¿Cuáles son las ciudades en las que se podría disputar el Mundial 2026?

22852000_1509175242509871_747938717054802783_n

En ocho años la Copa del Mundo regresará a América del Norte. La candidatura tripartita de Estados Unidos, México y Canadá fue elegida por FIFA para ser sede del Mundial 2026. Si bien en su casi totalidad la infraestructura para el torneo ya está hecha, queda por decidir -y no será algo que se resuelva en lo inmediato- cuáles serán las ciudades en las que se jugarán los partidos del torneo internacional.

La de 2026 será la primera Copa del Mundo organizada por tres países, y la primera en contar con 48 selecciones participantes. En la propuesta elevada a FIFA, Canadá, México y Estados Unidos presentaron una lista de 23 posibles sedes; esa nómina tendrá que reducirse hasta incluir a un total de 16 ciudades.

La nómina es la siguiente:

Estados Unidos: Atlanta, Baltimore, Boston, Cincinnati, Dallas, Denver, Houston, Kansas City, Los Angeles, Miami, Nashville, New York / New Jersey, Orlando, Philadelphia, el área de la Bahía de San Francisco, Seattle, Washington D.C..

Canadá: Edmonton, Montréal, Toronto.

México: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey.

Diez de los partidos de ese Mundial se jugarán en México, otra decena en suelo canadiense, y los sesenta restantes -incluyendo todos los encuentros desde cuartos de final en adelante- serán en Estados Unidos.

Cuatro estadios de la Major League Soccer son candidatos fuertes a albergar partidos mundialistas en 2026: el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta United FC, el Gillette Stadium de New England Revolution, el CenturyLink Field de Seattle Sounders y el BMO Field de Toronto FC. Además, el Estadio Olímpico de la ciudad canadiense de Montréal -donde ocasionalmente actúa Montréal Impact– tendría opciones de quedar en la lista final.

El Mercedes-Benz Stadium y el AT&T Stadium (el hogar de Dallas Cowboys) son propuestos como sedes para las semifinales, mientras que el MetLife Stadium -en las afueras de Nueva York- sería el escenario del partido final.

Fotografía: Mercedes-Benz Stadium, la casa de Atlanta United FC. (Crédito: Facebook | Mercedes-Benz Stadium)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

‘Hogar, dulce hogar capitalino’: Wayne Rooney se deja querer por D.C. United

30221499_10155186990736277_4829064391906361415_n

Visto y no visto. Wayne Rooney estuvo durante menos de 48 horas en la capital de Estados Unidos, y -presumiblemente- ya se encuentra de regreso en Inglaterra. El atacante acortó sus vacaciones familiares en el Caribe para hablar cara a cara con los directivos y el cuerpo técnico de D.C United, el equipo que espera poder anunciar la incorporación del atacante dentro de los próximos 10 días.

El del equipo Black-and-Red es un capricho caro. Varias veces millonario. Por lo que costará -si se concreta- el pase, y por el elevado sueldo que convertiría a Rooney en uno de los futbolistas mejor remunerados en la Major League Soccer.

Según informó el periódico The Washington Post, ni bien aterrizó en el Reagan National Airport, el goleador de 32 años fue trasladado al casi finalizado Audi Field, el estadio específico que el United estrenará oficialmente el 14 de julio, fecha en la potencialmente debutaría Wayne Rooney en la MLS.

Wayne Rooney comunica al Everton que quiere jugar en la MLS

Posteriormente, el futbolista todavía bajo contrato con el Everton FC tuvo una prolongada conversación telefónica con el entrenador Ben Olsen y analizó junto al gerente general del D.C. UnitedDave Kasper– sobre los planes para convertir al equipo en un serio contendiente al título de campeón de la MLS en 2019. La cuestión no es menor. En los últimos años el conjunto capitalino ha estado entre los peores de la Conferencia Este y la clasificación general.

Además -y eso puede ser una señal de lo avanzadas que parecen estar las negociaciones- Rooney se sometió a una serie de pruebas médicas dirigidas por los facultativos de D.C. United. El club estadounidense mostró al artillero distintas propiedades que podrían convertirse en domicilio de Rooney y su familia, al tiempo que el máximo anotador histórico de Inglaterra visitó una serie de clubes de golf en la ciudad y sus alrededores.

La impresión con la que D.C. United se habría quedado es que Wayne Rooney estaría decidido a llegar a la Major League Soccer. Por otro lado, el inglés habría confirmado que el proyecto del club es serio, y que las opciones que el mercado estadounidense ofrecería al producto Rooney son importantes.

El club de la Costa Este y el futbolista habrían llegado a un acuerdo. Ahora mismo, la pelota está en los escritorios del Everton.

Fotografía: Facebook / Everton Football Club

Zlatan Ibrahimovic: “Ansío conquistar Estados Unidos, así como lo hice en Europa”

rsz_ibra_9 (1)

Zlatan Ibrahimovic ya es parte de la MLS. El viernes, cuando LA Galaxy confirmó el fichaje del sueco, el club y la liga dieron a conocer la primera entrevista oficial del delantero como efectivo del club californiano.

“Ansío conquistar Estados Unidos, así como lo hice en Europa. Estoy entusiasmado”, dijo ‘Ibra’ en diálogo con el exfutbolista Calen Carr.

“Estoy acostumbrado a estas cosas”, aseguró cuando se le preguntó por la auténtica conmoción que generó en América del Norte su llegada a la Major League Soccer. “No es la primera vez que me mudo de una liga a otra, o estoy involucrado en una transferencia, o que cambio de dirección. Esto ya me ha pasado en un par de ocasiones. Estoy muy entusiasmado. Se lo que puedo aportar y lo que soy capaz de hacer. Así que esta es una nueva aventura para mí, un nuevo desafío”.

Después de haberlo ganado todo en el ‘territorio UEFA’, el sueco busca nuevos retos a este lado del Atlántico. “Después de veinte años en Europa, en los que he jugado para los mejores clubes del mundo, con los mejores futbolistas del mundo, y he ganado tantas cosas… Es tiempo de llegar a otro continente. Ahora tengo que mudarme a Estados Unidos, probar la MLS. No tuve que hacerme ningún cuestionamiento. El Galaxy era el equipo, y los elegí. Ellos no tuvieron que elegirme: yo los elegí a ellos. Llegaré para hacer exactamente lo mismo que estuve haciendo durante 23 años: ganar. Siento que eso está en mi ADN. Dondequiera que fui, gané. Todavía lo puedo hacer. Llego [a LA Galaxy] para ganar, para ayudar, y para hacerlo mejor”.

Antes de dar el sí definitivo a la MLS, Ibrahimovic tomó en cuenta las recomendaciones de David Beckham. “Conocí a David cuando jugué en el PSG. Me habló mucho sobre el Galaxy y su experiencia en Estados Unidos. Todo fue positivo. Me dijo: ‘Deberías ir e intentarlo’. Que todo era fantástico y que era algo en fase de crecimiento. Pero que ser parte de esto es algo muy bueno, de lo que él se enorgullece. Me alegra haber hablado con él. Así las cosas se hacen más fáciles cuando tienes que elegir cuál será tu próximo paso. Esto tendría que haber ocurrido antes, pero no se dio entonces. Está pasando ahora. Es el destino”.

Es improbable que veamos a Zlatan el sábado 31 de marzo, cuando el Galaxy reciba a Los Angeles Football Club en el primer derbi entre ambos equipos en la MLS. Pero el europeo tiene altas expectativas sobre la nueva rivalidad. “Creo que será el partido más grande de la temporada. Un equipo que recién comienza contra otro que ya es grande. Los dos están en la misma ciudad. La competición, la rivalidad estará ahí. Ahora jugarán por primera vez, y uno va a poder sentir el ambiente, la rivalidad”, explicó. “Cuando dos equipos son de la misma ciudad, uno quiere ser mejor que el otro. No he jugado muchos de estos partidos en la misma ciudad; bueno, Milan vs. Inter sí es un partido entre equipos de la misma ciudad. En el caso de Barcelona contra Real Madrid, son equipos de ciudades diferentes, pero aún así hay mucha rivalidad. Se lucha por ser el mejor, por hacer mejor las cosas. Y creo que en Los Ángeles será lo mismo. Sus aficionados contra los nuestros. Pero todo se decidirá en el terreno de juego. Este tipo de cosas no me preocupan demasiado: nací para este tipo de partidos”.

Ibrahimovic llega a la MLS meses después de haberse recuperado de una grave lesión de ligamentos cruzados. “Estoy entrenando de manera muy dura. Me exijo a mí mismo volver a alcanzar el nivel que tuve antes”, expresó. “No veo la hora de jugar. Necesito jugar. Soy como un chico al que le dan dulces por primera vez y luego busca encontrar dulces todo el tiempo. Eso es lo que necesito. Necesito jugar. Quiero jugar. Estoy hambriento por jugar. Pasó demasiado tiempo desde que me sentí involucrado en un partido. Y necesito involucrarme en los partidos. Esto es lo que he hecho durante toda mi vida. Mi objetivo es volver a estar como estaba antes. Me siento fresco, afilado. Creo que tengo mucho para dar. Y quiero hacerlo en Los Ángeles con el Galaxy. Se lo que soy capaz de hacer, eso no me preocupa. Mi rodilla tiene que obedecer lo que yo quiero hacer. Y obedecerá”.

El goleador no descarta jugar en tres meses la Copa del Mundo. “Ahora mismo me concentro en el Galaxy. Tengo que conocer a mis compañeros, el club, la ciudad”, señaló el ex atacante de Manchester United. “Cuando me sienta cómodo allí daré el siguiente paso. Me llaman a diario para preguntarme cómo me siento, qué quiero, qué pienso, cómo está la situación. Pero hay que ir de a poco. Si me siento bien y veo que soy capaz de hacer lo que pienso que puedo hacer, o lo que se que puedo hacer, la puerta siempre estará abierta. No tiene que ver con lo que pasa en el otro lado; tiene que ver con lo que pasa en este lado. O sea, lo que pasa conmigo. Si quiero, estaré allí. Si no quiero, no estaré. Pero, una cosa por vez. Estoy hambriento por jugar fútbol. Necesito jugar al fútbol. Cuando comience a hacerlo ya veremos qué pasa”.

El nuevo 9 de LA Galaxy es conciente de que en los próximos dos años puede ser un futbolista determinante, que haga que el sistema de gravitación de la liga cambie, que ponga -si no lo acaba de poner- a su club en una posición que parecía haber perdido.

“Mi legado será: llegué, conquisté, y me marché”, cerró Zlatan Ibrahimovic en su primera acción oficial como estrella de la Major League Soccer.

Fotografía: LA Galaxy

 

 

 

La ‘desaparición técnica’ de la NASL

MIAMI FC

Mientras la MLS -la primera división de Estados Unidos– inicia este fin de semana la temporada 2018 y la USL -la segunda categoría- hará lo propio el 16 de marzo, la North American Soccer League anunció días atrás la cancelación del curso de este año.

Durante 2017 la United Soccer League y la NASL fueron dos competiciones consideradas como ligas de segunda división. Antes de que finalizara el año pasado la federación estadounidense anunció que retiraría a la North American Soccer League esa condición. La categoría de plata en América del Norte quedaría en exclusividad para la USL, una liga con más de una treintena de equipos ubicados en Estados Unidos y Canadá.

La NASL tiene la manzana rodeada

La web oficial de la NASL hoy muestra que es un circuito con cuatro participantes: Jacksonville Armada FC, Miami FC (no confundir con el equipo que David Beckham tendrá en la Major League Soccer), New York Cosmos y Puerto Rico FC. La liga -que ciertamente vivió momentos más promisorios no demasiado tiempo atrás- demandó a fines de septiembre de 2017 a la federación, con la esperanza de lograr que la U.S. Soccer revirtiera su decisión original y le restituyera su estatus de segunda división. Al no lograrlo, la North American Soccer League anunció la cancelación de su temporada 2018.

¿Desapareció la NASL? Técnicmanente, no. Pero a sus dirigentes les resultará muy complicado volver a activarla. Pese a que en una declaración formal la liga se mostró dispuesta a volver al ruedo en 2019, la pérdida de credibilidad y de equipos han dañado -quizás de manera permanente- a la heredera histórica de la antigua máxima categoría, en la que brillaron Pelé, Franz Beckenbauer y Johan Cruyff, entre otros.

La NASL: la liga de Raúl

 

Mientras Puerto Rico FC busca una solución particular para esta situación -que para el equipo quizás pase por unirse a la Liga Nacional boricua-, Jacksonville, Miami y el Cosmos anunciaron que se sumarán (al menos por este año) a la National Premier Soccer League, considerada como un torneo de cuarta división.

San Diego 1904 FC (el equipo propiedad de Eden Hazard y Demba Ba, entre otras figuras del fútbol internacional) no podrá debutar este año en la NASL y ya negocia con la USL para incorporarse a esa liga en 2019. Sobre el California United FC -otro de los equipos que iba a ingresar a la North American Soccer League en 2018- poco o nada se sabe, más allá de que controla a un filial que ya compite en la NPSL.

El Rayo OKC no fue el único problema sobre la mesa de la NASL

El derrumbe de la NASL ha sido sensible y sostenido en las últimas temporadas. En 2016 el torneo contaba con 12 participantes:

San Francisco Deltas: debut, campeón de la NASL y despedida

A este panorama hay que sumar el caso de San Francisco Deltas. El conjunto californiano entró en competición en 2017, fue campeón de la North American Soccer League en esa misma temporada, y a fines del año pasado fue disuelto.

Fotografía: Miami FC se prepara para jugar en la NPSL este año. (Crédito: Facebook | Miami FC)

La MLS y la Liga MX buscan definir al ‘supercampeón’ norteamericano

TORONTO FACEBOOK

La MLS y la Liga MX buscan la manera de consagrar al mejor equipo del fútbol norteamericano por fuera de la estructura de la Liga de Campeones de la CONCACAF. De acuerdo con el periódico The Washington Post las competiciones domésticas de Estados Unidos y México analizan llevar a cabo un partido anual entre los ganadores de los dos torneos de primera división.

El primero de los encuentros de este tipo podría disputarse a mediados de septiembre en el BMO Field de Toronto FC. El conjunto canadiense -que en diciembre alzó la primera MLS Cup en su historia- se mediría ante un equipo de la Liga MX [que sería el ganador del Torneo Clausura, actualmente en curso]. El supercampeón norteamericano sería el vencedor de ese único encuentro, sin partido de revancha.

Buscan una competición conjunta entre la MLS y la Liga MX

Las negociaciones están avanzadas y -de acuerdo con fuentes consultadas por The Washington Post– el acuerdo entre ambas ligas podría anunciarse pronto.

El fútbol de Estados Unidos busca de hace años -cada vez con mayor urgencia- equipararse con los clubes mexicanos, que históricamente han dominado casi a voluntad en las competiciones regionales.

En busca de la SuperLiga perdida

En años recientes la dirigencia de la Major League Soccer ha analizado la posibilidad de reflotar formatos competitivos conjuntos, como la desaparecida SuperLiga, que se disputó por última vez en 2010.

Fotografía: ¿Podría Toronto FC derrotar al campeón de la Liga MX? (Crédito: Facebook | Toronto FC)