Toronto FC, también campeón en la ‘liga económica’

BMO Field

La de Toronto FC es hoy una historia de éxito. No solo por el título de la MLS sellado en diciembre y por el triplete obtenido a lo largo de todo 2017. El cuadro escarlata puede ser considerado -con justicia- en la actualidad como un auténtico bombazo comercial dentro del fútbol norteamericano.

Y de esa manera lo expresan los máximos responsables de Maple Leaf Sports & Entertainment, la empresa que controla al equipo de Giovinco, Bradley y Altidore también es propietaria de Toronto Maple Leafs (NHL), Toronto Raptors (NBA) y -entre otros- Toronto Argos, franquicia de la Canadian Football League -el pariente cercano canadiense de la NFL-.

El BMO Field abre las puertas al football americano (y similares)

En el marco de una entrevista con el periódico Toronto Sun, el presidente del TFCBill Manning– brindó un revelador panorama sobre la salud económica del conjunto escarlata.

«Llegamos a un punto en el que la demanda ha superado a la oferta, lo que es bueno», señaló Manning luego de asegurar que en 2018 el equipo canadiense contará con alrededor de 24.500 abonados de temporada. Las cosas van tan bien para los de la provincia de Ontario que la directiva ha decidido mantener los asientos adicionales que se instalaron para los pasados playoffs y, además, espera poder hacer ampliaciones en el BMO Field con el fin de agregar 5.000 ubicaciones más.

«El ambiente que tenemos en nuestro estado se ha vuelto tan eléctrico… Ahora vendemos entradas muy codiciadas», agregó Manning.

Pese a que desde julio de 2017 en adelante prácticamente todas las entradas para los partidos como local de Toronto FC se vendieron, el club se abstuvo de colgar el cartel con la frase ‘no hay más localidades’ debido a que la ocupación real de asientos fue de un 84%.

Para 2018 el panorama es extraordinariamente alentador. El 98,5% de los abonados de temporada en 2017 renovará o ya renovó su compromiso de cara a este año. MLSE espera que las entradas para todos los partidos de Toronto FC en el BMO Field se agoten con al menos dos meses de antelación.

BMO Field: el ‘estadio específico’ que se supera a sí mismo

«Estamos generando una cantidad de dinero muy importante», valoró Manning. Solo en venta de entradas (que tienen un valor promedio de 45 dólares canadienses, o 35 dólares estadounidenses) el equipo ingresa casi 1,2 millones de dólares canadienses (800.000 dólares estadounidenses) por encuentro cada vez que juega como local durante la temporada regular.

El año pasado las ganancias para Toronto FC aumentaron en un 30% con respecto al 2015, y la cantidad de personas que vieron los partidos del club por TV creció en casi un 200% en el mismo plazo.

Los Leafs y los Raptors son equipos que siempre han contado con un buen respaldo de los aficionados. Toronto FC viene de una temporada récord y es el modelo de negocio que MLSE quiere aplicar para ‘reactivar’ a los Argos, quienes también actúan como locales en el BMO Field, con capacidad para 25.000 aficionados en los encuentros de la Canadian Football League (algo más de 30.000 en los partidos de la MLS).

Fotografía: El BMO Field, lleno a reventar. (Crédito: Toronto FC)

Toronto FC se prepara para volver a casa

BMO Field

Falta menos para que Toronto FC pueda volver a jugar como local en el BMO Field. Tal como ocurrió en el inicio de la temporada pasada el equipo escarlata se ve obligado a jugar una importante cantidad de partidos seguidos como visitante en el inicio del curso de 2016. La fecha del regreso es el 7 de mayo, cuando la escuadra entrenada por Greg Vanney reciba en la zona de Exhibition Place al FC Dallas.

El equipo de la provincia de Ontario invirtió durante los últimos 150 millones de dólares para realizar reformas de fondo al BMO Field, un estadio que ha cambiado mucho con respecto a la fecha de su inauguración, ocurrida diez años atrás. La estructura fue construida a propósito de la Copa del Mundo Sub-20 de 2007, y con la idea de también dar cabida al TFC. El costo inicial del estadio fue de 63 millones de dólares; es propiedad de la ciudad de Toronto y es operado por la empresa Maple Leafs Sports & Entertainment.

Reformas

Etapa 1: Dio comienzo al finalizar la temporada 2014 de la MLS. Se agregó una segunda bandeja con 8.400 asientos sobre la Tribuna Este y se instaló una nueva pantalla de video.

Etapa 2: Una fase con mayor trabajo de ingeniería. Se agregaron gigantescos toldos (el mayor de ellos de 115 por 21 metros) sobre las Tribunas Este, Oeste y Norte. Además, el BMO Field contará con un nuevo sistema de sonido y una renovada ilumicación montada alrededor del techo del estadio, que reemplazará a las cuatro torres ubicadas anteriormente en las cuatro esquinas del complejo. El BMO Field pasará a ser a partir de este año el hogar de Toronto Argonauts, la franquicia de la CFL (la versión canadiense de la NFL) que también es propiedad del consorcio MLSE. Para albergar a este equipo fue necesario hacer un nuevo vestuario y alargar las dimensiones del terreno de juego. La cancha será de césped natural, tanto para Toronto FC como para los Argonauts. Pero las endzones para el CFL serán de turf artificial; unos sectores de la cancha que estarán cubiertas por tribunas móviles durante los partidos de fútbol.

Gruas

Tras esta segunda serie de reformas el BMO Field tendrá capacidad para 30.000 espectadores en los partidos de Toronto FC (ampliable mediante tribunas adicionales a 40.000) y para 27.000 aficionados en los encuentros de Toronto Argonauts.

Fotografía: Toronto FC

 

 

 

 

 

BMO Field, el ‘estadio específico’ que se supera a sí mismo

BMO 5

Ahora mismo el BMO Field se parece muy poco al lugar que es considerado como uno de los mejores estadios específicos de la Major League Soccer. La casa del Toronto FC atraviesa por la segunda fase de reforma y ampliación. Un largo proceso que, eventualmente, lo convertirá en un SSS con capacidad para albergar a casi 40.000 espectadores y que -además- podrá dar cabido de manera regular a partidos de la CFL, la versión vernácula de la NFL.

Para Toronto FC, como para la mayoría de las franquicias de la MLS, la temporada oficial comenzará el domingo 6 de marzo. Repitiendo una situación que ya vivió en 2015 el equipo escarlata no podrá ser local en el BMO Field hasta el 7 de mayo, cuando reciba a FC Dallas. Los hombres del técnico Greg Vanney deberán pasar dos meses en la ruta, permanentemente como visitantes, hasta poder regresar a la normalidad y jugar en el complejo de Exhibition Place.

A partir de este año Toronto Argonauts, la franquicia local de la Canadian Football League, comenzará a actuar como local en el BMO Field. Los Argos y el TFC son propiedad de Maple Leaf Sports & Entertainment, el consorcio canadiense más importante dentro de la industria deportiva de Norteamericana.

BMO 4

¿Qué cambios experimentará el BMO Field durante esta remodelación?

  • Tres de las cuatro tribunas del estadio (las graderías Este, Oeste y Sur) quedarán cubiertas por toldos.
  • Se construirá un vestuario exclusivo para los Argonauts bajo la tribuna Este. El equipo visitante que enfrente a Toronto en la CFL usará el vestuario que usan los rivales de Toronto FC en la Major League Soccer.
  • La tribuna Norte (descubierta) fue desmantelada para dar lugar al campo de juego para los encuentros de la Canadian Football League. Pese a ello el BMO Field seguirá manteniendo cerca de mil asientos en ese lugar, tanto para presenciar los partidos de Toronto FC como de Toronto Argonauts.

BMO 3

El renovado BMO Field tendrá a TFC como principal usuario, con prioridad sobre las necesidades y el calendario de los Argos.

En el peor de los casos el personal de mantenimiento del estadio tendrá 5 días para trabajar en el acondicionamiento del terreno de juego entre un partido de los Argonauts y un encuentro de Toronto FC.

A futuro se piensa en modernizar las suites y otras instalaciones originales del BMO Field, que se acercan a los 10 años de antigüedad.

Fotografías y videos: Toronto FC

 

 

TAM, los fondos destinados a ampliar la ‘clase media’ de la MLS

Johan Venegas

Que la MLS se parece muy poco a una liga de fútbol convencional ya lo sabemos. Fuera de lo que ocurre en los terrenos de juego la máxima categoría de Estados Unidos y Canadá tiene más puntos de contacto con cualquier otra de las grandes ligas norteamericanas (como la NBA o la NFL) que con un torneo de primera división que siga de manera estricta el patrón FIFA.

Una de las particularidades que más distinguen a la Major League Soccer de otras ligas de fútbol está vinculada al uso y administración de sus fondos. A la conocida cuestión del tope salarial se agrega el tema -mucho menos conocido y, por cierto, más complicado de entender- de los fondos de asignación especial, o targeted allocation money (TAM, según su sigla en inglés).

Las últimas temporadas -especialmente la de 2015- fueron muy redituables en lo económico para la MLS y sus equipos. No solamente gracias a los convenios de cobertura televisiva que entraron en vigencia el año pasado, sino también debido a nuevos acuerdos premium en el ámbito publicitario y al dinero recaudado en concepto de tasa de expansión (o expansion fee) con el ingreso de nuevas franquicias participantes.

Con estos nuevos montos en poder de la liga se especuló con la posibilidad de que se aumentara el tope salarial o incluso que se lo eliminara, dando libertad a sus equipos para que gasten en la conformación de sus planteles el dinero que consideren necesario. Pero en lugar de eso la MLS decidió apuntalar económicamente a sus futbolistas de clase media y a los elementos surgidos de sus academias formativas. Para conseguirlo las autoridades del torneo autorizaron la entrega de alrededor de 37 millones de dólares en TAM a repartir entre sus 20 equipos.

Una medida que ayudará a los clubes que tradicionalmente no invierten demasiado dinero a poner sobre el terreno de juego planteles más competitivos. Y que también facilitará que los clubes con mayor capacidad de gasto (Los Angeles Galaxy, New York City FC o Toronto FC, por ejemplo) puedan consolidar y aumentar el valor de sus rosters.

En gran medida esta tanda de fondos de asignación especial está destinada a contratar a futbolistas que podrían ser Jugadores Franquicia, o que estarían dentro del estrato más bajo de las remuneraciones de los Jugadores Franquicia. Puesto en dinero, el dinero solamente puede ser invertido en atletas que ganen entre 475.000 dólares (la barrera que separa a los designated players de los jugadores regulares de plantel) y un millón por temporada.

Además la Major League Soccer aprobó la entrega de partidas de 125.000 dólares a todas sus franquicias para ser usados en la contratación de Homegrown players, o jugadores surgidos de sus canteras o academias. Ese dinero no se restará ni computará en contra del tope salarial por temporada (de casi 4 millones de dólares) que tienen todos los clubes que participan de la liga.

¿Cómo funciona esta nueva versión de TAM?

Cada uno de los 20 equipos de la Major League Soccer recibirá un total de 1,6 millones de dólares. 800 mil dólares en la temporada 2016 y otros 800.000 el año próximo.

La MLS empleó por primera vez fondos TAM a mediados de la temporada 2015, cuando asignó a cada equipo 500.000 dólares, a repartir en cinco años. Gracias a ese dinero llegaron a la liga futbolistas como Johan Venegas (Montreal Impact, en la fotografía), Gastón Sauro (Columbus Crew) y Anibal Godoy (San Jose Earthquakes). Además, la primera edición del TAM permitió a Los Angeles Galaxy convertir contablemente el sueldo de Omar Gonzalez (por ese entonces, Jugador Franquicia) en un salario por debajo del tope. Esa operación permitió al equipo entrenado por Bruce Arena incorporar a Giovani Dos Santos, actualmente el tercer Jugador Franquicia del plantel galáctico.

¿Qué busca la MLS?

El objetivo principal es dar a los conjuntos de la liga mayor capacidad para atraer a futbolistas reconocidos a nivel internacional. Además de elevar el nivel de juego en la Major League Soccer lo que se busca es sumar a deportistas que ayuden a hacer más popular a la competición.

En la práctica estos fondos servirán para convertir los sueldos de actuales Jugadores Franquicia en remuneraciones por debajo del tope (siempre que se fichen a nuevos Jugadores Franquicia), también para traer e nuevos futbolistas que superen el actual límite salarial, y para elevar el sueldo de actuales integrantes de un plantel determinado (siempre que ese aumento implique superar el vigente tope remunerativo).

¿Cuánto duran estos fondos?

Los fondos TAM estarán disponibles durante las próximas cuatro aperturas de mercado. Expirarán al final de la ventana estival de transferencias de la temporada 2017. Este dinero puede ser negociado o ‘vendido’ entre equipos (por ejemplo, a cambio de opciones de elección en los drafts).

¿Por qué la MLS no eleva o elimina el tope salarial?

Porque no tiene interés o necesidad de hacerlo. A comienzos de 2015 la liga y el sindicato de futbolistas alcanzaron un nuevo convenio colectivo de trabajo. El acuerdo -que finalizó con condiciones bastante favorables para la patronal- establece cifras concretas para los topes salariales en los próximos años. Eso brinda certidumbre y capacidad de previsión para los equipos participantes.

No hay ningún motivo para forzar a la MLS a subir o abolir el tope salarial. El argumento histórico de la liga señala que con una eliminación del tope de remuneraciones algunos equipos podrían entrar pronto en una crisis financiera, como ocurrió muchos años atrás en la primera versión de la NASL. Con la herramienta de los fondos de asignación especial la liga puede aumentar el sueldo a determinados jugadores y no a todo el universo de futbolistas de la Major League Soccer.

¿Por qué la liga financia los próximos fichajes de los 20 equipos?

Entramos aquí en una cuestión bastante filosófica. La MLS es propietaria de todos sus equipos y de los contratos de todos sus jugadores. En el lenguaje de cada día decimos que el City Football Group es la empresa dueña de New York City FC, que AEG es propietaria de Los Angeles Galaxy, o que MLSE controla a Toronto FC. Pero en realidad deberíamos señalar que estos grupos son inversores/operadores de las distintas franquicias. Al aprobar los fondos de asignación especial la entidad única que conforman la Major League Soccer y sus equipos simplemente lo que hace es -en teoría- mejorar su producto. No es un favor o una gracia, sino un intento de inversión de las ganancias generadas por el colectivo de la liga.

* * *

La aplicación de los nuevos fondos no cambia de manera definitiva la realidad salarial de la MLS, donde existen diferencias abismales entre la base remunerativa y lo que perciben las grandes estrellas de la liga. El gran cambio llega para los futbolistas de valor y sueldos intermedios, que se acercan mucho más al piso de los Jugadores Franquicia. La escala más baja de la liga -que cobró en 2015 sueldos de entre 60.000 y 70.000 dólares por temporada- en 2016 estará igual o peor que durante el año pasado. En gran medida debido a la deficiente negociación llevada a cabo en 2015 por la MLS Players Union.

Tim Leiweke: «Miami será la mejor franquicia de la MLS»

Tim Leiweke

Michelle Kaufman, periodista de Miami Herald, es una de las personas mejor informadas sobre el día a día de las negociaciones que David Beckham y sus socios mantienen con las autoridades locales para poder instalar una franquicia de la MLS en esa ciudad.

Horas atrás Kaufman consiguió entrevistar a Tim Leiweke, el nuevo ejecutivo en jefe de Miami Beckham United. Desde la llegada de Leiweke las cosas comienzar a caminar de manera más firme para el proyecto del exfutbolista inglés en el sur de Florida.

Leiweke tiene 30 años de carrera en el ámbito del deporte profesional norteamericano. Conoce como nadie a la MLS y su formato empresarial. Años atrás, cuando trabajaba para Los Angeles Galaxy, fue el responsable de negociar el salto de Becks desde el Real Madrid a la liga norteamericana.

«Miami será la mejor franquicia de la MLS. De hecho, creo que tiene la oportunidad de convertirse en el equipo más importante del continente americano», se aventuró a decir Leiweke.

Tras dejar su cargo de número uno en MLSE y Toronto FC días atrás Tim Leiweke parece haber tomado control total de las operaciones tendientes a conseguir que -finalmente- Miami tenga de manera oficial un equipo en la Major League Soccer. Pero eso no significa que el exfutbolista se haya desentendido del proyecto. «Quienes piensen que David Beckham no está comprometido con esto se equivocan. Hablo con él cada día. Él está diseñando uniformes, pensando en el logo… Pero también piensa en el equipo. Y es ahí donde será brillante. Si un chico tonto de Los Angeles como yo consiguió traer a David Beckham desde el Real Madrid, imaginen a quién puede traer David Beckham a su equipo en Miami.»

Leiweke y su nuevo jefe son concientes de que Miami ejerce un influjo especial sobre muchos de los astros del fútbol internacional. «Los jugadores quieren vivir aquí. Los mejores del mundo van a querer vivir aquí. Tampoco se nos escapa que en Miami tenemos una mejor situación impositiva que en, por ejemplo, New York o Los Angeles.»

«No menosprecio a Atlanta y todo lo grande que ese equipo va a ser, tampoco a St. Paul«, explicó Leiweke durante la entrevista. «Pero aquí estamos en la ciudad de las Américas, en la capital de todos los mercados emergentes de Sudamérica, Centroamérica, el Caribe y Norteamérica. Todo el mundo lo sabe. Estamos en la ciudad más importante de todas las que todavía no cuentan con un equipo de la MLS.»

Como desde hace más de un año y medio el obstáculo que impide a Miami ser sede de una franquicia de la primera división de Canadá y Estados Unidos es la falta de acuerdo sobre el terreno en el que se debe construir un estadio específico. Leiweke fue contratado por el Miami Beckham United fundamentalmente para terminar de encaminar las negociaciones con las autoridades de la ciudad y el condado.

«Vamos a tener al mejor equipo del continente», se ilusiona Tim Leiweke. «Beckham será capaz de atraer talento para convertir a su equipo en un faro y en una marca para Miami. David lo hará bien. Él tiene muy claro qué es la ‘marca Beckham’. Es fácil apostar a que tendremos un equipo líder en Miami, y que David será un ciudadano líder en Miami.»