Sin categoría

Orlando City SC: Barajar y dar de nuevo de cara a la MLS 2018

rsz_kaka

Orlando City está llamado a ser uno de los equipos grandes de la MLS. Desde su llegada a la Major League Soccer en 2015 ‘los Leones’ mantuvieron uno de los perfiles más altos dentro de la liga. Contrataron y contratan a estrellas reconocibles, cuentan con una excelente respuesta de parte de la afición local y son dueños de un espectacular estadio, inaugurado esta temporada y que tiene todo para ser su ‘jugador número 12’.

Pero en lo deportivo las cosas están lejos del ideal. Orlando no consiguió clasificar a los playoffs en sus primeras dos temporadas, y -aunque los números todavía no lo han condenado de manera completa- la historia va en camino a reiterarse en 2017. El club púrpura fue goleado el sábado por New England Revolution -un equipo ordinario que ante ‘los Leones’ realizó un partido extraordinario-, un resultado que agrava todavía más el mal rendimiento del City del estado de Florida.

El plantel conducido por Jason Kreis suma cinco derrotas y dos empates en sus últimos siete encuentros dentro de la temporada regular. La franquicia comenzó la temporada 2017 de muy buena manera, acumulando victorias y buenas críticas en los dos o tras primeros meses del curso. Pero se desinfló de manera patente con el transcurso de las jornadas, hasta quedar ahora mismo estacionado en la décima plaza de la Conferencia Este, apenas tres puntos por sobre D.C. United, el último clasificado en la zona.

Kreis -técnico campeón de la MLS en 2009 con Real Salt Lake- se hizo cargo de un Orlando City en llamas en julio de 2016. Su predecesor (Adrian Heath, hoy entrenador de Minnesota United) jamás consiguió estar a la altura de las expectativas de las pretensiones del club de su principal figura, Kaká. Y sus resultados -está de más decirlo- fueron malos. Pero no peores a los de la versión 2017 de OCSC.

El proyecto de este año en Orlando es 100% responsabilidad de Jason Kreis. El exatacante nacido en Omaha, Nebraska, es resistido por una porción considerable de la afición del equipo a estas alturas. En una temporada y media bajo el mando del entrenador de 44 años no se han visto cambios sustanciales en el rendimiento en la cancha. De hecho, el penúltimo lugar en el Este representa -de momento- el peor rendimiento del equipo en su etapa ‘emelesera’.

Kreis llegó a Orlando City un semestre después de haber sido despedido por New York City FC al término de la temporada 2015. El ‘fracaso’ de no haber conseguido entrar a la postemporada fue subsanado por el equipo celeste con la contratación de Patrick Vieira. La reputación del técnico estadounidense quedó dañada. Además de haber presentado una mala conformación del primer plantel de NYCFC -algo de lo que no fue enteramente responsable- a Jason Kreis se lo rotuló además como un entrenador que no tiene la mejor de las relaciones con los Jugadores Franquicia de renombre internacional. En otras palabras, prefiere obreros a artistas.

Su relación con los jugadores de Orlando no ha dejado entrever problemas relevantes entre el cuerpo técnico y el personal disponible, pero -en una liga donde las oportunidades se presentan de manera escasa y espaciada- Kreis no puede permitirse se considerado un director técnico que ‘espanta’ a los nombres que atraen a los aficionados. Eso sería un atentado a su proyección profesional en la máxima categoría del fútbol de Estados Unidos.

Sin ‘chapa’ de candidato, pero con opciones de reciclaje

Orlando City es un equipo popular, con jugadores de innegable atractivo, con una directiva dispuesta a invertir (o gastar, dependiendo de que lado del mostrador lo veamos). Pero está lejos de ser un candidato a luchar por la MLS Cup. Por cuarto año consecutivo -porque estamos convencidos de que no conseguirán entrar a los playoffs en 2017- ‘los Leones’ tendrán que usar el curso 2018 como plataforma de lanzamiento hacia la lucha por el título.

Jason Kreis pidió buenos jugadores en el mercado de verano, y esos elementos llegaron. Desde hace semanas visten la camiseta morada el delantero Dom Dwyer (llegado de Sporting Kansas City) el volante Dillon Powers (Colorado Rapids) y el internacional peruano Yoshimar Yotún (exfutbolista del Malmö de Suecia). Elementos que se suman a Jonathan Spector, Scott Sutter o Will Johnson, quienes mejoraron enormemente al equipo de mitad de cancha hacia atrás, en comparación con lo mostrado en las dos primeras temporada de Orlando City en la MLS.

A mediados de 2016 el plantel púrpura contaba con pocos elementos que un equipo de Jason Kreis en teoría debe tener. Algo de un año más tarde, Orlando City comienza a poder ser reconocido como un producto de autor. Desde 2018 el equipo de ‘los Leones’ tendrá una coherencia de la que hasta ahora ha carecido. No queremos decir que a partir del año próximo todos los males del equipo finalizarán. Sino que desde enero en adelante directiva y cuerpo técnico estarán en la misma sintonía. Un lujo del que Heath no pudo disfrutar en su momento.

Para completar el ajuste que busca Kreis -quien seguirá en el club, en el que quiere imponer su tradicional 4-4-2, con un rombo en el medio de la cancha- seguramente necesita efectuar algunas ventas que le permitan obtener los fondos TAM y GAM que lo conviertan en una potencia en el próximo mercado. Cyle Larin es el primer candidato a dejar el club al finalizar esta temporada. El atacante canadiense tiene mercado fuera y dentro de la MLS. Otros futbolistas que podrían ser negociados por buenas sumas son los colombianos Cristian Higuita y Carlos Rivas.

Pero hay mucho más ‘peso’ del que Orlando City se puede liberar de casa a la MLS 2018. Kaká finaliza su contrato con el club en diciembre, y ya ha dado a entender que el año próximo quiere seguir vistiendo de morado. El brasileño es el jugador mejor remunerado en la MLS, con un sueldo de algo más de 7 millones de dólares por temporada. De seguro, ese no seguirá siendo el sueldo del enganche su el club decide renovarlo.

En el próximo curso Kaká tendrá 36 años. Y desde su llegada a la liga norteamericana su resistencia física no ha sido el fuerte del astro nacido en el Distrito Federal de Brasil. El futbolista surgido en el Sao Paulo es todo carisma, la afición de Orlando lo ovaciona. Pero si bien su rendimiento no ha sido malo, ciertamente jamás estuvo a la altura de otras grandes figuras de la Major League Soccer contemporáneas. En sus tres años de residencia Kaká ha marcado goles, sí. Ha generado asistencias, también. ¿Pero, a qué costo?

Antonio Nocerino es otro de los que podrían no regresar en 2018. Lo mismo que Giles Barnes. Dos integrantes de la plantilla con alto salario que podrían ser reemplazados por jugadores más jóvenes -con sueldo reducido- y de similar rendimiento. ¿Cuáles son las prioridades de Jason Kreis? Como mínimo, un volante creativo, un mediocampista de contención, y un defensor central.

El invierno ya casi está aquí para el cuerpo técnico y la directiva de Orlando City. Para no institucionalizar el sentimiento de fracaso ‘los Leones’ tienen que trabajar duro y quizás tomar decisiones impopulares desde ahora hasta febrero. La posibilidad de alcanzar la meta de jugar al menos un partido de la postemporada depende de ello.

Fotografía: ¿Seguirá Kaká en el equipo de ‘los Leones’ en 2018? (Facebook | Orlando City SC)

 

Anuncios

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s