Actualidad

El BMO Field abre las puertas al football americano (y similares)

BMO Field

La Grey Cup es algo así como la versión canadiense del Super Bowl. Algo más antiguo que su similar estadounidense el trofeo se entrega al campeón de cada temporada en la Canadian Football League.

El football canadiense es a primera vista igual al football americano. Ambos provienen del gridiron football, pero al norte de la frontera existen reglas que lo diferencian de su par estadounidense vinculadas a la cantidad de efectivos sobre el terreno de juego, las dimensiones del campo, y otras normas sobre la dinámica de los partidos.

El partido final por la Grey Cup se juega en ciudades elegidas por la liga con mucha antelación. Esta tarde la CFL designó a Toronto como sede de la final de 2016, que se llevará a cabo el domingo 27 de noviembre del año próximo.

El equipo local de football canadiense es Toronto Argonauts, una franquicia que desde 1989 juega como local en el Rogers Centre, el antiguamente llamado SkyDome, que tiene a los Blue Jays de la MLB como principales ocupantes.

A partir de la temporada 2016 los Argonauts se mudarán al BMO Field, la cancha de Toronto FC, una de las potencias económicas de la Major League Soccer. Desde hace tiempo el escenario está sujeto a una serie de modificaciones y ampliaciones para convertirlo en el estadio específico con mayor capacidad en todo el territorio de la MLS.

El cambio de sede responde al hecho de que en los próximos meses Toronto Argonauts pasa a estar totalmente bajo control del magnate Larry Tanenbaum, presidente y máximo accionista de Maple Leaf Sports & Entertainment, el holding que controla a Toronto FC (entre otros equipos profesionales) y es el operador del BMO Field.

El anuncio que hoy efectuaron la CFL y Tanembaum es relevante para la Major League Soccer por dos motivos. Primero, porque por primera vez podemos ver un rendering oficial de un BMO Field totalmente reformado, con capacidad para 40.000 espectadores (en la imagen). Segundo, porque la MLS comienza a dar un giro completo con respecto a sus orígenes.

De alquilar estadios concebidos para el béisbol o el football americano -como ocurría en la primera etapa de la máxima categoría del fútbol- hoy la liga, a través de los soccer-specific stadiums es capaz de facilitar instalaciones de primer nivel a otros deportes. La NFL, la liga más popular en toda América del Norte, se deja querer desde principios de la década de los sesenta por la ciudad de Toronto, que solamente está por detrás de New York y Los Angeles en importancia medida en cantidad de habitantes e inversión publicitaria.

Cuando la National Football League ponga pie en suelo canadiense (algo que muchos consideran inevitable) Toronto será el mercado seleccionado. Y, al menos durante algunas temporadas, el BMO Field será probablemente el estadio empleado por una eventual franquicia torontoniana. Más ingresos para la empresa madre de Toronto FC.

 

Imagen: Canadian Football League

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s