Erick Thohir y Jason Levien adquieren la totalidad del DC United

erick-thohir-dc-unitedEl DC United tiene un dueño menos. En la jornada del lunes se conoció que Erick Thoir y Jason Levien compraron el 40% del club que era propiedad de Will Chang, lo que los convierte en los únicos propietarios de la franquicia capitalina. Los números de la transacción, como es norma en la Major League Soccer, no han sido revelados.

“Nos gustaría agradecerle a Will y a la familia Chang por sus contribuciones fundamentales para este club durante casi 10 años. Estuvimos muy complacidos de ser sus socios” declaró Levien en el comunicado que confirma la transacción.

Chang, actual dueño de los San Francisco Giants de la MLB, originalmente compró la franquicia en 2007. Durante su mandato, el club intentó infructuosamente la construcción de un estadio. En 2012, fue el propio Chang quien sumó a Thohir y Levien como inversores con la idea de concretar el sueño de la casa propia, algo que después de años de lucha está próximo a concretarse.

Thoir y Levien, experimentados empresarios en el mundo del fútbol, se encuentran en un momento de cambios en relación a sus propiedades deportivas. Thohir, por caso, vendió el Inter italiano al Suning Group, dueño entre otras cosas del Jiangsu Suning de la Superliga de China. Y Levien recientemente adquirió el Swansea City por más de 100 millones de dolares, en una operación conjunta con varios inversores que incluyen a Landon Donovan, recientemente salido del retiro para jugar con el Galaxy.

Queda por verse que efecto tendrá esto en el día a día del DC United. Ambos inversores ya se encontraban involucrados en el club, por lo que en principio no deberían esperarse grandes cambios. Si se puede esperar algún tipo de relación entre el DCU y los Swans, dada la presencia de Levien en ambas empresas, aunque por el momento no se ha anunciado nada en este sentido.

Uno de los propietarios del D.C. United compra al Swansea City

DCU

Otro equipo de fútbol de Gran Bretaña está a punto de pasar a manos estadounidenses.

Jason Levien (en la fotografía) y Steve Kaplan acordaron pagar 110 millones de libras esterlinas (cerca de 160 millones de dólares, o alrededor de 140 millones de euros) para quedarse con la mayoría de las acciones del Swansea City. Las negociaciones se extendieron por casi un año y -de acuerdo con Sky Sports– todo está listo para que se firmen los documentos definitivos.

Se espera que Levien y Kaplan estén la semana próxima en Londres para completar el examen que la Premier League toma habitualmente a propietarios y directores de sus equipos. Esa prueba puede extenderse por hasta diez días. La aprobación de parte de la liga significaría la aprobación final para que los inversores estadounindenses puedan hacerse con el 60% del club galés. Levien y Kaplan se comprometieron a invertir entre 30 y 50 millones de libras en el Liberty Stadium, en las instalaciones de entrenamiento y en la contratación de jugadores.

Jason Levien es socio gerente de D.C. United de la Major League Soccer. Anteriormente fue el presidente de Memphis Grizzlies, de la NBA. Steve Kaplan -por su parte- fue con anterioridad accionista minoritario de los Grizzlies.

El DCU amplía así sus vínculos internacionales con esta operación. El dueño y presidente del club de la capital de Estados Unidos -el magnate indonesio Erick Thohir, también en la fotografía- es, además, el máximo accionista del Internazionale de Milán.

 

2008, cuando el Barcelona quiso tener un equipo en la MLS

Barcelona USA

La Major League Soccer tiene hoy una sólida relación con el fútbol europeo. El ejemplo más claro seguramente es el vínculo casi familiar que existe entre la franquicia de New York City FC y el Manchester City FC, dos equipos controlados por el City Football Group.

El New York Red Bulls es parte del esfuerzo que la multinacional mantiene en el ámbito del fútbol. En Europa el grupo empresario administra al FC Red Bull Salzburg (Austria) y al RB Leipzig (Alemania), además de los equipos de Red Bull Ghana y Red Bull Brasil.

Menos conocido -pero igualmente firme- es el nexo entre Montreal Impact y Bologna FC. El empresario canadiense Joey Saputo controla a ambos clubes. Una situación similar a la que el indonesio Erick Thohir mantiene en el Inter de Milán y el D.C. United. Steve Nash, ya retirado en la NBA, es accionista de Vancouver Whitecaps FC en Canadá y del RCD Mallorca en España.

Y el secreto mejor guarado en esta materia es que Stan Kroenke -el accionista mayoritario del Arsenal FC de Inglaterra– es, al mismo tiempo, es el propietario de la franquicia de Colorado Rapids en la MLS.

Pero la historia no siempre fue así. En 2008 la liga carecía de la mayoría de estos vínculos internacionales. En octubre de ese año el FC Barcelona dio a conocer su intención de contar con un equipo en la Major League Soccer. En el momento del anuncio el club catalán y su principal socio local en Estados Unidos -el magnate boliviano Marcelo Claure– apuntaban a hacer debutar a esa franquicia en la temporadas 2010 o 2011 de la ‘primera división’ norteamericana.

Por ese entonces la MLS ya pretendía que todos sus equipos jugaran en estadios específicos. El Barcelona había iniciado negociaciones con la Florida International University para usar sus instalaciones y jugar como local en el FIU Stadium durante los dos primeros años de existencia de la franquicia.

Internet todavía guarda una muestra de cómo trataba el club español a su proyecto de ultramar en su web oficial.

La liga esperaba (y alentaba) el uso del nombre del Barcelona para su equipo en Miami en caso de que la propuesta fuera aprobada por la Junta de Gobernadores de la Major League Soccer. Una situación que -al otro lado del Atlántico– era vista como una oportunidad de oro para expandir la marca del Barça en Estados Unidos y toda América del Norte.

En 2008 el estado de Florida carecía de un representante en la MLS. Los equipos de Miami Fusion y Tampa Bay Mutiny habían sido liquidados en medio de un proceso de reducción de la liga en 2001.

En el momento del anuncio del interés del Barcelona en la MLS Claure puso en funcionamiento la web www.MiamiFCB.com para sumar adherentes en el sur de Florida. Esa página también permitía a los interesados hacer depósitos previos para asegurarse un lugar como abonados de temporada.

“Sabemos que Miami es una gran ciudad para el fútbol. Y ahora -con la posibilidad de que un equipo de la Major League Soccer llegue a la ciudad- creemos que es una gran oportunidad para demostrar al mundo que merecemos un equipo”, señaló Claure en ese entonces.

“El FC Barcelona está muy entusiasmado con el proyecto en la MLS”, dijo el presidente culé de ese momento, Joan Laporta. “Es muy especial para nosotros ser parte de esta iniciativa. Desde hace muchos años hemos estado buscando una oportunidad como esta porque ha sido nuestro objetivo estar presentes en el mercado estadounidense”, declaró el dirigente en 2008.

“El fútbol profesional y la MLS están creciendo ‘paso a paso'”, dijo en ese momento Fe. “Creo que es una manera muy inteligente de intentar que el fútbol tenga éxito en este país”, aseguró. “Aquí el panorama deportivo es más complicado que en Europa. El fútbol en Estados Unidos compite con deportes americanos muy tradicionales y poderosos, como el baloncesto, el béisbol, el hockey sobre hielo y el football americano.”

Después del rimbombante anuncio del FCB y de la gira mediática que Laporta y Claure realizaron para dar impulso al proyecto el retoño barcelonista en Miami comenzó a perder fuerza. La falta de un interés real de parte de la administración local y la negativa de la MLS a elevar el número de sus franquicias comenzó a frustrar las opciones de éxito del emprendimiento.

Además, la iniciativa no contaba con el apoyo masivo de los socios del club catalán. Los 40 millones de euros que el equipo europeo tenía que poner sobre la mesa para comenzar a hacer caminar a su filial norteamericana (a día de hoy, una auténtica ganga) terminaron por forzar la retirada de la entidad blaugrana.

En marzo de 2009 la Major League Soccer, el Barcelona y Marcelo Claure decidieron de manera conjunta poner fin al proyecto. De manera oficial el club de la Ciudad Condal no volvió a interesarse nuevamente como inversor en el fútbol profesional norteamericano. Aunque desde hace algunos meses se especula con la posibilidad de que el equipo instale una franquicia de futsal en Estados Unidos a futuro.

¿Qué quedó del viejo proyecto del FC Barcelona en la MLS?

  • Ferran Soriano y Txiki Begiristain (en 2008, directivos del Barcelona) hoy son ejecutivos de máxima responsabilidad del Manchester City FC y, por ende, del City Football Group. Ambos han tenido un importante papel en la puesta en funcionamiento de la franquicia que hoy conocemos como New York City FC.
  • Miami en particular y Florida en general han demostrado ser mercados complicados para la MLS. Hasta 2015 el estado sureño no volvió a tener un equipo en la ‘primera división’ norteamericana. Orlando City SC es en este momento el único representante de Florida en la liga.
  • El FIU Stadium -el primer estadio elegido por el Barcelona– es hoy el hogar de Miami FC, el equipo que en pocos días debutará en la North American Soccer League, la ‘segunda división’ de Estados Unidos y Canadá.
  • El proyecto de llevar una franquicia de la MLS a Miami sigue vigente, y tiene todo para que pueda llevarse a cabo. Con Marcelo Claure como uno de los socios inversores, el grupo inversor liderado por David Beckham recibió el visto bueno de la Junta de Gobernadores de la liga y acaba de adquirir el terreno donde podrá construir su estadio.

Foto: El Barcelona enfrenta a Chivas de Guadalajara en la ciudad de Chicago en el verano de 2008. (Crédito: FC Barcelona)

D.C. United incorpora a un hijo de Roberto Mancini

andrea-mancini 2

D.C. United anuncia la contratación del volante ofensivo italiano Andrea Mancini, hijo de Roberto Mancini, exfutbolista y actual entrenador del Inter de Milán.

Andrea Mancini -de 23 años- pasó por los sistemas formativos del Internazionale y el Manchester City, entre otros. A nivel absoluto jugó para el conjunto inglés, Real Valladolid B y dos clubes húngaros: Budapest Honvéd FCSzombathelyi Haladás.

El futbolista italiano realizó hace algunas semanas la pretemporada con el equipo de la capital estadounidense. “Nos impresionó por su capacidad técnica y su comprensión táctica”, dijo Dave Kasper, gerente general y vicepresidente de operaciones futbolísticas de D.C. United, a través de un comunicado oficial del club.

El Inter de Milán y D.C. United son propiedad del empresario indonesio Erick Thohir.

Mancini pone pie en su nuevo equipo en medio de una crisis de resultados de DCU. La franquicia entrenada por Ben Olsen perdió dos partidos e igualó otros dos hasta ahora en la MLS 2016. El sábado el United fue goleado en su casa por 0-3 por FC Dallas.

El head coach no disimuló su decepción después de la caída ante los texanos. “Todavía nos falta algo de calidad en el área. Supongo que es algo normal”, señaló Olsen. “Defendimos mal goles que se podían evitar. Simplemente, no fuimos buenos.”

 

En Inglaterra e Italia siguen especulando con el retorno de Andrea Pirlo

Pirlo

“Paren con los rumores”, pidió Andrea Pirlo días atrás a través de su cuenta de Twitter cuando se reintegró a los entrenamientos de New York City FC.

Pero pocos parecen estar prestando atención al pedido del venerable volante. El vicepresidente del Inter de Milán, Javier Zanetti, no descarta la posibilidad de sumar a l’Architetto al plantel neroazzurro en pocas semanas. “Pirlo es un gran campeón”, señaló el exinternacional con la selección argentina en declaraciones a Mediaset. “Él sería bueno para cualquier equipo, pero actualmente no es un jugador de Inter. ¿Si podría serlo en enero? Nunca se sabe, pero deberían preguntarle a Piero Ausilio (director deportivo del club lombardo).”

El conjunto italiano parece estar sometiendo a debate interno la posibilidad de sumar a Pirlo a su primer equipo. El presidente Erick Thohir, quien a la vez es el accionista principal del D.C. United en la MLS, no se muestra demasiado convencido. “Es un gran jugador, pero en el centro del campo tenemos muchas alternativas y algunas jóvenes promesas. Vamos a evaluar las oportunidades que el mercado nos ofrezca, pero no necesitamos jugadores para poner en exhibición”, dijo el empresario nacido en Indonesia.

El seleccionador Antonio Conte ha sugerido recientemente que a Pirlo le convendría regresar a Europa para seguir en clima competitivo durante el receso invernal de la Major League Soccer. Especialmente si desea integrar el equipo que representará a Italia en la Euro del año próximo.

Los rumores denunciados por el #21 no lo vinculan solamente con el fútbol de su país natal, sino también con un equipo de la primera división de Inglaterra. En concreto, con el Manchester City, el ‘hermano mayor’ de NYCFC dentro de la estructura del City Football Group. El reportero de Sky Italia Fabio Caressa ha asegurado horas atrás que “Pirlo irá a jugar por algunos meses con el City, ya está decidido viendo que ya tiene un contrato firmado con ellos. New York City y Manchester City son parte de la misma sociedad.”

A mediados de octubre, mientras todavía era el técnico de NYCFC, Jason Kreis se opuso a la idea de que sus Jugadores Franquicia se marcharan hacia otros equipos en condición de cedidos. Su reemplazante Patrick Vieira todavía no se ha expedido de manera pública sobre este tema. Y el mismísimo Pirlo, tras el último partido de temporada regular, manifestó que “regresar a Europa no sería justo” para su nuevo equipo.

Frank Lampard -otro de los tres jugadores designados del club neoyorquino- jugó cedido en Manchester City durante todo el primer semestre de este año pese a haber sido el primer futbolista anunciado por la franquicia en expansión de la Major League Soccer en el verano de 2014.

En medio de la corriente de especulaciones y desmentidas las versiones sobre el regreso del exvolante de Juventus al fútbol europeo no pierden fuerza con el paso de los días.

Fotografía: New York City FC