La NASL intenta sostenerse en base a una liga con seis equipos

NASL Ball In Field

La United Soccer League -la única liga de segunda división reconocida por la federación de fútbol de Estados Unidos- anunció días atrás que en 2018 contará con un total de 33 equipos participantes, salvo que se produzca alguna novedad de última hora.

La North American Soccer League -a la que meses atrás la USSF le ha quitado el estatus de segunda división- apenas puede exhibir en su web oficial a seis clubes dentro de su circuito. Una cifra sobre la que sería prudente -además- mantener cierta prudencia y no descartar de antemano ningún otro egreso.

El 8 de enero la NASL anunció que adoptaría el ‘calendario internacional’ de la FIFA -el que se emplea en gran medida en Europa y grandes ligas de fútbol del Hemisferio Norte-, y que su temporada 2018-19 comenzaría el 11 de agosto de este año y finalizaría el 1 de junio del año próximo.

La modificación -vale aclararlo- queda supeditada al resultado de la apelación que la North American Soccer League interpuso en contra de la U.S. Soccer luego de que la federación revocara su condición de liga de segunda división. En otras palabras, la NASL se queda sin competición durante el primer semestre del año, a la espera de novedades que den más certeza o terminen de aclarar su situación.

Tras la marcha de Indy Eleven a la USL, New York Cosmos y Miami FC son las dos teóricas potencias de esta NASL bajo mínimos. Por ahora los acompañan otros cuatro equipos, con urgencias de diferente grado.

Jacksonville Armada asegura que, pase lo que pase, no se quedará sin competir en 2018. Su presidente –Robert Palmer– manifestó que su club podría encontrar un lugar en las semiprofesionales National Premier Soccer League y United Premier Soccer League, al tiempo que no descartó unirse a la National Independent Soccer Association.

El Puerto Rico FC -que actualmente tiene tiene a un solo futbolista bajo contrato- salió a desmentir horas atrás que mantenga deudas con sus empleados administrativos. La mala situación general de la liga y el destrozo que en 2017 ha causado el paso de dos huracanes sobre la isla caribeña ponen en duda la sostenibilidad del club que es propiedad de Carmelo Anthony.

Del San Diego 1904 FC -el emprendimiento liderado por varias jugadores del fútbol europeo e internacional que estará ubicado en la ciudad fronteriza con Tijuana- poco se sabe. En teoría, el club será de la partida cuando la liga inicie la temporada 2018-19.

‘Westworld’: la NASL crece en la Costa Oeste de la mano de figuras europeas

Algo más misterioso es el estado del California United FC, que tiene previsto jugar en Fullerton, Orange County. Entre poco y nada se sabe en concreto sobre este proyecto que -al igual que en el caso de San Diego 1904 FC– todavía no ha completado los trámites que le permitirían jugar de manera oficial en la NASL este año.

¿Así, o más complicado? ¿Puede una liga de pretendido alcance nacional sostenerse en base a solo seis clubes? ¿Es capaz la North American Soccer League de congregar a nuevos equipos antes del inicio del curso 2018-19? Si el fallo de la Corte Suprema estadounidense es adverso, la NASL recibirá el tiro de gracia. Es altamente improbable que equipos con ambiciones grandes como Miami FC o el Cosmos acepten jugar en una tercera división. Tanto o más difícil aún será que decidan hacerlo en una liga completamente independiente y desafiliada de la federación de Estados Unidos.

La North American Soccer League todavía sangra por malas decisiones individuales o colectivas que desembocaron en la fallida aventura del Rayo Vallecano en América del Norte, o el hecho de que el vigente campeón –San Francisco Deltas– tuviera que disolverse tras apenas un año de competición, por dar apenas dos ejemplos de fallos muy recientes.

SF Deltas: Debut, campeón de la NASL y despedida

Rocco Commisso, el propietario del Cosmos, está atrincherado en su posición de rebeldía frente a lo que él considera es una situación establecida y favorable para la Major League Soccer en el espectro del fútbol profesional estadounidense. Es, en muchos sentidos, una posición irreductible.

Riccardo Silva -la contraparte de Commisso en Miami FC– da la sensación de ser bastante más pragmático. No por nada los rumores que circulan cada vez con mayor insistencia indican que el club del sur del estado de Florida podría mudarse a la USL más pronto que tarde. Un movimiento que -de manera concluyente- dinamitaría a la manoseada NASL y a quienes todavía intentan sostenerla.

Fotografía: http://www.nasl.com

Carmelo Anthony: “No estoy forzando la llegada de un equipo de fútbol a Puerto Rico”

PRFC

Puerto Rico derrotó a Puerto Rico. Sí, Puerto Rico FC (un equipo de la NASL que entrará oficialmente en competición en julio) se impuso por 1-0 a la selección nacional de la isla en un amistoso disputado en el Belson Stadium del barrio neoyorquino de Queens. Una especie de presentación en sociedad del equipo que Carmelo Anthony formó a lo largo del último año.

“Teniendo en cuenta el proceso por el que tuve que pasar y el camino que tuvimos que recorrer desde que comenzamos hasta hoy, esto es buenísimo“, dijo antes de ese encuentro la estrella de la NBA a la cadena de radio satelital Sirius XM. “Finalmente podemos ver el trabajo duro que todo el mundo aportó. Desde la directiva hasta los jugadores, todo el club en general”, manifestó Anthony.

A menos de un mes de su debut en la North American Soccer League el PRFC tiene que enfrentarse al pesimismo que existe en el ambiente con respecto al regreso de un equipo a Puerto Rico. Los Islanders fueron uno de los creadores de la segunda versión de la NASL, pero el equipo solamente pudo subsistir durante dos temporada debido a problemas económicos.

Desde que Puerto Rico Islanders salió de escena la economía boricua no solamente no mejoró sino que empeoró de manera sensible. El fútbol está lejos de ser el deporte más popular en la Isla del Encanto, pero Melo Anthony y sus socios creen que hay un espacio para su equipo dentro del espectro del entretenimiento en esa parte del Caribe.

“No estoy forzando la llegada de un equipo de fútbol a Puerto Rico. Me llevó un par de años de pensamiento e investigación“, asegura el jugador de los New York Knicks. “Fui a ver partidos de la selección de Puerto Rico y pude presenciar que no se hacía ningún tipo de marketing”, comentó Anthony. “Solamente un par de cosas en Facebook y YouTube y luego en el estadio con 10.000 u 11.000 hinchas. Así que existe una necesidad y un deseo para tener un equipo propio en la isla.”

Puerto Rico FC armó un equipo teóricamente competente. Y contrató a Thomas Payne (un ex ejecutivo de LA Galaxy) como presidente y al británico Adrian Whitbread como técnico. Pero Carmelo Anthony quiere moldear a su franquicia a su gusto, desde el inicio. “Soy un competidor”, comentó a Sirius XM. “Quiero tener participación en todos mis negocios. Quiero estar involucrado y saber qué está pasando.”

Puerto Rico FC tiene programado debutar el 2 de julio ante Indy Eleven, ganador de la Temporada de Primavera de la NASL, en el Estadio Juan Ramón Loubriel.

Fotografía: Puerto Rico FC

Puerto Rico vs. Puerto Rico, en el Día de Puerto Rico

PRFC

Lo primero que tendría que hacer el fútbol estadounidense -y de su área de influencia- es comenzar a dar precisión al concepto de ‘clásico’.

El martes Puerto Rico FC anunció en la ciudad de New York que hará uno de sus partidos de pretemporada en ‘la Gran Manzana’. En concreto, y bajo el título comercial de “Clásico de Fútbol” se presentará en el Belson Stadium de la Universidad de St. Johns -en Queens- frente a la selección nacional de Puerto Rico.

Sí, Puerto Rico vs. Puerto Rico en New York. En un evento que formará parte de los festejos anuales por el Día de Puerto Rico. Y no es una redundancia.

Puerto Rico FC es una franquicia que se apresta a entrar en competición durante el segundo semestre de este año en la North American Soccer League. Su propietario es Carmelo Anthony, estrella de New York Knicks, cuyo padre nació en la isla caribeña.

La relación entre el futuro equipo de la NASL y el representativo nacional boricua es estrecha. Jack Stefanowski -técnico de la selección- fue contratado recientemente como entrenador alterno de PRFC.

Fotografía: Puerto Rico FC

NASL: “PRFC tiene que trabajar para ser un proyecto económico viable”

PRFC

Como es casi costumbre en años recientes la campaña de New York Knicks en la NBA está lejos de ser buena. El despido del entrenador Derek Fisher vuelve a poner a la prolongada crisis de los Knickerbockers nuevamente bajo la luz pública.

En medio de esa convulsión la estrella del equipo vive también atento a la actualidad del fútbol de la NASL. Carmelo Anthony -hijo de un boricua- supervisa de cerca la actualidad de Puerto Rico Football Club, la franquicia que debutará en la North American Soccer League el 2 de julio.

El club -que actuará como local en el Juan Ramón Loubriel de Bayamón- todavía no cuenta de manera oficial con ningún futbolista, aunque se estima que en los próximos días el equipo caribeño comenzará a presentar a los primeros integrantes de su plantel.

El periódico local El Nuevo Día se puso en contacto con Bill Peterson, comisionado de la liga (en la fotografía, junto a Carmelo Anthony), para conversar sobre las expectativas de la North American Soccer League con respecto a uno de sus equipos debutantes esta temporada.

A unos cinco meses del debut oficial la NASL está en una posición en la que puede expresar sus impresiones sobre el desarrollo de PRFC. “Todos estamos bastante satisfechos”, dijo Peterson. “Ellos ya tienen a su entrenador y a su director técnico. Contrataron a Tom Payne, quien ya trabajó con el (Los Angeles) Galaxy de la MLS y en otros programas de fútbol. Creemos que hará un gran trabajo con el armado del equipo.”

En palabras del comisionado de la North American Soccer League el Puerto Rico FC acertó con el fichaje del técnico inglés Adrian Whitbread. “En ese puesto siempre hay que tener a alguien que ame estar en Puerto Rico, y a Adrian le encanta vivir allí”, explicó Bill Peterson sobre Whitbread, quien trabajó durante cuatro temporadas para la desaparecida franquicia de los Islanders. “Él conoce y entiende la situación del fútbol de la isla.”

La sola mención del nombre de los Puerto Rico Islanders genera sensaciones encontradas en la nación caribeña. Si bien ese equipo tuvo un importante respaldo de los aficionados el negocio que se planteó alrededor del club fue bastante ruinoso. ¿Cree la NASL que esa situación puede repetirse con la franquicia de Carmelo Anthony? “Este grupo propietario tiene una filosofía distinta para desarrollar al equipo”, dijo con confianza el comisionado Peterson. “Tienen que trabajar para que este sea un proyecto económico viable. Este grupo, comenzando por Carmelo, sabe cómo generar ganancias y cómo sacarle provecho a la exposición mediática.”

La liga quiere poner paños fríos sobre los reclamos de la afición local, que pide a PRFC un equipo con mucha presencia de futbolistas boricuas. “Siempre es importante contar con jugadores locales, pero hay que entender que la razón principal que debe tener un plantel de fútbol es la de ganar”, manifestó el jefe de la ‘segunda división’ norteamericana. “Eventualmente tendrán jugadores de Puerto Rico en el equipo.”

Fotografía: Puerto Rico Football Club

Puerto Rico FC busca presencia continental

puerto-rico-fc-cfu

Puerto Rico FC, una de las flamantes franquicias de expansión de la North American Soccer League, se encuentra en una disputa con la federación de su territorio sin haber disputado siquiera un partido. El motivo: la posibilidad de disputar competencias internacionales.

El organismo que controla el fútbol de la isla, embarcado en un proceso de reorganización de las competiciones en su territorio, presentó un estatuto que contempla que solo los equipos del Torneo de Primera División pueden acceder a las plazas de competiciones internacionales.

El caso es complejo, pero la franquicia comandada por Carmelo Anthony cuenta a su favor con el antecedente inmediato de los Puerto Rico Islanders. La difunta franquicia de la USL y NASL tenía acceso al campeonato de clubes de la Caribbean Football Union (CFU), que a su vez otorga tres plazas para la Liga de Campeones de CONCACAF. Recordadas son las actuaciones de la Tropa Naranja en esta competición, con victorias contra equipos de la talla de Santos Laguna y Los Angeles Galaxy.

Para el club, la posibilidad de disputar una competencia internacional representaría ingresos extra en materia económica, además del prestigio que implica codearse con la élite continental. Se puede argumentar además que el ingreso del Puerto Rico FC al CFU Club Championship y eventualmente a la Concachampions redundaría en un beneficio para el seleccionado, ya que expondría a los jugadores puertorriqueños que integren el plantel a un nivel de competencia mayor.

Desde FútbolBoricua, un sitio abocado a seguir el acontecer del balompié en la isla, proponen un esquema interesante para dirimir la cuestión: una copa nacional, en la que participen todos los equipos de las distintas competiciones. El esquema, similar al que utiliza Canadá para decidir que equipo representa al país en CONCACAF, sería una buena alternativa para abrir el juego a todos los actores sin dejar afuera a la nueva franquicia naranja.