través de narraciones online en inglés y en español disponibles en su web oficial. Parece claro que el club no va a tener presencia en la radio tradicional en lo inmediato, pero todo indica que New York Red Bulls está a punto de dar un salto hacia la radio 2.0. El gerente general del club, Marc de Grandpre sorprendió al anunciar durante el Town Hall que se está por cerrar un acuerdo con TuneIn para tener un canal exclusivo de radio online.

TuneIn es una de las principales aplicaciones a nivel mundial para escuchar radio en línea a través de teléfonos celulares. El acuerdo permitiría al club no solamente cubrir los partidos de su primer equipo, sino de New York Red Bulls II, su franquicia en la USL. Y, además, tener un canal de audio permanente (24/7) en radio, algo inédito en la Major League Soccer.

Esta iniciativa le daría a NYRB no solamente cobertura en inglés y español (porque suponemos que parte de su programación y de sus contenidos propios serán en nuestro idioma) a nivel local, sino también en el plano nacional e internacional.

Recientemente TuneIn lanzó un servicio premium disponible en principio en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido. Mediante el pago de una cuota mensual de 8 dólares sus suscriptores tendrán acceso a centenares de estaciones musicales libres de publicidad, miles de audiolibros. Además el servicio incluirá la narración de los partidos de la Major League Baseball, la Premier League de Inglaterra y la Bundesliga, con transmisiones sin anuncios publicitarios.

No sabemos en este momento si el canal de NYRB estará dentro de este pack o será una iniciativa destinada a abrir el amplio mundo de las radios temáticas que sistemas como TuneIn, iHeart Radio y hasta SiriusXM pueden ofrecer a la Major League Soccer y sus equipos.

Imagen: New York Red Bulls Radio