Rayo OKC: ¿Sin jugadores y sin planes para 2017?

rayo-okc

Los propietarios de los equipos de la NASL se reunieron durante las últimas 48 horas en la ciudad de Atlanta. La liga de ‘segunda división’ de América del Norte pasa por el momento más complicado de su segunda encarnación y corre serio riesgo de desintegrarse o ser en parte absorbida por otras competiciones.

El Rayo OKC no es el único problema sobre la mesa de la NASL

De acuerdo con el periódico The Oklahoman el único club que no envió a ningún representante a ese cónclave es el Rayo OKC, un equipo que sigue enviando señales (quizás esta sea la definitiva) que anuncian que no estará presente en el circuito de la North American Soccer League o en otra instancia profesional de Estados Unidos en 2017.

La directiva del Rayo Vallecano da su versión sobre la crisis del Rayo OKC

Alberto Gallego -director deportivo del filial del Rayo Vallecano- y Gerard Nus -el técnico que condujo con éxito al equipo durante la segunda mitad de la temporada- dejaron hace días Estados Unidos para reasumir las funciones que tenían antes de llegar al club de Oklahoma City.

Gerard Nus: «Cuando uno da todo espera algo más a cambio»

La publicación, en un artículo firmado por el periodista James Poling, asegura que todos los futbolistas que en 2016 estuvieron a las órdenes del Rayo OKC fueron dejados en libertad de acción. La mayoría de los efectivos del plantel tenían contratos de una temporada de duración, aunque algunos jugadores habían firmado convenios multianuales.

Mientras muchos equipos de la NASL intentan seguir los pasos de Tampa Bay Rowdies y Ottawa Fury -que semanas atrás anunciaron su ‘mudanza’ a la USL, la ‘tercera división’- nada se sabe de manera oficial sobre los planes del Rayo estadounidense de cara a 2017.

Fotografía: Rayo OKC

 

 

NASL: El Rayo OKC se queda sin superficie de juego (Ampliación)

Nexxfield

El Rayo OKC podrá tener una vida corta, pero será difícil de olvidar en el ambiente futbolístico de Estados Unidos. Cuando la situación del filial del Rayo Vallecano en la North American Soccer League parecía estar por debajo de los requerimientos mínimos para funcionar dentro de una liga profesional la noticia de última hora indica que el conjunto de la franja roja en Oklahoma City acaba de quedarse sin terreno de juego. No sin estadio, sino sin terreno de juego.

El Rayo OKC juega como local en el Miller Stadium (en la fotografía) y eso -al menos en el futuro inmediato- no cambiará. Pero el equipo de fútbol juega sobre una revolucionaria superficie artificial llamada Nexxfield, que en las últimas horas ha dejado de estar disponible para la franquicia de la NASL.

El Nexxfield es un sistema que se compone de piezas rectangulares de césped sintético (que se unen entre sí a través de bandas de Velcro) que se disponen sobre la superficie existente. Las canchas hechas con este sistema cumplen con todas las normativas establecidas por la FIFA en materia de terrenos de juego sintéticos. Es decir, es una cancha artificial de calidad superior que se puede montar sobre cualquier superficie plana.

James Poling, el cronista del periódico The Oklahoman que cubre la actividad del Rayo OKC, informó a través de su cuenta en Twitter que 40 de los 92 paneles que cubren la cancha del Miller Stadium fueron retirados de ese lugar por Sean Jones, el socio minoritario del equipo.

Djorn Buchholz, director general del Rayo OKC aseguró que Jones fue quien ordenó que esas piezas fueran retiradas del complejo deportivo. «Todavía desconocemos los motivos de la decisión del Sr. Jones o el paradero de la superficie de juego», explicó Bucholz a través de un comunicado emitido por el club.

El directivo aseguró que los paneles de Nexxfield fueron retirados sin el conocimiento previo del Rayo OKC.

«Todavía no se ha adpotado ninguna medida con respecto al partido que jugaremos como locales el 11 de septiembre», agregó Bucholz. «Esperamos haber recuperado la superficie de juego para esa fecha.»

Un poco más tarde el Rayo OKC aclaró que el partido del día 11 se jugará en el Miller Stadium, aunque el equipo todavía no sabe qué tipo de superficie de juego se empleará en esa ocasión.

¿Complicado, verdad?

Para agregar más confusión y bochorno al actual momento Sean Jones aclaró su postura. El inversor estadounidense manifiesta que retiró del estadio la mitad del terreno de juego (pagado por el propio Jones) ante la posibilidad de que el accionista mayoritario -el Rayo Vallecano– decidiera vender al mejor postor la totalidad de los paneles de Nexxfield.

A través de un nuevo comunicado Jones aclaró que fue él -a título individual- quien adquirió la alfombra desmontable sobre la que hasta ahora jugó el Rayo OKC.

«Compré el césped artificial en marzo, para solucionar el problema de las marcas de football americano y el inconveniente que nos planteaba el tamaño de la superficie de juego (en el Miller Stadium)», explicó el accionista. «Para solucionar esos inconvenientes tomé la decisión de comprar a nivel particular la superficie de juego.»

«A inicios de la semana pasada varios vendedores vinculados con la preparación del Miller Stadium me dijeron que el director general Djorn Bucholz les había dicho que la superficie artificial (el Nexxfield) no se emplearía más y sería vendida», comentó Jones. «En ese momento decidí que para defender mis intereses tenía que retirar el terreno de juego y llevarlo a un lugar seguro.»

 

Hasta el momento la conducción de la North American Soccer League no se pronunció sobre este tema.

AMPLIAREMOS