Landon Donovan explica los motivos de su regreso a LA Galaxy

ld

Landon Donovan está de regreso. Para sorpresa de todos el rumor que esta mañana comenzó a circular rápidamente se confirmó en las primeras horas de la tarde. “El Capitán América” regresa para jugar con Los Angeles Galaxy el resto de la temporada regular y -casi seguramente- los playoffs.

La noticia todavía está en proceso de ser asimilada por el ambiente de la liga. Donovan, quien se retiró en diciembre de 2014 tras ganar el quinto título de liga en la historia del club californiano, vuelve sobre el final de 2016 para ayudar a un Galaxy en horas bajas y con algunos futbolistas lesionados o transferidos a otros equipos.

El que es considerado como el mejor jugador estadounidense de todos los tiempos vuelve para hacer historia y para poner remedio -tal vez- a un retiro demasiado prematuro.

Hace pocos minutos Donovan explicó a través de su cuenta en Facebook los motivos de su decisión. Landon x Landon en estado puro.

“Estoy muy contento de poder anunciar que he decidido volver al LA Galaxy por lo que resta de esta temporada de la MLS. Si bien esta decisión puede aparecer como sorprendente para muchos me gustaría explicar cómo y por qué la tomé.

Dos semanas atrás, mientras trabajaba como comentarista en el partido entre LA Galaxy y Vancouver Whitecaps, tres jugadores del Galaxy se lesionaron: Jelle Van Damme, Steven Gerrard y Gyasi Zardes. Días después Nigel de Jong fue transferido al Galatasaray y surgió la información de que Gyasi Zardes no volvería a jugar por el resto de la temporada. Desde que me retiré me mantuve en contacto cercano con muchos de los integrantes del cuerpo técnico y con varios jugadores del Galaxy. Hablé con ellos esa semana y ellos -en broma- me preguntaron si estaba preparado para volver a la cancha y llenar algunos de los vacíos generados por las lesiones y las salidas. Les recordé que no había jugado un partido de fútbol en serio en casi dos años y les dije que no podía ocupar el lugar de los futbolistas que no estaban disponibles.

Durante los días posteriores comencé a pensar en esas preguntas que me hicieron y me pareció que quizás se trataba de una cuestión que sí debía considerar. Me importa profundamente todo lo vinculado al Galaxy, y pienso que podría ayudar al equipo en una pequeña medida a conseguir su sexto campeonato en la MLS. Además, la posibilidad de tener a mi hijo Talon en la cancha conmigo después de un partido es una oportunidad que nunca más podría repetir.

Y luego tuve una conversación muy franca con Bruce Arena, en la que comenzamos a pensar si esto tenía sentido. Ambos acordamos que si esto iba a ocurrir las expectativas serían mínimas y que él me utilizaría en situaciones que fueran buenas para el equipo. Invertí mucho tiempo conversando con mi familia y mis amigos durante los últimos días y todos llegamos a la conclusión de que esta es una oportunidad maravillosa en la que todas las partes pueden salir ganando.

Se que esto no será bien recibido por todo el mundo. Y eso está perfecto. Siempre tomé mis decisiones vitales en base a dos principios: mi propia felicidad y la felicidad de las personas a las que amo. Volver a las canchas, poder volver ayudar a una organización que ha significado tanto para mí y poder tener a mi hijo en brazos después de un partido sin dudas son cosas que me harán feliz y que alegrarán a todos quienes me quieren. Eso es todo lo que importa.

A mis seguidores:

Les agradezco por su apoyo constante. No puedo contarles cuánto los aprecio a todos y cada uno de ustedes. Fui muy afortunado al tener una vida increíble y no veo la hora de poder estar sobre el terreno de juego otra vez para escuchar sus muestras de aliento. También, como todos los padres sabrán, tener un hijo es una experiencia que te cambia la vida. Nada me haría más feliz que poder estar en la cancha con Talon y el resto de mi familia para poder celebrar el sexto título del Galaxy el 10 de diciembre. Haré todo lo que esté a mi alcance para que eso ocurra y espero que podamos estar todos juntos para poder celebrarlo.”

Fotografía: Los Angeles Galaxy

 

Anuncios

MLS: Aumenta el promedio de espectadores en los estadios

orlando-sc-crowd

La cantidad de público que asiste a los estadios de la Major League Soccer sigue creciendo. Con casi el 70% de la temporada regular de 2015 ya disputada la liga tiene un promedio de 21.142 aficionados por partido, 10,4% más que la media de 19.149 espectadores por encuentro registrada en 2014.

En un interesante artículo publicado por Soccer America Daily las cifras hablan por sí mismas. El gran salto que la MLS dio este año se debe -en alta medida- a la llegada de los dos nuevos equipos de esta temporada. Orlando City SC congrega un promedio de 33.960 hinchas cada vez que juega como local en el Citrus Bowl (en la fotografía), mientras que New York City FC consigue reunir a un average de 28.785 espectadores en los compromisos disputados en el Yankee Stadium.

Los dos clubes recién llegados a la máxima categoría del fútbol norteamericano se ubican inmediatamente detrás de Seattle Sounders, líderes en este rubro desde su incepción en la MLS.

En sentido positivo San Jose y New England presentan un alza sensible con respecto a las cifras del año pasado. Los Earthquakes -que estrenaron recientemente el Avaya Stadium y también jugaron como locales en el Levi’s Stadium y el Stanford Stadium– presentan un incremento del 59% en comparación con 2014. Los Revs -por su parte- crecieron un 14% luego de llegar a la final de la liga frente a Los Angeles Galaxy.

El lado negativo de esta estadística tiene como nombres propios a Montreal Impact y D.C. United. El club canadiense -que viene arrastrando inconvenientes similares en las temporadas recientes- descendió un 20%. La franquicia capitalina, en tanto, bajó un 13%.

Nunca antes en la historia de la Major League Soccer más de 8 equipos consiguieron un promedio de más de 20.000 espectadores en sus partidos como local. En 2015 diez clubes superan esa cifra.

La paradoja la plantean FC Dallas y D.C. United; los líderes de la clasificación en las Conferencias Oeste y Este son los últimos en la lista de equipos con mayor cantidad de público en sus estadio.

 

Clasificación de los equipos de la MLS en base al promedio de espectadores que congregan en sus partidos como locales:

01. Seattle Sounders: 40.251 (-7% con respecto a la temporada 2014)

02. Orlando City SC: 33.960

03. New York City FC: 28.785

04. San Jose Earthquakes: 24.331 (+59%)

05. Toronto FC: 23.978 (+6%)

06. Los Angeles Galaxy: 21.889 (+8%)

07. Portland Timbers: 21.141 (+2%)

08. Vancouver Whitecaps: 20.752 (-1%)

09. Houston Dynamo: 20.618 (+4%)

10. Real Salt Lake: 20.059 (-1%)

11. Sporting Kansas City: 19.929 (-1%)

12. New York Red Bulls: 18.888 (+3%)

13. Philadelphia Union: 17.608 (-2%)

14. New England Revolution: 17.444 (+14%)

15.  Chicago Fire: 15.734 (+2%)

16. Montreal Impact: 15.589 (-20%)

17. Colorado Rapids: 15.458 (+6%)

18. Columbus Crew SC: 15.439 (-2%)

19. FC Dallas: 15.368 (-9%)

20. D.C. United: 14.458 (-13%)

 

Montreal juega por toda la MLS

Nacho Piatti

Toda la Major League Soccer juega este miércoles la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. El equipo que saldrá a la cancha será Montreal Impact, pero el interés global de la liga será un jugador más sobre el césped de un Estadio Olímpico repleto, con más de 60.000 espectadores.

 

Ninguna de las grandes estrellas contratadas por la MLS será protagonista del partido internacional más importante en los veinte años de historia de la liga. Ni Kaká, ni David Villa, ni Robbie Keane, ni Sebastian Giovinco. Tampoco las grandes figuras locales como Michael Bradley o Clint Dempsey. No están allí ni Los Angeles Galaxy (el equipo con más títulos nacionales en el torneo de primera división), ni Seattle Sounders o Portland Timbers (quizás las dos franquicias más queridas a nivel nacional), ni Toronto FC (el club que más dinero ha invertido en los últimos años). El equipo que jugará por el honor de toda la Major League Soccer es quien finalizó en la última posición en la temporada 2014.

Como ya explicamos aquí en alguna oportunidad la MLS solamente clasifica a equipos estadounidenses a la Liga de Campeones de CONCACAF. Los tres clubes canadienses (Vancouver Whitecaps, Toronto FC, y el cuadro de Montreal) participan del Canadian Championship, el proceso de selección del único equipo de ese país en cada edición de la Concachampions.

En el plantel del Impact de Montreal no existe ningún representante de la nobleza emelesera. Por el contrario, los nombres más destacados en el plantel dirigido por Frank Klopas habitan una dimensión más mundana. Nombres como los de Dilly Duka, Nigel Reo-Coker o Ignacio Piatti son los que tienen la oportunidad de darle a la Major League Soccer en su conjunto su primera participación en un Mundial de Clubes. También -por supuesto- es una ocasión invalorable para poner en el mapa al fútbol de Canadá, un país que no cuenta una liga nacional de primera división.

Desde la llegada de David Beckham a la MLS en 2007 la liga busca la oportunidad de alcanzar reconocimiento a nivel internacional. Quedarse con un título internacional en la CONCACAF frente al América (el club más poderoso de México y de toda la región) sería el primer gran paso en ese sentido. En la final de ida disputada la semana pasada en el Estadio Azteca) el Impact se fue con un valioso empate 1-1, que le permite seguir aspirando al milagro.

Nada le daría en este momento de su existencia mayor visibilidad global a la Major League Soccer que la posibilidad de jugar en el próximo Mundial de Clubes frente a una potencia del fútbol europeo. Toda la liga se beneficiaría de ello. Por eso el comisionado Don Garber y los 19 equipos restantes (bueno… quizás podemos excluir de esa lista a Toronto FC, el mayor rival de Montreal) están absolutamente pendientes del choque del miércoles por la noche. Gracias a ese interés en las redes sociales se impone el hashtag #MLS4Montreal.

Como noticia de última hora, el Impact pudo resolver contra reloj la falta de un arquero de garantía para la disputa del encuentro decisivo frente a las Águilas del América. El portero fichado es el alemán Kristian Nicht, con experiencia en el fútbol de su país y la NASL.

América vs. Montreal Impact, comienza la final de la CONCACAF menos esperada

Training Montreal Impact

Hasta que se demuestre lo contrario, y con Chivas en un proceso de redefinición, el América es el equipo más importante de la CONCACAF. Vigente campeón del fútbol mexicano y máxima potencia económica de la región, el equipo de Televisa intenta validar una vez más esa condición de líder atrapando un título continental que le es esquivo desde 2006.

Su rival es el Impact, el finalista con el que nadie contaba. La realidad del club de Montreal en la Major League Soccer (tanto en 2014 como en lo poco que llevamos de temporada 2015) no se corresponde con la de un equipo que cuenta con el 50% de opciones de llegar al Mundial de Clubes en representación de la Confederación de América del Norte, Centroamérica y el Caribe. Pero el elixir del Canadian Championship y el buen desempeño de la franquicia francófona en el torneo continental ponen a la entidad de la familia Saputo ante una oportunidad histórica y probablemente única.

Las posibilidades de que el equipo canadiense alce el trofeo de la Liga de Campeones pasan en gran medida por el encuentro de esta noche en un abarrotado Estadio Azteca. El Impact necesita regresar a Montreal con un buen resultado (que incluso puede ser una derrota por un marcador bajo) para poder aspirar a quedarse con el campeonato regional, que se definirá el 29 en el Estadio Olímpico de la Métropole.

Sobre el papel el plantel del América es muy superior al del Impact. Pero -pese a tener una nómina de lujo- ‘las Águilas’ no pasan por su mejor momento. El equipo que ganó con muchísima autoridad el Torneo Apertura 2014 de la Liga MX bajo el mando del técnico Antonio Mohamed queda hoy bastante lejos del que hoy está en la sexta posición del Clausura 2015. Este semestre, con Gustavo Matosas como entrenador, el club de Coapa ha perdido el aura de imbatibilidad que lo rodeó durante buena parte del año pasado. Prueba de ello es la goleada que recibió en casa el pasado fin de semana de parte del Querétaro de Ronaldinho Gaúcho.

Este América, si bien está a tres puntos del líder de la clasificación general en la máxima categoría mexicana, no termina de convencer a sus aficionados. El próximo fin de semana -entre final y final de la Concachampions– los azulcremas juegan frente a Chivas (su máximo rival) el clásico nacional del fútbol azteca. Ese partido llega en un momento fuera de lo común con respecto a lo visto en las últimas temporadas, debido a que el Guadalajara después de varios años vuelve a ocupar la primera posición en la liga.

El gigante del fútbol mexicano está bajo presión. La prensa local y el grueso de sus aficionados no aceptan menos que una goleada frente al club canadiense esta noche. El Impact -que ha demostrado ser inteligente y ‘copero’ en partidos definitorios- podría sacar partido de los nervios que pueden aparecer en América si el marcador no refleja rápidamente lo que la lógica y la historia parecen considerar como asunto sentenciado en la previa.

El equipo de Montreal jugará esta doble final frente al América mientras se toma un descanso en la Major League Soccer. El plantel entrenado por Frank Klopas jugó su último encuentro en la primera división norteamericana el 11 de abril, cuando cayó por 3-0 en su visita a Houston Dynamo. En la actualidad apenas suma cuatro partidos en la liga y está en la última posición de la Conferencia Este.

¿Por qué llegaron a la final? El América ganó el Grupo 8; dejó en el camino al Saprissa (CRC) en los cuartos de final (con un marcador global de 5-0); y eliminó al Herediano (CRC) en semifinales (6-3, sumando los marcadores de ambos encuentros). En el caso de Montreal Impact -ganador del Canadian Championship de 2014-, ganó el Grupo 3; eliminó a Pachuca (MEX) en cuartos de final (3-3, avanzó por mayor cantidad de goles como visitante); y superó en una dramática serie de semifinales a Liga Deportiva Alajuelense (CRC) por su diferencia de goles a domicilio (4-4).

América bien podría dejar definida la final de la Liga de Campeones de CONCACAF esta noche si consigue golear al primer finalista canadiense en la historia de esta competición internacional. Cien mil espectadores llenarán el Coloso de Santa Úrsula con la esperanza de que el club de la capital mexicana deje visto para sentencia el título de monarca de la confederación. De tres cuartos de cancha en adelante ‘las Águilas’ pueden ser letales, tanto con el poder de fuego de sus titulares como con lo que queda guardado en el banco de suplentes. La defensa de Montreal (que no ha sido el aspecto más sólido del Impact) puede sufrir mucho en el D.F. si cae en sus habituales distracciones.

La gran ventaja del conjunto quebequés es que no tiene nada que perder. Una caída frente al América entra perfectamente dentro de la lógica. Con la mente fría, y con el libreto de las falencias del cuadro local bien aprendido, puede hacer negocio en el Azteca jugando al contraataque. Las ausencias de Paolo Goltz y Ventura Alvarado en el fondo de los locales también puede ser un factor a aprovechar. La Major League Soccer no cuenta con un finalista en la LCC desde la edición 2010-11, cuando el Real Salt Lake perdió frente al Monterrey (MEX).

Probables alineaciones:

AMÉRICA: Hugo González; Paul Aguilar, Erik Pimentel, Pablo Aguilar, Miguel Samudio; Carlos Darwin Quintero, Cristian Pellerano, Osvaldo Martínez, Rubens Sambueza; Darío Benedetto, Oribe Peralta.

MONTREAL IMPACT: Evan Bush; Víctor Cabrera, Laurent Ciman, Bakary Soumaré, Donny Toia; Calum Mallace, Nigel Reo-Coker; Dominic Oduro, Ignacio Piatti, Andrés Romero; Jack McInerney.

 

(Fotografía: http://www.concacaf.com)

 

Los socios comerciales de la MLS

Coca Cola

La Major League Soccer anunció el año pasado un cambio de imagen institucional. Además de un nuevo logotipo y de un nuevo slogan la actual imagen de la liga se traduce en una mayor presencia en los medios de comunicación locales, gracias a un importante contrato de TV a nivel nacional con Univision, ESPN y Fox Sports. Y también con la incorporación de una cartera de patrocinadores premium que contribuyen al alza de la cotización de la MLS dentro y fuera de sus fronteras.

Sobre el final de la temporada 2014 la MLS hizo el primer anuncio relevante en esta materia al presentar a Heineken como la nueva cerveza oficial de la liga. Además de obtener una enorme visibilidad en la estática de los estadios de la máxima categoría de Estados Unidos y Canadá la empresa de origen holandés adquirió los derechos de patrocinio de las MLS Rivalry Week, dos jornadas en las que se concentrarán a todos los clásicos y rivalidades regionales del torneo (los fines de semana comprendidos entre el 26 y el 28 de junio y el 28 y 30 de agosto).

El 8 de enero la firma de complementos dietarios y alimenticios AdvoCare llegó a la órbita de la Major League Soccer. La empresa texana, a través de su producto AdvoCare Rehydrate, puede presumir durante las próximas temporadas de ser la bebida deportiva oficial de la liga. El nombre de AdvoCare ya está asociado al fútbol de Estados Unidos desde 2012, cuando comenzó a estar estampado en la camiseta del FC Dallas.

Durante varias semanas el inicio de la temporada 2015 estuvo en suspenso por las diferencias entre la patronal y los jugadores sobre el convenio colectivo de trabajo (CBA) que regirá las relaciones laborales entre ambas partes durante los próximos cinco años. El 4 de marzo las autoridades de la MLS y el sindicato de futbolistas anunciaron el 4 de marzo un acuerdo que puso fin a este conflicto.

Una vez resuelto el diferendo con la entidad gremial la liga fue capaz de presentar una serie de jugosos acuerdos comerciales con empresas de primer nivel.

El 6 de marzo -día del comienzo de la temporada 2015- la Major League Soccer anunció un acuerdo asociación y sponsorship con el fabricante de automóviles Audi. El convenio entre la liga y la empresa alemana se extenderá durante varias temporadas y -además de darle presencia en las vallas publicitarias durante los encuentros televisados a nivel nacional- entrega a la firma con sede en Ingolstadt el privilegio de ser el patrocinante en exclusiva de los playoffs de la MLS.

Casi dos semanas más tarde (el 19 de marzo) el turno fue para Mondelēz International. La productora de alimentos y bebidas -sucesora de Kraft Foods- consiguió el sello de Snack Oficial de la MLS para varios de sus productos, como Chips Ahoy, Oreo, Ritz y Trident, entre otros. El acuerdo multianual con Mondelēz International (que ya era sponsor de la federación estadounidense) es amplio, y tiene previsto la interacción entre la liga, sus jugadores y la empresa en distintos formatos de promoción en medios publicitarios convencionales y redes sociales.

El 20 de marzo Johnson & Johnson se sumó a la cartera de patrocinantes de la Major League Soccer. Como ocurrió y ocurre en otros casos, se trata de un contrato a tres bandas, entre la farmacéutica, la liga y la federación local. A partir de esta temporada 2015 Johnson & Johnson -a través de algunas de sus marcas de alcance global, como Band-Aid, Bengay y Neutrogena- es el Sponsor Sanitario Oficial de la Major League Soccer.

El más reciente socio comercial llegó esta semana, cuando Coca Cola anunció su alianza con la MLS y US Soccer. La multinacional -que tiene una larguísima relación con el fútbol a nivel internacional, especialmente en las Copas del Mundo- es a partir de ahora la bebida oficial de la primera división norteamericana, no sólo a nivel de gaseosas, sino también en el rango de aguas y aguas saborizadas. La empresa con sede en Atlanta reemplaza a Pepsi Cola, cuyo contrato con la Major League Soccer finalizó en diciembre del año pasado.

Además de estos contratos de publicidad la MLS cerró recientemente nuevos acuerdos de TV a nivel internacional:

La expansión comercial de la liga demuestra estar en una instancia explosiva en los últimos meses. Todos los nuevos contratos son por varios años, aunque por cuestiones de confidencialidad no se especifican montos económicos o duración en concreto de cada uno de esos vínculos. Pero, a modo de referencia, especialistas en el área del mercadeo y la industria deportiva estiman que el convenio de la MLS con Coca Cola podría reportar a la liga unos 10 millones de dólares por temporada.

La gran mayoría de estos convenios comerciales fueron anunciados luego del acuerdo entre la Major League Soccer y el gremio de futbolistas. ¿Fueron tenidos en cuenta estos contratos dentro de la negociación del nuevo convenio colectivo de trabajo? La suma de todos estos sponsorships altera de manera favorable y sensible el patrimonio actual y futuro de la liga y de los equipos que la integran. A priori, y viendo las escasas mejoras que el CBA ha conseguido para los jugadores, el Players Union no queda en una buena posición frente a sus representados y la opinión pública.