Actualidad

La NASL se queja del “monopolio” de la MLS

Kessler

La NASL cree que la federación de fútbol de Estados Unidos y la MLS violan las leyes antimonopolio.

U.S. Soccer estableció hace tiempo que la Major League Soccer es su Division I, la NASL su Division II, y la USL su Division III. El cuerpo federativo dio a cada una de esas tres ligas una categoría distintiva en base a criterios vinculados con la cantidad de equipos incluidos en cada competición, las ciudades representadas en cada liga, y el tipo de infraestructura empleada por cada torneo.

Recientemente la U.S. Soccer propuso cambios a los requisitos que una liga debe reunir para ser considerada como Division I. En lugar de un mínimo de 12 franquicias una liga que pretenda ser una primera división debería contar de aquí en más al menos 16 participantes, el 75% de los clubes participantes tendrían que estar radicados en ciudades de no menos de dos millones de habitantes, y todos sus estadios deberían contar con un aforo de más de 15.000 localidades.

La NASL -que públicamente rechaza el hecho de ser tratada como una liga de segunda categoría- considera que estas modificaciones están hechas a medida de la MSL, una competición que hoy en día supera con creces los parámetros que la federación pretende imponer.

En este momento la North American Soccer League apenas cuenta con once equipos participantes, aunque en 2016 se sumarán nuevos clubes en Puerto Rico y Miami. Ninguno de los equipos de la NASL tiene por sede una ciudad de la Costa Oeste, territorio de algunos de los conjuntos más populares de la MLS.

La queja de la liga liderada por el comisionado Bill Peterson radica en que la NASL conidera que la federación está protegiendo la exclusividad de la Major League Soccer como torneo de Division I. La actual segunda categoría del fútbol profesional norteamericano ve en esta actitud una violación a la legislación antimonopolio y pide a la U.S. Soccer que reconsidere su ‘pirámide’ competitiva.

“El hecho de aumentar ahora la cantidad de habitantes requeridos es ‘dar gato por liebre’ a fin de dar mayor solidez a la posición monopólica de la MLS exactamente cuando la NASL amenaza con convertirse en competidor importante”, escribió Jeffrey Kessler -el abogado de la North American Soccer League– en una carta dirigida al presidente de la federación Sunil Gulati, de acuerdo con publicaciones como el New York Daily News.

En el engranaje del profesionalismo estadounidense no existen ascensos y descensos entre las distintas divisiones. Pero incluso en ese escenario ser dueño del rótulo de Division I tiene una importancia capital. La MLS -por ser la máxima categoría- clasifica cada año a tres de sus equipos a la Liga de Campeones de CONCACAF. Un equipo de la NASL o de la USL únicamente podría entrar a la Concachampions si consiguiera ganar la U.S. Open Cup.

Kessler (en la fotografía) piensa que esta situación perjudica en gran medida a la NASL. “En palabras simples, el accionar de la federación perjudica las potenciales ganancias de nuestra liga a través de la publicidad, los medios de comunicación y otros socios comerciales, quienes pagan cifras importantes únicamente a la Division I, más allá de la calidad de juego o la pasión de sus aficionados”, señaló el abogado de Tom Brady en el Deflagate al Financial Times.

Ni la MLS ni los funcionarios de U.S. Soccer han hecho todavía ningún comentario oficial sobre las afirmaciones de la North American Soccer League.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s