NWSL: La liga femenina que rompe con la historia en Estados Unidos

Carli Lloyd

«Has recorrido un largo camino, muchacha», decía el eslogan de una antigua marca de cigarrillos enfocada al mercado femenino. El camino transitado por la National Women’s Soccer League en Estados Unidos no es tan largo, pero definitivamente es trascendente. En 2016 la NWSL entra en territorio desconocido para el fútbol femenino a nivel profesional en América del Norte.

Esta tarde la liga comienza su cuarta temporada, una meta jamás alcanzada por sus predecesoras. La NWSL intenta afianzarse en medio de la estela de triunfos y títulos de la selección femenina estadounidense, vigente campeona mundial y gran candidata a quedarse con la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de este año.

La liga: Cuenta con diez equipos, y todos ellos juegan este fin de semana en la jugada inaugural. En orden alfabético, estas son las franquicias de la NWSL: Boston Breakers, Chicago Red Stars, Houston Dash (el equipo donde actúa Carli Lloyd -en la fotografía- reconocida por la FIFA como la mejor jugadora del mundo en 2015), FC Kansas City (el vigente campeón de liga), Orlando Pride (probablemente la nueva potencia de la liga, el nuevo equipo de Alex Morgan), Portland Thorns FC, Seattle Reign FC (el cuadro de Hope Solo y Megan Rapinoe), Sky Blue FC, Washington Spirit (donde juegan las delanteras Laura del Río -de España- y Estefanía Banini, de Argentina) y Western New York Flash.

El partido más atractivo de este fin de semana es el Portland Thorns vs. Orlando Pride. Será el primer encuentro después de que la estrella Alex Morgan dejara la franquicia de Portland para sumarse a la franquicia en expansión de Orlando. Se calcula que hasta 15.000 espectadores pueden hacerse presente en el Providence Park esta tarde.

La televisión: La NWSL acaba de anunciar un nuevo acuerdo estratégico con FOX Sports en Estados Unidos para la temporada 2016. La cadena emitirá tres partidos de la temporada regular, además de las dos semifinales y el partido final. FOX Sports es la cadena que emite en Estados Unidos encuentros de la Bundesliga, la Premier League, y la UEFA Champions League y -además- es uno de los medios oficiales de la Major League Soccer. Además, todos los encuentros de la liga estarám disponibles en un canal exclusivo en YouTube.

El ‘break’ olímpico: Durante el mes de agosto la NWSL no tendrá actividad oficial. La liga cuenta con jugadoras en 8 de las 12 selecciones que disputarán el torneo de fútbol femenino en los Juegos Olímpicos de este año en Rio de Janeiro. Además de las futbolistas estadounidenses y canadienses la liga cuenta con otras grandes jugadoras a nivel internacional, como la colombiana Lady Andrade (Western New York Flash), la australiana Kyah Simon (Boston Breakers) y la neocelandesa Abby Erceg (también integrante de Western New York).

¿Una expansión de la mano de la Major League Soccer?: El comisionado Jeff Plush asegura que muchos equipos de la MLS mostraron interés en contar con un equipo femenino, como ya lo hacen Orlando City SC (Orlando Pride), Portland Timbers (Portland Thorns), Houston Dynamo (Houston Dash) y Sporting Kansas City (FC Kansas City).

El dinero: Si bien el año pasado la visibilidad de la liga aumentó tras la Copa del Mundo ganada por la selección estadounidense en Canadá eso todavía no se traduce en grandes acuerdos de patrocinio, ni para la liga, ni para sus equipos. A día de hoy modificar esta situación es la prioridad número uno en las oficinas centrales de la liga.

Junto con el dinero podrían llegar más jugadoras internacionales, y se podrían crear más equipos. Conciente de que todavía está en plena etapa de crecimiento la NWSL se congratula por haber alcanzado su cuarta temporada, y hace planes racionales para su futuro inmediato. El reclamo salarial de algunas jugadoras de la selección estadounidense -de acuerdo con las declaraciones de las propias accionantes- no se interpondrá en el camino de la National Women’s Soccer League este año.

 

 

Bruce Arena: «La selección no progresó demasiado con Klinsmann»

 

 

 

Bruce Arena

El exinternacional por Estados Unidos Alexi Lalas estrenó su programa en internet. The Mutant Gene Podcast (El Podcast de Gen Mutante) es el nombre de la entrega del hoy comentarista de la cadena FOX Sports. El primer entrevistado de Lalas no fue otro que Bruce Arena, entrenador de Los Angeles Galaxy.

Sin la parafernalia de cámaras, productores y espectadores ocasionales el exdefensor consiguió ir a fondo con el antiguo técnico de D.C. United, New York Red Bulls y la selección de las Barras y las Estrellas.

A lo largo de la conversación Arena reconoció que después del Mundial de 2006 recibió ofertas de equipos de la Premier League inglesa y del Brondby IF danés. «Alguna vez me sondearon equipos de la EPL, pero nada de manera demasiado seria», comentó el técnico varias veces campeón en la Major League Soccer.
Otro punto abordado por Lalas y su entrevistado fue el presente de la selección de Estados Unidos. Arena -entrenador del equipo nacional entre 1998 y 2006- opina que el USMNT no ha mejorado desde que Jürgen Klinsmann tomara el mando en 2011.
Sin postularse de manera directa y frontal para suceder al alemán, Arena fijó su posición. «Seguro, hay cosas que yo haría de manera diferente. Lo único que diré es que creo que el programa de la selección nacional podría estar en una mejor situación de la que hoy tiene», explicó el veterano coach. «Creo que existe mucho potencial y ojalá se pueda mejorar. Pero, honestamente, creo que no hemos tenido un gran progreso», agregó.
«No me estoy postulando para ser seleccionador, no estoy pidiendo públicamente que Jürgen sea despedido del cargo de seleccionador nacional», explicó Bruce Arena. «(Pero) si me pidieran que vuelva a ser el seleccionador, por supuesto estaría muy interesado en hacerlo.»
El contenido completo (y en inglés, por supuesto) de la entrevista está disponible en este enlace.
Fotografía: Los Angeles Galaxy

MLS: Una futura expansión reservada para muy pocos

fc_cincinnati.jpg

La Major League Soccer comienza a ser un torneo cada vez menos accesible para futuros grupos inversores. No solamente por cuestiones económicas y de infraestructura, sino que porque la siguiente ronda de expansión ya puede estar bastante definida.

Aunque no se note demasiado, la liga se está expandiendo en este mismo momento. En 2017 entrará al circuito Atlanta United FC. La franquicia del estado de Georgia jugará en el espectacular Mercedes-Benz Stadium, ya contrató a algunos futbolistas de cara al año próximo, y tendrá una ciudad deportiva de primer nivel en Marietta.

En otras palabras, cualquier equipo que en el futuro acceda a la MLS -salvo alguna notable excepción reciente- está obligado a hacer enormes inversiones antes de comenzar a actuar. La liga espera y promueve que las futuras franquicias desembolsen cifras cada vez más prohibitivas.

Sin entrar en casos particulares, en líneas generales un equipo que entra en la Major League Soccer debe desembolsar un mínimo de 100 millones de dólares como expansion fee, una suerte de cuota de ingreso a la Division 1 estadounidense.

Además, a eso hay que agregar los entre 200 y 300 millones de dólares que implica la construcción de un estadio específico. El costo del centro de entrenamiento fácilmente puede alcanzar los 20 o 30 millones. Todo eso sin incluir la contratación de un equipo profesional, un cuerpo técnico y un grupo de empleados administrativos.

No hay que olvidar que en la actual situación política y económica de Estados Unidos es complicado conseguir rebajas fiscales o el aporte de fondos públicos para la construcción de nuevos estadios. Los casos más recientes demuestran que la MLS tiende a contar con instalaciones nuevas financiadas de manera íntegra con fondos privados.

El esfuerzo económico que está haciendo Atlanta United se replica -en mayor o menor medida- en el resto de los equipos que tienen asegurada su franquicia. Minnesota United (o como se llame el equipo cuando entre en competición en 2017 o 2018), Los Angeles FC y el conjunto de David Beckham en Miami pasan o pasarán por una serie de requerimientos similares.

Sin un estadio específico -o sin un plan para tenerlo- es prácticamente imposible entrar a la Major League Soccer. A día de hoy probablemente sin un centro de entrenamiento apropiado tampoco se pueda aspirar a ser parte del circuito.

Los movimientos recientes de la dirección de la liga apuntan en ese sentido, sin olvidar la excepción a la regla que ha presentado el acceso de New York City FC a la MLS. El conjunto celeste todavía no tiene un proyecto concreto para construir un estadio propio, aunque sí parece estar bien encaminado para pronto poder estrenar su centro de entrenamiento y sede administrativa.

No solamente la Major League Soccer quiere infraestructuras nuevas y propias, también la liga busca que sus equipos estén en mercados grandes o en los que el fútbol sea verdaderamente relevante.

La futura ronda de expansión llevará al máximo circuito del soccer en Estados Unidos y Canadá de 24 a 28 equipos. Algunas de esas nuevas plazas comienzan a tener nombre y apellido.

La ciudad de Sacramento y el equipo del Republic perdieron por poco la franquicia que finalmente quedó en manos de Minnesota. La candidatura parece tenerlo todo: apoyo popular y administrativo, un equipo con importante respaldo de sus hinchas y el dinero y la experiencia gestora de un grupo propietario con experiencia en la escena del deporte en la capital californiana. La inminente visita del comisionado Don Garber parece reafirmar la potencia de Sacramento como futura ciudad MLS.

El segundo gran candidato a quedarse con uno de los futuros cupos de expansión es San Antonio FC, el equipo que de manera vertiginosa entró en la USL esta temporada. SAFC ocupa el estadio que hasta el año pasado tenía el hoy desaparecido San Antonio Scorpions en la NASL.

El nuevo club es propiedad de una de las franquicias más exitosas de la NBA, San Antonio Spurs. La idea de las autoridades locales y del equipo de baloncesto es comprometerse a efectuar la inversión necesaria para obtener un lugar en la Major League Soccer en el mediano plazo. La MLS, una vez más, apuesta por la proposición de una organización deportiva perfectamente asentada y exitosa en un mercado local.

A medida que pasan las semanas suben las acciones de St. Louis, una de las cunas históricas del fútbol en América del Norte. La partida de los Rams de la NFL hacia Los Angeles no solamente deja un espacio vacío, sino que abre la puerta al desembarco de un equipo de la MLS (que bien podría ser el Saint Louis FC, un club de la USL). El vacío deportivo que generó la National Football League parece encaminado a ser ocupado por otra liga o deporte. La Major League Soccer es la primera que apreció esa oportunidad y ya trabaja con inversores y autoridades locales en el análisis de la viabilidad del proyecto.

Las futuras franquicias #25, #26 y #27 ya cuentan con candidatos serios a ser sus adjudicatarios. El equipo #28 es el único sujeto a una lucha abierta entre varias opciones. La MLS ya tiene presencia actual o garantizada a futuro en la gran mayoría de los mercados deportivos de Estados Unidos y Canadá.

En una rápida revisión vemos que la liga no está en San Francisco (donde sí acaba de anunciar su presencia la NASL), pero cuenta con un equipo histórico en las cercanías de la ciudad del Golden Gate, San Jose Earthquakes. Dejando de lado a la ciudad de la Costa Oeste el único mercado deportivamente relevante en el que todavía no ha habido ninguna movida realmente seria vinculada a la Major League Soccer es Phoenix, en el estado de Arizona.

Phoenix (su suburbio, más concretamente) tiene un equipo de fútbol profesional, el Arizona United SC, fundado en marzo de 2014, que milita en la USL. Además, el polo urbano de Phoenix es una de las 13 ciudades estadounidenses con representantes en las cuatro ligas grandes establecidas en América del Norte. Allí están los equipos de Arizona Diamondbacks (MLB), Phoenix Suns (NBA), Arizona Cardinals (NFL) y Arizona Coyotes (NHL). Más de una voz autorizada cree que la MLS puede también tener cabida en la ciudad del Valle del Sol.

¿Puede crecer la Major League Soccer más allá del equipo #28? A excepción de la NFL (que cuenta con 32 equipos participantes) el resto de las major leagues norteamericanas frenaron la admisión al llegar a la franquicia #30. Es lógico pensar que el máximo circuito del fútbol de esta parte del mundo puede aspirar -como máximo- a contar con tres decenas de clubes.

Mientras eso ocurre la lucha por la plaza #28 puede ser encarnizada… y muy cara cuando al beneficiario le toque abonar todas las cuentas. Un equipo de la USL que destaca -y que desde su fundación no oculta su intención de llegar a la MLS– es FC Cincinnati (en la fotografía).

La franquicia de Cincinnati (otro mercado bastante atractivo, que cuenta con representantes en la NFL y en la MLB) irrumpió en la United Soccer League haciendo bastante ruido. El FCC acaba de anunciar que vendió 10.000 entradas para su primer partido como local, que se jugará en unos días. Una cifra que llama mucho la atención, y que no es frecuente en su categoría o en la NASL. No demasiado lejana a las que -en promedio- se ven en algunos estadios de la Major League Soccer.

Con apenas meses de existencia las cosas parecen plantearse de manera favorable para FC Cincinnati. Pero llama la atención cierta falta de voracidad del nuevo equipo. En una reciente entrevista el presidente de la franquicia de la USL reconoció que no existen planes inmediatos para la construcción de un estadio específico o de un centro de entrenamiento. Hasta nuevo aviso FC Cincinnati seguirá jugando en el Nippert Stadium, un estadio universitario en el que habitualmente se practica football americano, sobre superficie artificial.

Como dice Alexi Lalas -hoy comentarista de la cadena Fox Sports– el panorama empresarial de la Major League Soccer en los próximos años se parecerá bastante a la Fiebre del Oro. Las últimas plazas en la MLS -una liga en franco crecimiento en América del Norte– cotizarán probablemente a un precio inaudito, reservado solamente para los grandes actores del fútbol internacional.

 

Más difusión para los partidos de la NASL en 2016

OneWorld

Si bien en 2016 la NASL seguirá dependiendo en gran medida del streaming de sus partidos por internet la liga anunció hoy una continuidad ampliada de su vínculo con la cadena ONE World Sports.

Desde el 2 de abril la señal televisiva transmitirá El Partido de la Semana de la NASL, así como también un programa llamado NASL This Week, un resumen de la actividad de todos los equipos de la North American Soccer League.

La gran novedad para este año es que ONE World Sports emitirá su NASL Game of the Week por internet de manera abierta para todos los espectadores de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

ONE World Sports transmitirá un partido cada sábado durante las 11 semanas de duración de la fase regular de la Temporada de Primavera de la NASL.

Las 12 entregas del Partido de la Semana en la Temporada de Otoño (que se agrandará gracias a la entrada en competición de Puerto Rico FC) se mudarán a los días miércoles.

De acuerdo a lo informado por la liga en su web oficial ONE World Sports ofrecerá también a través de una aplicación específica todos los encuentros del torneo de ‘segunda categoría’ del fútbol norteamericano.

El primer NASL Game of the Week de este año será el encuentro que enfrentará a los equipos de Tampa Bay Rowdies e Indy Eleven el sábado 2 de abril en el Al Lang Stadium.

En las últimas horas había circulado el rumor de que la NASL estaba próxima a cerrar un acuerdo con beIN Sports, la cadena de origen qatarí que en Estados Unidos tiene los derechos de la primera división española, la Serie A de Italia, la Ligue 1 francesa y las eliminatorias mundialistas en Sudamérica, entre otros productos.

¿Puede la North American Soccer League llegar a una situación similar al que tiene la MLS? En territorio norteamericano Univision tiene en exclusiva el partido de los viernes por la noche, mientras que ESPN y Fox Sports tienen los derechos sobre los dos partidos más atractivos de los domingos.

Imagen: ONE World Sports / NASL

La MLS recorta distancia con las ‘Cuatro Grandes’

MLS2015

El amplio panorama del deporte profesional de Estados Unidos -y, por extensión, de Canadá- está dominado por la NHL, la NBA, la MLB y la NFL. Las Big Four hasta ahora no han tenido mayor competencia o rival de importancia. Pero el notable crecimiento de las MLS en las últimas temporadas -especialmente en 2015- hace pensar que el fútbol (al menos en su máxima categoría) se ha acercado a las principales ligas norteamericanas y que, tal vez, ya haya superado o esté a punto de superar al hockey sobre hielo en el orden de preferencias del público local.

De acuerdo con un artículo recientemente publicado por Forbes la Major League Soccer experimentó un importante crecimiento en varias áreas como la venta de entradas y abonos, la cantidad de sponsors que se acercan a los distintos equipos y la difusión de sus encuentros a través de la televisión.

La MLS es una liga global: La temporada 2015 fue la primera ocasión en la que todos los partidos de la temporada regular de la Major League Soccer pudieron verse en todo el mundo. En Estados Unidos, gracias al acuerdo firmado con Univision, FOX e ESPN (más TSN y RDS en territorio canadiense). Y alrededor del planeta gracias a los convenios que la liga mantiene con Eurosport, Sky Sports, Globo y las cadenas locales de ESPN y FOX Sports en regiones como África y América Latina. Desde este año la MLS puede verse en 140 países y territorios. En EE.UU. la liga cuenta en la actualidad con unos 30 millones de seguidores a través de la televisión. En Europa continental -gracias a la cobertura de Eurosport– más de 2,5 millones de televidentes pudieron ver la final por la MLS Cup entre Columbus Crew y Portland Timbers.

Por primera vez la MLS tiene espacios ‘fijos’ en la TV estadounidense a nivel nacional: Cada viernes por la noche Univision ofreció un partido, mientras que cada domingo ESPN tuvo el juego de las 5 p.m., seguido por el encuentro de las 7 p.m., a cargo de FOX Sports. Nunca antes la Major League Soccer había gozado de esta ‘previsibilidad’ televisiva.

La MLS se queda con el sector del mercado publicitario más atractivo: El 65% de la gente que sigue a la liga son adultos que tienen entre 18 y 34 años. El ‘corte’ de consumidores más apreciado por el mundo de la publicidad. La Major League Soccer también crece entre los latinos, al punto que Univision (cuyas cadenas emiten programación totalmente en español) cuenta con la exclusividad de los partidos que se disputan los viernes. La televisora con sede en Miami ofrece un relato paralelo en inglés a través del sistema SAP.

Compañías de primer nivel son los nuevos socios comerciales de la Major League Soccer: Con los nuevos contratos de TV a nivel local llegaron sponsors premium como Coca-Cola, Audi, Heineken y Johnson & Johnson. La liga también se asoció con Twitter para la cobertura del llamado #DecisionDay.

Más mercados atractivos se sumarán a la MLS en los próximos años: Antes de 2020 la liga presidida por Don Garber contará con nuevos equipos en ciudades como Los Angeles, Miami y Atlanta (que ha marcado un récord en la venta de abonos de temporada). Son tres de las ciudades más importantes de América del Norte dentro del mapa deportivo y eso no puede más que revertir en más audiencia, más presencia en los medios y las redes sociales y, seguramente, más ingresos para la Major League Soccer y sus equipos.

La calidad de juego seguirá creciendo: La MLS y sus franquicias actuales y futuras están comprometidas a seguir trayendo Jugadores Franquicia no solamente conocidos a nivel mundial, sino que puedan marcar diferencias reales sobre el terreno de juego. El mejor ejemplo -paradigma, tal vez, en los próximos años- es el de Sebastian Giovinco. La directiva de la liga también espera mejorar la calidad del fútbol que se vea a futuro en la Major League Soccer a través del desarrollo de sus futbolistas gracias a sus filiales o equipos asociados en la USL y la labor de sus academias.

Fotografía: Major League Soccer