Mundial 2026: Allanan el camino para la candidatura “irresistible” de CONCACAF

Gulati

Estados Unidos, México y Canadá no fueron todavía elegidas como sede conjunta de la Copa del Mundo de 2026, pero la FIFA ha dejado a la candidatura tripartita en una posición privilegiada -casi sin oposición- para que pueda ser la elegida sin pasar demasiados sobresaltos.

El ente rector del fútbol a nivel mundial aprobó esta semana un proceso de ‘vía rápida’ para elegir al país (o países) anfitrión (o anfitriones) del primer Mundial organizado después de la prolongada gestión de Joseph Blatter.

2026, el Mundial de CONCACAF

El 93% de las federaciones integrantes de la FIFA aprobó la iniciativa, lo que en la práctica significa que cualquier país o grupo de países que quieran presentar una propuesta alternativa a la candidatura norteamericana tendrá que darla a conocer a la organización con sede en Zúrich antes del 11 de agosto de este año.

¿Quién puede competir con un Mundial para el que prácticamente no es necesario construir ningún estadio o realizar ninguna obra de infraestructura relevante? La competición ante Estados Unidos, Canadá y México no solamente parece complicada, sino que aparece como poco menos que imposible.

CONCACAF se manifiesta preparada para organizar un Mundial con 48 equipos

La FIFA anunciará dónde se realizará el Mundial de 2026 en el Congreso que realizará en la ciudad de Moscú el 13 de junio de 2018.

“Con esta ‘corta ventana’ (para presentar candidaturas) estamos bien posicionados”, dijo Sunil Gulati -presidente de la federación de Estados Unidos– a la cadena ESPN. “Desde ahora hasta agosto podrán aparecer o no otras candidaturas; nuestra propuesta no cambiará”, prosiguió el ejecutivo.

Victor Montagliani impulsa la ‘Liga de las Naciones’ de CONCACAF

“Creo que tendremos una candidatura extraordinaria”, añadió el titular de la U.S. Soccer. “Vamos a cumplir y superar los requerimientos establecidos por la FIFA. Tengamos o no tengamos competencia contaremos con una propuesta irresistible en el congreso del verano del año próximo”.

Fotografía: Victor Montagliani (Canadá), Sunil Gulati (Estados Unidos) y Decio de María (México) avanzan con la candidatura norteamericana para organizar la Copa del Mundo de 2026.

 

Victor Montagliani impulsa la ‘Liga de las Naciones’ de CONCACAF

El trigesimosegundo Congreso Ordinario de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF) trajo consigo una novedad que promete sacudir las estructuras del fútbol de selecciones en la región: el órgano planearía implementar una Liga de Naciones en la que sean participes sus 41 miembros.

Esta competición, modelada a imagen y semejanza de la de la Liga de Naciones de la UEFA, sería lanzada a finales del corriente año y representa una gran oportunidad para los seleccionados menores de la región, que tendrán la posibilidad de acceder a un mayor número de partidos y frente a rivales de superior envergadura.

El proyecto es obra del nuevo presidente de la Confederación, el canadiense Victor Montagliani. El directivo asegura que la nueva competición le dará un impulso a los equipos de la región, y que la participación en la misma será de carácter obligatorio.

“No queremos regionalizar las cosas en el Caribe y Centroamérica, queremos tener a toda la CONCACAF bajo un mismo paraguas y una sola competición” dijo el directivo en declaraciones recogidas por Reuters. “No existe una competición para Europa del Este y otra para el Oeste, juega toda Europa junta, y esa es la mentalidad que queremos traer aquí”.

El formato, dice Montagliani, contempla que las asociaciones miembro se repartan en distintas ligas según su nivel. Habrá ascensos y descensos entre las competiciones, según el desempeño, al final de cada ciclo de cuatro años. Todo esto, claro, sujeto a la aprobación de las asociaciones miembro.

“El formato será evaluado por nuestro Comité de Competiciones y esperamos estar en condiciones de poder presentarlo a fin de año” dice Montagliani. “Este proyecto le otorgará a los países que tienen problemas para conseguir amistosos, más partidos competitivos. Esperamos que un país como Bermuda pueda disputar entre 30 y 36 encuentros durante cada ciclo”.

La Liga de Naciones y el efecto para los “grandes”

La implementación de este proyecto reduciría a priori el número de Fechas FIFA disponibles, que los seleccionados más importantes de la región (México, Estados Unidos, Costa Rica) actualmente utilizan para enfrentarse a equipos de otras partes del mundo. Bajo el nuevo modelo, se verían obligados a jugar más frecuentemente contra rivales de CONCACAF, disminuyendo las chances para estos equipos de probarse ante rivales más fuertes.

El plan, tal y como fue presentado, favorece fuertemente a los equipos de menor peso de la región a expensas de los grandes. US Soccer y FeMexFut seguramente pelearán por la posibilidad de mantener algunas fechas internacionales para amistosos de más importancia y/o más lucrativos.

Un lugar más en eliminatorias

Sin confirmación oficial todavía, pero varios trascendidos apuntan a que la nueva Liga de Naciones daría una plaza para el nuevo torneo eliminatorio, que reemplazará al Hexagonal, por un lugar en el Mundial.

El nuevo modelo de Copa del Mundo presentado recientemente por la FIFA, en el que competirían 48 equipos, entregaría a CONCACAF seis plazas para sus equipos, en lugar de las tres y media que ofrece actualmente.

Bruce Arena no privilegiará a los ‘europeos’ en sus convocatorias

arena

El fútbol europeo no pesará más que el norteamericano cuando Bruce Arena diseñe su convocatoria para los cruciales partidos que la selección de Estados Unidos tendrá que jugar en marzo en su intento por llegar a la Copa del Mundo que Rusia organizará el año próximo.

Honduras en casa -en concreto, en el Avaya Stadium de San Jose Earthquakes- y Panamá como visitante son los rivales a vencer para el veterano técnico, quien parece decidido a romper con la tradición que existió en el USMNT mientras Jürgen Klinsmann estuvo al mando, y que siempre privilegió a los internacionales estadounidenses que actúan en la ligas de la región UEFA.

“Vamos a seguir a todos nuestros jugadores, tanto en Europa como en México, Estados Unidos y Canadá”, aseguró Arena. “Decidiremos las convocatorias en base a quien creamos que pueden formar el mejor grupo de futbolistas, que puedan ayudarnos a obtener buenos resultados”, agregó en el marco de una llamada telefónica en conferencia de la que participaron representantes de varios medios de prensa.

“No interesa dónde estén nuestros futbolistas. Tenemos algunos en Europa que no están jugando demasiado. Algo similar ocurre en México”, explicó el extécnico de LA Galaxy. “Pero contamos con los jugadores en Estados Unidos que hemos tenido en nuestro campamento [que acaba de finalizar]. En la mayoría de los casos ellos serán tenidos en cuenta para las convocatorias de marzo”.

Antes de esos partidos oficiales dentro del Hexagonal Final de la CONCACAF el seleccionador visitará a varios internacionales estadounidenses que actúan en el extranjero. Uno de ellos será el arquero Brad Guzan, quien no goza de oportunidades en el Middlesbrough inglés, y que al finalizar la temporada europea se sumará a Atlanta United FC, uno de los dos nuevos equipos de la Major League Soccer en la temporada 2017.

“Es un portero muy experimentado, y como vimos en el caso de Nick Rimando durante el campamento de enero, la experiencia significa mucho”, valoró Arena. “El hecho de que no jueguen de manera consistente en sus equipos no significa que uno los pueda dejar de considerar. Creo que Brad ha demostrado con creces que es un candidato firme a ser nuestro arquero principal”.

El oriundo del estado de Illinois no será el único ‘europeo’ incluido en el llamado para los encuentros de marzo. Bobby Wood (delantero, Hamburger SV), Christian Pulisic (extremo, Borussia Dortmund), Fabian Johnson (volante, 1860 Munich), DeAndre Yedlin (lateral, Newcastle), Timothy Chandler (lateral, Eintracht Frankfurt) y Julian Green (delantero, Stuttgart) también serían inscritos en la lista de Bruce Arena para esos partidos.

 

 

¿Una nueva ‘Copa América Centenario’ en Estados Unidos en 2020?

Chile campeón

La Copa América Centenario resultó ser un negocio interesante. Tanto que la federación de Estados Unidos -el país anfitrión del inédito evento en 2016- y la CONCACAF comienzan a calentar motores para intentar repetir el certamen.

La primera pista sobre este particular la brindó días atrás el periodista Martín Fernandez en Globoesporte, quien adelantó que existieron contactos preliminares entre U.S. Soccer y representantes de las dos confederaciones americanas durante la gala de los nuevos premios “The Best” de la FIFA.

Estados Unidos buscaría ser nuevamente la sede de un torneo similar al que fue la Copa América Centenario que se jugaría en ese país en el verano de 2020, una temporada después de la Copa Oro de la CONCACAF y de la Copa América ‘tradicional’ de la CONMEBOL, que se disputarán en 2019.

Varios son los factores que impulsan la realización de esa competición. De manera lejana y filosófica, existe la intención en la FIFA y en algunos dirigentes del fútbol del continente americano de avanzar hacia una fusión entre CONMEBOL y CONCACAF, algo que en los primeros días de 2017 parece complicado de imaginar en lo inmediato. La segunda razón -potente y con capacidad de convencer a los más escépticos- es que la Copa América Centenario de 2016 fue una oportunidad de alto aprovechamiento económico para todas las partes involucradas.

De acuerdo con un informe publicado por Bloomberg el certamen ganado por Chile el año pasado (en la fotografía) generó negocios por 400 millones de dólares, cuatro veces más de lo que habitualmente reditúa la Copa Oro, el torneo bianual de selecciones de la CONCACAF que tradicionalmente tiene a Estados Unidos como sede.

Esos 400 millones surgieron dentro de un clima que tuvo en vilo a la organización de la Copa América Centenario. La falta de aportes económicos y la sospecha de corrupción que pesaba sobre algunos promotores y organizadores atentó contra un negocio que, de acuerdo con expertos, podría haber sido todavía más grande.

Especialistas en gestión de derechos y marketing deportivo comentaron a Bloomberg que una nueva Copa América Centenario en 2020 -siempre que hablemos de contar a Estados Unidos como país organizador- podría generar 1.000 millones de dólares, una cifra que podría ser la llave para convencer a algunas federaciones sudamericanas reticentes al proyecto.

Sobre la mesa, todo parece perfecto y viable. Pero esa competición carecería de oficialidad, si las normas y el funcionamiento de CONMEBOL y CONCACAF no cambian. En el norte del continente el torneo establecido para las selecciones de la región es la Copa Oro, que se disputará en 2017 y 2019 en Estados Unidos. En el sur, la Copa América se juega cada cuatro años y tendrá su próxima edición en 2019 con Brasil como país organizador.

¿Podría una nueva ‘Copa América Centenario’ congregar a los mejores jugadores del continente un año después de los respectivos torneos oficiales? Esto sí se produjo en el evento de 2016, ¿pero es lógico pensar que la situación pueda replicarse en 2020?

Los clubes sudamericanos, europeos, norteamericanos y asiáticos en los que esos futbolistas juegan y jugarán tendrían mucho que decir sobre esa hipotética situación. La (todavía) falta de oficialidad que tendría la ‘Centenario bis’ es un escollo que ambas confederaciones y la FIFA tendrían que comenzar a debatir y resolver. Aunque sea todavía un actor invisible la carta de la unificación de calendario y competiciones entre CONMEBOL y CONCACAF está sobre la mesa de juego desde hace rato.

 

 

CONCACAF se manifiesta preparada para organizar un Mundial con 48 equipos

montagliani

El presidente de la FIFA Gianni Infantino dijo recientemente que estudia ampliar el formato de las Copas del Mundo a 48 participantes. Y la CONCACAF dijo que está preparada para organizar un Mundial tamaño XL, como el que ansía el abogado suizo.

Con casi medio centenar de equipos dentro del certamen muy pocos países contarían con la infraestructura necesaria para ser sede de ese tipo de torneo. Con Rusia y Qatar como organizadores de los que podrían ser los dos últimos Mundiales ‘tradicionales’, la meta (y la incertidumbre) se fija de cara a la Copa del Mundo 2026, un campeonato que tiene muchas opciones de ser organizado por alguna federación afiliada a la CONCACAF.

2026, el Mundial de CONCACAF

“Elijan el número de equipos participantes y América del Norte podría organizarlo”, dijo horas atrás a la agencia de noticias The Associated Press Victor Montagliani, el canadiense que desde hace poco tiempo preside a la Confederación de Fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe. “Una candidatura de la CONCACAF para 2016 sería fuerte independientemente del número de participantes que se fije.”

La última vez que la región albergó un Mundial fue en 1994, cuando Estados Unidos fue el anfitrión. Ese mismo país, México y Canadá pujan desde hace tiempo para poder organizar la Copa del Mundo (de manera conjunta o de forma independiente) en 2026.

Mundial 2026: ¿Hacia una candidatura en común entre Estados Unidos y México?

La FIFA decidirá en 2020 dónde ser llevará a cabo el certamen que se jugará seis años después. Y la CONCACAF todavía no ha fijado posición acerca de una candidatura múltiple o individual. “Todavía no estamos en ese punto”, aseguró Montagliani.

Luego de que entre 2002 y 2022 los Mundiales hayan tenido como sede a países de Europa, África, Sudamérica y Asia parece lógico que CONCACAF se sienta con derecho a alzar la mano para quedarse con la cita de 2026. Pero Australia y China serán una dura competición. Especialmente éste último país, que desde hace algunos años está invirtiendo de manera fortísima en el fútbol a nivel global. El conglomerado empresarial chino Wanda es en este momento uno de los mayores socios comerciales -y, por ende, fuente de financiamiento- de la FIFA.

China no oculta que quiere ser sede del Mundial de 2026. La normativa vigente en la FIFA impide que se realicen dos Copas del Mundo consecutivas en el mismo continente. Pero eso podría cambiar. Si las reformas prosperan, después de Qatar el certamen podría llegar a territorio chino.

Sunil Gulati: “Todavía no decidimos nada sobre el Mundial 2016”

Montagliani no está de acuerdo con esa posibilidad. El presidente de la CONCACAF no quiere que con los Mundiales de fútbol ocurra algo similar a lo que ocurrirá con los Juegos Olímpicos, que se celebrarán en Corea del Sur (en el invierno de 2018), Japón (en el verano de 2020) y China (en el invierno de 2022).

“No creo que sea bueno que ocurra todo en una zona”, expresó el canadiense. “El Mundial no pertenece a una región. Creo que tiene haber algún tipo de rotación porque el Mundial pertenece al planeta y tenemos que respetar eso”.

Fotografía: CONCACAF