¿Malas noticias para Chicago Fire? El ‘Amazon Stadium’ es para la USL

Chicago

El ‘Amazon Stadium’ -no es un nombre oficial, es una manera rápida de identificar el proyecto- está un paso más cerca de convertirse en una realidad. Pero no sería para el Fire. La parte futbolera de la ciudad de Chicago, por ende, podría quedar en llamas.

La empresa Sterling Bay -el grupo que planea hacer el desarrollo urbano vinculado al segundo cuartel general de Amazon a nivel mundial- acaba de dar a conocer que adquirió una licencia de USL (liga de segunda división) para que un equipo ubicado en el centro de ‘la Ciudad del Viento’ comience a competir en la temporada 2020.

Un nuevo estadio para Chicago Fire podría llegar por Amazon

El equipo -del que todavía no se conoce el nombre o su posible afiliación con un club de la Major League Soccer- será operado por Sterling Bay y otros asociados a la empresa. Por lo que da a entender la misma United Soccer League, el estadio se construirá independientemente de que Amazon se instale o no en Chicago. El complejo estará ubicado sobre una de las costas del río Chicago, en las cercanías de los barrios de Lincoln Park y Bucktown.

En palabras llanas, Chicago contaría en poco tiempo con un equipo de la MLS -Chicago Fire-, con un estadio específico ubicado en Bridgeview (una población suburbana, alejada del centro, y con escaso acceso a través del transporte público), y una franquicia de la USL, con un estadio específico de última generación, ubicado prácticamente en el centro de una de las principales ciudades norteamericanas.

Chicago Fire: la ‘carga’ del Toyota Park y el interés de potenciales compradores

Debatir si Chicago puede albergar a dos equipos profesionales es una discusión no demasiado interesante. El mercado es grande, y -bien gerenciados- dos clubes de fútbol podrían convivir en una misma ciudad. Todavía más si -como se plantea en este caso- ambos equipos participan de diferentes ligas.

El problema potencial se plantea cuando uno comienza a analizar las características del ‘Amazon Stadium’. De acuerdo con lo informado, la estructura tendría capacidad para 20.000 aficionados, y contaría con un techo retráctil que permitiría jugar incluso en medio de condiciones meteorológicas adversas. O sea, tendría una capacidad similar al Toyota Park del Fire, pero estaría protegido de vientos, lluvias y nevadas, y estaría en el corazón de Chicago.

La ubicación de su estadio ha sido un problema creciente para el Fire. Y las dificultades para congregar multitudes en Bridgeview se hicieron cada vez más patentes en temporadas recientes, con la excepción de lo ocurrido este año desde el anuncio de la contratación de Bastian Schweinsteiger.

¿Qué es un soccer-specific stadium?

Pero el efecto del fichaje del alemán tiene fecha de caducidad. Es una solución momentánea. Que el ‘Amazon Stadium’ no sea para Chicago Fire en principio es una pésima noticia para el equipo de la MLS.

No hay que perder de vista que entre la USL y la Major League Soccer existe una relación de trabajo y desarrollo muy estrecha, casi íntima. En la United Soccer League compiten una buena cantidad de equipos filiales de los clubes de la MLS; y varios conjuntos ‘independientes’ dentro de la USL están entre los candidatos a hacerse con una plaza de expansión en la Major League Soccer en el futuro cercano.

NASL: Un grupo inversor busca recrear al equipo de Chicago Sting

¿Qué significa que la USL haya plantado bandera en casa de uno de los clubes más emblemáticos de la MLS? Es difícil saberlo. Muchas opciones pueden abrirse a partir de ahora.

  • Chicago Fire podría ser ‘invitado’ por la USL (con la venia de la MLS) a participar en la operación vinculada al ‘Amazon Stadium’ -sin olvidar que al equipo no le resultaría gratuito salir de Bridgeview-;
  • El Fire podría decidir ser inquilino del futuro estadio, teniendo en cuenta las ventajas que el nuevo escenario podría brindar;
  • El equipo de la USL podría adquirir en todo o en parte al Fire -sería una situación inédita, pero no descartable de plano-;
  • En una determinada cantidad de temporadas -con el equipo de la USL en marcha- la MLS podría decidir tener un segundo equipo en la ciudad, tal como ocurre actualmente en New York y Los Angeles, los dos principales mercados norteamericanos.

La MLS es más ambiciosa que un lustro atrás. Lo que en 2010 era una infraestructura válida, aceptable, hoy ya no lo es. Cuando la métrica, las estadísticas y las proyecciones de crecimiento arrojan pronósticos no demasiado favorables la liga se ha demostrado abierta a mover de sede a sus equipos. Es es el primer caso verificable en los más de 20 años de historia de la Major League Soccer, pero exactamente eso es lo que está pasando en Columbus con el Crew. ¿Quién asegura que lo mismo no pueda ocurrir en plazas como Denver o Dallas, donde la cantidad de espectadores no ha sido la ideal en temporadas recientes?

‘Teléfono descompuesto’ entre la ciudad de Columbus y el Crew

Si la actual versión de MLS Chicago no puede estar a la altura, quizás la solución sea forzar al grupo propietario del Fire a cambiar, a vender el equipo, o a sucumbir ante un nuevo y potente competidos local. Es la realidad de los tiempos que corren en la MLS 3.0.

Imagen: Skidmore, Owings & Merrill.

Mundial 2026: La candidatura tripartita reduce su lista de posibles sedes a 32

Levi's Stadium

El comité impulsor de la candidatura tripartita que une a Estados Unidos, Canadá y México en la propuesta como países organizadores de la Copa del Mundo de 2026 anunció que redujo su lista de posibles ciudades sede a 32.

Eso significa que nueve mercados fueron eliminados de la nómina de posibles escenarios para ese Mundial: Birmingham (Alabama | Estados Unidos), Cleveland (Ohio | Estados Unidos), Indianapolis (Indiana | Estados Unidos), Jacksonville (Florida | Estados Unidos), New Orleans (Lousiana | Estados Unidos), Pittsburgh (Pennsylvania | Estados Unidos), San Antonio (Texas | Estados Unidos), Ottawa (Ontario | Canadá) y Regina (Saskatchewan | Canadá).

Todas las ciudades/mercados que cuentan con equipos de la Major League Soccer siguen en la lista de la candidatura mundialista.

A día de hoy, estas son las ciudades que se mantienen como posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026:

CANADÁ: Edmonton (Alberta), Montréal (Québec), Toronto (Ontario) y Vancouver (British Columbia).

MÉXICO: Guadalajara (Jalisco), Ciudad de México y Monterrey (Nuevo León).

ESTADOS UNIDOS: Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland), Boston (Massachusetts), Charlotte (North Carolina), Cincinnati (Ohio), Chicago (Illinois), Dallas (Texas), Denver (Colorado), Houston (Texas), Kansas City (Missouri), Las Vegas (Nevada), Los Angeles (California), Miami (Florida), Minneapolis (Minnesota), Nashville (Tennessee), New York / New Jersey, Orlando (Florida), Philadelphia (Pennsylvania), Phoenix (Arizona), Salt Lake City (Utah), San Francisco (California), Seattle (Washington), Tampa (Florida) y Washington, D.C..

Fotografía: El Levi’s Stadium, en la zona de San Francisco (California), una de las posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026.

 

Estados Unidos, Canadá y México presentan a sus sedes mundialistas

Levi's Stadium

La triple candidatura norteamericana para ser sede de la Copa del Mundo de 2026 -encabezada por Estados Unidos, secundada por Canadá y México– presentó este martes una lista de 44 ciudades que podrían ser sede de al menos uno de los partidos del torneo que sucederá a Qatar 2022.

La postulación de las tres naciones de América del Norte parece no tener rival dentro del ámbito de la FIFA. De hecho, el único competidor en el proceso de selección es en este momento la candidatura de Marruecos, oficializada días atrás. La región de la CONCACAF no alberga una Mundial desde 1994, cuando Estados Unidos fue el anfitrión.

Allanan el camino para la candidatura “irresistible” de CONCACAF

El Mundial de 2026 acogerá a 48 selecciones participantes. Los 44 mercados preseleccionados por la candidatura trinacional tienen tiempo hasta el 5 de septiembre para ratificar su interés en ser parte del evento. En enero del año próximo se realizará un borrador, que deberá depurarse antes de marzo de 2018, momento en el que Estados Unidos, Canadá y México tendrán que presentar a la FIFA una lista definitiva con entre 20 y 25 posibles sedes del torneo.

Estas son las preseleccionadas:

ESTADOS UNIDOS (37 estadios en 34 mercados)

Atlanta (Georgia), Mercedes-Benz Stadium

Baltimore (Maryland), M&T Bank Stadium

Birmingham (Alabama), Legion Field

Boston/Foxborough (Massachusetts), Gillette Stadium

Charlotte (North Carolina), Bank of America Stadium

Chicago (Illinois), Soldier Field

Cincinnati (Ohio), Paul Brown Stadium

Cleveland (Ohio), FirstEnergy Stadium

Dallas (Texas), Cotton Bowl

Dallas/Arlington (Texas), AT&T Stadium

Denver (Colorado), Sports Authority Field at Mile High

Detroit (Michigan), Ford Field

Green Bay (Wisconsin), Lambeau Field

Houston (Texas), NRG Stadium

Indianapolis (Indiana), Lucas Oil Stadium

Jacksonville (Florida), EverBank Field

Kansas City (Missouri), Arrowhead Stadium

Las Vegas (Nevada), Las Vegas Stadium

Los Angeles (California), Los Angeles Memorial Coliseum

Los Angeles (California), Los Angeles Stadium, el futuro estadio de Los Angeles Rams y Los Angeles Chargers

Los Angeles (California), Rose Bowl

Miami (Florida), Hard Rock Stadium

Minneapolis (Minnesota), US Bank Stadium

Nashville (Tennessee), Nissan Stadium

New Orleans (Louisiana), Mercedes-Benz Superdome

New York/New Jersey, MetLife Stadium

Orlando (Florida), Camping World Stadium

Philadelphia (Pennsylvania), Lincoln Financial Field

Phoenix/Glendale (Arizona), University of Phoenix Stadium

Pittsburgh (Pennsylvania), Heinz Field

Salt Lake City (Utah), Rice-Eccles Stadium

San Antonio (Texas), Alamodome

San Diego (California), Qualcomm Stadium

San Francisco/San Jose (San Jose), Levi’s Stadium

Seattle (Washington), CenturyLink Field

Tampa (Florida), Raymond James Stadium

Washington, D.C./Landover (Maryland), FedEx Field

 

CANADÁ (9 estadios en 7 mercados)

Calgary (Alberta), McMahon Stadium

Edmonton (Alberta), Commonwealth Stadium

Montreal (Quebec), Stade Olympique

Montreal (Quebec), Stade Saputo

Ottawa (Ontario), TD Place Stadium

Regina (Saskatchewan), Mosaic Stadium

Toronto (Ontario), Rogers Centre

Toronto (Ontario), BMO Field

Vancouver (British Columbia), BC Place

 

MÉXICO (3 estadios en 3 mercados)

Guadalajara (Jalisco), Estadio Chivas

Ciudad de México, Estadio Azteca

Monterrey (Nuevo León), Estadio BBVA Bancomer

 

De acuerdo con los requerimientos de la FIFA todos los estadios capaces de albergar una Copa del Mundo deben contar con capacidad para al menos 40.000 espectadores. Los que sean considerados para ser sede de las semifinales deben tener la posibilidad de contener a 60.000 aficionados. Y para el partido inaugural y la final la capacidad exigida es de 80.000 espectadores.

De acuerdo con el plan de la candidatura tripartita Estados Unidos será sede de 60 partidos (incluyendo todos los encuentros desde los cuartos de final en adelante). Canadá y México se repartirán los 20 juegos restantes.

Fotografía: Barcelona y Manchester United, durante un amistoso jugado en el Levi’s Stadium.

Este es el Equipo de las Estrellas de la MLS que enfrentará al Arsenal

ASG

Llegó esa época del año. La Major League Soccer comienza a prepararse para el All-Star Game, que este año se jugará el 28 de julio en el Avaya Stadium de San Jose Earthquakes -en el norte de California– frente al rival contratado para la edición de 2016, el Arsenal FC.

Días atrás la liga anunció a la primera oncena de futbolistas de la liga convocados al Equipo de las Estrellas.

Los seleccionados en esa ocasión fueron los siguientes futbolistas.

Portero: Andre Blake (Philadelphia Union | Jamaica, 25 años)

Defensores: Matt Besler (Sporting Kanasas City | Estados Unidos, 29), Laurent Ciman (Montréal Impact | Bélgica, 30), Keegan Rosenberry (Philadelphia Union, 22)

Volantes: Kaká (Orlando City SC | Brasil, 34), Darlington Nagbe (Portland Timbers | Estados Unidos, 25), Andrea Pirlo (New York City FC | Italia, 37), Giovani dos Santos (LA Galaxy | México, 27)

Delanteros: Didier Drogba (Montréal Impact | Costa de Marfil, 38), Sebastian Giovinco (Toronto FC | Italia, 29), David Villa (New York City FC | España, 34)

Todos estos jugadores, excepto en el caso de Villa, fueron elegidos a través de una elección abierta a los aficionados en general a través de internet. ‘El Guaje’, en cambio, es parte de esta convocatoria inicial porque es el jugador de la MLS con el que los usuarios del videojuego FIFA 16 anotaron más goles en consolas Xbox y PlayStation.

Nota relacionada: La saga del videojuego FIFA, la mano que mece la cuna de la MLS

 

Este domingo se hizo oficial el resto de la convocatoria, conformada por los jugadores elegidos por Dominic Kinnear, técnico de los Quakes y -por ende- del Equipo de las Estrellas de esta temporada y por el comsionado de la MLS, Don Garber.

Estos son los jugadores agregados hoy a la nómina del All-Star Game.

Portero: David Bingham (San Jose Earthquakes | Estados Unidos, 26)

Defensores: Steve Birnbaum (D.C. United | Estados Unidos, 25), Andrew Farrell (New England Revolution | Estados Unidos, 24), Liam Ridgewell (Portland Timbers | Inglaterra, 31), Brandon Vincent (Chicago Fire | Estados Unidos, 22), Kendall Waston (Vancouver Whitecaps | Costa Rica, 28)

Volantes: Kyle Beckerman (Real Salt Lake | Estados Unidos, 34 – elegido por el comisionado Don Garber), Mauro Díaz (FC Dallas | Argentina, 25 – elegido por el comisionado Don Garber), Jermaine Jones (Colorado Rapids | Estados Unidos, 34), Sacha Kljestan (New York Red Bulls | Estados Unidos, 30), Wil Trapp (Columbus Crew | Estados Unidos, 23)

Delanteros: Clint Dempsey (Seattle Sounders | Estados Unidos, 33), Cyle Larin (Orlando City | Canadá, 21), Ignacio Piatti (Montréal Impact | Argentina, 31), Chris Wondolowski (San Jose Earthquakes | Estados Unidos, 33)

Teniendo en cuenta que el rival de este año es un equipo inglés llama la atención que dos de las actuales figuras de la MLSSteven Gerrard y Frank Lampard– no hayan sido tenido en cuenta para este partido amistoso. Tampoco estará presente Robbie Keane, otra figura que podría resultar de interés para el público británico.

 

Nota relacionada: All-Star Game: ¿Es necesario cambiar el formato?

Mientras el modelo del All-Star Game cada tanto se pone a debate por los aficionados y el entorno de la liga, lo cierto es que este evento estival es una enorme herramienta de promoción para la Major League Soccer, especialmente en el mercado europeo y asiático.

En las últimas dos ediciones el combinado de figuras de la liga de Estados Unidos y Canadá se impuso a sus convidados del Viejo Continente; en 2014 se impuso por 2-1 al Bayern Munich en Portland, y en 2015 derrotó por el mismo marcador a Tottenham Hotspur en las afueras de Denver [en la fotografía].

Sacramento Republic sigue pensando en la MLS

Warren Smith

Aunque la Major League Soccer no da a la ciudad californiana ninguna confirmación concreta Sacramento sigue estando en la agenda de la liga.

Warren Smith (en la fotografía) es el presidente de Sacramento Republic, equipo que milita en la USL (el tercer escalón del fútbol profesional estadounidense). El ejecutivo aseguró a la prensa que funcionarios de máxima categoría norteamericana se entrevistaron con la directiva del club en Denver durante la previa del All-Star Game.

De acuerdo con Smith la liga mantiene activo el plan de aumentar el número de sus equipos y podría anunciar un plan de expansión antes de que este año termine.

Sacramento es considerada como una suerte de ‘suplente’ en caso de que las anunciadas franquicias en expansión en Minneapolis y Miami fracasen en su intento de llegar a la Major League Soccer. Como ambas candidaturas parecen estar encaminando las dificultades vinculadas a sus respectivos estadios las posibilidades de la ciudad de la Costa Oeste parecen haberse enfriado un poco en el plano inmediato.

Pese a ello Sacramento Republic cursó una invitación a Don Garber -el comisionado de la MLS– para que vea in situ el potencial del mercado.

Todavía sin una respuesta concreta o una fecha confirmada para la visita de Garber, lo que el Republic y las autoridades locales de Sacramento quieren hacer es mostrar progresos en la llamada Operation Turnkey, la iniciativa destinada a contar con todos los requisitos vinculados a la construcción de un estadio específico donde hoy existe un grupo de talleres ferroviario.

Smith espera que en noviembre todas las partes involucradas puedan exhibir a la MLS un importante grado de progreso. Para ese entonces podrían presentar estudios sobre el impacto ambiental que acarrearía la presencia de un SSS y un compromiso de construcción con los desarrolladores inmobiliarios que controlan la zona.

“Nos hacen falta un buen diseño y otros estudios, además de una estimación del precio de construcción. Una vez tengamos eso podremos comenzar a hablar de financiamiento”, señaló Warren Smith.