Estados Unidos sería sede de la próxima Copa del Caribe

reggae-boyz

La decimonovena edición de la Caribbean Cup, el torneo de selecciones organizado por la Caribbean Football Union (CFU) tendría una sede que poco tiene que ver con el clima y paisajes tropicales tan característicos: los Estados Unidos.

El sorteo de la fase clasificatoria tuvo lugar el 16 de enero en Antigua, para definir el cronograma de partidos que se jugarán a lo largo de 2016. Allí mismo, comenzó a circular con fuerza una versión que indica la existencia un acuerdo para disputar la etapa final del torneo, que involucra a cuatro equipos, en una ciudad de Estados Unidos (New York o Miami) entre el 18 y el 24 de mayo de 2017.

La Copa del Caribe sirve para definir a los cuatro clasificados a la Copa Oro de CONCACAF. En esta oportunidad, se jugará con un nuevo formato: 7 grupos de 3 equipos darán forma a la primera ronda. Luego serán 5 grupos de 3 con los mejores clasificados de la ronda anterior más San Vicente, y finalmente una tercera ronda en la que se sumarán Jamaica, Haití y Trinidad y Tobago.

Los cuatro mejor clasificados serán quienes se disputen el trofeo, mientras que otros tres equipos jugarán un playoff para definir quien irá al repechaje contra un integrante de la Unión Centroamericana de Fútbol (UNCAF) por la plaza final en la Gold Cup.

 

caribbean-cup-2017

(cuadro vía @caribbeanfooty)

Puerto Rico FC busca presencia continental

puerto-rico-fc-cfu

Puerto Rico FC, una de las flamantes franquicias de expansión de la North American Soccer League, se encuentra en una disputa con la federación de su territorio sin haber disputado siquiera un partido. El motivo: la posibilidad de disputar competencias internacionales.

El organismo que controla el fútbol de la isla, embarcado en un proceso de reorganización de las competiciones en su territorio, presentó un estatuto que contempla que solo los equipos del Torneo de Primera División pueden acceder a las plazas de competiciones internacionales.

El caso es complejo, pero la franquicia comandada por Carmelo Anthony cuenta a su favor con el antecedente inmediato de los Puerto Rico Islanders. La difunta franquicia de la USL y NASL tenía acceso al campeonato de clubes de la Caribbean Football Union (CFU), que a su vez otorga tres plazas para la Liga de Campeones de CONCACAF. Recordadas son las actuaciones de la Tropa Naranja en esta competición, con victorias contra equipos de la talla de Santos Laguna y Los Angeles Galaxy.

Para el club, la posibilidad de disputar una competencia internacional representaría ingresos extra en materia económica, además del prestigio que implica codearse con la élite continental. Se puede argumentar además que el ingreso del Puerto Rico FC al CFU Club Championship y eventualmente a la Concachampions redundaría en un beneficio para el seleccionado, ya que expondría a los jugadores puertorriqueños que integren el plantel a un nivel de competencia mayor.

Desde FútbolBoricua, un sitio abocado a seguir el acontecer del balompié en la isla, proponen un esquema interesante para dirimir la cuestión: una copa nacional, en la que participen todos los equipos de las distintas competiciones. El esquema, similar al que utiliza Canadá para decidir que equipo representa al país en CONCACAF, sería una buena alternativa para abrir el juego a todos los actores sin dejar afuera a la nueva franquicia naranja.

Buscando joyas en el Caribe

Caribbean beach with palm treesPor segundo año consecutivo, la Major League Soccer y la Caribbean Football Union estarán realizando una prueba de jugadores en el Caribe. En esta oportunidad, la sede será Bayamón, Puerto Rico, donde 19 participantes de 17 territorios distintos (a los que se les sumarán 8 jugadores locales seleccionados por la Federación Puertorriqueña de Fútbol) tratarán de llenar el ojo de los scouts y ganarse un lugar en el Combine de Fort Lauderdale.

Entre el 2 y el 5 de enero, jugadores de entre 18 y 23 años de edad estarán realizando sesiones de entrenamiento supervisadas por gente de la liga y jugarán una serie de encuentros amistosos con equipos locales. Los dos jugadores que resulten seleccionados, viajarán para incorporarse a la prueba anual y podrán ser seleccionados en el SuperDraft.

En la edición del año pasado, la primera de esta experiencia y que fuera realizada en Antigua, apenas un jugador logró una invitación para formar parte del SuperDraft: el surinamés Stefano Rijssel, quien fue seleccionado en el Draft por Seattle Sounders pero nunca llegó a firmar contrato y actualmente milita en el Inter Moengotapoe de su país.

El caribe ha sido históricamente una fuente importante de jugadores para la MLS. En la actualidad, son 25 los hombres de la región que militan en la liga, entre los que destacan nombres como Donovan Ricketts y Osvaldo Alonso. Un jamaicano, Jeff Cunningham, supo ser el máximo goleador de la liga, hasta que fue superado por un tal Landon Donovan.

Los jugadores que participarán en el Caribbean Combine son los que se detallan a continuación:

Nombre Apellido País Fecha de Nacimiento Posición
Mavrick Annerose Guadalupe 29/11/1995 MED
Julani Archibald San Vicente y las Granadinas 18/05/1991 ARQ
Ronaldo Bailey Barbados 05/07/1996 DEF
Troy Ceasar Islas Vírgenes Británicas 13/05/1994 DEF
Emmery Edward Santa Lucía 10/10/1994 DEL
Marco Fenelus Islas Turcas y Caicos 22/08/1992 MED
Kevin Francis San Vicente y las Granadinas 11/01/1994 DEF
Tevaughn Harriette Antigua y Barbuda 06/06/1995 DEL
Vershawn Hodge Anguila 08/02/1992 MED
Sydney Lockhart Dominica 03/08/1996 MED
Jean Carlos Lopez Moscoso Republica Dominicana 11/09/1993 MED
Joseph Marrero Garcia Puerto Rico 04/09/1993 MED
Anani Mohamed Guyana 10/02/1992 DEL
Clifford Newby-Harris Montserrat 23/01/1995 DEF
Kyrhon Phillip San Cristóbal y Nieves 22/09/1994 MED
Jonte Smith Bermuda 10/07/1994 DEL
Denny Smith Islas Vírgenes de los EE.UU 05/12/1992 ARQ
Reid Strain Puerto Rico 04/01/1994 DEL
Jermaine Woozencroft Jamaica 19/08/1992 MED