Expansión II: Las postulaciones de Tampa Bay, Phoenix y Sacramento

SAC REP

Tras hablar de las opciones de Detroit, St. Louis y Nashville, vamos a centrar nuestra atención en otras tres ciudades candidatas a una de las cuatro plazas de expansión que la MLS anunciará próximamente.

Es el turno ahora de ocuparnos de St. Petersburg / Tampa Bay, Phoenix y Sacramento.

 

ST. PETERSBURG / TAMPA BAY

Con Orlando City ya en la MLS y Miami -aparentemente- saliendo de la nebulosa en la que la candidatura estuvo envuelta durante un largo tiempo, los Tampa Bay Rowdies pretenden convertirse en el tercer equipo del estado de Florida en la máxima categoría del fútbol de Estados Unidos.

Bill Edwards, propietario mayoritario del conjunto verde y amarillo, consiguió recientemente el respaldo de los ciudadanos de la ciudad de St. Petersburg para impulsar la candidatura del hoy equipo de la USL para quedarse con uno de los futuros cupos de entrada a la Major League Soccer.

Tampa Bay Rowdies deja la NASL para sumarse a la USL

En una votación especial -de la que participaron algo más de 28.000 contribuyentes- el ‘sí’ a la posibilidad de ampliar y mejorar el Al Lang Stadium se impuso con un 87% de las preferencias. Si la ciudad es elegida por la MLS, Edwards su comprometió a aportar de manera privada los 80 millones de dólares que serían necesarios para convertir a la estructura en un estadio específico con capacidad para 18.000 espectadores. Además, el empresario sería el responsable de abonar los al menos 150 millones de dólares de expansion fee que exigiría la liga como ‘cuota de ingreso’.

Expansión I: Analizamos las candidaturas de Detroit, St. Louis y Nashville

En los últimos días comenzó a cobrar importancia la posibilidad de que la opción de estadio emelesero para Tampa Bay Rowdies no sea el Al Lang, sino que podría ser reemplazado por otra infraestrucura. De acuerdo con el alcalde local –Rick Kriseman– la Major League Soccer estaría interesada en hacer base en el Tropicana Field. Mejor dicho, en el terreno de juego de béisbol que actualmente emplean los Tampa Bay Rays, de la MLB.

El futuro de los Rays no está del todo asegurado, y la franquicia de las Grandes Ligas podría abandonar el lugar. Si decidiera quedarse -incluso- el plan estratégico del equipo podría pasar por instalarse en un nuevo estadio. El Tropicana Field está en el centro de Tampa Bay, en una de las zonas más apetecibles de la ciudad. De momento la Major League Soccer no se ha hecho eco de las declaraciones de Kriseman.

Tampa Bay quiere regresar a la MLS

La primera temporada de la liga -en 1996- tuvo un representante en la zona, el Tampa Bay Mutiny. El equipo en el que jugó Carlos Valderrama sucumbió en las temporadas iniciales de la Major League Soccer y fue liquidado al final de la temporada 2001, junto con el también desaparecido Miami Fusion.

Los Rowdies -ubicados en el onceavo mercado mediático más importante de América del Norte, con una población de alrededor de 3 millones- son los encargados de intentar devolver a esa zona urbana al máximo nivel futbolístico de Estados Unidos. Las estadísticas demográficas establecen que en la actualidad el eje formado por Tampa y St. Petersburg es en la actualidad el mercado estadounidense más importante sin -todavía- equipo en la MLS. ¿Puede ese dato volcar la decisión de la liga en favor del conjunto del estado de Florida?

A dos horas de distancia en automóvil entre una sede y otra,  un equipo en Tampa Bay proveería de manera inmediata un clásico ante ‘los Leones’ de Orlando City. Y la MLS busca sumar más rivalidades regionales a su cartera. Un poco más lejos -aunque siempre dentro de un radio asumible- quedaría Miami. ¿Puede el estado de Florida absorber a tres equipos de la MLS? La pregunta flota en el ambiente. Por ahora, no hay respuesta, pero la casi confirmación de la llegada de MLS Miami -ya sin David Beckham al mando- pone bastante en duda las opciones de los Rowdies.

El día en el que MLS Miami dejó de ser el equipo de David Beckham

 

PHOENIX

Otro equipo de la USL -la exliga de tercera división, que hoy comparte al rótulo de segunda junto a la NASL– que aspira a llegar próximamente a la MLS es el Phoenix Rising. Desde el estado de Arizona -acostumbrado a grandes eventos del fútbol internacional, aunque virgen en el soccer de primera división- el club que recientemente incorporó a Didier Drogba como futbolista estrella y propietario parcial se abre camino en la disputa por uno de los cupos de acceso a la Major League Soccer.

Bienvenidos a Drogbaland, Arizona

El equipo de Phoenix es otro de los que apuntan alto. Su complejo deportivo cuenta con un estadio con capacidad para 6.200 aficionados, además de un terreno “con una dimensión suficiente para construir campos de entrenamiento y un soccer-specific stadium para 20.000 espectadores, que sería financiado de manera privada por Phoenix Rising FC y que podría comenzar a ser construido días después de recibir la aprobación de la Major League Soccer, según reza un comunicado emitido en conjunto por el equipo y la liga tras la visita del vicecomisionado Mark Abbott.

Todo pasa al mismo tiempo en Phoenix. Casi en la misma maniobra el club contrató a Drogba, presentó su candidatura para quedarse con una plaza en la MLS y vio que el técnico Frank Yallop cantaba las hurras. ¿Tuvo que ver la salida del entrenador canadiense -con antecedentes en la MLS en equipos como LA Galaxy, Chicago Fire y San Jose Earthquakes– con la llegada de la figura marfileña? Nadie se atreve a afirmarlo de manera rotunda, pero la duda está instalada.

Una candidatura preparada

La candidatura de Phoenix carece de los problemas que han tenido las iniciativas que han tenido o tienen las ciudades de St. Louis o San Diego, por mencionar dos ejemplos. El equipo del estado de Arizona no tiene ningún problema -económico o legal-administrativo- para comenzar a construir de inmediato un soccer-specific stadium apto para competir en la Major League Soccer.

Phoenix Rising FC -su estadio, oficinas centrales y complejo de entrenamiento- está ubicado en un amplio terreno dentro de la Comunidad India de Salt River Pima-Maricopa. No se trata de un lugar céntrico, pero sí cerca de un lugar de moda, próximo al campus de la Arizona State University, lleno de restaurantes y centros de ocio y entretenimiento.

Además, el club cerró en mayo un acuerdo con el banco de inversión Goldman Sachs -que recientemente estructuró el plan de inversión del Banc of California Stadium de Los Angeles FC y el Audi Field del D.C. United.

 

SACRAMENTO

Dentro del curso de aspirantes a quedarse con una de las futuras franquicias de la Major League Soccer, Sacramento es ‘la alumna perfecta’. Ninguna otra candidatura hizo tanto como la capital de California para entrar al circuito. Pocos tienen dudas de que estará entre las reconocidas por la liga al final de este proceso de expansión.

Muy recientemente el comisionado Don Garber mencionó a Sacramento dentro del grupo de candidaturas que “realmente se han energizado” en los últimos meses, junto con Nashville, Cincinnati y Detroit.

Imágenes del proyectado estado de Sacramento Republic

La ciudad demuestra día a día su deseo de entrar a la liga. El Sacramento Republic -el club de la USL que impulsa la candidatura- inició las obras previas a la construcción de su estadio específico a fines de julio, antes de que la MLS se pronuncie de manera definitiva sobre las dos primeras ciudades seleccionadas antes del final de 2017.

En el norte de California todo es optimismo. El grupo inversor tiene un sólido respaldo financiero. De alguna manera el estadio ya está en construcción. En más de un sentido Sacramento saca enorme distancia sobre otras candidatas.

Sacramento, la perfecta franquicia suplente

No estamos frente a uno de los mayores mercados de América del Norte, pero sí ante una ciudad de un alto nivel adquisitivo. A nivel de la USL, el Republic tiene una excelente respuesta de parte de la afición local. Todo está dado para que la MLS anuncie más temprano que tarde que Sacramento -la perfecta ‘franquicia suplente’ durante más de dos temporadas- es una titular más de la liga.

Fotografía: Sacramento Republic FC inició las obras preparatorias para la construcción de su estadio específico. (Crédito: Sacramento Republic FC)

Expansión: MLS Miami ya tiene donde construir (la totalidad de) su estadio

Becks

MLS Miami dio un paso relevante para -finalmente- convertirse formalmente en un equipo de la Major League Soccer. Horas atrás el grupo inversor liderado por David Beckham consiguió la aprobación oficial para comprar el terreno que le permitiría construir su proyectado estadio específico para 25.000 espectadores en el barrio de Overtown.

Podcast: Humo blanco para Beckham

La luz verde a nivel local la dio el condado de Miami-Dade, una decisión que en principio pone fin a más de cuatro años de búsqueda de un lugar donde poder levantar su hogar. Miami Beckham United -el nombre del emprendimiento- se comprometió a abonar alrededor de 10 millones de dólares para hacerse con el terreno complementario. Anteriormente había desembolsado cerca de 20 millones de dólares para adquirir el solar principal. La futura cancha propia de MLS Miami se inauguraría durante la temporada 2020.

El ‘Expediente X’ de MLS Miami

“Nos complace saber que la junta de comisionados del condado de Miami-Dade haya ratificado la recomendación del alcalde Carlos Giménez de vender a David Beckham y sus socios un terreno adicional para agregar al terreno donde construirán su estadio”, publicó la liga a través de un comunicado oficial. “Apreciamos el apoyo del alcalde y de la junta de comisionados al esfuerzo por llevar un equipo en expansión de la MLS a Miami“.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

Las autoridades de la Major League Soccer todavía no han hecho oficial el otorgamiento de una franquicia al pool empresario, aunque según el periódico Miami Herald el exfutbolista inglés aguarda una confirmación oficial en las próximas semanas. “Ahora es el momento para que la MLS avance y nos ayude a que el equipo de fútbol que Miami ha estado esperando se convierta en una realidad”, dijeron a través de un comunicado oficial los inversores. El emprendimiento privado todavía necesita que se apruebe de manera oficial una modificación en la zonificación del terreno en donde erigirá su sede.

Mil días (casi) en blanco de MLS Miami

Miami es el octavo mayor mercado metropolitano en Estados Unidos, el mayor mercado futbolístico del país, y una estratégica puerta de acceso a América Latina y Europa”, concluye el documento. “La MLS únicamente llegará a su pleno potencial una vez que tenga un equipo aquí”.

MLS Miami: David Beckham retira su tercer proyecto de estadio

Una vez se confirme, el caso de MLS Miami seguramente quedará en los libros de la liga como una de las expansiones más lentas y complicadas de la historia. Años atrás el proyecto inicial se basaba en la posibilidad de construir un estadio en el puerto o el frente marítimo de la ciudad del sur del estado de Florida. De allí los cañones pasaron a apuntar al downtown de Miami, al lugar donde estaba ubicado antiguamente el Orange Bowl, a Little Havana… La búsqueda parecía no tener fin. La opción de Overtown llegó cuando la posibilidad de llevar una franquicia de la MLS a Miami parecía liquidada.

David Beckham y su proyecto en Miami serán evaluados por los dueños de la MLS

Overtown -finalmente- provee al proyecto un lugar donde instalarse, pero carece de buena infraestructura en materia de transporte o estacionamiento de vehículos. Además, muchos grupos de vecinos demostraron su oposición a la llegada de un equipo profesional de fútbol.

El barrio de Overtown plantea sus dudas

Miami tiene en la actualidad un equipo de fútbol profesional, el Miami FC -que actúa en la NASL, una de las dos ligas de segunda división-. La ciudad contó con un club de la MLS entre 1996 y 2001, el Fusion -que desapareció por su poco impacto popular-.

 

 

 

 

NPSL: El ¿breve? ‘imperio’ de Adriano en Estados Unidos

Adriano

El ‘imperio’ de Adriano en el fútbol de las ligas menores del fútbol de Estados Unidos podría ser mucho más corto que lo planeado. El delantero brasileño abandonó el martes de manera abrupta la ciudad de Miami y por estas horas no existe una fecha concreta para su regreso, aunque su equipo espera que se reintegre a los entrenamientos el lunes próximo.

De acuerdo con la información que brindan medios como UOL Esporte y Globoesporte el goleador estaría analizando en Río de Janeiro la posibilidad de cortar su (breve) residencia en América del Norte.

El primer disparador de esa decisión es la derrota por 0-5 del Miami United frente a Miami Fusion, su máximo rival local en la NPSL, una suerte de ‘cuarta categoría’ del fútbol estadounidense. El juego significó el regreso a la acción del goleador, más de dos años después de su último partido con la camiseta del Atlético Paranaense.

Ante el Fusion el United no pudo contar con siete de sus teóricos titulares -futbolistas brasileños en su mayoría- por problemas de documentación. El Emperador cuestionó antes y después de ese encuentro al presidente de su club, el empresario italiano Roberto Sacca.

Otro hecho que habría molestado en gran medida a Adriano fue la gran presencia de fotógrafos, camarógrafos y reporteros que permanentemente lo siguieron antes, durante y despúes de ese encuentro.

Otro factor que puede estar pesando en la voluntad de Adriano Leite Ribeiro es el hecho de estar viviendo lejos de su familia directa y sus amigos, quienes lo visitan frecuentemente en el estado de Florida durante breves períodos de tiempo.

El atacante -de acuerdo con UOL Esporte– habría confesado a su entorno que podría hacer efectiva la finalización de su vínculo con el equipo si Miami United no realiza un buen partido el domingo que viene frente a Tampa Bay Rowdies B.

Las Vegas

Para evitar el pago de una pesada multa Adriano solamente jugaría el amistoso del 14 de mayo frente a Las Vegas City -en el que de manera ocasional se presentaría Ronaldinho Gaúcho en el equipo de Sin City– para, posteriormente, dejar los Estados Unidos.

De hecho, cancelar ese partido sería auténticamente ruinoso para sus organizadores. El exbarcelonista ya habría cobrado por sus servicios y ya se habrían vendido bastantes localidades para el evento que se llevará a cabo en el estado de Nevada.

La figura brasileña fue presentado por Miami United en enero de este año, pero no comenzó a jugar partidos amistosos hasta el mes de marzo. El carioca está bajo contrato con el club estadounidense hasta marzo de 2017.

Pese a que el equipo y el entorno del futbolista informaron que ambas partes estaban en conocimiento del traslado de Adriano a Brasil, la ausencia del delantero tomó por sorpresa a los jugadores y el cuerpo técnico de la franquicia de Miami.

Pese a las promesas del equipo hacia el exintegrante de la selección cinco veces campeona del mundo Miami United no consiguió inscribir a tiempo a siete futbolistas, entre ellos los brasileños Diego Lima, Camacho y Rodrigo Alvim, con pasado profesional en el mayor país sudamericano y en clubes europeos.

Más importante todavía fue la ausencia de Julio César Rambo De León, figura del fútbol hondureño, con importante pasado en equipos italianos. De acuerdo con informes brindados por Miami United De León ya estaría autorizado para debutar el próximo fin de semana.

En el encuentro ante Miami Fusion el técnico venezolano completó el equipo con futbolistas Sub-23 y apenas pudo contar con tres elementos en el banco de suplentes.

Bastante deprimido tras la goleada el Emperador publicó un mensaje en su cuenta de Instagram. “Tengan la certeza de que no voy a desistir. No será por una derrota”, explicó el delantero a través de un video. “Se muy bien que hay muchas personas a la que no les gusto. Pero tenemos que ser fuertes. Se que ustedes también tienen confianza en mí. Son las personas que realmente gustan de mí, mis fans. Agradezco su cariño y apoyo. Sin dudas, la gente va a aprovecharse de esto. Hoy es algo difícil, pero mañana estaremos mejor.”

Horas después de aterrizar en Río de Janeiro el representante de Adriano recibió una oferta del Náutico, un popular equipo de la ciudad de Recife, que este año jugará el torneo de segunda división de Brasil. De acuerdo con el club albirrojo el entorno del artillero habría dejado la puerta abierta para iniciar las negociaciones tendientes a negociar la incorporación.

Semanas atrás la prensa de Brasil y Estados Unidos mencionó que Miami United FC tendría interés en el volante argentino Juan Román Riquelme.

Fotografía: Globoesporte

2008, cuando el Barcelona quiso tener un equipo en la MLS

Barcelona USA

La Major League Soccer tiene hoy una sólida relación con el fútbol europeo. El ejemplo más claro seguramente es el vínculo casi familiar que existe entre la franquicia de New York City FC y el Manchester City FC, dos equipos controlados por el City Football Group.

El New York Red Bulls es parte del esfuerzo que la multinacional mantiene en el ámbito del fútbol. En Europa el grupo empresario administra al FC Red Bull Salzburg (Austria) y al RB Leipzig (Alemania), además de los equipos de Red Bull Ghana y Red Bull Brasil.

Menos conocido -pero igualmente firme- es el nexo entre Montreal Impact y Bologna FC. El empresario canadiense Joey Saputo controla a ambos clubes. Una situación similar a la que el indonesio Erick Thohir mantiene en el Inter de Milán y el D.C. United. Steve Nash, ya retirado en la NBA, es accionista de Vancouver Whitecaps FC en Canadá y del RCD Mallorca en España.

Y el secreto mejor guarado en esta materia es que Stan Kroenke -el accionista mayoritario del Arsenal FC de Inglaterra– es, al mismo tiempo, es el propietario de la franquicia de Colorado Rapids en la MLS.

Pero la historia no siempre fue así. En 2008 la liga carecía de la mayoría de estos vínculos internacionales. En octubre de ese año el FC Barcelona dio a conocer su intención de contar con un equipo en la Major League Soccer. En el momento del anuncio el club catalán y su principal socio local en Estados Unidos -el magnate boliviano Marcelo Claure– apuntaban a hacer debutar a esa franquicia en la temporadas 2010 o 2011 de la ‘primera división’ norteamericana.

Por ese entonces la MLS ya pretendía que todos sus equipos jugaran en estadios específicos. El Barcelona había iniciado negociaciones con la Florida International University para usar sus instalaciones y jugar como local en el FIU Stadium durante los dos primeros años de existencia de la franquicia.

Internet todavía guarda una muestra de cómo trataba el club español a su proyecto de ultramar en su web oficial.

La liga esperaba (y alentaba) el uso del nombre del Barcelona para su equipo en Miami en caso de que la propuesta fuera aprobada por la Junta de Gobernadores de la Major League Soccer. Una situación que -al otro lado del Atlántico– era vista como una oportunidad de oro para expandir la marca del Barça en Estados Unidos y toda América del Norte.

En 2008 el estado de Florida carecía de un representante en la MLS. Los equipos de Miami Fusion y Tampa Bay Mutiny habían sido liquidados en medio de un proceso de reducción de la liga en 2001.

En el momento del anuncio del interés del Barcelona en la MLS Claure puso en funcionamiento la web www.MiamiFCB.com para sumar adherentes en el sur de Florida. Esa página también permitía a los interesados hacer depósitos previos para asegurarse un lugar como abonados de temporada.

“Sabemos que Miami es una gran ciudad para el fútbol. Y ahora -con la posibilidad de que un equipo de la Major League Soccer llegue a la ciudad- creemos que es una gran oportunidad para demostrar al mundo que merecemos un equipo”, señaló Claure en ese entonces.

“El FC Barcelona está muy entusiasmado con el proyecto en la MLS”, dijo el presidente culé de ese momento, Joan Laporta. “Es muy especial para nosotros ser parte de esta iniciativa. Desde hace muchos años hemos estado buscando una oportunidad como esta porque ha sido nuestro objetivo estar presentes en el mercado estadounidense”, declaró el dirigente en 2008.

“El fútbol profesional y la MLS están creciendo ‘paso a paso'”, dijo en ese momento Fe. “Creo que es una manera muy inteligente de intentar que el fútbol tenga éxito en este país”, aseguró. “Aquí el panorama deportivo es más complicado que en Europa. El fútbol en Estados Unidos compite con deportes americanos muy tradicionales y poderosos, como el baloncesto, el béisbol, el hockey sobre hielo y el football americano.”

Después del rimbombante anuncio del FCB y de la gira mediática que Laporta y Claure realizaron para dar impulso al proyecto el retoño barcelonista en Miami comenzó a perder fuerza. La falta de un interés real de parte de la administración local y la negativa de la MLS a elevar el número de sus franquicias comenzó a frustrar las opciones de éxito del emprendimiento.

Además, la iniciativa no contaba con el apoyo masivo de los socios del club catalán. Los 40 millones de euros que el equipo europeo tenía que poner sobre la mesa para comenzar a hacer caminar a su filial norteamericana (a día de hoy, una auténtica ganga) terminaron por forzar la retirada de la entidad blaugrana.

En marzo de 2009 la Major League Soccer, el Barcelona y Marcelo Claure decidieron de manera conjunta poner fin al proyecto. De manera oficial el club de la Ciudad Condal no volvió a interesarse nuevamente como inversor en el fútbol profesional norteamericano. Aunque desde hace algunos meses se especula con la posibilidad de que el equipo instale una franquicia de futsal en Estados Unidos a futuro.

¿Qué quedó del viejo proyecto del FC Barcelona en la MLS?

  • Ferran Soriano y Txiki Begiristain (en 2008, directivos del Barcelona) hoy son ejecutivos de máxima responsabilidad del Manchester City FC y, por ende, del City Football Group. Ambos han tenido un importante papel en la puesta en funcionamiento de la franquicia que hoy conocemos como New York City FC.
  • Miami en particular y Florida en general han demostrado ser mercados complicados para la MLS. Hasta 2015 el estado sureño no volvió a tener un equipo en la ‘primera división’ norteamericana. Orlando City SC es en este momento el único representante de Florida en la liga.
  • El FIU Stadium -el primer estadio elegido por el Barcelona– es hoy el hogar de Miami FC, el equipo que en pocos días debutará en la North American Soccer League, la ‘segunda división’ de Estados Unidos y Canadá.
  • El proyecto de llevar una franquicia de la MLS a Miami sigue vigente, y tiene todo para que pueda llevarse a cabo. Con Marcelo Claure como uno de los socios inversores, el grupo inversor liderado por David Beckham recibió el visto bueno de la Junta de Gobernadores de la liga y acaba de adquirir el terreno donde podrá construir su estadio.

Foto: El Barcelona enfrenta a Chivas de Guadalajara en la ciudad de Chicago en el verano de 2008. (Crédito: FC Barcelona)

Supporters’ Shield vs. MLS Cup, trofeos con distinto significado

Supporters Shield

Las ligas de fútbol más prestigiosas de Europa y algunas de las mejores de Sudamérica se dirimen sin playoffs. Dentro de una temporada regular los equipos participantes enfrentan en dos ocasiones (una como local, otra como visitante) a todos sus rivales. El conjunto que al final de todos esos partidos suma la mayor cantidad de puntos es coronado campeón. La postemporada queda reservada para dirimir todos o algunos de los ascensos y los descensos.

En el deporte profesional norteamericano la temporada regular es meramente la antesala de los playoffs. La postemporada es lo bueno del calendario de ligas de enorme popularidad como la NBA, la MLB y la NFL. Todo lo previo al inicio de las liguillas finales solamente tiene valor estadístico; no existe ninguna copa para la mejor franquicia de la temporada regular (aunque la NBA entrega un reconocimiento económico al mejor equipo de la fase previa).

Las excepciones están en la NHL y la MLS. En el hockey sobre hielo encontramos al Presidents’ Trophy (instaurado en el torneo de 1985-86), que encuentra bajísima repercusión entre los aficionados y la prensa especializada. En la primera división del fútbol de Estados Unidos y Canadá existe el Supporters’ Shield, el máximo premio en todo el deporte norteamericano al mejor equipo de una temporada regular.

El Escudo de los Hinchas garantiza a su poseedor la clasificación a la Liga de Campeones de CONCACAF (en el caso de los equipos estadounidenses únicamente; los cuadros canadienses acceden  mediante el Canadian Championship). Pero no asegura el título de liga. Como suele pasar en otras actividades deportivas ser el mejor en la temporada regular no se traduce de manera automática en un título de liga.

El Supporters’ Shield fue introducido oficialmente en la MLS en 1999, a instancias de varios grupos de aficionados que aportaron dinero para comprar el trofeo. La liga y los hinchas decidieron hacer retroactivo el reconocimiento a los número uno de las temporadas 1996, 1997 y 1998. En los 20 años de historia de la Major League Soccer solamente un puñado de ganadores de la temporada regular consiguieron ser a la vez campeones de liga.

1996 – Supporters’ Shield: Tampa Bay Mutiny / MLS Cup: D.C. United

1997 – Supporters’ Shield: D.C. United / MLS Cup: D.C. United

1998 – Supporters’ Shield: Los Angeles Galaxy / MLS Cup: Chicago Fire

1999 – Supporters’ Shield: D.C. United / MLS Cup: D.C. United

2000 – Supporters’ Shield: Kansas City Wizards / MLS Cup: Kansas City Wizards

2001: Supporters’ Shield: Miami Fusion / MLS Cup: San Jose Earthquakes

2002: Supporters’ Shield: Los Angeles Galaxy / MLS Cup: Los Angeles Galaxy

2003: Supporters’ Shield: Chicago Fire / MLS Cup: San Jose Earthquakes

2004: Supporters’ Shield: Columbus Crew  / MLS Cup: D.C. United

2005: Supporters’ Shield: San Jose Earthquakes / MLS Cup: Los Angeles Galaxy

2006: Supporters’ Shield: D.C. United / MLS Cup: Houston Dynamo

2007: Supporters’ Shield: D.C. United / MLS Cup: Houston Dynamo

2008: Supporters’ Shield: Columbus Crew / MLS Cup: Columbus Crew

2009: Supporters’ Shield: Columbus Crew / MLS Cup: Real Salt Lake

2010: Supporters’ Shield: Los Angeles Galaxy / MLS Cup: Colorado Rapids

2011: Supporters’ Shield: Los Angeles Galaxy / MLS Cup: Los Angeles Galaxy

2012: Supporters’ Shield: San Jose Earthquakes / MLS Cup: Los Angeles Galaxy

2013: Supporters’ Shield: New York Red Bulls / MLS Cup: Sporting Kansas City

2014: Supporters’ Shield: Seattle Sounders FC (en la fotografía) / MLS Cup: Los Angeles Galaxy

Si bien el Supporters’ Shield tiene una importancia considerable para los equipos de la Division 1 norteamericana, solamente la MLS Cup corona al campeón de la liga.

La MLS Cup prevalece sobre el Supporters’ Shield no solamente por una cuestión de jerarquía y de oficialidad, sino también para poner algo de justicia a las disparidades deportivas que existen entre la Conferencia Este y la Conferencia Oeste del torneo. De los últimos seis campeones de liga, cinco de ellos lo hicieron representando al Oeste. El sexto –Sporting Kansas City, ganador en 2013- está en 2015 en la zona occidental de la liga.

La Major League Soccer cuenta actualmente con equipos más competitivos en el Oeste que en el Este. Si bien este año las diferencias entre una y otra franquicia no parecen ser tan profundas como en temporadas recientes las estadísticas siguen marcando una clara superioridad de los equipos de la costa del Pacífico.

En su actual formato la liga emplea lo que se define como un calendario desbalanceado. A fin de reducir los larguísimos desplazamientos que pueden plantearse entre, por ejemplo, ciudades como Vancouver y Orlando, o San Jose y Montreal la MLS decidió favorecer a los enfrentamientos locales.

En suma, todas las franquicias participantes enfrentan durante la temporada regular al menos una vez al resto de sus rivales en la liga, pero juegan más partidos ante clubes de su propia conferencia. Es así como New York Red Bulls de marzo a octubre se mide en tres oportunidades contra D.C. United, pero solamente lo hace en una ocasión frente a Seattle Sounders.

Los playoffs, a los que a partir de 2015 clasifican los seis mejores representantes de cada Conferencia, buscan equilibrar las distorsiones que se puedan producir en la carrera por el Supporters’ Shield. Al partido final por la MLS Cup llegarán el mejor equipo del Oeste y su contraparte del Este. Con essta ‘doble premiación’ la liga satisface en parte a los puristas que creen que el mejor equipo es el que más puntos acumula en la temporada y también cumple con esa ley no escrita del deporte norteamericano que señala que el campeón debe surgir de una liguilla.

Desde su nacimiento la MLS apunta a estar dentro de las grandes competiciones norteamericanas. Su objetivo es ser tan reconocible y popular como lo son la NBA o la Major League Baseball. Para lograrlo debe adaptarse al formato que el escenario exige. La NFL jamás definirá a sus campeones como lo hace la Premier League inglesa; probablemente la Major League Soccer jamás lo haga tampoco.

Eso no significa que alguna otra forma de fútbol profesional en Norteamérica no termine siendo una liga de 20 equipos, con ascensos y descensos, que consagre como campeón al club que más puntos reúna a lo largo de 38 encuentros.  La NASL (hoy considerada por la federación estadounidense como una ‘segunda división’) podría ser la señalada para intentar tener una liga de lo que algunos llaman international soccer dentro de las fronteras de Canadá y Estados Unidos.