Arena deja de ser el seleccionador de Estados Unidos; Gulati sigue en US Soccer

Arena

La no clasificación a la Copa del Mundo de 2018 se cobró a la primera gran víctima en el fútbol de Estados Unidos. El seleccionador del equipo nacional –Bruce Arena– publicó en la web oficial de U.S. Soccer esta nota de despedida:

Para cualquier entrenador el mayor de los privilegios es dirigir a la Selección Nacional de su país, y al dejar ese cargo hoy me siento honrado y agradecido por haber podido disfrutar de esa oportunidad en dos ocasiones en mi carrera.

Cuando asumí mi cargo en noviembre sabía que tenía por delante un gran desafío, probablemente mayor del que público podría apreciar. Todo el mundo involucrado en el programa dio todo lo que tuvo durante los últimos 11 meses pero, al final, no fue suficiente. Sin excusas. No hicimos nuestros trabajo, y acepto la responsabilidad.

Ciertamente, esta fue una gran decepción para el programa de la Selección Masculina absoluta, y es adecuado que se comiencen a plantear preguntas sobre cómo podemos mejorar. Sin dudas, ese proceso ya ha comenzado y continuará, así U.S. Soccer [la Federación de Estados Unidos] puede progresar. Además, es también importante reconocer el tremendo crecimiento y los logros que hemos obtenido en las últimas dos décadas en todas las áreas. Incluyendo el desarrollo de futbolistas, la formación de los entrenadores, y el hecho de contar con una liga profesional estable. Este trabajo continúa, y pese al resultado en Trinidad, el deporte está en el camino adecuado. Si trabajamos juntos, estoy convencido de que el fútbol en este país seguirá creciendo en los años y décadas por venir.

Obviamente, la mayor decepción es para nuestros aficionados. Como alguien que ha estado involucrado en este deporte durante más de 40 años, ver cuánto ha crecido el apoyo por el fútbol en Estados Unidos es enormemente gratificante. Hablo en nombre de todos los que han estado involucrados al agradecer a todos ustedes por la pasión y el compromiso, y espero que ese firme respaldo a U.S. Soccer se mantenga.

Si bien este es un momento difícil, mantengo un firme convencimiento de que estamos avanzando en la dirección adecuada. Creo en el jugador estadounidense y en el entrenador estadounidense; con nuestro esfuerzo combinado el futuro sigue siendo brillante. No se qué me depara el futuro, pero hay algo que puedo decir desde el fondo de mi corazón. Desde la emoción de llegar a los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2002 a la decepción de hace unos días, he apreciado cada minuto en el que fui parte de este programa.

Nada cambia en Soccer House

Pocas horas después del adiós de Arena, el presidente de la federación –Sunil Gulati– mantuvo una comunicación telefónica colectiva con varios medios de comunicación. La gran novedad de esa intervención es que no existen otras mayores novedades. La única gran baja, parece, es la del seleccionador.

De hecho, nada cambia en la Soccer House, la venerable sede de la federación estadounidense. «No voy a renunciar porque aquí hay que hacer muchas cosas», manifestó Gulati. «Estoy en medio de una candidatura para ser sede de una Copa del Mundo», dijo al referirse a la propuesta que la federación lleva adelante junto a sus pares de Canadá y México para organizar el Mundial de 2026.

Federation

«Eso no ocurre en el mundo», enfatizó. «Los seleccionadores sí renuncian, pero eso no ocurre con los presidentes».

 

El jefe de la U.S. Soccer fue tajante. «Asumo completamente la responsabilidad [por la no clasificación a Rusia 2018], pero no tengo pensado renunciar y no es este el día adecuado para hablar de mis planes personales con respecto a la presidencia de la federación», agregó. No es un detalle menor; las elecciones se aproximan -se llevarán a cabo en febrero- y nada hace pensar que el economista no estará en la lista de candidatos.

La inesperada eliminación no cambian los planes inmediatos de la selección absoluta. En noviembre el equipo disputará dos amistosos en Europa, bajo el mando de un entrenador interino -probablemente Tab Ramos, actualmente técnico del equipo nacional Sub-20-. El nombramiento de un nuevo seleccionador estable tendrá que esperar, tal vez, hasta la finalización del Mundial del año próximo.

 

Kaká deja Orlando City en búsqueda de «nuevos desafíos»

Kaká Orlando

Menos de 24 horas después de la inesperada eliminación de la selección de Estados Unidos en las eliminatorias a la Copa del Mundo del próximo año, el fútbol norteamericano digirió en la tarde del miércoles otra noticia de impacto: Kaká dejará Orlando City y la MLS cuando en 10 días finalice la temporada regular 2017.

El volante ofensivo de 35 años confirmó su decisión en una rueda de prensa organizada por el club del estado de Florida. La comparecencia ante medios locales y nacionales tuvo momentos llenos de enigmas Como cuando Kaká anunció el fin de su «primer ciclo como jugador de Orlando». Textualmente.

«Como ustedes saben mi contrato con el equipo finaliza este año», explicó el 10. «En los últimos meses hemos conversado sobre mi renovación, pero luego de pensarlo mucho mi decisión final es la de no renovar con Orlando. Quiero agradecer a todo el mundo».

Kaká -por ahora- no se retira del fútbol, sino que anuncia que no continuará en el club púrpura de la MLS. De acuerdo con el periodista André Galindo -de GloboEsporte.com– el enganche estaría considerando en este momento colgar los botines en diciembre o regresar al equipo de toda su vida, el Sao Paulo, para disputar la jornada 2018 en la primera división brasileña.

A Kaká le restan dos partidos -como local frente a Columbus Crew, y como visitante ante Philadelphia Union– para poner fin a su tercera (de momento, última) temporada con Orlando City. Hasta hoy el centrocampista de ataque jugó 76 encuentros de temporada regular de la MLS, en los que anotó 25 goles. Cada curso de la liga norteamericana está compuesto de 34 partidos de temporada regular. Lo que arroja como resultado que Kaká estuvo bajo contrato durante tres años completos (2015, 2016 y 2017), pero apenas completó poco más de dos temporadas en la cancha.

Las lesiones recurrentes han dejado al capitán de ‘los Leones’ mucho tiempo en el gimnasio o la enfermería. Una ausencia carísima para Orlando City, teniendo en cuenta que el brasileño ha percibido hasta este año un sueldo anual de 7.167.500 dólares, la remuneración más alta de toda la Major League Soccer.

Un costo todavía más elevado si se tiene en cuenta que Orlando -con Kaká como capitán y teórica máxima figura- no ha conseguido clasificar a los Playoffs en sus primeros tres años de existencia en la MLS. Algo que sí han conseguido New York City FC (el club que entró a la liga también en 2015) y Atlanta United FC (franquicia que debutó este año, y que es el club geográficamente más cercano a Orlando en el sudeste de Estados Unidos).

La confirmación de que Kaká y sus compañeros no entrarían en 2017 a la postemporada llegó el pasado fin de semana, cuando New York Red Bulls se quedó con la sexta y última plaza de la Conferencia Este al derrotar a Vancouver Whitecaps.

Pese a la gravedad de esta situación, el 10 de Orlando City aseguró que el hecho de no haber clasificado a los Playoffs no influyó en su decisión de poner fin a su ciclo en el equipo. Sin dar pistas sobre su futuro profesional, Kaká simplemente se limitó a decir que necesita en este momento «nuevos desafíos» para su carrera. Días atrás no descartó la posibilidad de convertirse a mediano plazo en entrenador.

«Mi única decisión en este momento es dejar Orlando», argumentó el futbolista. «Venir aquí fue un desafío. Me hubiera gustado que los resultados fueran diferentes, pero en lo institucional lo que pasó aquí fue más de lo podíamos imaginar. Necesito ahora nuevos desafíos, nuevas motivaciones. En este momento eso es lo más importante para mí. Por eso tomé esta decisión».

El cuerpo le duele y le pesa después de cada partido o entrenamiento. La posibilidad de hacer un último año en el Sao Paulo, o jugar por unos meses en mercados como el de India o China podrían ser platos apetecibles también. En semanas recientes -muy recientes- Kaká ha mostrado un nivel aceptable, una situación que podría ser una buena plataforma para enlazar una hipotética última transferencia de su laureada carrera.

Kaká se va de la MLS. El brasileño fue el último gran astro internacional antes de que Cristiano Ronaldo y Lionel Messi acaparasen la escena. Balón de Oro, ganador de la Champions League y campeón del mundo con Brasil. Sellos fulgurantes que jamás fueron revalidados o recordados por el sudamericano en la Major League Soccer. Sin pena ni gloria. Kaká dejó algunas jugadas, goles o definiciones de calidad en América del Norte. Pero en la cancha jamás fue consistente. Muchos menos, determinante.

La saudade por Kaká ya se instaló en Orlando. Pero durará poco. Literalmente, la temporada 2018 está a la vuelta de la esquina, y el club está urgido por comenzar a dejar su marca en la MLS.

El brasileño ha sido un gran agente de relaciones públicas para su equipo y la liga. De hecho, nadie descarta que a futuro el futbolista regrese a Estados Unidos para cumplir de manera formal y oficial esa función. Kaká -como Andrea Pirlo, como Steven Gerrard, en parte como pasó también con Frank Lampard– se va como una de las vacas sagradas de la liga que nunca terminaron de estar a la altura de su nombre y su currículum.

Fotografía: Facebook | Orlando City SC

Carlos Vela, la primera estrella de Los Angeles FC

Vela

El mexicano Carlos Vela es el primer gran fichaje en la historia de Los Angeles FC. El que con toda seguridad será uno de los Jugadores Franquicia del segundo equipo angelino confirmó a través de las redes sociales que LAFC será el equipo en el que jugará en 2018.

Previamente la Real Sociedad -hasta ayer, el equipo del futbolista- había informado sobre el principio de acuerdo al que había llegado con la Major League Soccer, por el que Vela permanecerá en la primera división española hasta enero del próximo año.

A Los Angeles FC le falta ‘feeling’ en el mercado internacional

El terceto de figuras que horas atrás señalamos que Los Angeles FC estaba ‘obligado’ a formar (una figura europea, una mexicana y una estadounidense), comienza a tomar cuerpo tras la confirmación del martes. Confirmación es una forma de decir. Porque si bien Vela dio a conocer su incorporación a futuro a la franquicia californiana, el club todavía no efectuó ningún tipo de comunicación al respecto, tanto en su propia web como en el ámbito social.

De acuerdo con el periódico LA Times, Carlos Vela será presentado de manera oficial el viernes. De acuerdo con varias fuentes, Los Angeles FC habría abonado a la Real Sociedad entre 5,5 y 6 millones de dólares por la transferencia del futbolista, quien podría pasar a ser uno de los mejor remunerados en el ámbito de la Major League Soccer.

LAFC se aproxima a su ‘minuto cero’

Tras seis temporadas en la primera división española, Vela se convertirá de inmediato en una de las mayores figuras de la liga norteamericana. Por sus 28 años y la proyección que a futuro puede tener dentro de la MLS, por el tipo de público al que su incorporación puede interesar, por el mercado en el que se va a mover, y por la competencia que sus compatriotas Giovani y Jonathan dos Santos van a representar dentro de la misma ciudad.

A Vela le quedan por delante siete meses antes de que -de manera efectiva- se incorpore a la Major League Soccer. Su decisión de cambiar el fútbol de España por el de América del Norte ha sido duramente cuestionada en las últimas horas en México, su país natal. La opinión pública -y la publicada- al sur de la frontera sostiene como arma arrojadiza el prejuicio que en el marco de la Liga MX y todo su andamiaje mediático existe con respecto a la MLS. Es una tormenta más que es necesario capear.

Carlos Vela transita la carretera abierta por los hermanos Dos Santos

El Bombardero y los hermanos Dos Santos son los pioneros de una dinámica que no parece tener corte en los próximos años. Antes y después de la Copa del Mundo de 2018 los jugadores mexicanos más reconocidos serán tentados -y algunos convencidos- por las franquicias emeleseras. Es una realidad que México, su seleccionador de turno, y las voces y las firmas más influyentes de periódicos, radios y cadenas de ese país deberían comenzar a aceptar. Así como el Tri es local cada vez que disputa amistosos en Estados Unidos, sus principales figuras pretenden disfrutar también de ese privilegio en la Major League Soccer. Tienen todo para triunfar en un amplio sentido de la palabra del río Grande hacia arriba.

Fotografía: Carlos Vela, la primera gran contratación de Los Angeles FC.

 

Bruce Arena no privilegiará a los ‘europeos’ en sus convocatorias

arena

El fútbol europeo no pesará más que el norteamericano cuando Bruce Arena diseñe su convocatoria para los cruciales partidos que la selección de Estados Unidos tendrá que jugar en marzo en su intento por llegar a la Copa del Mundo que Rusia organizará el año próximo.

Honduras en casa -en concreto, en el Avaya Stadium de San Jose Earthquakes- y Panamá como visitante son los rivales a vencer para el veterano técnico, quien parece decidido a romper con la tradición que existió en el USMNT mientras Jürgen Klinsmann estuvo al mando, y que siempre privilegió a los internacionales estadounidenses que actúan en la ligas de la región UEFA.

«Vamos a seguir a todos nuestros jugadores, tanto en Europa como en México, Estados Unidos y Canadá», aseguró Arena. «Decidiremos las convocatorias en base a quien creamos que pueden formar el mejor grupo de futbolistas, que puedan ayudarnos a obtener buenos resultados», agregó en el marco de una llamada telefónica en conferencia de la que participaron representantes de varios medios de prensa.

«No interesa dónde estén nuestros futbolistas. Tenemos algunos en Europa que no están jugando demasiado. Algo similar ocurre en México», explicó el extécnico de LA Galaxy. «Pero contamos con los jugadores en Estados Unidos que hemos tenido en nuestro campamento [que acaba de finalizar]. En la mayoría de los casos ellos serán tenidos en cuenta para las convocatorias de marzo».

Antes de esos partidos oficiales dentro del Hexagonal Final de la CONCACAF el seleccionador visitará a varios internacionales estadounidenses que actúan en el extranjero. Uno de ellos será el arquero Brad Guzan, quien no goza de oportunidades en el Middlesbrough inglés, y que al finalizar la temporada europea se sumará a Atlanta United FC, uno de los dos nuevos equipos de la Major League Soccer en la temporada 2017.

«Es un portero muy experimentado, y como vimos en el caso de Nick Rimando durante el campamento de enero, la experiencia significa mucho», valoró Arena. «El hecho de que no jueguen de manera consistente en sus equipos no significa que uno los pueda dejar de considerar. Creo que Brad ha demostrado con creces que es un candidato firme a ser nuestro arquero principal».

El oriundo del estado de Illinois no será el único ‘europeo’ incluido en el llamado para los encuentros de marzo. Bobby Wood (delantero, Hamburger SV), Christian Pulisic (extremo, Borussia Dortmund), Fabian Johnson (volante, 1860 Munich), DeAndre Yedlin (lateral, Newcastle), Timothy Chandler (lateral, Eintracht Frankfurt) y Julian Green (delantero, Stuttgart) también serían inscritos en la lista de Bruce Arena para esos partidos.

 

 

CONCACAF se manifiesta preparada para organizar un Mundial con 48 equipos

montagliani

El presidente de la FIFA Gianni Infantino dijo recientemente que estudia ampliar el formato de las Copas del Mundo a 48 participantes. Y la CONCACAF dijo que está preparada para organizar un Mundial tamaño XL, como el que ansía el abogado suizo.

Con casi medio centenar de equipos dentro del certamen muy pocos países contarían con la infraestructura necesaria para ser sede de ese tipo de torneo. Con Rusia y Qatar como organizadores de los que podrían ser los dos últimos Mundiales ‘tradicionales’, la meta (y la incertidumbre) se fija de cara a la Copa del Mundo 2026, un campeonato que tiene muchas opciones de ser organizado por alguna federación afiliada a la CONCACAF.

2026, el Mundial de CONCACAF

«Elijan el número de equipos participantes y América del Norte podría organizarlo», dijo horas atrás a la agencia de noticias The Associated Press Victor Montagliani, el canadiense que desde hace poco tiempo preside a la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. «Una candidatura de la CONCACAF para 2016 sería fuerte independientemente del número de participantes que se fije.»

La última vez que la región albergó un Mundial fue en 1994, cuando Estados Unidos fue el anfitrión. Ese mismo país, México y Canadá pujan desde hace tiempo para poder organizar la Copa del Mundo (de manera conjunta o de forma independiente) en 2026.

Mundial 2026: ¿Hacia una candidatura en común entre Estados Unidos y México?

La FIFA decidirá en 2020 dónde ser llevará a cabo el certamen que se jugará seis años después. Y la CONCACAF todavía no ha fijado posición acerca de una candidatura múltiple o individual. «Todavía no estamos en ese punto», aseguró Montagliani.

Luego de que entre 2002 y 2022 los Mundiales hayan tenido como sede a países de Europa, África, Sudamérica y Asia parece lógico que CONCACAF se sienta con derecho a alzar la mano para quedarse con la cita de 2026. Pero Australia y China serán una dura competición. Especialmente éste último país, que desde hace algunos años está invirtiendo de manera fortísima en el fútbol a nivel global. El conglomerado empresarial chino Wanda es en este momento uno de los mayores socios comerciales -y, por ende, fuente de financiamiento- de la FIFA.

China no oculta que quiere ser sede del Mundial de 2026. La normativa vigente en la FIFA impide que se realicen dos Copas del Mundo consecutivas en el mismo continente. Pero eso podría cambiar. Si las reformas prosperan, después de Qatar el certamen podría llegar a territorio chino.

Sunil Gulati: «Todavía no decidimos nada sobre el Mundial 2016»

Montagliani no está de acuerdo con esa posibilidad. El presidente de la CONCACAF no quiere que con los Mundiales de fútbol ocurra algo similar a lo que ocurrirá con los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en Corea del Sur (en el invierno de 2018), Japón (en el verano de 2020) y China (en el invierno de 2022).

«No creo que sea bueno que ocurra todo en una zona», expresó el canadiense. «El Mundial no pertenece a una región. Creo que tiene haber algún tipo de rotación porque el Mundial pertenece al planeta y tenemos que respetar eso».

Fotografía: CONCACAF