Expansión: El día en el que MLS Miami dejó de ser el equipo de David Beckham

Becks Becks.jpg

A comienzos de la semana el comisionado Don Garber se aventuró a decir que el miércoles se producirían novedades vinculadas a la posibilidad de autorizar la llegada de una franquicia de la MLS en la ciudad de Miami. Si bien se esperaba una confirmación definitiva -que no se produjo todavía- el anuncio de la máxima autoridad de la Major League Soccer no carece de interés y sustancia.

David Beckham y el Día D para MLS Miami

La novedad que acaparó más titulares es la que confirma que el proyecto de MLS Miami sigue vivo -no hubiera extrañado demasiado un anuncio que dijera lo contrario-, y que la liga necesita algunas semanas más para poder confirmar el ingreso del que sería su franquicia número 24.

La noticia más impactante -y que no tuvo tanta repercusión en los medios que cubren la actividad de la liga- es que David Beckham ha dejado de ser el accionista mayoritario del grupo inversor conocido como Miami Beckham United. El nuevo dueño mayoritario del emprendimiento, de acuerdo a lo anunciado por Garber, es Todd Boehly, presidente, CEO y accionista mayoritario de Eldridge Industries, un fondo de inversión y -además- uno de los propietarios de Los Angeles Dodgers, uno de los ‘tanques’ de las Ligas Mayores de béisbol en América del Norte.

MLS Miami espera una confirmación definitiva

Horas antes del All-Star Game disputado en la ciudad de Chicago, Beckham y Boehly hicieron una presentación a la Junta de Gobernadores de la MLS (los propietarios de los 23 equipos de la liga) para explicar sobre sus ideas y plan de establecimiento y desarrollo de un futuro equipo en la ciudad de Miami. Desde inicios de 2014 -cuando se anunció el emprendimiento- el exvolante inglés jamás se había presentado ante quienes en los próximos años pueden ser sus pares dentro de la estructura de la Major League Soccer.

Tras una larga deliberación, los dueños de las franquicias autorizaron a Don Garber a trabajar por un tiempo más con el grupo inversor de Miami con la idea de llegar a un acuerdo definitivo sobre el establecimiento de la franquicia en el sur del estado de Florida.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

“No estamos anunciando hoy [por el miércoles] la llegada de MLS Miami”, señaló el comisionado ante la prensa. “Pero tengo confianza en que podremos hacerlo quizás sobre el final del verano [boreal]. Estamos cerca de la meta. Ahora estamos un poco más cerca, pero todavía no llegamos. Estamos realmente muy, muy, muy cerca”.

Miami Beckham United necesita resolver una serie de asuntos legales y administrativos en la ciudad -compra definitiva del terreno que necesita para construir su estadio con capacidad para 25.000 espectadores en el barrio de Overtown, conciliar las protestas de algunos vecinos que se oponen a esa infraestructura- antes de recibir la autorización final de parte de la Major League Soccer. Además, el organigrama interno del grupo inversor podría modificarse en los próximos días. Fuentes vinculadas a las negociaciones no descartan que se incorporen nuevos accionistas a la sociedad que controla el emprendimiento.

Desde su concepción, MLS Miami ha estado rodeado de más secreto y silencio que cualquier otra iniciativa de expansión en la liga. Hay puntos de todo este movimiento que todavía requieren una explicación -o simplemente información, que hoy es inexistente- de parte de los inversores o de la liga:

– ¿Cuál es el porcentaje de control que Todd Boehly tiene ahora sobre Miami Beckham United? ¿Qué papel juegan de ahora en más David Beckham y sus socios originales?

– ¿Difiere el proyecto de inversión y deportivo de Boehly con respecto al que planteó Beckham en 2014?

– ¿Qué tipo de expansion fee deberá pagar Miami Beckham United para hacer efectivo su ingreso a la liga, ahora que el inglés dejó de ser el inversor principal?

Como en cualquier novela por entregas que se precie de tal, daremos cuenta de lo que se vaya despejando en los próximos días y semanas.

David Beckham y el Día D para MLS Miami

Miami Becks

El miércoles puede ser el Dia D para MLS Miami. En declaraciones exclusivas a la cadena ESPN el comisionado Don Garber manifestó que la liga podría decidir conceder finalmente una franquicia a David Beckham y sus socios, quienes desde hace tiempo lideran la iniciativa para instalar un club de la Major League Soccer en la ciudad de Miami.

«Estamos cerca de la meta», dijo Garber. «Pero todavía no llegamos allí. Hemos trabajado duro durante mucho tiempo. Sentimos que todo está donde tiene que estar».

La encargada de dar el visto bueno final -horas antes del MLS All-Star Game, entre un combinado de figuras de la liga y el Real Madrid– debería ser la Junta de Gobernadores de la liga. En otras palabras, el colectivo que congrega a los propietarios de los equipos de la Major League Soccer. Si bien Garber no confirmó que el voto decisivo se producirá el miércoles, existe la percepción de que el tema podría quedar resuelto en las próximas 24 horas.

MLS Miami espera una confirmación definitiva

«Estamos en condiciones de pedir a la Junta que emita su voto sobre Miami», añadió la máxima autoridad de la primera división de Estados Unidos. «Todavía no sabemos si vamos a hacerlo. Sabremos mucho más el miércoles».

David Beckham cuenta con un beneficio único e histórico, que pretende poner en funcionamiento pronto. Mientras cualquier equipo que desee ingresar a la MLS debe abonar a la liga un expansion fee de entre 150 y 200 millones de dólares, el exjugador inglés obtuvo en 2007 -cuando se incorporó a LA Galaxy– el ‘incentivo’ de poder ser a futuro propietario de una franquicia abonando una cuota de ingreso de apenas 25 millones.

El ‘Expediente X’ de MLS Miami

Las idas y vueltas -que por momentos parecieron interminables e imposibles de resolver- que MLS Miami presentó desde que en febrero de 2014 la liga anunciara que buscaría instalarse en el sur del estado de Florida hicieron que los dueños de muchos equipos emeleseros muestren sus reparos sobre la jugosa ventaja que Becks tiene en su poder y que le permite acceder a la Major League Soccer a precio de ganga.

«La vida es larga», reflexionó Garber. «Nos comprometimos con David cuando él llegó a la liga, y realmente nos llevó mucho tiempo para conseguir que esto funcione. Se que hablo en representación de todos los propietarios; cuando damos nuestra palabra a alguien, cumplimos con lo prometido».

«Necesitábamos que todo se hiciera siguiendo un proceso adecuado», profundizó el comisionado. «Beckham contaba con la opción de ser propietario, pero tuvo que cumplir con todos los aspectos que acarrea esa opción. Tener un estadio, estar rodeado de socios financieros solventes, y otros aspectos con los que necesitábamos sentirnos cómodos».

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

Miami Beckham United -la sociedad detrás del proyecto- ya cuenta con el terreno suficiente para construir su estadio específico en el barrio de Overtown. Ahora espera que el gobierno comunal de Miami apruebe los cambios de zonificación para poder poner manos a la obra en el desarrollo del proyecto.

¿Por qué todo lo vinculado al impulso de David Beckham en Miami parece haberse acelerado de manera sensible en las últimas semanas? Los rumores que intentan explicar la situación son muchos. E incluyen la opción de que Riccardo Silva, el empresario italiano que es el propietario de Miami FC -equipo de la NASL, una de las ligas de segunda división en Estados Unidos– se haya asociado al exvolante inglés.

Como dijo el comisionado Garber, sabremos mucho más el miércoles.

Fotografía: David Beckham y el empresario boliviano Marcelo Claure, uno de sus socios en MLS Miami.

 

David Beckham juega su última ficha en Miami con un nuevo inversor

Becks

«Salvado por la campana», dirán muchos. Pero cuando se habla del manoseado proyecto de MLS Miami hay que opinar empleando una precaución reforzada. Pocos días después de que el comisionado Don Garber volviera a lanzar una advertencia que bien pudo ser interpretada como un auténtico ultimátum para David Beckham y sus socios rumores surgidos en Inglaterra y en Estados Unidos aseguran que el exfutbolista inglés habría conseguido -finalmente- al inversor que pueda ‘bancar’ el nacimiento y las primeras temporadas de vida de la franquicia que busca instalarse en el sur del estado de Florida.

De acuerdo con el periódico británico Daily Mail Miami Beckham United -tal es el nombre del emprendimiento- busca incorporar al inversor Todd Boehly para poder cumplir con el objetivo de hacer debutar al equipo en la temporada 2019.

David Beckham y su proyecto en Miami serán evaluados por los dueños de la MLS

La Junta de Gobernadores de la MLS (el colectivo de propietarios de equipos de la liga) todavía no se pronunció de manera definitiva sobre esta cuestión. Muchos propietarios no ven con buenos ojos que una tercera persona (Boehly) se beneficie del ‘acuerdo-ganga’ que se le entregó a Becks en 2007, cuando se incorporó a la MLS. Ese convenio le permite al exvolante ser propietario de un equipo a cambio del pago de un expansion fee (o cuota de ingreso) de apenas 25 millones de dólares, en contra de los 150 millones que cualquier grupo inversor está obligado a abonar en la actualidad.

La Major League Soccer está apremiada. Debe tomar pronto una decisión definitiva para solucionar ‘la cuestión Beckham’. Boehly es un especialista en este tipo de inversiones. El banquero es parte de un grupo que recientemente pagó 2.000 millones de dólares para quedarse con LA Dodgers, equipo de las grandes ligas de béisbol.

MLS Miami, ¿el cuento de la buena pipa?

El pedido para agregar a Todd Boehly a Miami Beckham United está siendo analizado por la directiva de la MLS y ‘los Gobernadores’ de la liga. Todavía ninguna de las partes habría tomado una decisión sobre este asunto.

El proyecto de Beckham parece haber conseguido todo lo necesario para obtener la luz verde y ponerse en marcha. Ha demorado tres años desde el anuncio oficial, lo que es una enormidad de tiempo comparado con procesos similares en plazas como Atlanta y Minneapolis/St. Paul.

MLS Miami tiene el terreno donde podría ponerse a construir un estadio mañana mismo en el barrio de Overtown, cuenta con el innegable valor promocional del astro británico como hombre-anuncio, y ahora puede presumir de contar con la fuente financiera que le permitiría dar forma -si nada demasiado extraño se presenta- al emprendimiento. No cuenta -y eso es bastante notable- con apoyo administrativo. La ciudad de Miami y el condado que la contiene han mostrado escasísimo interés en el proyecto hasta ahora.

Fotografía: David Beckham habría conseguido a un inversor que le permitiría financiar su emprendimiento en la ciudad de Miami.

 

2008, cuando el Barcelona quiso tener un equipo en la MLS

Barcelona USA

La Major League Soccer tiene hoy una sólida relación con el fútbol europeo. El ejemplo más claro seguramente es el vínculo casi familiar que existe entre la franquicia de New York City FC y el Manchester City FC, dos equipos controlados por el City Football Group.

El New York Red Bulls es parte del esfuerzo que la multinacional mantiene en el ámbito del fútbol. En Europa el grupo empresario administra al FC Red Bull Salzburg (Austria) y al RB Leipzig (Alemania), además de los equipos de Red Bull Ghana y Red Bull Brasil.

Menos conocido -pero igualmente firme- es el nexo entre Montreal Impact y Bologna FC. El empresario canadiense Joey Saputo controla a ambos clubes. Una situación similar a la que el indonesio Erick Thohir mantiene en el Inter de Milán y el D.C. United. Steve Nash, ya retirado en la NBA, es accionista de Vancouver Whitecaps FC en Canadá y del RCD Mallorca en España.

Y el secreto mejor guarado en esta materia es que Stan Kroenke -el accionista mayoritario del Arsenal FC de Inglaterra– es, al mismo tiempo, es el propietario de la franquicia de Colorado Rapids en la MLS.

Pero la historia no siempre fue así. En 2008 la liga carecía de la mayoría de estos vínculos internacionales. En octubre de ese año el FC Barcelona dio a conocer su intención de contar con un equipo en la Major League Soccer. En el momento del anuncio el club catalán y su principal socio local en Estados Unidos -el magnate boliviano Marcelo Claure– apuntaban a hacer debutar a esa franquicia en la temporadas 2010 o 2011 de la ‘primera división’ norteamericana.

Por ese entonces la MLS ya pretendía que todos sus equipos jugaran en estadios específicos. El Barcelona había iniciado negociaciones con la Florida International University para usar sus instalaciones y jugar como local en el FIU Stadium durante los dos primeros años de existencia de la franquicia.

Internet todavía guarda una muestra de cómo trataba el club español a su proyecto de ultramar en su web oficial.

La liga esperaba (y alentaba) el uso del nombre del Barcelona para su equipo en Miami en caso de que la propuesta fuera aprobada por la Junta de Gobernadores de la Major League Soccer. Una situación que -al otro lado del Atlántico– era vista como una oportunidad de oro para expandir la marca del Barça en Estados Unidos y toda América del Norte.

En 2008 el estado de Florida carecía de un representante en la MLS. Los equipos de Miami Fusion y Tampa Bay Mutiny habían sido liquidados en medio de un proceso de reducción de la liga en 2001.

En el momento del anuncio del interés del Barcelona en la MLS Claure puso en funcionamiento la web www.MiamiFCB.com para sumar adherentes en el sur de Florida. Esa página también permitía a los interesados hacer depósitos previos para asegurarse un lugar como abonados de temporada.

«Sabemos que Miami es una gran ciudad para el fútbol. Y ahora -con la posibilidad de que un equipo de la Major League Soccer llegue a la ciudad- creemos que es una gran oportunidad para demostrar al mundo que merecemos un equipo», señaló Claure en ese entonces.

«El FC Barcelona está muy entusiasmado con el proyecto en la MLS», dijo el presidente culé de ese momento, Joan Laporta. «Es muy especial para nosotros ser parte de esta iniciativa. Desde hace muchos años hemos estado buscando una oportunidad como esta porque ha sido nuestro objetivo estar presentes en el mercado estadounidense», declaró el dirigente en 2008.

«El fútbol profesional y la MLS están creciendo ‘paso a paso'», dijo en ese momento Fe. «Creo que es una manera muy inteligente de intentar que el fútbol tenga éxito en este país», aseguró. «Aquí el panorama deportivo es más complicado que en Europa. El fútbol en Estados Unidos compite con deportes americanos muy tradicionales y poderosos, como el baloncesto, el béisbol, el hockey sobre hielo y el football americano.»

Después del rimbombante anuncio del FCB y de la gira mediática que Laporta y Claure realizaron para dar impulso al proyecto el retoño barcelonista en Miami comenzó a perder fuerza. La falta de un interés real de parte de la administración local y la negativa de la MLS a elevar el número de sus franquicias comenzó a frustrar las opciones de éxito del emprendimiento.

Además, la iniciativa no contaba con el apoyo masivo de los socios del club catalán. Los 40 millones de euros que el equipo europeo tenía que poner sobre la mesa para comenzar a hacer caminar a su filial norteamericana (a día de hoy, una auténtica ganga) terminaron por forzar la retirada de la entidad blaugrana.

En marzo de 2009 la Major League Soccer, el Barcelona y Marcelo Claure decidieron de manera conjunta poner fin al proyecto. De manera oficial el club de la Ciudad Condal no volvió a interesarse nuevamente como inversor en el fútbol profesional norteamericano. Aunque desde hace algunos meses se especula con la posibilidad de que el equipo instale una franquicia de futsal en Estados Unidos a futuro.

¿Qué quedó del viejo proyecto del FC Barcelona en la MLS?

  • Ferran Soriano y Txiki Begiristain (en 2008, directivos del Barcelona) hoy son ejecutivos de máxima responsabilidad del Manchester City FC y, por ende, del City Football Group. Ambos han tenido un importante papel en la puesta en funcionamiento de la franquicia que hoy conocemos como New York City FC.
  • Miami en particular y Florida en general han demostrado ser mercados complicados para la MLS. Hasta 2015 el estado sureño no volvió a tener un equipo en la ‘primera división’ norteamericana. Orlando City SC es en este momento el único representante de Florida en la liga.
  • El FIU Stadium -el primer estadio elegido por el Barcelona– es hoy el hogar de Miami FC, el equipo que en pocos días debutará en la North American Soccer League, la ‘segunda división’ de Estados Unidos y Canadá.
  • El proyecto de llevar una franquicia de la MLS a Miami sigue vigente, y tiene todo para que pueda llevarse a cabo. Con Marcelo Claure como uno de los socios inversores, el grupo inversor liderado por David Beckham recibió el visto bueno de la Junta de Gobernadores de la liga y acaba de adquirir el terreno donde podrá construir su estadio.

Foto: El Barcelona enfrenta a Chivas de Guadalajara en la ciudad de Chicago en el verano de 2008. (Crédito: FC Barcelona)

MLS Miami: ¿Qatar compró el proyecto de David Beckham?

Becks

La versión estadounidense del periódico deportivo español AS acaba de publicar una información que podría cambiar por completo la historia de la Major League Soccer y su proceso de expansión.

En un artículo firmado por Johani Carolina Ponce la web informa que el equipo todavía conocido como MLS Miami habría cambiado de propietario o podría estar muy cerca de hacerlo.

David Beckham y sus asociados habrían decidido vender la mayoría de su paquete accionario sobre la futura franquicia a Qatar Sports Investment, el pool que controla -entre otros- a Paris Saint-Germain y a la cadena internacional beIN SPORTS.

La información fue publicada en primer lugar por Bob Williams, reportero del periódico británico The Telegraph y luego ampliada por la redacción del portal norteamericano de AS, con sede en Miami.

El ex futbolista de Los Angeles Galaxy se quedaría con una pequeña participación en el accionariado del futuro equipo, pero seguiría siendo la cara visible del proyecto que entrará en competición en las temporadas 2018 o 2019.

Al llegar a la Major League Soccer en 2007 como el primer Jugador Franquicia de la historia la liga le concedió a Beckham el privilegio de ser dueño de un equipo una vez que colgara las botas. En ese entonces la MLS se comprometió a vender al inglés el derecho de tener una franquicia por 25 millones de dólares. Una cifra módica en comparación con los 100 millones que recientemente los grupos propietarios de Los Angeles FC o Minnesota United FC (otros dos futuros equipos en expansión) tuvieron que abonar.

De acuerdo con lo publicado por AS el grupo Beckham se habría comprometido a vender ese derecho al Qatar Sports Investment por 100 millones de dólares.

David Beckham finalizó su carrera como futbolista profesional en el Paris Saint-Germain, período durante el cual trabó amistad y generó vínculos comerciales con Nasser Al-Khelaïfi, presidente y propietario del club francés, y también titular de Qatar Sports Investment.

Beckham y sus asociados tenían prácticamente todo listo para poner oficialmente en marcha al futuro club en la zona de Overtown. Los únicos pasos restantes están vinculados a la negociación final con las autoridades locales para obtener la autorización para construir un estadio específico. Y también debían presentar de manera formal a un grupo de inversores que pudieran financiar esa obra, valorada en unos 300 millones de dólares.

Para llevar a cabo una operación de este tipo el grupo inversor encabezado por David Beckham tiene que haber recibido la aprobación de la MLS y/o de su Junta de Gobernadores. De momento no se ha publicado ninguna reacción oficial de la oficina del comisionado Don Garber o de alguna otra autoridad de la liga.

AMPLIAREMOS