La NASL intenta sostenerse en base a una liga con seis equipos

NASL Ball In Field

La United Soccer League -la única liga de segunda división reconocida por la federación de fútbol de Estados Unidos- anunció días atrás que en 2018 contará con un total de 33 equipos participantes, salvo que se produzca alguna novedad de última hora.

La North American Soccer League -a la que meses atrás la USSF le ha quitado el estatus de segunda división- apenas puede exhibir en su web oficial a seis clubes dentro de su circuito. Una cifra sobre la que sería prudente -además- mantener cierta prudencia y no descartar de antemano ningún otro egreso.

El 8 de enero la NASL anunció que adoptaría el ‘calendario internacional’ de la FIFA -el que se emplea en gran medida en Europa y grandes ligas de fútbol del Hemisferio Norte-, y que su temporada 2018-19 comenzaría el 11 de agosto de este año y finalizaría el 1 de junio del año próximo.

La modificación -vale aclararlo- queda supeditada al resultado de la apelación que la North American Soccer League interpuso en contra de la U.S. Soccer luego de que la federación revocara su condición de liga de segunda división. En otras palabras, la NASL se queda sin competición durante el primer semestre del año, a la espera de novedades que den más certeza o terminen de aclarar su situación.

Tras la marcha de Indy Eleven a la USL, New York Cosmos y Miami FC son las dos teóricas potencias de esta NASL bajo mínimos. Por ahora los acompañan otros cuatro equipos, con urgencias de diferente grado.

Jacksonville Armada asegura que, pase lo que pase, no se quedará sin competir en 2018. Su presidente –Robert Palmer– manifestó que su club podría encontrar un lugar en las semiprofesionales National Premier Soccer League y United Premier Soccer League, al tiempo que no descartó unirse a la National Independent Soccer Association.

El Puerto Rico FC -que actualmente tiene tiene a un solo futbolista bajo contrato- salió a desmentir horas atrás que mantenga deudas con sus empleados administrativos. La mala situación general de la liga y el destrozo que en 2017 ha causado el paso de dos huracanes sobre la isla caribeña ponen en duda la sostenibilidad del club que es propiedad de Carmelo Anthony.

Del San Diego 1904 FC -el emprendimiento liderado por varias jugadores del fútbol europeo e internacional que estará ubicado en la ciudad fronteriza con Tijuana- poco se sabe. En teoría, el club será de la partida cuando la liga inicie la temporada 2018-19.

‘Westworld’: la NASL crece en la Costa Oeste de la mano de figuras europeas

Algo más misterioso es el estado del California United FC, que tiene previsto jugar en Fullerton, Orange County. Entre poco y nada se sabe en concreto sobre este proyecto que -al igual que en el caso de San Diego 1904 FC– todavía no ha completado los trámites que le permitirían jugar de manera oficial en la NASL este año.

¿Así, o más complicado? ¿Puede una liga de pretendido alcance nacional sostenerse en base a solo seis clubes? ¿Es capaz la North American Soccer League de congregar a nuevos equipos antes del inicio del curso 2018-19? Si el fallo de la Corte Suprema estadounidense es adverso, la NASL recibirá el tiro de gracia. Es altamente improbable que equipos con ambiciones grandes como Miami FC o el Cosmos acepten jugar en una tercera división. Tanto o más difícil aún será que decidan hacerlo en una liga completamente independiente y desafiliada de la federación de Estados Unidos.

La North American Soccer League todavía sangra por malas decisiones individuales o colectivas que desembocaron en la fallida aventura del Rayo Vallecano en América del Norte, o el hecho de que el vigente campeón –San Francisco Deltas– tuviera que disolverse tras apenas un año de competición, por dar apenas dos ejemplos de fallos muy recientes.

SF Deltas: Debut, campeón de la NASL y despedida

Rocco Commisso, el propietario del Cosmos, está atrincherado en su posición de rebeldía frente a lo que él considera es una situación establecida y favorable para la Major League Soccer en el espectro del fútbol profesional estadounidense. Es, en muchos sentidos, una posición irreductible.

Riccardo Silva -la contraparte de Commisso en Miami FC– da la sensación de ser bastante más pragmático. No por nada los rumores que circulan cada vez con mayor insistencia indican que el club del sur del estado de Florida podría mudarse a la USL más pronto que tarde. Un movimiento que -de manera concluyente- dinamitaría a la manoseada NASL y a quienes todavía intentan sostenerla.

Fotografía: http://www.nasl.com

Anuncios

Landon Donovan vuelve a salir del retiro para jugar en el fútbol mexicano

Landon Donovan Leon RSZ

“Ni siquiera puedo perseguir a mi hijo cuando corre por mi casa. No creo. Se terminó para mí. Ya no volveré a jugar”, dijo Landon Donovan a Yahoo! a comienzos del año pasado. Quien es considerado el mejor futbolista estadounidense de todos los tiempos confirmó con esas declaraciones su retiro -que hasta horas atrás parecía definitivo- tras haber jugado un puñado de partidos con LA Galaxy en la temporada 2016 de la MLS.

Durante 2017 Donovan trabajó como comentarista para la cadena FOX, fue una de las caras visibles del grupo empresarial que buscó la llegada a la ciudad de San Diego de una franquicia de la primera división de Estados Unidos, y se especuló con la posibilidad de que el histórico 10 presentara su candidatura en la elección a presidente de la U.S. Soccer, la federación local.

Landon Donovan, ¿la solución para una federación estadounidense en crisis?

Pero el intenso movimiento generado en las redes sociales en la noche del jueves entre el Club León de la Liga MX y el propio Donovan hace pensar -de manera potente- que el astro cambió de opinión y prepara su regreso a las canchas, esta vez al sur de la frontera.

El mensaje que el ¿ex? futbolista escribió en Twitter deja poco espacio para la especulación.

El post de Donovan fue dirigido a Jesús Martínez Murguía, el joven presidente del club mexicano que puede haber dado el mayor golpe mediático de la incipiente temporada 2018 en el fútbol norteamericano.

El León -campeón en siete ocasiones de la máxima categoría azteca- es parte del Grupo Pachuca, al que también pertenecen el Club de Fútbol Pachuca y otros clubes de México y el extranjero.

Landon Donovan: la cara mediática del ídolo

Martínez Murguía, de 35 años, confirmó en una entrevista telefónica concedida a FOX Deportes que Donovan ha firmado un contrato de un año de duración con los Panzas Verdes. Con la excepción de un encuentro con propósitos benéficos disputado en diciembre, el ex Jugador Franquicia de LA Galaxy no ha jugado un partido oficial en 14 meses.

Hasta hace un par de días la llegada al León de quien es junto a Clint Dempsey uno de los dos máximos goleadores en la historia del Team USA parecía una suerte de broma o acción de mercadeo vinculada con la presentación del tercer uniforme del equipo que ocupa la quinta posición en el recién iniciado Torneo Apertura de la Liga MX.

Por ahora, esto es una cuestión de fe. El anuncio de Donovan -que en marzo tendrá 36 años- tomó a todo el mundo por sorpresa. Todavía no se ha anunciado cuándo el californiano podría debutar con la camiseta del club esmeralda. LD10 ha sido un modelo de profesionalidad a lo largo de su carrera, pero tampoco se han aclarado los rumores que hablaban del estadounidense como una especie de ‘figura invitada’ del León, con una participación limitada a una serie de partidos específicos.

La llegada de Landon al fútbol de México dejó K.O. -entre maravillado y estupefacto- al ambiente de la Major League Soccer. La máxima figura histórica de la competición de Estados Unidos y Canadá asegura que se marcha al sur con la intención de derribar prejuicios y ganar títulos. Donovan siempre quiere volver. Lo de quién gana y quién pierde con esta movida se tendrá que analizar en otro momento.

Imagen: Club León.

Landon Donovan, ¿la solución para una federación estadounidense en crisis?

Landon Donovan

Dicen que toda crisis presenta una oportunidad. La no clasificación de la selección de Estados Unidos al Mundial de 2018 sin dudas creó -o dio cuerpo, mejor dicho- una crisis para la U.S. Soccer. El grave momento en lo deportivo coincide con la inminencia de la elección para el presidente de la federación.

Quien actualmente está en poder de ese cargo es Sunil Gulati, al mando del fútbol estadounidense desde marzo de 2006. Tras la renuncia del seleccionador Bruce Arena -anunciada días atrás- el profesor de economía de la Universidad de Columbia de 58 años avisó que no tenía ninguna intención de imitarlo, y dio a entender que volvería a postularse para ser el mandamás en la U.S. Soccer House, la sede del cuerpo federativo, con sede en la ciudad de Chicago.

Arena deja de ser el seleccionador de Estados Unidos; Gulati sigue en U.S. Soccer

Gulati argumenta que su continuidad como presidente es vital para asegurar la adjudicación de la Copa del Mundo de 2026 a la candidatura tripartita de Estados Unidos, Canadá y México, y sobre ese caballo montará hasta que defina el futuro del ente rector del fútbol en el mayor país del continente americano.

Por primera vez en muchos años la U.S. Soccer tendrá una elección formal. Los candidatos deberán enviar su solicitud formal a la federación antes del 12 de diciembre, y al sufragio se llevará a cabo el 10 de febrero, en la ciudad de Orlando, en Florida.

Mundial 2026: La candidatura tripartita reduce su lista de posibles sedes a 32

Además de Gulati, los que apuntan a estar presentes en la elección son Steve Gans, un abogado de la zona de Boston, y Paul Lapointe, directivo de la United Premier Soccer League (UPSL, una liga de quinta división en Estados Unidos).

Gans ha trabajado para distintos equipos en la primera versión de la NASL y es el presidente de una entidad que representa los intereses de varios clubes europeos en Estados Unidos. Lapointe, por su parte, es un candidato que apoyaría la instauración del sistema de ascensos y descensos en la pirámide del fútbol norteamericano.

Otros candidatos -como Eric Wynalda, exfutbolista y ahora comentarista de la cadena FOX Sports- podrían aparecen de manera formal en el horizonte en las próximas semanas.

Pero en horas recientes medios como Sports Illustrated e ESPN informaron que Landon Donovan -el mejor futbolista estadounidense de la historia- estaría estudiando la posibilidad de presentar su candidatura a la presidencia de le federación. Una movida que podría dinamitar la actual dinámica de la U.S. Soccer.

Donovan se retiró de manera definitiva como jugador en diciembre de 2016. El exatacante de LA Galaxy tiene hoy 35 años -ha jugado en varios ciclos de su carrera en Europa- y durante mucho tiempo fue el máximo símbolo del Team USA, el equipo nacional estadounidense.

De acuerdo con el periodista Grant Wahl, autor del artículo en Sports Illustrated, “un número de respetadas figuras” habrían solicitado a Landon Donovan que considerase la posibilidad de postular su nombre en los comicios federativos.

Del peso que esas “figuras” tengan dentro de la estructura de la U.S. Soccer podrían depender las posibilidades del auténtico ‘Capitán América’ (no acepten imitaciones) a la hora de contar los votos.

Señor Juez, ¿Cuál es la segunda división de Estados Unidos?

Miami FC vs New York Cosmos

¿Dónde está la segunda división del fútbol estadounidense? Por disposición de la federación local, dos ligas profesionales compartieron el rótulo de D2 en 2017: la NASL (North American Soccer League) y la USL (United Soccer League).

Durante la temporada que entró en su último trimestre, tanto la NASL como la USL fueron consideradas ligas de segunda división de manera provisoria, bajo la condición de que ambas deberían subsanar falencias y cumplir de manera total con los requisitos que la U.S. Soccer establece para que una competición pueda ser homologada como Division II.

Hace apenas unas semanas -durante el mes de septiembre- la federación estadounidense decidió revocar a la NASL su condición de liga de segunda división de cara a 2018, una sello que había podido exhibir en exclusiva entre 2011 y 2016.

Desde el punto de vista reglamentario, la North American Soccer League presenta enormes dificultades para poder cumplir que los requerimientos determinados por la federación. Una liga de segunda división debe contar con un mínimo de 12 equipos participantes. La NASL tiene a 8 participantes dentro de su circuito y no se ve capaz de aumentar su número en lo inmediato.

En el octeto de actuales participantes hay un club que parece tener todo definido para mudarse a fin de año a la USL: North Carolina FC (el antiguo Carolina RailHawks). Además, el no habría que descartar que FC Edmonton decida adherirse a la Canadian Premier League y que San Francisco Deltas -un equipo que debutó en 2017- baje sus persianas al llegar diciembre.

Aún sumando a las prometidas franquicias californianas en San Diego y Orange County, la NASL podría iniciar su temporada 2018 con menos equipos de los que actualmente tiene.

Antes de ser despojada de su condición de segunda división, la NASL comunicó a la federación estadounidense que mantenía negociaciones con varios potenciales inversores y que necesitaría cerca de tres años para cumplir con el requisito de tener 12 equipos participantes.

Al conocer la decisión de la U.S. Soccer, la North American Soccer League decidió entablar una demanda contra la máxima autoridad del fútbol de Estados Unidos. En la misma adujo que la federación “usó una estrategia que de manera selectiva aprobó o denegó dispensas sobre normas para de esa manera elevar a la USL hacia una posición monopólica en la Segunda División, diseñada para finalmente destruir a la NASL como potencial competidor de tanto la MLS como de la USL”.

En lenguaje más llano, la North Americab Soccer League sostiene que la federación estadounidense usó a su normativa de manera discrecional para perjudicar a la NASL y, al mismo tiempo, beneficiar tanto a la USL como a la MLS.

En el marco de este alarmante panorama, el núcleo duro de la North American Soccer League queda reducido a tres ‘potencias’: el ordenado Indy Eleven, el histórico y resucitado New York Cosmos y el financieramente todopoderoso Miami FC.

La USL busca ser la segunda división en exclusiva

El lunes de esta semana la United Soccer League presentó su solicitud para ser considerada como campeonato de segunda división en 2018. La vitalidad es el signo más característico de la USL, que ahora cuenta con 30 equipos participantes y que en la próxima temporada podría presentar hasta cinco nuevos participantes adicionales.

Tres de los cinco equipos que se sumarían a la USL en 2018 son Fresno FC, Las Vegas Lights y Nashville SC. A habría que agregar a North Carolina FC -en fase de huída de la NASL– y a un nuevo equipo en expansión del que todavía no se han brindado detalles.

La liga -aliada estratégica de la Major League Soccer– intenta pasar sin problemas el análisis técnico de la federación, pese a que no puede presentar un ‘formulario’ completamente limpio.

Mejor dicho, la liga en sí -su administración, su circuito- está absolutamente en línea con las directrices de la U.S. Soccer, pero algunos de sus equipos no cumplen con todos los requisitos. Ocho conjuntos de la United Soccer League juegan en estadios que no cuentan con la capacidad mínima establecida para equipos que juegan en una liga de segunda división (5.000 asientos). Entre los ‘infractores’ están dos clubes independientes –Charlotte Independence y Pittsburgh Riverhounds– y seis filiales de franquicias de la MLSVancouver Whitecaps 2, Toronto FC II, Swope Park Rangers (Sporting Kansas City), Seattle Sounders 2, New York Red Bulls II y LA Galaxy II-.

La United Soccer League ha asegurado a la federación estadounidense que todas estas situaciones estarán resueltas antes del inicio de la temporada 2018. Los equipos en cuestión agregarían asientos adicionales a sus actuales infraestructuras o podrían mudarse a los estadios de sus equipos ‘madre’ en la MLS.

Además de esta situación, la USL habría pedido cuatro dispensas reglamentarias, todas ellas vinculadas con los estadios o los terrenos de juego de cuatro de sus franquicias. Dos de esos equipos juegan en la actualidad sobre superficies artificiales no certificadas por la FIFA, mientras que otros dos son locales en estadios con terrenos de juego que no cumplen con las medidas reglamentarias.

La USL estableció una hoja de ruta por la cual en el lapso de dos años las superficies de juego artificiales serán reemplazadas por turf homologado por la FIFA y los dos casos de estadios/canchas no reglamentarios serán sustituidos por la construcción de sendos estadios específicos para la práctica del fútbol, con capacidad para más de 10.000 espectadores.

Bajo la promesa de tener todas estas cuestiones subsanadas en la temporada 2020, la United Soccer League confía ser certificada como liga de segunda división antes de que finalice el mes de octubre. Días más, días menos, sobre esos mismos días se realizaría en un tribunal neoyorquino la primera audiencia por la demanda antimonopólica que la NASL impulsa en contra de la Federación de Fútbol de Estados Unidos.

Fotografía: Miami FC y New York Cosmos, dos de los únicos equipos fuertes que quedarían en una NASL con rumbo incierto. (Crédito: Miami FC)

Mundial 2026: Allanan el camino para la candidatura “irresistible” de CONCACAF

Gulati

Estados Unidos, México y Canadá no fueron todavía elegidas como sede conjunta de la Copa del Mundo de 2026, pero la FIFA ha dejado a la candidatura tripartita en una posición privilegiada -casi sin oposición- para que pueda ser la elegida sin pasar demasiados sobresaltos.

El ente rector del fútbol a nivel mundial aprobó esta semana un proceso de ‘vía rápida’ para elegir al país (o países) anfitrión (o anfitriones) del primer Mundial organizado después de la prolongada gestión de Joseph Blatter.

2026, el Mundial de CONCACAF

El 93% de las federaciones integrantes de la FIFA aprobó la iniciativa, lo que en la práctica significa que cualquier país o grupo de países que quieran presentar una propuesta alternativa a la candidatura norteamericana tendrá que darla a conocer a la organización con sede en Zúrich antes del 11 de agosto de este año.

¿Quién puede competir con un Mundial para el que prácticamente no es necesario construir ningún estadio o realizar ninguna obra de infraestructura relevante? La competición ante Estados Unidos, Canadá y México no solamente parece complicada, sino que aparece como poco menos que imposible.

CONCACAF se manifiesta preparada para organizar un Mundial con 48 equipos

La FIFA anunciará dónde se realizará el Mundial de 2026 en el Congreso que realizará en la ciudad de Moscú el 13 de junio de 2018.

“Con esta ‘corta ventana’ (para presentar candidaturas) estamos bien posicionados”, dijo Sunil Gulati -presidente de la federación de Estados Unidos– a la cadena ESPN. “Desde ahora hasta agosto podrán aparecer o no otras candidaturas; nuestra propuesta no cambiará”, prosiguió el ejecutivo.

Victor Montagliani impulsa la ‘Liga de las Naciones’ de CONCACAF

“Creo que tendremos una candidatura extraordinaria”, añadió el titular de la U.S. Soccer. “Vamos a cumplir y superar los requerimientos establecidos por la FIFA. Tengamos o no tengamos competencia contaremos con una propuesta irresistible en el congreso del verano del año próximo”.

Fotografía: Victor Montagliani (Canadá), Sunil Gulati (Estados Unidos) y Decio de María (México) avanzan con la candidatura norteamericana para organizar la Copa del Mundo de 2026.