Actualidad

Jonathan Osorio, carácter y calidad creciendo bajo la tutela de Giovinco

osorio

Sebastian Giovinco es el protagonista principal del serial de Toronto FC esta temporada en la MLS. No es para menos, en plena carrera para el MVP de este año, los números de la Hormiga Atómica hablan por si solos; 19 goles y 14 asistencias a día de hoy, con 28 partidos.

Como fieles escuderos, en el rol de actores secundarios, Giovinco tiene a Michael Bradley, Benoit Cheyrou y Jozy Altidore. Los dos primeros con la experiencia necesaria para cubrir las espaldas a la estrella italiana en la media. El último con regulares citas con el gol. El equipo esta en la carrera para clasificarse para el playoff por primera vez.

Ahora bien, en la escenografía del equipo canadiense, hay un artista con aura de futuro actor principal y quilates de calidad en su pies. Jonathan Osorio (06/12/1992, Toronto) es uno de esos hombres que no deja indiferente a nadie. Tiene carácter y es de los que no se amaga. Esta es su tercera campaña con el primer equipo de Toronto y como jugador de la casa puede decir algo que pocos han logrado hasta ahora; consolidarse en la formación inicial el equipo.

Y el mérito de este logro no es otro que el haberlo conseguido bajo la sombra de los Defoe, Bradley, el propio Giovinco y compañía. Esta ha sido la estrategia de Toronto FC en los dos últimos años. Fichar nombres y buscar la ansiada meta del playoff.

Osorio no se ha arrugado. No lo ha hecho ni este ni en los precedentes cursos. El siempre está ahí, en la medular, listo para arrimar el hombro en defensa y dejar numerosos destellos de calidad en ataque. Como el visto en el partido contra Colorado en casa del pasado fin de semana, qué acabo con victoria de los rojos por 3:1. Corría el minuto 20 de la primera mitad. Cheyrou la juega en la medular hacia adelante. El balón llega a los pies de Osorio justo en la frontal del área. Éste la deja de forma sutil y perfecta al espacio de talón y a la primera. Giovinco la recoge, golpe simple y el gol es la culminación a una jugada genial. Esta fue la sexta asistencia de Jonathan Osorio esta temporada ya. El canadiense acumula un gol también. Todo en 25 partidos hasta la fecha.

Otro ejemplo fue uno de los goles de Osorio en su temporada debut como rojo. Aquel tanto contra Nueva York con un trallazo de larga distancia que levantó a todos los aficionados de sus localidades. El gol le otorgó el premio al mejor gol de la jornada en la MLS de por aquel entonces. De paso, se puso a todos los aficionados locales en el bolsillo. Eso fue en 2013, año que cerró con 28 partidos, 5 goles y una asistencia.

En 2014, Osorio sufrió de la llegada de muchos jugadores nuevos y su rol y posición en el equipo se vió afectada. Aún así, 27 encuentros con tres goles y cuatro asistencias.

El centrocampista de Toronto FC ha logrado así adaptar sus calidades en ataque a la habilidades del italiano Giovinco y las del americano Bradley, desarrollando una inteligencia en el juego impropia para un jugador de su edad. Al mismo tiempo, en los últimos dos años ha ganado cierta disciplina táctica en tareas defensivas, completando su perfil futbolista con algo más de capacidad de sacrificio también.

Su desarrollo profesional no tiene que llegar como sorpresa para nadie. Calidad tiene y de sobras. A su vocación natural ofensiva, ahora se le une más conocimiento del juego, experiencia sobre el terreno y habilidad para leer el partido.

Por su calidad y características, su posición natural sería sin duda la de detrás del delantero. Ahí puede hacer mucho daño con el regate y la habilidad con el balón que tiene. En una entrevista reciente para Sportsnet 590 The Fan, Osorio reconocía: “Me gusta crear juego y dar ese último pase antes del gol. Estas son características especiales que un jugador puede tener.”

Ahora no hay lugar hay para él en Toronto. Sin embargo, en su continua formación deportiva, Osorio tiene que aprender a dar ese paso adelante que sólo los líderes dan. Está en el camino y los dos últimos años en Toronto lo están llevando ahí. No tiene que relajarse. Seguro que pronto será el nuevo líder tanto de su equipo como del combinado nacional canadiense.

En este apartado, Osorio hizo su debut profesional con la selección de Canadá en mayo de 2013 justo con 20 años. Poco después disputó la Copa de Oro con su selección. Ahora, en momento de incertidumbre en el combinado nacional con veteranos centrocampistas como Will Johnson y Atiba Hutchinson lesionados, toca asumir galones y él tiene que estar ahí.

La experiencia en Toronto tiene que servirle y el rodaje que pueda conseguir con Canadá le servirá de rodaje para el futuro rol que le tocará jugar en su equipo.

Osorio reconoce: “En este último año he ganado confianza en mi mismo jugando con jugadores de prestigio internacional. Esto me ha ayudado a dar un paso adelante. Ahora también me siento mucho más cómodo en una competición y equipo que conozco más.

Eso lo dice Jonathan Osorio, un jugador que tuvo como ídolo a Zinedine Zidane en su etapa de los Galácticos, y que ahora aprende de la creatividad de Giovinco cada día, en cada entrenamiento. El reto esta temporada es llevar a Toronto FC a los playoff. El resto llegará después y el futuro más próximo pasa por su propias botas.

 

Fotografía: Major League Soccer

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s