La Canadian Premier League comenzaría en 2018

canada

Después de muchos meses de silencio de radio, la Canadian Premier League vuelve a asomar la cabeza en el panorama del fútbol norteamericano. De acuerdo con las versiones aportadas por los periodistas Anthony Totera (Red Card Radio) y Duane Rollins (Canadian Soccer News) la liga nacional de primera división en Canadá debutaría en la temporada 2018.

Pese a que recientemente se había especulado con la posibilidad de que la #CPL iniciara sus actividades en 2017 varias cuestiones organizativas forzaron a postergar el nacimiento de la competición por una temporada más. La federación nacional canadiense -que supervisará al nuevo torneo- está siendo extremadamente cuidadosa y detallista con los requisitos que espera que los futuros equipos cumplan.

La Canadian Premier League -que sería reconocida por la FIFA como un campeonato de primera división- encontrará una dura competencia de parte de la NASL y la MLS, que cuentan con equipos en su propio territorio. Los conjuntos que actúen en la CPL no estarán vinculados con las franquicias de las dos ligas con base en Estados Unidos.

Pero -más allá de la independencia entre las tres ligas- la Canadian Soccer Association espera que FC Edmonton y Ottawa Fury, actualmente en la NASL, abandonen esa competición en algún momento para ser parte de la CPL.

Canadá no cuenta con un torneo propio de primera división desde 2013, cuando la FIFA quitó su reconocimiento a la Canadian Soccer League, envuelta en ese momento en una maniobra masiva vinculada al amaño de partidos.

El fútbol del Gran Norte Blanco necesita volver a tener una liga propia que priorice el empleo y desarrollo de futbolistas locales; ese es el principal objetivo declarado de la Canadian Premier League.

El ambiente futbolístico norteamericano espera poder contar con más precisiones sobre este nuevo torneo en las próximas semanas.

El fútbol canadiense avanza con su proyecto para crear una liga local

Victor Montagliani

Con el final de 2015 el fútbol canadiense realizó un balance de la temporada, que estuvo plagada de altos y bajos. Experiencias positivas -como la organización del Mundial femenino, o las clasificaciones de cuatro de sus cinco equipos profesionales a los playoffs– y otras no tan buenas, vinculadas en general al desempeño de sus selecciones.

La web oficial de la Major League Soccer entrevistó Victor Montagliani, presidente de la Canadian Soccer Association (en la fotografía), para analizar varias cuestiones. Entre ellas, la creación de una liga profesional autóctona, uno de los grandes puntos que el fútbol del Great White North se ve obligado a resolver de manera más o menos inmediata.

En noviembre Montagliani admitió durante una entrevista que la CSA trabaja desde hace dos años en la conformación de una liga propia de Division 1. “Queremos encontrar la mejor oportunidad para que eso se concrete”, señaló Montagliani en diálogo con MLSSoccer.com. “Por eso no nos apresuramos a hacer ninguna suposición. Queremos asegurarnos de haber encontrado el mejor modelo para que el fútbol de este país avance, tanto desde un punto de vista de nuestras posibilidades como desde el punto de vista del negocio.”

Montagliani cree que la Canadian Soccer podrá dar más precisiones sobre este proyecto en los próximos meses. “Hablamos con varios grupos propietarios que estarían interesados -o más que interesados- en este proyecto. Creo que en 2016 estaremos en posición de hacer que este proyecto sea público, de dar más detalles e incluso de dar fechas y saber cuándo podríamos comenzar.”

En la actualidad todo el fútbol profesional de Canadá está integrado dentro de las principales categorías de Estados Unidos, como la MLS, la NASL y la USL.

El fútbol canadiense necesita un torneo íntegramente nacional para poder aspirar a ser sede de una Copa del Mundo masculina en los próximos años. También la necesita para poder limpiar la imagen de corrupción que pesa sobre el soccer de ese país. En las últimas dos décadas quedaron expuestos casos de amaño de partidos dentro de sus fronteras en las últimas dos décadas.

La Canadian Soccer League (una competición semiprofesional, no afiliada a la federación nacional, y que solamente cuenta con equipos en la provincia de Ontario) fue recientemente acusada de organizar una liga donde impera la corrupción. De acuerdo con el International Centre of Sport Security el 42% de los partidos jugados en 2015 presentaron indicios de actividad irregular en distintas casas de apuestas internacionales. Ese estudio revela que la totalidad de los 12 equipos que juegan en la CSL habrían participado en al menos 3 encuentros con un resultado arreglado.

Además, el fútbol canadiense necesita de una competición propia para dar cabida a una mayor cantidad de jugadores locales. “Esto es algo muy importante, porque una liga local es algo que necesitamos como país. Depender de solamente cinco equipos (Vancouver Whitecaps, Toronto FC y Montreal Impact en la MLS / FC Edmonton y Ottawa Fury FC en la NASL) para el desarrollo de nuestros jugadores en un país como el nuestro es pedir demasiado a esos clubes”, evaluó Montagliani. “Creo que ya hacen más de lo que está a su alcance. Tenemos que resolver esa ecuación y encontrar más expresiones de fútbol profesional en Canadá.”

La CSA elabora un proyecto de liga 100% canadiense

CSA

Por primera vez la federación canadiense reconoció de manera oficial su intención de volver a contar con una liga local de primera división. Durante una entrevista concedida al programa Red Card Radio el presidente Victor Montagliani (en la fotografía) admitió que la Canadian Soccer Association trabaja desde hace dos años en el proyecto de creación de un nuevo modelo competitivo de Division 1.

No se trataría de la creación de un capítulo canadiense de la NASL (apoyado por la inversión de los equipos de la Canadian Football League) del que hablamos hace casi un año. La idea que la CSA tiene en manos se aproxima mucho más al concepto de liga explicado durante el verano por el periodista Duane Rollins, de Canadian Soccer News.

La nueva primera división nacional en el país norteño tendría entre 8 y 10 participantes. Y Montagliani y su cuerpo de colaboradores habrían decidido hacer todo lo posible para contar con equipos en las ciudades de Vancouver, Toronto y Montreal, los tres principales mercados del país del norte, ‘copados’ desde hace año por la presencia de franquicias de la MLS.

Pese a que la competición sería durísima para los equipos que decidieran instalarse en el territorio ya dominado por Whitecaps, TFC e Impact, la federación cree que una nueva liga 100% canadiense no funcionaría sin clubes que representen a los tres polos urbanos más grandes del país.

“Tenemos todo el derecho del mundo de establecer una liga profesional. Normalmente las federaciones no manejan ligas profesionales, pero estamos en esta situación especial, en la que Canadá no cuenta con ninguna liga propia”, explicó Montagliani en diálogo con el periodista Anthony Totera, de Red Card Radio.

Pese a que en el fútbol canadiense existe un torneo llamado Canadian Soccer League, no debe esa competición ser confundida con un torneo nacional. La CSL -que se define a sí misma con una especie de tercera división, por debajo de la MLS y la NASL  es una liga de la que solamente participan equipos de la provincia de Ontario y fue expulsada del ámbito de la federación canadiense en 2014, tras reiteradas denuncias de amaños de partidos.

La Canadian Soccer Association pretende ser cuidadosa en el proceso de construcción de este nuevo intento de una primera división nacional. De la mano de esa competición -que, de acuerdo con cálculos optimistas, podría entrar en actividad en dos o tres años- la federación espera poder presentar ante la FIFA su candidatura para ser la organizadora de la Copa del Mundo de 2026.