La Canadian Premier League se anunciaría antes de fin de año

120315- soccer 12.jpg

La Canadian Soccer Association tiene por objetivo presentar en septiembre ante su Comité Ejecutivo el plan económico tendiente a solventar a la Canadian Premier League, el futuro torneo de primera división de ese país.

Durante una reciente entrevista telefónica concedida al programa Red Card de Anthony Totera el presidente de la CSAVictor Montagliani– señaló que la federación está «en el proceso de desarrollar un plan estratégico y de negocio muy específico, que se extenderá durante los próximos 60 o 90 días. Ojalá para ese entonces podamos presentar el plan a nuestra junta de directores. Probablemente eso ocurra a comienzos del otoño.»

En marzo Montagliani había manifestado a Yahoo Sports Canada que el objetivo de la Canadian Soccer Association era llegar a fines de 2016 «en una posición en la que tengamos la posibilidad de hacer algún tipo de anuncio y decir públicamente en qué situación nos encontramos y hacia dónde vamos a encaminarnos con lo que tengamos en mano.»

«Los próximos seis meses serán críticos, porque hasta ahora todo ha sido positivo, pero llega el momento de comenzar a poner las cosas en marcha en este semestre.»

La meta final sigue siendo la misma; comenzar con las actividades de la Canadian Premier League en 2018. Todo lo publicado hasta ahora apuntaba a una temporada inicial con entre 6 y 8 equipos participantes. Sin embargo en esta proyección de la que sería la pirámide del fútbol canadiense en esa temporada aparecen hasta diez conjuntos en el máximo escalón profesional.

Los equipos o ciudades que estarían en la temporada inicial de la Canadian Premier League son:

  • WSA Winnipeg (un equipo de la PDL -la Premier Development League, una de las varias ligas consideradas como ‘cuarta categoría’ en Estados Unidos y Canadá- fundado en 2010).
  • Victoria Highlanders FC (otro club de la PDL, fundado en 2008).
  • Calgary Foothills FC  (PDL, 1972).
  • FC Edmonton (uno de los dos representantes canadienses en la actual escena de la NASL, fundado en 2010).
  • Saskatchewan.
  • Ottawa Fury FC (NASL, 2011).
  • Hamilton (el primer equipo que -oficiosamente- entró en la Canadian Premier League).
  • Quebec City.
  • Moncton.
  • Halifax.

Fotografía: WSA Winnipeg

 

Victor Montagliani, la solución canadiense para los problemas de CONCACAF

Victor-Montagliani

Ante una CONCACAF sacudida por la corrupción -especialmente en los dos últimos años- el fútbol canadiense presenta a Victor Montagliani como solución.

La confederación de Norte, Centroamérica y el Caribe vio como sus últimos tres presidentes perdieron el cargo por estar vinculados al llamado FIFAgate. Y la Canadian Soccer Association considera que su titular puede volver a poner orden a nivel continental.

«Como en cualquier tema, seguro que hay gente muy buena en el deporte», señaló Montagliani en una entrevista que reproduce la web de CBC, el sistema de medios públicos canadienses. «Pero creo que es hora de que la mayoría silenciosa deje de estar callada. Me considero parte de eso. Tenemos que tomar el reto de volver a hacer que este sea un juego amado por los aficionados.»

Junto con la Confederación Sudamericana la CONCACAF es uno de los sectores del fútbol mundial más sacudido por el escándalo de corrupción, tráfico de influencia y amaño de partidos, que convirtieron a FIFA y a sus gobiernos regionales en la mira del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El hondureño Alfredo Hawit fue arrestado en diciembre de 2015 mientras ocupaba la presidencia interina de CONCACAF. Anteriormente los ex presidentes Jack Warner (de Trinidad y Tobago) y Jeffrey Webb (de Islas Caimán) habían corrido con la misma suerte.

«Estos acontecimientos han mancillado nuestro deporte y socavaron la confianza del público en los órganos de gobierno del fútbol», dijo el presidente de la Canadian Soccer Association en una carta abierta en la que declaró su decisión de ser candidato a presidente de CONCACAF. «El fútbol necesita ser manejado de una manera profesional que, por sobre todas las cosas, proteja la integridad del juego.»

Luego del arresto de Hawit el comité ejecutivo de la Confederación decidió no nombrar a un nuevo presidente provisorio, sino convocar a una nueva elección de autoridades que se llevará a cabo en 12 de mayo en la capital de México, horas antes del Congreso de la FIFA que se celebrará también en esa ciudad.

¿Quiénes competirán con Montagliani en las elecciones? El empresario Mark Rodrigues, de Guyana; el presidente de la Federación de Bermudas, Larry Mussenden; y Gordon Derrick, secretario general de la federación de Antigua y Barbuda y presidente de la Unión Caribeña de Fútbol.

CONCACAF está dividida en tres grupos. El Caribe (que cuenta con 31 votos), América Central (7 votos) y Norteamérica (3 votos).

Es prácticamente un hecho que Victor Montagliani contará con el respaldo de Estados Unidos MéxicoRecientemente la UNCAF (la Unión Centroamericana de Fútbol) firmó un documento en el que compromete sus siete votos en favor del canadiense. El Caribe, por tanto, es el gran reto para el jefe de la CSA en su intento de llegar al poder de CONCACAF.

Dentro de su plataforma Montagliani habla de «diseñar una estrategia para asegurar que la Copa del Mundo de 2026 se dispute en la región de CONCACAF». A nadie se le escapa que Canadá busca desde hace tiempo ser sede de un Mundial de fútbol masculino a nivel absoluto, aunque no hay que descartar candidaturas de México y Estados Unidos para albergar ese evento.

Además de liderar al fútbol canadiense (que cuenta con un proyecto de liga nacional que pronto podría ver la luz) Montagliani es parte de un comité especial de CONCACAF que controla el gobierno de la Confederación hasta que se elija a un nuevo presidente.

La CSA elabora un proyecto de liga 100% canadiense

CSA

Por primera vez la federación canadiense reconoció de manera oficial su intención de volver a contar con una liga local de primera división. Durante una entrevista concedida al programa Red Card Radio el presidente Victor Montagliani (en la fotografía) admitió que la Canadian Soccer Association trabaja desde hace dos años en el proyecto de creación de un nuevo modelo competitivo de Division 1.

No se trataría de la creación de un capítulo canadiense de la NASL (apoyado por la inversión de los equipos de la Canadian Football League) del que hablamos hace casi un año. La idea que la CSA tiene en manos se aproxima mucho más al concepto de liga explicado durante el verano por el periodista Duane Rollins, de Canadian Soccer News.

La nueva primera división nacional en el país norteño tendría entre 8 y 10 participantes. Y Montagliani y su cuerpo de colaboradores habrían decidido hacer todo lo posible para contar con equipos en las ciudades de Vancouver, Toronto y Montreal, los tres principales mercados del país del norte, ‘copados’ desde hace año por la presencia de franquicias de la MLS.

Pese a que la competición sería durísima para los equipos que decidieran instalarse en el territorio ya dominado por Whitecaps, TFC e Impact, la federación cree que una nueva liga 100% canadiense no funcionaría sin clubes que representen a los tres polos urbanos más grandes del país.

«Tenemos todo el derecho del mundo de establecer una liga profesional. Normalmente las federaciones no manejan ligas profesionales, pero estamos en esta situación especial, en la que Canadá no cuenta con ninguna liga propia», explicó Montagliani en diálogo con el periodista Anthony Totera, de Red Card Radio.

Pese a que en el fútbol canadiense existe un torneo llamado Canadian Soccer League, no debe esa competición ser confundida con un torneo nacional. La CSL -que se define a sí misma con una especie de tercera división, por debajo de la MLS y la NASL  es una liga de la que solamente participan equipos de la provincia de Ontario y fue expulsada del ámbito de la federación canadiense en 2014, tras reiteradas denuncias de amaños de partidos.

La Canadian Soccer Association pretende ser cuidadosa en el proceso de construcción de este nuevo intento de una primera división nacional. De la mano de esa competición -que, de acuerdo con cálculos optimistas, podría entrar en actividad en dos o tres años- la federación espera poder presentar ante la FIFA su candidatura para ser la organizadora de la Copa del Mundo de 2026.

 

Temporada de Copas: Canadian Championship de 2015

Voyageurs Cup

El Canadian Championship es en la actualidad la máxima competición doméstica para los equipos profesionales del fútbol de Canadá. En marcha desde la temporada 2008, el torneo organizado por la Canadian Soccer Association tiene por objetivo seleccionar al único representante de ese país en la Liga de Campeones de la CONCACAF.

A la espera de que la CSA defina si Canadá vuelve a tener una liga rentada enteramente local, los clubes profesionales de esa nación participan en competiciones con base en Estados Unidos, como la MLS o la NASLHasta la llegada del Canadian Championship no existía manera oficial de determinar en la cancha cuál era el mejor equipo canadiense de la temporada.

Entre 2008 y 2010 el Canadian Championship contó con tres equipos participantes. Los clubes canadienses íntegramente profesionales por ese entonces eran Vancouver Whitecaps, Montreal Impact y Toronto FC. En 2011 se sumó un cuarto participante, el FC Edmonton. Y desde 2014 agregó a su quinto integrante, el Ottawa Fury FC.

En suma, tres franquicias de la Major League Soccer (Vancouver, Montreal y Toronto) y dos participantes de la nueva versión de la NASL (Edmonton y Ottawa).

Como novedad para la edición de 2015 -y para no coincidir temporalmente con la Copa del Mundo femenina, que se jugará este año en Canadá, la primera etapa del torneo se llevará a cabo entre abril y mayo, se tomará descanso en junio y julio, y se definirá en agosto.

Además de obtener la clasificación a la Concachampions el equipo ganador del Canadian Championship se hace acreedor a la Voyageurs Cup. El trofeo (en la foto), creado por The Voyageurs, algo así como la hinchada oficial de la selección de Canadá, era entregado con anterioridad al mejor club canadiense dentro de la temporada regular de la USL-1. Hasta 2007 esa era la máxima categoría del fútbol canadiense, hasta que en esa temporada el Toronto FC comenzó a competir en el circuito de la MLS.

Este es el calendario del Canadian Championship 2015:

22 de abril – Partido de ida de la ronda preliminar: Ottawa Fury FC vs. FC Edmonton.

29 de abril – Partido de revancha de la ronda preliminar: FC Edmonton v Ottawa Fury FC.

6 de mayo – Partido de ida de la Semifinal 1: Ganador de la ronda preliminar vs. Vancouver Whitecaps FC.                                      Partido de ida de la Semifinal 2: Montreal Impact vs. Toronto FC.

13 de mayo – Partido de revancha de la Semifinal 1: Vancouver Whitecaps vs. Ganador de la ronda preliminar.                                  Partido de revancha de la Semifinal 2: Toronto FC vs Montreal Impact.

12 de agosto – Partido de ida de la Final.

26 de agosto – Partido de revancha de la Final.

Tal como ya ocurrió en la edición de 2014, Ottawa y Edmonton (los dos equipos de la NASL, la segunda categoría del fútbol norteamericano) disputarán entre sí la ronda preliminar del Canadian Championship. El ganador de esa serie, con partidos de ida y vuelta, clasificará a las semifinales, en donde se unirá a los tres equipos de la MLS (Vancouver Whitecaps, Toronto FC y Montreal Impact, clasificados en ese orden de acuerdo con sus posiciones finales en la liga del año pasado).

El ganador del Canadian Championship será el único representante de Canadá en la Liga de Campeones de CONCACAF 2016/2017.

Solamente dos equipos han sido capaces de ganar esta competición. Montreal Impact se alzó con la Voyageurs Cup en 2008, 2013 y 2014. Mientras que Toronto FC fue campeón en 2009, 2010, 2011 y 2012.

 

Canadá busca su liga

daviscuptennis (PG) The Province0202 DavisCup

Canadá podría volver a tener una liga de fútbol de primera división 100% nacional. Actualmente los equipos profesionales de ese país juegan en las dos principales categorías de Estados Unidos, la Major League Soccer y la North American Soccer League. Ésta última podría muy pronto ayudar a organizar el primer torneo de Division 1 canadiense desde 1992.

La NASL comenzará la temporada 2015 con once equipos. Dos de ellos –FC Edmonton y Ottawa Fury FC– tienen sede en Canadá. A lo largo de este año el comisionado Bill Peterson manifiestó su interés en contar con un torneo de dieciocho o veinte participantes en 2018. Para alcanzar esa cifra la liga debe expandirse rápidamente hacia la Costa Oeste y al norte de la frontera.

Y allí, en Canadá, parece haber encontrado la receta para el crecimiento explosivo que busca. De acuerdo con la web Canadian Soccer Newsla federación local (la CSA) y la Canadian Football League -la versión vernácula y reducida de la NFL– coincidieron con la North American Soccer League en una idea bastante revolucionaria. Equipos de football americano de la CFL crearían franquicias de soccer para hacerlas competir a partir de 2016 en una conferencia de la NASL que, a la vez, funcionaría como la primera división canadiense.

El plan de la liga sería el de dividir su torneo en dos. Por un lado, la NASL Canadá (usemos -por ahora- esa denominación), integrada únicamente por equipos de ese país. Y por el otro, la NASL Estados UnidosAl mejor estilo de la Major League Baseball, las dos conferencias operarían de manera independiente, aunque con una coordinación central, común a ambas. Existirían algunas series de partidos interliga, y el Soccer Bowl (el trofeo de campeón de la NASL) se definiría mediante una final entre el ganador del torneo canadiense y el vencedor estadounidense.

La liga de football americano de Canadá cuenta actualmente con nueve equipos. British Columbia Lions (con sede en Vancouver), Winnipeg Blue Bombers, Calgary Stampeders, Saskatchewan Roughriders (en la ciudad de Regina), Edmonton Eskimos, Ottawa Redblacks, Hamilton Tiger-Cats, Toronto Argonauts y Montreal Alouettes. Pero no todos ellos estarían habilitados para ser parte de la NASL Canadá.

La nueva liga no contaría con equipos en los mercados en los que la Major League Soccer tiene representación. O sea, Montreal, Toronto y Vancouver. Se entiende que tampoco existirían nuevas franquicias en las ciudades en las que actualmente existen clubes de la NASL (Edmonton y Ottawa). Pero ésta parece ser una cuestión todavía bajo discusión, debido a que algunas fuentes ubican a estos dos equipos fuera de la ‘liga de la CFL’ (NASL Canadá) y, por ende, dentro de la NASL Estados Unidos.

Los impulsores de esta nueva liga consideran que en 2016 este proyecto de primera división podría contar con siete u ocho nuevos equipos con base en Canadá.

Victor Montagliani, presidente de la federación local, no pretende cortar los lazos que actualmente existen entre el fútbol de su país y las ligas profesionales de Estados Unidos. Su deseo, en cambio, es que un torneo propio (funcional a los intereses de la CSA), pueda coexistir con esas competiciones y con los acuerdos de cooperación con la USL-Pro que se han concretado recientemente. En sus formatos actuales, la NASL y la MLS -especialmente esta última- no dejan demasiado espacio libre para el crecimiento del fútbol del Great White North. Comenzando por la normativa que ‘penaliza’ la contratación de jugadores nacidos en Canadá, y terminando por la baja cantidad de franquicias que existen en ese país.

La Major League Soccer plantó bandera en las tres principales ciudades canadienses. Pero nada indica en este momento que -más allá del Impact, del Toronto FC y de los Whitecaps– veamos en el futuro próximo más equipos en expansión al norte de la frontera. La ‘cuota’ de componente canadiense parece estar completa. De hecho, la MLS no hace más que comportarse como la mayoría de las otras ‘grandes ligas’ de Estados Unidos, que ‘incorporan’ o ‘autorizan’ a muy pocas franquicias de Canadá. Existe una en la NBA (Toronto Raptors), una en la MLB (Toronto Blue Jays), y ninguna en la NFL. La NHL -una creación canadiense- no cuenta para la estadística.

La llegada de una liga propia e inclusiva es prioritaria para el fútbol de Canadá. Vancouver, Toronto y Montreal son tres grandes ciudades, limítrofes con Estados Unidos. En más de un sentido, perfectamente compatibles con mercados importantes al sur de la frontera. ¿Pero qué ocurre con el fútbol ‘provincial’ canadiense? Lo que funciona muy bien para los Whitecaps o el Impact, no sirve para los equipos existentes o por venir en lugares como Winnipeg, Hamilton, Calgary o Regina. Es más, una liga netamente Made in Canada generaría una situación beneficiosa también para los equipos de la MLS en ese país, que podrían contratar al talento producido por el torneo local.

En la actualidad Canadá cuenta con un cupo en la Liga de Campeones de CONCACAFLos cinco equipos profesionales de ese país -Montreal, Toronto y Vancouver por la MLS; y Edmonton y Ottawa por la NASL– compiten en el Canadian Championship, que premia al ganador con la clasificación al torneo continental para clubes. Si el país volviera a tener una primera división, ¿Quien se quedaría con la plaza en Concachampions? Hay quien piensa que -llegado ese supuesto- la confederación debería otorgar un lugar más al fútbol canadiense; un cupo sería para el campeón de liga, y el otro para el ganador entre los clubes canadienses que compiten en Major League Soccer y NASL.

La federación canadiense tiene la intención de organizar el Mundial de 2026. Sin una liga propia sus posibilidades se reducen de manera concreta ante potenciales competidores regionales como México y Estados Unidos. La opción que ponen sobre la mesa la CFL y la North American Soccer League más que una tabla de salvación podría ser la primera oportunidad seria para reorganizar de manera profunda a un fútbol demasiado maltratado en las últimas décadas.