Los ‘Revs’ buscan cambiar Foxborough por Boston

Expo

Todo llega. Robert Kraft -el propietario de New England Revolution– está analizando seriamente la posibilidad de que su equipo de soccer deje de jugar en el Gillette Stadium de los Patriots, su equipo de football.

La idea es mudar a los Revs a un estadio específico en una zona más céntrica y urbana, dentro de la ciudad de Boston.

El Boston Globe reveló que el Kraft Group negocia con la Universidad de Massachussets para construir un SSS en el barrio de Dorchester, donde tiempo atrás se levantaba el centro de convenciones Bayside Expo Center (hoy en proceso de demolición, como se aprecia en la fotografía).

La casa de estudios compró ese terreno en 2010 por casi 20 millones de dólares con la intención de ampliar su campus. La explotación (conjunta o a nivel exclusivo) de un estadio de fútbol dentro de sus instalaciones sin duda podría ser de gran ayuda para las finanzas de la sede de la UMass en Boston.

El Revolution es parte de la pequeña minoría de equipos de la Major League Soccer que todavía no cuentan con un estadio propio. El equipo de Nueva Inglaterra busca construir una casa propia, con un aforo cercano a los 25.000 espectadores para poder dejar el Gillette Stadium de casi 70.000 asientos.

La mudanza de los Revs a Boston contaría con el apoyo expreso del alcalde Marty Walsh, que desea contar con un estadio de fútbol dentro de los límites de la ciudad.

Con anterioridad la familia Kraft intentó construir un estadio específico para New England Revolution en South Boston (como parte de la precandidatura olímpica de la ciudad), en Revere y Somerville (municipios de los suburbios de Boston), y el barrio de Roxbury (en un terreno ubicado frente al Departamento Central de Policía de Boston).

Anuncios

Expansión: La NHL le gana a la MLS en su carrera por tener un equipo en Las Vegas

Becks en Vegas

Después de muchísimos años de espera la ciudad de Las Vegas tendrá su primer equipo profesional. Pero no será una franquicia de fútbol de la MLS o la NASL, sino que se tratará de un equipo de la National Hockey League.

La Junta de Gobernadores de la NHL aprobó el miércoles la llegada de su conjunto número 31, con sede en la Ciudad del Pecado. El equipo -que todavía no cuenta con un nombre oficial- comenzará a jugar en la temporada 2017-18 y será local en el T-Mobile Arena, ubicado en the Strip, la principal zona de entretenimiento y hotelería de Las Vegas.

El estadio, inaugurado hace apenas unas semanas, tiene una capacidad máxima para 20.000 espectadores y está llamado a ser el escenario principal de conciertos y veladas boxísticas de la ciudad más importante del estado de Nevada. El complejo es propiedad de Anschultz Entertainment Group (AEG), la misma empresa que controla a LA Galaxy, y que en los inicios de la MLS administraba a varios equipos de la liga de fútbol.

El fútbol profesional -en concreto la Major League Soccer y en menor medida la NASL– no pierde de vista lo que ocurre en Sin City.

Dentro del ámbito de la North American Soccer League existió recientemente la intención de rescatar a la franquicia de San Antonio Scorpions para trasladarla al mercado más importante del estado de Nevada.

En la MLS los intentos han sido más concretos. A inicios de 2015 Las Vegas quedó oficialmente fuera de la carrera por la última plaza de expansión (la correspondiente al equipo #24), que finalmente quedó en manos del eje Minneapolis/St. Paul. Luego de que la liga anunciara que se agrandará para tener 28 equipos en los próximos años Las Vegas volvió a mostrar su interés al proponer una nueva candidatura que podría tener al Cashman Field (la reutilización de ese estadio, mejor dicho) como eje central.

Y muy recientemente David Beckham se dejó ver en la ciudad de los casinos para promover la posibilidad de que la Major League Soccer llegue a ese destino. Sí, la cara visible de MLS Miami habló en favor del que podría ser a futuro un equipo rival… Se entienda o no (porque a veces estas cosas no se terminan de entender del todo). En definitiva, Becks fue y es parte de la operación de relaciones públicas que impulsa que los Oakland Raiders de la NFL puedan mudarse de la Costa del Pacífico a Las Vegas. Con la hipotética llegada de un equipo de la National Football League a la Capital Mundial del Entretenimiento sería necesaria la construcción de un nuevo estadio que podría ser aprovechado -y parcialmente financiado, claro está- por un equipo de la MLS.

Las Vegas está en mira de todos. La NHL dio el primer paso de manera oficial. Pero la MLS, la NFL y hasta la NBA contemplan hacer pie en el desierto de Nevada más temprano que tarde.

Fotografía: David Beckham promocionó meses atrás a Oakland Raiders (y, quizás, a un equipo de soccer que podría llegar de su mano) en Las Vegas. | Crédito: Brett Le Blanc – Las Vegas Review-Journal

 

Expansión: La MLS sigue contando con Miami para la temporada 2018

Garber

Si el entorno de David Beckham y sus socios en Miami no hacen anuncios oficiales, el comisionado de la MLS sí está dispuesto a brindar información sobre la expansión de la liga en el sur del estado de Florida, una de las cuestiones que más interés generan en la liga desde hace ya un par de años.

El martes por la noche -antes de la semifinal de la Copa América Centenario entre Estados Unidos y ArgentinaDon Garber compartió unos minutos con el panel de analistas de la cadena FOX Sports 1 en el NRG Stadium de Houston. El jefe de la Major League Soccer se refirió a esta cuestión. “Esta es la saga sin final de Miami”, manifestó Garber. “Pero como ustedes probablemente han leído hay un nuevo inversor que está intentando comprometerse con David Beckham y sus socios”, dijo el ejecutivo en referencia a la posibilidad de que algunos de los responsables de la empresa ferroviaria All Aboard Florida integren capital en la construcción del futuro estadio específico de Miami Beckham United.

“Ya han conseguido los terrenos [necesarios para levantar esa infraestructura]”, agregó Garber. “Creo que ahora más que nunca parece que ellos conseguirán estar en nuestra liga, comenzando a jugar en 2018”, dijo el mandatario de la liga. “Hemos sido positivos sobre este asunto durante mucho tiempo, y ahora somos más positivos que nunca”, finalizó.

Marzo de 2018 es la fecha de inicio marcada por la MLS. Ni el entorno de Beckham ni las autoridades comunales de Miami o las del Condado de Miami-Dade confirmaron todavía que pueden comenzar la construcción del estadio en el barrio de Overtown. El clima del estado de Florida podría favorecer el hecho de poder levantar un SSS en un tiempo menor al que insumiría hacerlo en -por ejemplo- Minnesota, pero si MLS Miami tiene como fecha de inicio los primeros días de marzo de 2018 es válido pensar que la franquicia en expansión podría debutar en un escenario provisorio o -como pasará muy probablemente en 2017 con Atlanta United– estará obligada a jugar al menos una decena de partidos seguidos como visitante en el comienzo de la MLS 2018.

¿Cuántos argentinos juegan en la MLS 2016?

Piatti

El fútbol argentino teniendo una gran cantidad de representantes en la Major League Soccer. Claramente por detrás del colectivo de Estados Unidos, y muy a la par del grupo de jugadores nacidos en Canadá hoy 25 futbolistas de la MLS tienen pintado el corazón de celeste y blanco, repartidos en 12 de los 20 equipos de la competición.

A pocos días de la apertura del libro de pases en el mercado de la máxima categoría del fútbol norteamericano esta es la lista actualizada de argentinos en la liga.

Colorado Rapids: Luis Solignac
Columbus Crew: Federico Higuaín, Gastón Sauro
D.C. United: Fabián Espindola, Luciano Acosta
FC Dallas: Mauro Díaz, Agustín Jara, Maximiliano Urruti, Mauro Rosales
Houston Dynamo: Leonel Miranda, Cristian Maidana
Montréal Impact: Víctor Cabrera, Ignacio Piatti [en la fotografía], Andrés Romero, Lucas Ontivero
New York City FC: Federico Bravo, Diego Martínez                                                                         New York Red Bulls: Gonzalo Verón
Portland Timbers: Diego Valeri, Lucas Melano
Real Salt Lake: Javier Morales, Juan Manuel Martínez
San Jose Earthquakes: Andrés Imperiale, Matías Pérez García
Vancouver Whitecaps: Matías Laba

Fotografía: Montréal Impact

Expansión: El tren de alta velocidad como posible solución para MLS Miami

Brightline

La Major League Soccer espera que la franquicia de David Beckham en Miami esté lista para competir en 18 meses. Mientras Los Angeles FC -el otro equipo que debería debutar en la temporada 2018- tiene bastante encaminada el inicio de la construcción de su estadio en Exposition Park el conjunto del sur del estado de Florida en este momento no pasa de ser un sello de goma.

No solamente la proyectada franquicia no tiene nombre o colores oficiales todavía, sino que Miami Beckham United aún carece de la totalidad del terreno necesario para construir su estadio específico. Mientras el tiempo es cada vez más escaso el ex futbolista inglés procura un socio capitalista que le permita -finalmente- poner en marcha el proyecto.

La última hora viene de la mano de un artículo de El Nuevo Herald. La publicación explica que Becks y sus asociados buscan atraer a la empresa que controla a All Aboard Florida, el consorcio que está construyendo una línea de ferrocarriles de alta velocidad que unirá las ciudades de Miami y Orlando.

El terreno adquirido por Miami Beckham United en el barrio de Overtown para construir su estadio está ubicado a apenas seis cuadras de donde se levantará Miami Central, el complejo que contendrá a la terminal de trenes, un centro comercial y una gran cantidad de plazas de estacionamiento. La idea del grupo propietario es la de poder asociar la cabecera de la línea ferroviaria Brightline con el complejo deportivo. MBU no busca un socio interesado en el equipo de fútbol, sino en un capitalista que le ayude a financiar la construcción de una cancha con capacidad para 25.000 espectadores.

 

De acuerdo con El Nuevo Herald todavía no existe ningún tipo de acuerdo entre ambas partes, pero el Grupo Beckham confirmó las conversaciones con ejecutivos vinculados con All Aboard Florida.

Fortress, el pool que controla a la empresa ferroviaria, es una firma con sede en New York considerada como uno de los principales operadores en el mercado inmobiliario en MiamiCon anterioridad David Beckham intentó -sin éxito- convencer al consorcio estatal qatarí que controla al Paris Saint-Germain y la cadena internacional beIN SPORTS.

Miami Beckham United no consigue avanzar en sus negociaciones con las autoridades locales, propietarias de los terrenos adyacentes al lote de Overtown, necesarios para el inicio de las obras. Además los funcionarios municipales están preocupados por el impacto que puede causar en esa zona de la ciudad la construcción de un estadio que no cuente con plazas de parqueo, tal como a día de hoy establece el proyecto.

La cercanía del estadio con la futura estación de trenes solucionaría varios problemas para el potencial equipo de la MLS. El tren de alta velocidad estará bien conectado con un servicio de cercanías y su terminal contaría con una importantísima cantidad de lugares de estacionamiento. Está previsto que el servicio entre Orlando y Miami (que serviría para fomentar la rivalidad regional entre ambas ciudades dentro de la Major League Soccer) comience a circular en el último trimestre de 2017.

¿Puede All Aboard Florida salvar a nivel de infraestructura y financiero -inversión mediante- el proyecto de David Beckham? MLS Miami sigue sin generar noticias concretas. Hasta ahora son más los fracasos que las noticias positivas. De un proyecto de estadio frente al mar, al intento de ubicarlo junto al Marlins Park y ahora en el popular barrio de Overtown. ¿Cuántos cambios más serán necesarios para que el inglés pueda poner a su equipo sobre el terreno de juego?

 

Fotografía: Brightline