Jürgen Klinsmann se declara ‘fanático’ de la MLS

 

Klinsmann

El seleccionador de Estados Unidos es consciente de que no cae bien en el ambiente de la Major League Soccer. Desde hace años Jürgen Klinsmann cuestiona a la ‘primera division’ norteamericana. Sus comentarios sobre la liga -en general- son percibidos como despectivos en su país de adopción.

El técnico alemán considera que la MLS debería contar en algún momento ascensos y descensos, también cree que debería ser un torneo más largo, y en alguna ocasión cuestionó el grado de profesionalismo de los futbolistas estadounidenses.

Probablemente el intercambio de disparos comenzó en octubre de 2014, cuando Klinsmann criticó de manera contundente el regreso a la Major League Soccer de internacionales estadounidenses como Clint Dempsey y Michael Bradley. Ambos futbolistas pusieron punto final a sus carreras en Inglaterra e Italia para sumarse -a cambio de sueldos altísimos- a las franquicias de Seattle Sounders y Toronto FC, respectivamente.

No solamente la jerarquía de la liga rechazó los comentarios del seleccionador. También lo hicieron los principales medios especializados, que comenzaron a dar la espalda a JK cuando éste decidió no llevar a Landon Donovan a la Copa del Mundo de 2014 para dar lugar en el seleccionado al joven Julian Green (hoy en el equipo filial del Hamburgo, con poquísimos minutos en el conjunto alemán).

El último año no fue fácil para el cuerpo técnico del USMNT. El equipo absoluto no clasificó a la final de la Copa Oro de CONCACAF de 2015, y posteriormente perdió el playoff clasificatorio a la Copa Confederaciones frente a México. El rendimiento de los planteles juveniles tampoco fue satisfactorio en ese período.

Ya retirado, Donovan recordó que la continuidad del seleccionador depende de la obtención de buenos resultados. Y Abby Wambach -leyenda de la selección femenina de Estados Unidos- se manifestó de una manera más contundente al abogar por el despido de Klinsmann.

En medio de ese clima, el seleccionador brindó varias entrevistas en los últimos días. Una de las más interesantes fue la que le realizó el periodista Ives Galarcep para el portal estadounidense de Goal USA.

El ex atacante de Alemania siente que la imagen de ‘enemigo de la MLS‘ que de él se ha creado responde a un error, a un malentendido. «Se basa en una idea falsa, simplemente no es correcto», manifestó Jürgen Klinsmann. «Queremos llevar a nuestros jugadores a su más alto nivel personal. Si me preguntan ‘¿Debería Michael Bradley jugar en Manchester United?’, respondería que sí, y no creo que nadie pueda discutir eso. Si tu máximo nivel es la MLS, perfecto. Voy a estar ahí para tí las 24 horas del día para ayudarte.»

El seleccionador no encuentra sentido a las declaraciones que lo definen como un técnico que está en contra de la ‘primera división’ norteamericana. «¿Entonces, por qué llevé a 13 jugadores de la MLS al Mundial de Brasil? Cuando llegué hace cuatro años dije que todo el mundo tendría oportunidades, sin importar si estabas jugando en Europa, México o la MLS. Hoy continuamos enviando el mismo mensaje.»

Uno de los mayores cuestionamientos que Klinsi debe afrontar en Estados Unidos es el de -supuestamente- haber intentado llevar al campeón universitario Jordan Morris a Europa, en lugar de dejar que se desarrolle en la Major League Soccer. El austríaco Andi Herzog (colaborador del germano y, además, seleccionador del equipo Sub-23 de las Barras y las Estrellas) consiguió una prueba en el Werder Bremen para el joven. Pese a las buenas sensaciones que el ex delantero de la Universidad de Stanford dejó en Alemania, Morris optó por regresar a su ciudad natal y firmó con Seattle Sounders, equipo en el que debutará como profesional.

«Duele cuando la gente dice que quiero que todos los chicos vayan a Europa, porque cada chico es diferente», se lamentó Klinsmann. «Si Jordan hubiera aceptado ir a Bremen y luego se da cuenta que no estaba preparado para hacerlo, en tres meses él hubiera sentido que ha fracasado. ¿Quién se beneficia con eso? Nadie.»

El jefe del USMNT asegura que no tiene ningún problema con la decisión de Morris. «Él tiene que sentir que lo que hace es correcto. Así que si él dice ‘Me muero de ganas por jugar en Seattle’ y el club está de acuerdo, eso está perfecto para mí. Lo importante es que el fútbolista esté 100% convencido.»

Otro frente hostil que se le abrió al entrenador recientemente fue impulsado por Merritt Paulson, el propietario de Portland Timbers, el vigente campeón de la MLS. Durante una entrevista en el podcast Soccer Made In Portland el empresario dijo: «No creo que encuentres un sólo propietario de un equipo de la Major League Soccer que abogue por Klinsmann.»

«Es una persona que tiene una agenda claramente anti MLS», prosiguió Paulson. «Toma decisiones poco racionales, como ocurrió con Landon Donovan. Su prioridad es la gente que juega en el extranjero, y probablemente premiar con convocatorias a la gente que juega afuera, incluso si no merecen estar en la selección.»

Pese a que Jürgen Klinsmann consiguió hablar en privado con Merritt Paulson para aclarar sus diferencias, el alemán sabe que la mayoría de los dueños de franquicias de la MLS no lo respaldan abiertamente. «Junto a mi cuerpo técnico somos los mayores fanáticos de la Major League Soccer debido al crecimiento del juego que aquí se ha producido», argumentó el seleccionador. «Quizás yo sea el mejor ‘vendedor’ de la MLS en Europa, porque constantemente hablo con entrenadores, futbolistas, aficionados y periodistas. Estoy dando muchas entrevistas ahora, y los comentarios que hago tienden al desarrollo del interés por la MLS en Europa.»

Fotografía: U.S. Soccer

 

Jürgen Klinsmann: «La Copa América Centenario será casi como un Mundial»

Klinsmann

El aficionado estadounidense medio todavía no tomó conciencia de la cercanía e inminencia de la Copa América Centenario, que tendrá ‘en casa’ el próximo verano. El responsable de ello -al menos en parte- puede ser el #FIFAGate y sus conexiones en el continente americano, que tocaron de manera directa a los productores de la idea original de llevar a cabo el certamen regional de selecciones en Norteamérica.

Con el pool televisivo Datisa fuera de escena CONMEBOL, CONCACAF y la federación de Estados Unidos confirmaron semanas atrás la disputa del torneo en las fechas establecidas con anterioridad.

Dejando de lado las eliminatorias de la CONCACAF, la Copa América Centenario será el torneo más importante para el USMNT antes del Mundial de 2018. Para Jürgen Klinsmann y su selección la competición aparece como una oportunidad para redimirse tras los recientes tropiezos en la Copa Oro y en el playoff de clasificación a la Copa Confederaciones de 2017.

El entrenador alemán se refirió al torneo en la web oficial de la U.S. Soccer«Que la Copa América Centenario se haga en los Estados Unidos es algo enorme. Es casi como una Copa del Mundo», señaló Klinsmann. La Copa América es similar a la Eurocopa, así que es como un escalón por debajo del Mundial. Es una oportunidad increíble esto de poder organizar este torneo en Estados Unidos con grandes equipos como Brasil, Argentina, Chile, Uruguay y nuestros vecinos de México, junto con otras naciones de CONCACAF.»

«Para nosotros esta es una oportunidad maravillosa para poner a prueba a nuestros jugadores y ver dónde estamos parados. Obviamente, el gran objetivo siempre será el Mundial de Rusia en 2018, pero la Copa América es algo especial. Los estadios estarán llenos con aficionados de todos lados y veremos partidos muy excitantes. Estamos entusiasmados de tener la Copa América aquí.»

Estados Unidos participó como equipo invitado en las ediciones de 1992, 1995 y 2007 de la Copa América.

Fotografía: U.S. Soccer

¿Miguel Herrera por Jürgen Klinsmann?

Miguel Herrera

El periódico deportivo mexicano Esto puso a rodar una versión que, de confirmarse, podría ser un auténtico impacto en el fútbol de selecciones de la CONCACAF.

De acuerdo con el artículo firmado por el periodista Luis García Olivo la federación de Estados Unidos estaría preparando el escenario para anunciar el despido del seleccionador Jürgen Klinsmann y la contratación de Miguel Herrera en su reemplazo.

Pese a que en Estados Unidos los medios especializados descartan la continuidad del entrenador alemán al frente del USMNT la publicación azteca asegura que la U.S. Soccer tiene en mente a dos candidatos para hacerse cargo del equipo nacional, aunque el Piojo sería el preferido por la cúpula federativa.

Según García Olivo el perfil de Herrera sería del gusto de la dirección del fútbol de Estados Unidos y la salida ideal a las malas actuaciones de la selección entrenada por Klinsmann en la Copa Oro y la CONCACAF Cup.

La nota publicada por Esto manifiesta que las conversaciones entre la U.S. Soccer y el agente de Miguel Herrera -hasta el pasado verano seleccionador de México– estarían «muy avanzadas», y que solamente restaría que el presidente Sunil Gulati hiciera público el final del ciclo de Jürgen Klinsmann.

 

Podcast: 2015 x 4

Drogba

Llega el capítulo 4 del podcast de Jugador Franquicia, con la participación de Juan Mesa, John Rojas y Ariel Judas.

Varios temas se pusieron sobre la mesa:

 

 

Fotografía: Impact de Montréal

Música: “Puro Show” – Combo Chimbita (Queens, New York)

Landon Donovan marca la cancha a Jürgen Klinsmann

Landon Donovan

El sábado la selección de Estados Unidos se juega su pase a la Copa Confederaciones de 2017. El partido por la CONCACAF Cup se vive en casa del USMNT con menos dramatismo que en México -el rival a vencer- pero de ninguna manera pasa inadvertido.

La selección estadounidense y su técnico Jürgen Klinsmann no pasan por su máximo nivel de popularidad. Pese a que no hace demasiado el equipo hizo una positiva gira por Europa, en la que derrotó como visitante a Holanda y Alemania, el clásico del fin de semana frente a su máximo rival puede marcar un antes y un después.

La caída en semifinales de la Copa Oro frente a Jamaica y el mal juego mostrado en recientes amistosos contra Perú y Brasil ponen en entredicho el trabajo de Klinsmann, quien desde hace años confronta de manera constante con el ambiente futbolístico de Estados Unidos.

Quien acaba de cuestionar y hacer hipótesis sobre la continuidad del seleccionador es Landon Donovan, próximo a cumplir un año como exfutbolista profesional.

«En cualquier parte del mundo si un jugador actúa mal o tiene una mala racha de resultados, sale del equipo», señaló Donovan en diálogo con ESPN FC. «Jürgen dijo muchas veces que quiere que sus futbolistas sientan presión. Quiere que si ellos pierden un partido no puedan ir al supermercado al día siguiente. Quiere que si pierden un partido sean castigados por la prensa. Muy bien, me parece que lo mismo debe aplicarse al entrenador.»

«Tuvimos un verano muy pobre, con malos resultados en la Copa Oro», agregó Donovan. «El último partido contra Brasil fue el peor que he visto desde que jugamos bajo el mando de Jürgen. La realidad ahora es que en cualquier parte del mundo si un técnico obtiene esos resultados y pierde este partido contra México, ese entrenador sería despedido. Me parece que si Jürgen quiere que todos los jugadores estén sujetos a ese parámetro, él también tiene que ser medido de acuerdo con ese parámetro.»

A último momento, y en una situación que generó mucha polémica, Landon Donovan fue excluido por Jürgen Klinsmann de la convocatoria de la selección de Estados Unidos que jugó el Mundial de 2014. A fines del año pasado, con un nuevo título de liga como estandarte de Los Angeles Galaxy, el 10 hizo efectivo su retiro de las canchas.

 

Fotografía: U.S. Soccer