¿Cuáles son las ciudades en las que se podría disputar el Mundial 2026?

22852000_1509175242509871_747938717054802783_n

En ocho años la Copa del Mundo regresará a América del Norte. La candidatura tripartita de Estados Unidos, México y Canadá fue elegida por FIFA para ser sede del Mundial 2026. Si bien en su casi totalidad la infraestructura para el torneo ya está hecha, queda por decidir -y no será algo que se resuelva en lo inmediato- cuáles serán las ciudades en las que se jugarán los partidos del torneo internacional.

La de 2026 será la primera Copa del Mundo organizada por tres países, y la primera en contar con 48 selecciones participantes. En la propuesta elevada a FIFA, Canadá, México y Estados Unidos presentaron una lista de 23 posibles sedes; esa nómina tendrá que reducirse hasta incluir a un total de 16 ciudades.

La nómina es la siguiente:

Estados Unidos: Atlanta, Baltimore, Boston, Cincinnati, Dallas, Denver, Houston, Kansas City, Los Angeles, Miami, Nashville, New York / New Jersey, Orlando, Philadelphia, el área de la Bahía de San Francisco, Seattle, Washington D.C..

Canadá: Edmonton, Montréal, Toronto.

México: Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey.

Diez de los partidos de ese Mundial se jugarán en México, otra decena en suelo canadiense, y los sesenta restantes -incluyendo todos los encuentros desde cuartos de final en adelante- serán en Estados Unidos.

Cuatro estadios de la Major League Soccer son candidatos fuertes a albergar partidos mundialistas en 2026: el Mercedes-Benz Stadium de Atlanta United FC, el Gillette Stadium de New England Revolution, el CenturyLink Field de Seattle Sounders y el BMO Field de Toronto FC. Además, el Estadio Olímpico de la ciudad canadiense de Montréal -donde ocasionalmente actúa Montréal Impact– tendría opciones de quedar en la lista final.

El Mercedes-Benz Stadium y el AT&T Stadium (el hogar de Dallas Cowboys) son propuestos como sedes para las semifinales, mientras que el MetLife Stadium -en las afueras de Nueva York- sería el escenario del partido final.

Fotografía: Mercedes-Benz Stadium, la casa de Atlanta United FC. (Crédito: Facebook | Mercedes-Benz Stadium)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Didier Drogba evita el ‘turf’ en el inicio de la temporada 2016

Didier Drogba

Didier Drogba no debutará en la temporada 2016 de la MLS con Montreal Impact al menos hasta el 19 de marzo, cuando el club canadiense visite a FC Dallas en el Toyota Stadium.

El marfileño quedará fuera de la convocatoria en cuatro de los cinco primeros partidos de IMFC a fin de evitar jugar en canchas con un terreno de juego artificial. Desde antes de su arribo a la Major League Soccer el delantero arrastra molestias en sus rodillas y el hecho de hacerlo jugar sobre turf podría agravar su actual condición.

El director técnico del Impact de Montréal fue el encargado de dar la noticia a la prensa congregada en el Estadio Olímpico. «Mientras juguemos sobre césped artificial Didier no estará disponible durante el comienzo de la temporada», manifestó el director deportivo Adam Braz.

«Es un riesgo grande hacerlo jugar en esta situación», agregó Braz. «Como vimos el año pasado en New England su rodilla se inflamó y realmente lo pasó muy mal para poder recuperarse a tiempo para los playoffs.»

«Si manejamos esta situación de manera correcta Drogba estará bien para afrontar el resto de la temporada. Estará saludable al final del año, cuando las cosas verdaderamente importan», agregó el ejecutivo.

¿Qué partidos se perderá Didier Drogba? En principio, el del próximo domingo ante Vancouver Whitecaps en el BC Place, el choque del 12 de marzo como local ante New York Red Bulls,  el traslado al CenturyLink Field para jugar contra Seattle Sounders y el juego del 9 de abril en casa contra Columbus Crew. El goleador podría regresar el sábado 16 de abril en el Toyota Park (con césped natural), cuando visite a Chicago Fire.

Montreal Impact volverá a jugar como local en el Saputo Stadium -también con superficie natural- para el encuentro versus Toronto FC, el 23 de abril.

«Créanme, si tuviera todavía la cabeza en el Chelsea, estaría en el Chelsea», dijo el jueves el atacante africano a la prensa local. Después de un receso invernal muy movido, lleno de suspenso para los aficionados del Impact, se especuló con la posibilidad de que Didier Drogba no regresara a la MLS para sumarse al cuerpo técnico del club londinense.

«Estoy aquí en Montreal para jugar y ganar», prosiguió Drogba. «Junto con mis compañeros haremos lo que sea necesario para ir lo más lejos posible y mejorar lo que logramos el año pasado.»

Los primeros rumores indicaban que Tito entrenaría con Miami FC hasta el momento de su retorno a la MLS. Pero el equipo del sur de Florida compite a partir de este año en la NASL, y a la liga presidida por Don Garber no le hizo la menor gracia que una de sus mayores figuras fuera asociado a una franquicia de la ‘segunda división’ norteamericana.

«Me encantaría poder entrenar en Montreal», manifestó el Jugador Franquicia. «Para mí sería mejor no moverme de aquí y entrenar en una cancha natural. Eso sería perfecto. Todo lo que necesito es una cancha de fútbol con césped natural.»

Adam Braz no quiso dar mayor información sobre el futuro inmediato de Drogba. «No vamos a hacer ningún comentario sobre el lugar al que irá. «Ahora mismo buscamos el mejor ambiente para que él pueda ponerse a punto para el partido en Dallas.»

Don Garber: «Estamos en desventaja en la Liga de Campeones de CONCACAF»

CCL

Los resultados de los partidos de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones de CONCACAF no podían ser más decepcionantes para la MLS. Un sinsabor  previsible, sí. Pronosticado por más de uno, también. Pero que vuelve a poner en evidencia que la entrada de los clubes estadounidenses (y, eventualmente, también los canadienses) en la parte más importante de la Concachampions no se produce en el mejor momento de la temporada.

Ninguno de los representantes de la Major League Soccer consiguió ganar esta semana en sus encuentros ante clubes de la Liga MX. D.C. United cayó por 2-0 frente al Querétaro en el Estadio La Corregidora. Seattle Sounders empató 2-2 con el América en el CenturyLink Field. Real Salt Lake perdió por 2-0 con Tigres en el Volcán. Y un Los Angeles Galaxy con muchas caras nuevas finalizó sin goles en el choque contra Santos Laguna en el StubHub Center.

Tres de los cuatro equipos de la primera división mexicana que todavía están con vida en la Liga de Campeones de CONCACAF se encuentran entre los de mayor presupuesto de todo el continente americano. Planteles como el de Tigres, por ejemplo, -con nóminas varias veces millonarias- están muy lejos de la realidad económica actual de la mayoría de los clubes de la MLS.

Todos los participantes de la máxima categoría norteamericana deben formar un plantel que no supere una inversión anual de 3,5 millones de dólares en sueldos. Solamente los Jugadores Franquicia (tres como máximo por equipo) y algunas de las nuevas contrataciones realizadas con los fondos de asignación especial (TAM, de acuerdo con sus siglas en inglés) puede escapar a esa limitación salarial.

Más importante todavía que la cuestión económica es el problema de la preparación de los clubes norteamericanos. Mientras los conjuntos mexicanos ya han disputado al menos 7 jornadas del Torneo Clausura de la Liga MX, la temporada 2016 de la MLS no comenzará hasta el domingo 6 de marzo.

D.C. United, LA Galaxy, Real Salt Lake y Seattle Sounders están este año en plena pretemporada mientras deben jugar instancias importantes del torneo continental de clubes. Por supuesto, esta no es una situación original, sino que es la que habitualmente (al menos en los últimos años) tienen que afrontar los equipos estadounidenses.

¿Por qué la Major League Soccer no ha comenzado todavía su temporada regular? Una buena razón -la más empleada por los responsables de la liga- es que la mayoría de sus equipos están ubicados en la mitad norte de Estados Unidos y en Canadá. En otros términos, a excepción de San Jose Earthquakes, Los Angeles Galaxy, FC Dallas, Houston Dynamo y Orlando City SC el resto de las franquicias de la MLS están ubicadas en ciudades en las que se viven duras condiciones climáticas durante el invierno.

También es cierto que una temporada regular que se extienda de marzo a octubre permite que la Major League Soccer encaje dentro del actual mapa de los medios (especialmente de la TV) en América del Norte. Más todavía desde que el año pasado la liga disfrutara del primer año de un importante convenio de exclusividad con las cadenas Univision, ESPN y FOX en Estados Unidos.

Desde hace tiempo la Major League Soccer intenta cambiar el calendario de la Liga de Campeones de CONCACAF. «Estamos en desventaja», expresó días atrás el comisionado Don Garber. «Me encantaría que la CONCACAF comprendiera que para la MLS esta competencia es vital y que necesitamos estar en forma cuando llegan los partidos más importantes.»

La CONCACAF está próxima a elegir a su futuro presidente. «Espero que con una nueva conducción (en la Confederación), y tal vez con un mejor entendimiento de lo que sería necesario cambiar para hacer de esta competencia algo más valioso, podamos ser capaces de buscar un formato diferente. Estamos en una clara desventaja y creo que eso perjudica al torneo», agregó el ejecutivo.

Garber se expresó antes de la disputa de los cuatro partidos de esta semana. En ese momento el jefe de la MLS expresó que cualquiera fueran los marcadores de esos juegos la liga de ‘primera división’ de Canadá y Estados Unidos no ser vería afectada.

«Me gustaría ganar, pero no estoy preocupado por eso», avisó el comisionado. «Son eliminatorias duras y complicadas. Pero si ganamos todos estos enfrentamientos no creo que nadie comience a ver a la Major League Soccer de una manera diferente si, en cambio, nuestros equipos ganan solamente un emparejamiento o los pierden todos.»

Fotografía: Seattle Sounders FC

 

La Copa América Centenario confirma a sus sedes

Gillette Stadium

CONMEBOL, CONCACAF y la federación de Estados Unidos han designado a las diez ciudades que serán sedes de la Copa América Centenario, que se disputará entre el 3 y el 26 de junio de 2016.

Esta es la lista de las áreas metropolitanas y los estadios elegidos:

. Boston (Gillette Stadium, en la fotografía)

. Chicago (Soldier Field)

. Houston (NRG Stadium)

. Los Angeles (Rose Bowl)

. New York (MetLife Stadium)

. Orlando (Citrus Bowl)

. Philadelphia (Lincoln Financial Field)

. Phoenix (University of Phoenix Stadium)

. San Francisco (Levi’s Stadium)

. Seattle (CenturyLink Field)

La mayoría de estos estadios albergarán al menos tres partidos de la Copa América Centenario. De acuerdo con el comunicado publicado por CONCACAF las ciudades y estadios designados fueron elegidos de entre 24 candidatos. Todos los escenarios aseguran un mínimo de 60.000 localidades.

Fotografía: Gillette Stadium

La final de la Copa América Centenario se jugaría en New York

MetLife Stadium

De acuerdo con ESPN FC -que asegura haber consultado a «múltiples fuentes»- la final de la Copa América Centenario se jugará en las afueras de New York. Concretamente, en el MetLife Stadium de East Rutherford, en New Jersey.

La casa de los New York Giants y los New York Jets en la NFL sería el lugar elegido por la federación estadounidense, organizadora del certamen junto a CONMEBOL y CONCACAF. El área triestatal dejaría en el camino así a la opción californiana del Rose Bowl, con mayor capacidad que el MetLife Stadium, pero menos amenities que las que puede ofrecer el mercado de la Gran Manzana.

El calendario definitivo de la Copa América Centenario todavía está siendo elaborado, aunque es probable que se haga oficial en los próximos días.

Siempre de acuerdo con el informe de ESPN FC la Copa América Centenario de 2016 se llevaría a cabo en 12 ciudades sede, diez de las cuales ya estarían identificadas.

Además del MetLife Stadium y del Rose Bowl (que se emplearía al menos en una de las semifinales), los escenarios elegidos hasta ahora serían el Levi’s Stadium de Santa Clara, en California (el hogar de los 49ers de la NFL), el CenturyLink Field de Seattle (Seattle SoundersSeattle Seahawks), el NRG Stadium de Houston (Houston Texans), el Soldier Field de Chicago (Chicago Bears), el Citrus Bowl (la casa temporal de Orlando City SC), el Lincoln Financial Field de Philadelphia (Philadelphia Eagles), el University of Phoenix Stadium de Glendale (Arizona Cardinals), y el Gillette Stadium en las afueras de Boston (New England Revolution, New England Patriots).

En definitiva, una buena parte de la infraestructura de la NFL estará al servicio de esta inédita Copa América auténticamente continental.

Fotografía: MetLife Stadium