¿Cuáles son las ciudades en las que se podría disputar el Mundial 2026?

22852000_1509175242509871_747938717054802783_n

En ocho años la Copa del Mundo regresará a América del Norte. La candidatura tripartita de Estados Unidos, México y Canadá fue elegida por FIFA para ser sede del Mundial 2026. Si bien en su casi totalidad la infraestructura para el torneo ya está hecha, queda por decidir -y no será algo que se resuelva en lo inmediato- cuáles serán las ciudades en las que se jugarán los partidos del torneo internacional.

La de 2026 será la primera Copa del Mundo organizada por tres países, y la primera en contar con 48 selecciones participantes. En la propuesta elevada a FIFA, Canadá, México y Estados Unidos presentaron una lista de 23 posibles sedes; esa nómina tendrá que reducirse hasta incluir a un total de 16 ciudades.

La nómina es la siguiente:

Estados Unidos: Atlanta, Baltimore, Boston, Cincinnati, Dallas, Denver, Houston, Kansas City, Los Angeles, Miami, Nashville, New York / New Jersey, Orlando, Philadelphia, el área de la Bahía de San Francisco, Seattle, Washington D.C..

Canadá: Edmonton, Montréal, Toronto.

México: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey.

Diez de los partidos de ese Mundial se jugarán en México, otra decena en suelo canadiense, y los sesenta restantes -incluyendo todos los encuentros desde cuartos de final en adelante- serán en Estados Unidos.

Cuatro estadios de la Major League Soccer son candidatos fuertes a albergar partidos mundialistas en 2026: el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta United FC, el Gillette Stadium de New England Revolution, el CenturyLink Field de Seattle Sounders y el BMO Field de Toronto FC. Además, el Estadio Olímpico de la ciudad canadiense de Montréal -donde ocasionalmente actúa Montréal Impact– tendría opciones de quedar en la lista final.

El Mercedes-Benz Stadium y el AT&T Stadium (el hogar de Dallas Cowboys) son propuestos como sedes para las semifinales, mientras que el MetLife Stadium -en las afueras de Nueva York- sería el escenario del partido final.

Fotografía: Mercedes-Benz Stadium, la casa de Atlanta United FC. (Crédito: Facebook | Mercedes-Benz Stadium)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Landon Donovan, ¿la solución para una federación estadounidense en crisis?

Landon Donovan

Dicen que toda crisis presenta una oportunidad. La no clasificación de la selección de Estados Unidos al Mundial de 2018 sin dudas creó -o dio cuerpo, mejor dicho- una crisis para la U.S. Soccer. El grave momento en lo deportivo coincide con la inminencia de la elección para el presidente de la federación.

Quien actualmente está en poder de ese cargo es Sunil Gulati, al mando del fútbol estadounidense desde marzo de 2006. Tras la renuncia del seleccionador Bruce Arena -anunciada días atrás- el profesor de economía de la Universidad de Columbia de 58 años avisó que no tenía ninguna intención de imitarlo, y dio a entender que volvería a postularse para ser el mandamás en la U.S. Soccer House, la sede del cuerpo federativo, con sede en la ciudad de Chicago.

Arena deja de ser el seleccionador de Estados Unidos; Gulati sigue en U.S. Soccer

Gulati argumenta que su continuidad como presidente es vital para asegurar la adjudicación de la Copa del Mundo de 2026 a la candidatura tripartita de Estados Unidos, Canadá y México, y sobre ese caballo montará hasta que defina el futuro del ente rector del fútbol en el mayor país del continente americano.

Por primera vez en muchos años la U.S. Soccer tendrá una elección formal. Los candidatos deberán enviar su solicitud formal a la federación antes del 12 de diciembre, y al sufragio se llevará a cabo el 10 de febrero, en la ciudad de Orlando, en Florida.

Mundial 2026: La candidatura tripartita reduce su lista de posibles sedes a 32

Además de Gulati, los que apuntan a estar presentes en la elección son Steve Gans, un abogado de la zona de Boston, y Paul Lapointe, directivo de la United Premier Soccer League (UPSL, una liga de quinta división en Estados Unidos).

Gans ha trabajado para distintos equipos en la primera versión de la NASL y es el presidente de una entidad que representa los intereses de varios clubes europeos en Estados Unidos. Lapointe, por su parte, es un candidato que apoyaría la instauración del sistema de ascensos y descensos en la pirámide del fútbol norteamericano.

Otros candidatos -como Eric Wynalda, exfutbolista y ahora comentarista de la cadena FOX Sports- podrían aparecen de manera formal en el horizonte en las próximas semanas.

Pero en horas recientes medios como Sports Illustrated e ESPN informaron que Landon Donovan -el mejor futbolista estadounidense de la historia- estaría estudiando la posibilidad de presentar su candidatura a la presidencia de le federación. Una movida que podría dinamitar la actual dinámica de la U.S. Soccer.

Donovan se retiró de manera definitiva como jugador en diciembre de 2016. El exatacante de LA Galaxy tiene hoy 35 años -ha jugado en varios ciclos de su carrera en Europa- y durante mucho tiempo fue el máximo símbolo del Team USA, el equipo nacional estadounidense.

De acuerdo con el periodista Grant Wahl, autor del artículo en Sports Illustrated, “un número de respetadas figuras” habrían solicitado a Landon Donovan que considerase la posibilidad de postular su nombre en los comicios federativos.

Del peso que esas “figuras” tengan dentro de la estructura de la U.S. Soccer podrían depender las posibilidades del auténtico ‘Capitán América’ (no acepten imitaciones) a la hora de contar los votos.

Arena deja de ser el seleccionador de Estados Unidos; Gulati sigue en US Soccer

Arena

La no clasificación a la Copa del Mundo de 2018 se cobró a la primera gran víctima en el fútbol de Estados Unidos. El seleccionador del equipo nacional –Bruce Arena– publicó en la web oficial de U.S. Soccer esta nota de despedida:

Para cualquier entrenador el mayor de los privilegios es dirigir a la Selección Nacional de su país, y al dejar ese cargo hoy me siento honrado y agradecido por haber podido disfrutar de esa oportunidad en dos ocasiones en mi carrera.

Cuando asumí mi cargo en noviembre sabía que tenía por delante un gran desafío, probablemente mayor del que público podría apreciar. Todo el mundo involucrado en el programa dio todo lo que tuvo durante los últimos 11 meses pero, al final, no fue suficiente. Sin excusas. No hicimos nuestros trabajo, y acepto la responsabilidad.

Ciertamente, esta fue una gran decepción para el programa de la Selección Masculina absoluta, y es adecuado que se comiencen a plantear preguntas sobre cómo podemos mejorar. Sin dudas, ese proceso ya ha comenzado y continuará, así U.S. Soccer [la Federación de Estados Unidos] puede progresar. Además, es también importante reconocer el tremendo crecimiento y los logros que hemos obtenido en las últimas dos décadas en todas las áreas. Incluyendo el desarrollo de futbolistas, la formación de los entrenadores, y el hecho de contar con una liga profesional estable. Este trabajo continúa, y pese al resultado en Trinidad, el deporte está en el camino adecuado. Si trabajamos juntos, estoy convencido de que el fútbol en este país seguirá creciendo en los años y décadas por venir.

Obviamente, la mayor decepción es para nuestros aficionados. Como alguien que ha estado involucrado en este deporte durante más de 40 años, ver cuánto ha crecido el apoyo por el fútbol en Estados Unidos es enormemente gratificante. Hablo en nombre de todos los que han estado involucrados al agradecer a todos ustedes por la pasión y el compromiso, y espero que ese firme respaldo a U.S. Soccer se mantenga.

Si bien este es un momento difícil, mantengo un firme convencimiento de que estamos avanzando en la dirección adecuada. Creo en el jugador estadounidense y en el entrenador estadounidense; con nuestro esfuerzo combinado el futuro sigue siendo brillante. No se qué me depara el futuro, pero hay algo que puedo decir desde el fondo de mi corazón. Desde la emoción de llegar a los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2002 a la decepción de hace unos días, he apreciado cada minuto en el que fui parte de este programa.

Nada cambia en Soccer House

Pocas horas después del adiós de Arena, el presidente de la federación –Sunil Gulati– mantuvo una comunicación telefónica colectiva con varios medios de comunicación. La gran novedad de esa intervención es que no existen otras mayores novedades. La única gran baja, parece, es la del seleccionador.

De hecho, nada cambia en la Soccer House, la venerable sede de la federación estadounidense. “No voy a renunciar porque aquí hay que hacer muchas cosas”, manifestó Gulati. “Estoy en medio de una candidatura para ser sede de una Copa del Mundo”, dijo al referirse a la propuesta que la federación lleva adelante junto a sus pares de Canadá y México para organizar el Mundial de 2026.

Federation

“Eso no ocurre en el mundo”, enfatizó. “Los seleccionadores sí renuncian, pero eso no ocurre con los presidentes”.

 

El jefe de la U.S. Soccer fue tajante. “Asumo completamente la responsabilidad [por la no clasificación a Rusia 2018], pero no tengo pensado renunciar y no es este el día adecuado para hablar de mis planes personales con respecto a la presidencia de la federación”, agregó. No es un detalle menor; las elecciones se aproximan -se llevarán a cabo en febrero- y nada hace pensar que el economista no estará en la lista de candidatos.

La inesperada eliminación no cambian los planes inmediatos de la selección absoluta. En noviembre el equipo disputará dos amistosos en Europa, bajo el mando de un entrenador interino -probablemente Tab Ramos, actualmente técnico del equipo nacional Sub-20-. El nombramiento de un nuevo seleccionador estable tendrá que esperar, tal vez, hasta la finalización del Mundial del año próximo.

 

Mundial 2026: La candidatura tripartita reduce su lista de posibles sedes a 32

Levi's Stadium

El comité impulsor de la candidatura tripartita que une a Estados Unidos, Canadá y México en la propuesta como países organizadores de la Copa del Mundo de 2026 anunció que redujo su lista de posibles ciudades sede a 32.

Eso significa que nueve mercados fueron eliminados de la nómina de posibles escenarios para ese Mundial: Birmingham (Alabama | Estados Unidos), Cleveland (Ohio | Estados Unidos), Indianapolis (Indiana | Estados Unidos), Jacksonville (Florida | Estados Unidos), New Orleans (Lousiana | Estados Unidos), Pittsburgh (Pennsylvania | Estados Unidos), San Antonio (Texas | Estados Unidos), Ottawa (Ontario | Canadá) y Regina (Saskatchewan | Canadá).

Todas las ciudades/mercados que cuentan con equipos de la Major League Soccer siguen en la lista de la candidatura mundialista.

A día de hoy, estas son las ciudades que se mantienen como posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026:

CANADÁ: Edmonton (Alberta), Montréal (Québec), Toronto (Ontario) y Vancouver (British Columbia).

MÉXICO: Guadalajara (Jalisco), Ciudad de México y Monterrey (Nuevo León).

ESTADOS UNIDOS: Atlanta (Georgia), Baltimore (Maryland), Boston (Massachusetts), Charlotte (North Carolina), Cincinnati (Ohio), Chicago (Illinois), Dallas (Texas), Denver (Colorado), Houston (Texas), Kansas City (Missouri), Las Vegas (Nevada), Los Angeles (California), Miami (Florida), Minneapolis (Minnesota), Nashville (Tennessee), New York / New Jersey, Orlando (Florida), Philadelphia (Pennsylvania), Phoenix (Arizona), Salt Lake City (Utah), San Francisco (California), Seattle (Washington), Tampa (Florida) y Washington, D.C..

Fotografía: El Levi’s Stadium, en la zona de San Francisco (California), una de las posibles sedes de la Copa del Mundo de 2026.

 

Estados Unidos, Canadá y México presentan a sus sedes mundialistas

Levi's Stadium

La triple candidatura norteamericana para ser sede de la Copa del Mundo de 2026 -encabezada por Estados Unidos, secundada por Canadá y México– presentó este martes una lista de 44 ciudades que podrían ser sede de al menos uno de los partidos del torneo que sucederá a Qatar 2022.

La postulación de las tres naciones de América del Norte parece no tener rival dentro del ámbito de la FIFA. De hecho, el único competidor en el proceso de selección es en este momento la candidatura de Marruecos, oficializada días atrás. La región de la CONCACAF no alberga una Mundial desde 1994, cuando Estados Unidos fue el anfitrión.

Allanan el camino para la candidatura “irresistible” de CONCACAF

El Mundial de 2026 acogerá a 48 selecciones participantes. Los 44 mercados preseleccionados por la candidatura trinacional tienen tiempo hasta el 5 de septiembre para ratificar su interés en ser parte del evento. En enero del año próximo se realizará un borrador, que deberá depurarse antes de marzo de 2018, momento en el que Estados Unidos, Canadá y México tendrán que presentar a la FIFA una lista definitiva con entre 20 y 25 posibles sedes del torneo.

Estas son las preseleccionadas:

ESTADOS UNIDOS (37 estadios en 34 mercados)

Atlanta (Georgia), Mercedes-Benz Stadium

Baltimore (Maryland), M&T Bank Stadium

Birmingham (Alabama), Legion Field

Boston/Foxborough (Massachusetts), Gillette Stadium

Charlotte (North Carolina), Bank of America Stadium

Chicago (Illinois), Soldier Field

Cincinnati (Ohio), Paul Brown Stadium

Cleveland (Ohio), FirstEnergy Stadium

Dallas (Texas), Cotton Bowl

Dallas/Arlington (Texas), AT&T Stadium

Denver (Colorado), Sports Authority Field at Mile High

Detroit (Michigan), Ford Field

Green Bay (Wisconsin), Lambeau Field

Houston (Texas), NRG Stadium

Indianapolis (Indiana), Lucas Oil Stadium

Jacksonville (Florida), EverBank Field

Kansas City (Missouri), Arrowhead Stadium

Las Vegas (Nevada), Las Vegas Stadium

Los Angeles (California), Los Angeles Memorial Coliseum

Los Angeles (California), Los Angeles Stadium, el futuro estadio de Los Angeles Rams y Los Angeles Chargers

Los Angeles (California), Rose Bowl

Miami (Florida), Hard Rock Stadium

Minneapolis (Minnesota), US Bank Stadium

Nashville (Tennessee), Nissan Stadium

New Orleans (Louisiana), Mercedes-Benz Superdome

New York/New Jersey, MetLife Stadium

Orlando (Florida), Camping World Stadium

Philadelphia (Pennsylvania), Lincoln Financial Field

Phoenix/Glendale (Arizona), University of Phoenix Stadium

Pittsburgh (Pennsylvania), Heinz Field

Salt Lake City (Utah), Rice-Eccles Stadium

San Antonio (Texas), Alamodome

San Diego (California), Qualcomm Stadium

San Francisco/San Jose (San Jose), Levi’s Stadium

Seattle (Washington), CenturyLink Field

Tampa (Florida), Raymond James Stadium

Washington, D.C./Landover (Maryland), FedEx Field

 

CANADÁ (9 estadios en 7 mercados)

Calgary (Alberta), McMahon Stadium

Edmonton (Alberta), Commonwealth Stadium

Montreal (Quebec), Stade Olympique

Montreal (Quebec), Stade Saputo

Ottawa (Ontario), TD Place Stadium

Regina (Saskatchewan), Mosaic Stadium

Toronto (Ontario), Rogers Centre

Toronto (Ontario), BMO Field

Vancouver (British Columbia), BC Place

 

MÉXICO (3 estadios en 3 mercados)

Guadalajara (Jalisco), Estadio Chivas

Ciudad de México, Estadio Azteca

Monterrey (Nuevo León), Estadio BBVA Bancomer

 

De acuerdo con los requerimientos de la FIFA todos los estadios capaces de albergar una Copa del Mundo deben contar con capacidad para al menos 40.000 espectadores. Los que sean considerados para ser sede de las semifinales deben tener la posibilidad de contener a 60.000 aficionados. Y para el partido inaugural y la final la capacidad exigida es de 80.000 espectadores.

De acuerdo con el plan de la candidatura tripartita Estados Unidos será sede de 60 partidos (incluyendo todos los encuentros desde los cuartos de final en adelante). Canadá y México se repartirán los 20 juegos restantes.

Fotografía: Barcelona y Manchester United, durante un amistoso jugado en el Levi’s Stadium.