Podcast: 2019 x 05 | Cincinnati tiene argumentos

Facebook | FC Cincinnati

Repasamos la corta jornada, la Liga de Naciones de la Concacaf, los amistosos de la fecha FIFA, y discutimos el buen presente del debutante Cincinnati.

El capítulo puede escucharse de manera íntegra aquí.

Como siempre, el programa también está disponible en iTunesStitcher Google Play.

Y añadimos también el capítulo previo, dedicado de manera primordial a la un tanto convulsionada actualidad del Inter Miami CF, el equipo de David Beckham que tiene previsto debutar el año próximo en un estadio temporal (?) en la ciudad de Fort Lauderdale. Todo el contenido de ese episodio, aquí.

La MLS vuelve al trabajo el 7 de enero

Combine

El 7 de enero será el primer día grande de la temporada 2016 en la Major League Soccer.

El jueves de esta semana la liga dará a conocer el calendario completo del año que acaba de comenzar, luego de haber publicado días atrás la programación de las dos jornadas inciales.

Ese mismo día comenzará en Fort Lauderdale -una ciudad muy cercana a Miami, en el sur del estado de Florida– el MLS Combine. El evento se extenderá hasta el 12 de enero, y del mismo participarán 59 jugadores del fútbol universitario invitados por la liga para mostrarse ante todas sus franquicias. Todos los futbolistas convocados a esa serie de encuentros de preparación y entrenamientos pueden ser elegidos en el SuperDraft del año que acaba de comenzar, y que se llevará a cabo en Baltimore el 14 de enero.

El día #7 del año también traerá novedades para el futuro segundo equipo de la MLS en Los Angeles. En esa fecha Los Angeles FC dará a conocer su escudo y los colores que usará en su uniforme. Si bien todavía el club no ha hecho ningún anuncio oficial sobre este lanzamiento el LAFC sugirió semanas atrás que el 7 de enero podrían producirse novedades importantes para los hinchas de la futura franquicia en expansión. El 30 de diciembre Mando Fresko -un importante productor musical y presentador de radio y TV angelino- confirmó que el jueves estará pasando música en el acto de introducción del escudo y los colores del nuevo equipo de la ciudad.

Nueva vida para el Miami Fusion

MFFCLa del Miami Fusion FC fue una de las experiencias más fallidas en la historia de la Major League Soccer. Tres temporadas después de haber entrado en competición la franquicia en la que jugó Carlos Valderrama fue disuelta por la liga a inicios de 2002. La poca repercusión y apoyo a nivel popular -pese a las importantes sumas de dinero invertidas por Ken Horowitz– determinaron que la MLS decidiera desprenderse del que por entonces era su representante en el sur de Florida.

Con mayor pena que gloria, el Fusion -que jugaba en el Lockhart Stadium de la vecina Fort Lauderdale- es el último vestigio de fútbol de primera división en el área de Miami. Con más promesas que realidades (al menos por el momento) el grupo empresario liderado por David Beckham intenta devolverle a la ciudad la posibilidad de jugar en la máxima categoría.

El nombre de Miami Fusion parecía perdido para siempre en los archivos históricos del fútbol norteamericano. Pero en las últimas horas los medios de comunicación locales dan cuenta del ‘renacimiento’ de esa denominación. Casi 15 años después de su desaparición la marca vuelve a resurgir de la mano de la empresa InteliSport, sin ningún vínculo legal o formal con los antiguos propietarios de la franquicia.

En esta reencarnación el Miami Fusion FC formará parte de la National Premier Soccer League (NPSL), la cuarta división del fútbol profesional de Estados Unidos. La NPSL -una categoría que cuenta con más de 80 equipos participantes- comienza la competición en el mes de mayo y saludó con entusiasmo la llegada del Miami Fusion a través de un comunicado oficial publicado en su web.

La llegada de Becks a Miami impediría a este nuevo Fusion pensar en la posibilidad de volver a participar de la Major League Soccer. Pero desde el comando del nuevo club se alienta la idea de que el MFFC puede ingresar a la NASL (la segunda categoría de Estados Unidos y Canadá) en un par de temporadas.

El hombre fuerte de este Miami Fusion es Ferdinando De Matthaeis, exfutbolista y entrenador, con pasado en el New York Cosmos y el Miami United FC. En su doble función de técnico y secretario técnico del viejo/nuevo club, De Matthaeis no tardó en presentar a su primer fichaje, el exintegrante de la selección Sub-20 de Estados Unidos, Vincenzo Bernardo. Tras formarse en las academias de New York Red Bulls y el Napoli, el atacante ha pasado por equipos de Italia, Austria y Guatemala antes de regresar a su país natal.

La firma InteliSport dio comienzo hace tres años al proyecto de revivir el nombre de Miami Fusion. Los planes a futuro son ambiciosos. «Contaremos con el apoyo de especialistas europeos, y nuestro plantel tendrá jugadores de Estados Unidos, América Latina y Europa», explicó De Matthaeis. «Esperamos obtener reconocimiento a nivel mundial al jugar en el extranjero y organizar partidos amistosos a nivel internacional.»

 

La NASL experimenta con la expansión

Minnesota United FC

La NASL está para cosas mayores. Eso creen los máximos responsables de la considerada segunda división del fútbol profesional de Canadá y Estados Unidos. Los mismos que buscan -casi contra reloj- señales de crecimiento que permitan a la versión 2.o de la North American Soccer League afirmarse en ambos países.

La temporada 2014 -de la que participaron diez equipos- terminó con el San Antonio Scorpions FC levantando el trofeo de campeón. Pero, de cara al mundo exterior, la liga no es noticia por su actividad competitiva, sino por la llegada de algunos nombres venerables. Con pocos días de diferencia Raúl fue presentado como nuevo jugador del New York Cosmos, mientras que Ronaldo se unió a Fort Lauderdale Strikers como propietario.

El torneo de este año contó con dos clubes canadienses (FC Edmonton y Ottawa Fury FC) y ocho estadounidenses: Carolina RailHawks, Indy Eleven, Atlanta Silverbacks, Tampa Bay Rowdies, Minnesota United FC, además de Scorpions, Strikers y Cosmos. A partir de 2015 se suma Jacksonville Armada FC, el proyecto argentino de Darío Sala y José Luis Villarreal.

La liga espera poder anunciar en los próximos días su desembarco en la Costa Oeste, donde la NASL todavía no cuenta con representación. “Tenemos tres o cuatro posibilidades bastante cercanas,» aseguró Bill Peterson, comisionado de la NASL, tras la presentación de Raúl. “Intentamos no hablar de ellas hasta que se concrete, pero sí, espero que uno o dos equipos de la Costa Oeste sean anunciados pronto.» Los mercados que estarían siendo analizados son San Francisco, Los Angeles, Orange County y San Diego.

Peterson pretende que la North American Soccer League sea un campeonato de 18 o 20 equipos en 2018. Para conseguirlo la liga necesita expandirse de manera consistente en las próximas temporadas, y Canadá puede convertirse en un buen aliado. La NASL, junto a la federación y a la liga de football americano de ese país, busca crear un torneo de primera división 100% local, asociado a la estructura actual de la liga. Prospere o no esta idea, ya existen contactos entre el despacho del comisionado y un número de grupos empresariales canadienses interesados en tener equipos en el certamen.

Varios mercados mostraron recientemente interés en sumarse a la nueva North American Soccer League. Uno de los más activos es Hartford, en el estado de Connecticut. La ciudad cuenta con el Dillon Stadium, que fue la casa de los Hartford Bicentennials en la NASL original. El estadio tiene capacidad para unos diez mil espectadores, pero necesita ser actualizado, una operación que costaría unos doce millones de dólares. Hartford y su zona de influencia es una plaza codiciada en el ámbito del fútbol estadounidense. Además de tener historia como por sí mismo, fue el lugar en el que Landon Donovan se despidió de la selección, y también fue sede de la Copa Oro 2013.

Miami, donde la MLS y David Beckham no consiguen una ubicación céntrica donde poder construir un estadio específico, es otro de los objetivos de la liga de Division II“Existe un grupo de inversores, no diré sus nombres, con quienes hemos estado hablando durante meses. Ellos tienen interés en tener un equipo de la NASL en Miami dijo Peterson. Queda por demostrar si la proximidad extrema que existe entre Fort Lauderdale y Miami es capaz de generar un clásico o de, por el contrario, dañar la viabilidad de ambos equipos. Las Vegas -otro de los mercados a los que pronto podría llegar la MLS– también está en la lista de la North American Soccer League.

Existe ya un historial de competición territorial entre las distintas ligas. La Major League Soccer está atenta a las historias de éxito en divisiones menos importantes. Varios de los más recientes equipos en expansión de la máxima categoría llegaron desde la USL o la NASL. No por mérito deportivo, sino porque las empresas que los administraban decidieron cambiar de torneo. Como ocurrió en 2012 con Montreal Impact (NASL). Con Portland Timbers (USL-1) y Vancouver Whitecaps (USSF Division 2) en 2011. Y con Seattle Sounders (USL-1) en 2009, por mencionar algunos de los ejemplos recientes.

Dos de los actuales equipos de la NASL intentan convertirse en la franquicia #24 de la MLS. Minnesota United y San Antonio Scorpions apuestan por estar presentes pronto en la primera división. Esta situación, que no es nueva en la conflictiva relación entre ambas ligas, boicotea las posibilidades de expansión de la NASL, que poco puede hacer para evitar la migración de estos clubes.

La mera presencia de la MLS en un mercado ocupado por un equipo de la NASL es conflictiva. Es lo que actualmente ocurre en la ciudad de Atlanta, donde los propietarios del equipo de los Silverbacks creen que el desembarco de una franquicia en expansión de la Major League Soccer en ese mercado puede fulminar sus posibilidades de subsistencia. De hecho, hay informes que indican que el club de la North American Soccer League estaría dispuesto a vender sus instalaciones para instalarse en otra ciudad.

En medio de este panorama extremadamente dinámico, existen tres franquicias que podrían entrar (o volver a entrar) en competición en la NASL bastante pronto: 

En palabras del comisionado Peterson la NASL no espera que ninguno de estos tres equipos esté preparado para comenzar a jugar en la liga antes del inicio de 2016.

 

Miami no encuentra su lugar

davidbeckham1_3078875

La Major League Soccer pierde la paciencia con Miami y el grupo de inversores liderado por David Beckham. «No iremos allí a menos que tengamos una locación céntrica para el estadio.» El comisionado Don Garber lanzó su ultimátum durante una entrevista que le realizó Alexi Lalas para la cadena ESPN. «Miami sigue teniendo una prioridad máxima para nosotros. David y sus socios todavía no han sido capaces de dar con un lugar que nos garantice un acceso adecuado y nos de una presencia icónica que nos permitan tener éxito.»

Location, location, location. El mantra de los agentes inmobiliarios contagió a la MLS y sus equipos. Años atrás la liga reformuló el modelo operativo de sus franquicias gracias a la llegada de los soccer-specific stadiumsInstalaciones para un máximo de 30.000 espectadores, ubicadas en zonas céntricas o de alto desarrollo urbano, de fácil acceso a través del transporte público. En determinados mercados el boom de popularidad de la máxima categoría del fútbol norteamericano se basó en gran medida en la accesibilidad y cercanía de sus estadios. 

A inicios de febrero la Major League Soccer anunció en Miami que David Beckham haría uso de la opción para ser propietario de un equipo en expansión. Cuando en 2007 llegó a la liga como futbolista el inglés hizo incluir en su contrato una cláusula que -luego de retirarse- le permitiría comprar un equipo en expansión por apenas veinticinco millones de dólares, un verdadero precio de oferta en comparación con los cien millones que va a pagar Los Angeles FC.

Dentro de la presentación se habló de la construcción de un estadio propio en Downtown Miami, financiado íntegramente con capital privado. Hasta ahora la empresa Miami Beckham United presentó dos proyectos de SSS ubicados en terrenos públicos de la zona portuaria. La primera propuesta postulaba la construcción de un ‘estadio específico’ a orillas del mar en Dodge Island, junto a la terminal de cruceros, en un predio del condado de Miami-Dade. El segundo plan preveía una obra en un embarcadero municipal cercano al American Airlines Arena, en las inmediaciones del recientemente inaugurado Museum Park. Las dos peticiones -resistidas por empresarios y vecinos- fueron rechazadas por las autoridades.

Stadium 1

David Beckham: “Fui un poco descarado. Llegué a Miami y dije ‘OK, quiero construir un Old Trafford o un Wembley Stadium junto al Palacio de Buckingham’. Mi sueño era tener un estadio sobre el frente marítimo. Eso no funcionó de la manera deseada.”

Stadium 2

¿Por qué la MLS quiere -exige, casi- que el estadio se construya en Downtown Miami? En el mercado de bienes raíces estamos ante una de las zonas más caras de la Costa Este. Junto a Miami Beach, el Downtown es la típica imagen publicitaria de la ciudad. Un polo de atracción comercial, turística y deportiva. También es uno de los barrios mejor comunicados a través del transporte público metropolitano. En esa ubicación premium es donde la Major League Soccer quiere plantar bandera.

¿Cuentan todos los equipos que acceden a la MLS con un ‘estadio específico’No. De hecho, Orlando City SC -que debuta en la liga en 2015- jugará como local durante una temporada en el Florida Citrus Bowl, y en 2016 tendrá un estadio céntrico. Y si bien New York City FC -el otro novato- declara su intención de tener un SSS el equipo jugará como local durante algunas temporadas en el Yankee Stadium. Con Miami la liga aplica un rasero diferente, que convierte al estadio en un elemento determinante para la existencia del equipo.

A esta altura la Major League Soccer comienza a plantearse que su llegada a Miami puede tornarse inviable. «Teníamos dos lugares sobre el frente marítimo. Las dos opciones tenían el respaldo del alcalde y de las autoridades del condado, pero luego perdimos ese apoyo. Me queda claro que Miami es un mercado complicado en más de un sentido», dijo el comisionado Don Garber«Políticamente hablando no estoy seguro de que en Miami exista el mismo alineamiento que encontramos en Orlando o Atlanta para llevar adelante un proyecto como este.»

El condado y la ciudad se oponen a la cesión de terrenos públicos en Downtown Miami. La actividad inmobiliaria se reactiva, y los edificios que podrían levantarse allí serían capaces de generar beneficios mayores que los provenientes de la explotación de un estadio de fútbol. Además, los estadios últimamente no han sido un buen negocio para la ciudad. No hace mucho Miami-Dade emitió deuda pública por 500 millones de dólares para la construcción del Marlins Park. Y en los últimos 15 años el condado cobró una suma irrisoria por el uso que Miami Heat hace del American Airlines Arena. Quizás por estos antecedentes los políticos locales no están demasiado entusiasmados con la posibilidad de colaborar con la liga y el grupo de inversores.

¿Qué ocurre si David Beckham y sus socios no encuentran un terreno en Downtown Miami? ¿Hay alguna solución alternativa para los inversores y la MLS fuera de esa zona?

  • Terrenos cercanos al Marlins Park: Ubicados en Little Havana. Fueron ofrecidos por el condado de Miami-Dade, tras rechazar el proyecto de estadio en el puerto. La liga expresó su rechazo a la idea de vincular el estadio del equipo de David Beckham con el polémico ballpark de Miami Marlins.
  • Marlins ParkPese a los cuestionamientos, el polémico diamante cubierto es una de las opciones de estadio temporal. El equipo de la MLB se ha ofrecido en reiteradas ocasiones para albergar a la franquicia de Beckham.
  • Sun Life Stadium: Si bien allí se disputaron varios partidos de fútbol internacional el hogar de Miami Dolphins es una opción que va directamente en contra de todas las preferencias de la MLS. Tiene una capacidad para 75.000 espectadores y no es céntrico (está ubicado en Miami Gardens).
  • FIU Stadium: La instalación -propiedad de la Florida International University– contiene un estadio para 20.000 espectadores (una capacidad apropiada para los parámetros de la MLS), pero cuenta con un terreno de juego de césped artificial. Está muy alejado de la zona céntrica y no cuenta con suficientes plazas de parking.
  • Un terreno en Biscayne BayLa antigua sede del periódico Miami Herald es propiedad del Genting Group. La empresa intentó construir un complejo de hoteles y casinos, pero el proyecto fue vetado por legisladores locales. El grupo está en contacto con David Beckham. 
  • El condado de BrowardQuizás quien más activamente está intentando seducir al grupo inversor con una serie de terrenos disponibles, incluso frente al mar. Pero ir al condado de Broward significa trasladarse a 50 kilómetros de Miami. Su capital, Fort Lauderdale, fue la sede de Miami Fusion, una franquicia de la MLS que dejó de existir en 2001 por falta de apoyo popular y patrocinadores.

¿Se terminan las opciones de Miami y del sur del estado de Florida si no se consigue un solar en el Downtown? Mientras la MLS no acepte ninguna alternativa y la ciudad mantenga su aparente inacción gubernamental en esta materia el desembarco de un equipo en expansión parece cada vez más incierto. Por otra parte, esta semana la liga llamó a exponer sus argumentos finales a los impulsores de las candidaturas de las ciudades de Sacramento, Minneapolis y Las Vegas, que compiten para quedarse con el equipo #24. Solamente habrá un ganador, y no sería descabellado que quienes no consigan esa teórica última plaza en el torneo busquen asociarse a David Beckham, dueño de una preciada y económica llave de acceso a la Major League Soccer. Quizás comience una nueva partida.