Actualidad

NYRB, el equipo de Ali Curtis y Jesse Marsch

marsch-curtis-robles

Tras su victoria en Portland del domingo los Red Bulls son los primeros clasificados a los playoffs de 2015.

Hoy -viendo cómo fue el año- nos resulta normal y lógico. Pero a inicios de temporada, cuando se instalaba el rumor de que el equipo tal vez estuviera buscando un nuevo dueño, cuando el hincha se encontraba con un plantel reducido y el técnico más icónico de los últimos años era despedido, era prácticamente imposible imaginar esta realidad.

Una realidad que se forjó rápidamente, luego de un brusco giro en la toma de decisiones en la entidad radicada en Harrison, New Jersey. Una realidad que -sin lugar a dudas- lleva las firmas de Ali Curtis y Jesse Marsch.

El 21 de diciembre de 2014 la web Big Apple Soccer confirmó que Curtis había sido contratado por New York Red Bulls como su nuevo director deportivo, en reemplazo de Andy Roxburgh. Curtis (que jugó en las franquicias de Tampa Bay Mutiny, D.C. United y Dallas Burn) llegó al club radicado en New Jersey tras haber trabajado para el departamento de competición y relación con los futbolistas de la Major League Soccer.

Horas después de haber asumido su cargo Curtis continuó el proceso de desguace del plantel que ya se había iniciado a pedido de la central de Red Bull en Austria e inició el armado de un equipo nuevo en muchos sentidos.

El 7 de enero de 2015 Ali Curtis confirmó que New York Red Bulls había cesado al entrenador Mike Petke, una leyenda viviente del equipo. Como técnico Petke llevó a NYRB a la conquista del Supporters’ Shield de 2013 y a la final de la Conferencia Este de 2014 (una instancia a la que el equipo no llegaba desde 2008). Curtis anuncia que el reemplazante de Petke será Jesse Marsch, asistente técnico de la selección estadounidense entre 2010 y 2011, y head coach de Montreal Impact en la temporada 2012.

El nuevo director deportivo asumió la responsabilidad total por el desplazamiento de Petke y justificó el arribo de Marsch. “Jesse representa los conceptos de performance y análisis consistentes con la dirección del club”, señaló Curtis a principios de año. “Moneyball”, pensaron algunos al ver los primeros movimientos de mercado encarados por la conducción del equipo. Pero quienes conocen de cerca la política del grupo Red Bull y su imperio futbolístico coinciden al afirmar que la política de fichajes y el estilo de juego de NYRB está totalmente en sintonía con la de sus ‘primos hermanos’ repartidos por el planeta.

Cuando Ali Curtis llegó a Red Bulls Thierry Henry ya había anunciado su retiro. Pero en el plantel quedaban todavía piezas importantes, como Tim Cahill (quien se marchó al Shanghai Shenhua, de China), el central colombiano Jámison Olave (quien fue enviado a Real Salt Lake a cambio de fondos especiales), y el atacante Péguy Luyindula, quien finalmente decidió retirarse en mayo de este año.

Curtis no contrató a ningún Jugador Franquicia nuevo para el inicio de la temporada 2015. Con Henry y Cahill fuera del plantel lo que el club hizo fue darle el rol (y el sueldo) de DP a Bradley Wright-Phillips, el máximo goleador de la liga en 2014. A quienes sí incorporó fue a un puñado de desconocidos o descartes (entre los que estaban Mike Grella y Kemar Lawrence), a un correcto volante del que Jesse Marsch tenía referencias tras su paso por el Impact (Felipe) y a un internacional estadounidense que regresó a la MLS tras cinco años en el fútbol belga (Sacha Kljestan). Operaciones de bajísimo cargo por futbolistas que no solamente terminaron siendo titulares indiscutidos, sino que además están entre los más destacados en sus posiciones en todo el ámbito de la liga.

Todos ellos se sumaron a jugadores respetados en el ámbito de la liga y con continuidad en Red Bulls, como Dax McCarty, Luis Robles y Lloyd Sam. Matt Miazga, Connor Lade y Sean Davis -productos de la academia de NYRB- también fueron cobrando importancia con el paso de las jornadas. En el mercado de verano las únicas dos incorporaciones fueron las del volante inglés Shaun Wright-Phillips (hermano de Bradley, quien llegó a costo cero) y el atacante argentino Gonzalo Verón, segundo Jugador Franquicia del plantel en la temporada 2015 (la única gran inversión de Red Bulls, que abonó más de dos millones de dólares a San Lorenzo por su transferencia).

En este juego de toma y daca Ali Curtis redujo un presupuesto anual de más de 11 millones de dólares en sueldos para el plantel de la temporada 2014 a uno de algo más de 3,5 millones en 2015, de acuerdo con la información que brindó la cadena ESPN durante la transmisión del partido frente a los Timbers. El equipo low-cost comandado por Dax McCarty (nadie duda que hoy el Ginger Ninja es el jefe del equipo) sumó a esta altura del año una decena de puntos más que los que tenía en 2014, cuando Thierry Henry era el líder supremo del plantel.

A Red Bulls le quedan por delante todavía seis encuentros hasta el final de la temporada regular. Puede aspirar a todo; ser el #1 de la Conferencia Este en la temporada regular y ganar el Supporters’ Shield, el premio al mejor equipo en la tabla general.

¿Y la liga? El equipo de Jesse Marsch tiene hambre. La nómina de profesionales que este año defienden la camiseta albirroja sabe que su hinchada (que hizo un enérgico reclamo al inicio del año a jugadores y cuerpo técnico) arrastra la frustración de no haber levantado nunca la MLS Cup en las 20 temporadas de historia del torneo.

NYRB comenzó el año con un cimbronazo brutal. Con el temor de ser arrasado en casa por New York City FC, su nuevo y poderoso vecino. La historia está terminando de una manera muy diferente a la que se dejaba entrever en marzo. Red Bulls se quedó con los tres clásicos locales ante el cuadro celeste, llegó con mucho resto a la postemporada y demostró que mentalmente es fortísimo en una liga plena de altibajos y depresiones.

Pocos vestuarios de la MLS están más convencidos de su capacidad de superar adversidades que el que ocupan los locales en el Red Bull Arena ¿Cuál es el techo de los exMetroStars? Los golpes han sido tantos para este club grande e histórico a lo largo de los años que nadie se atreve a hacer la pregunta en voz alta. Resulta mejor disfrutar de este inesperado presente hasta ahora lleno de alegrías y sentimiento de reivindicación. El modelo impuesto por Ali Curtis y Jesse Marsch (en la fotografía) los trajo hasta aquí.

 

Fotografía: New York Red Bulls

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s