Actualidad

Dax McCarty: “Nuestra meta es ganar la MLS Cup”

Dax

La Semana 23 de la temporada regular terminó con un hecho histórico dentro de la juventud de una liga como la MLS. New York Red Bulls volvió a ganar a New York City y se quedó con los tres choques de la primera edición del clásico del río Hudson.

En las evaluaciones previas antes del comienzo de la liga NYRB parecía más en proceso de desguace que de convertirse en uno de los contendientes más serios a ganar el campeonato. En una liga cada vez más galáctica el cuadro entrenado por Jesse Marsch destaca por la cohesión que muestra su plantel en cada partido.

Uno de los nombres a destacar dentro de un grupo en el que hay muy pocos reconocibles a nivel internacional es el volante central Dax McCarty. Profesional desde 2006 y con pasado en FC Dallas y D.C. United, el capitán habló extensamente en el vestuario tras el derbi del domingo. Un viaje al interior de uno de los clubes que animan la Major League Soccer y una mirada privilegiada sobre nueva rivalidad futbolera en la llamada Capital del Mundo.

Lo primero que sorprende de la versión 2015 de los Red Bulls es que se trata de un equipo sin estrellas mediáticas. El modelo impuesto por el nuevo director deportivo Ali Curtis se basa en la captación o el reciclaje de futbolistas que sin estridencias están dando un rendimiento que supera las expectativas. A esa realidad McCarty agrega el factor humano y el espíritu colectivo. A lo largo de la temporada aprendimos que necesitamos que los 28 jugadores de este plantel contribuyan para que podamos ser exitosos. No dependemos ya de un par de jugadores. Quizás en el pasado abusamos de eso tal vez. Pero ahora digo que somos más que un equipo. Somos una familia. Ya lo dije antes, no vamos a ganar partidos si alguno de nosotros no rinde un 5 o un 10% por sobre su nivel habitual. Realmente lo creo.”

La victoria del domingo frente a New York City FC fue uno de los grandes momentos del año en la MLS. No por la espectacularidad del juego, sino porque los Red Bulls consiguieron ganar los tres clásicos locales programados para este año. A partir de 2015 la Gran Manzana es el único mercado de la Major League Soccer que cuenta con un derbi local, un enfrentamiento que ha calado rápido y profundo en la liga. “Tener a dos equipos en la misma ciudad es alucinante. Ves camisetas de NYCFC, camisetas de Red Bulls por todos lados. Siempre está bueno eso. Esto es cada día más grande. Todos reconocemos que el fútbol es un deporte que llegó para quedarse en Estados Unidos. Algún día -mucho tiempo después de mi retiro- será uno de los principales deportes de este país.”

Los tres triunfos frente a la escuadra celeste se pueden resumir en una palabra para the Ginger Ninja: resiliencia. Si algo demostró NYRB desde marzo en adelante es que es un equipo capaz de recuperarse y superar adversidades. En el primer partido jugamos muy bien, pese a que nos quedamos con un hombre menos durante buena parte del encuentro. Y en el segundo juego perdíamos por un gol, en un ambiente bastante hostil con un Yankee Stadium lleno. Nunca nos rendimos, no perdimos la esperanza. El cuerpo técnico hizo un gran trabajo para mantenernos tranquilos y con confianza. Volvimos a la cancha en la segunda parte e hicimos un gran partido, rememoró el capitán. “Esta noche ellos lograron rompernos un par de veces. Por suerte tenemos al que para mí es el mejor arquero de la liga y él nos mantuvo en el partido. Fuimos fuertes durante todo el partido, pero hacía mucho tiempo que no me cansaba tanto en una cancha.”

El 2-0 frente a New York City tuvo el aditamento especial de que el conjunto dirigido por Jason Kreis presentó por primera vez desde el comienzo a sus tres Jugadores Franquicia. “No sabíamos realmente como iban a jugar. Tuvimos que adivinar un poco”, contó McCarty. “Suponíamos que (Frank) Lampard sería titular. Pudimos ver en los videos que cuando a (Andrea) Pirlo le das tiempo y espacio, te mata. Así que Sacha (Kljestan) se esforzó mucho para taparlo. Felipe y yo tratamos de controlar a Lampard, buscando de que no tocara demasiados balones cerca del área. Trabajamos bien durante gran parte del partido. Y los defensores tuvieron éxito frente a (David) Villa, que es un delantero complicadísimo.”

“Cuando jugás contra un equipo al que tenés muy cerca, que está también en New York, la energía y la expectativa se disparan. No tomamos en consideración los partidos que jugamos contra ellos en el pasado.” En medio de una maraña de micrófonos y grabadores, el #11 elogió al rival. “Para que no exista ninguna confusión y Jason (Kreis) no se vuelva a enojar, creo que jugaron muy bien esta noche. Tuvieron un gran momento en el comienzo del partido, y si hubieran estado un poco más afilados con la definición, las cosas podrían haber sido diferentes.”   

Al menos hasta la próxima temporada una cosa parece clara en el área triestatal. “Ahora mismo no existe ninguna discusión acerca de cuál es el mejor equipo en New York. Pero ese no es nuestro objetivo. Nuestra meta es ganar la MLS Cup (el trofeo que se le entrega al campeón de liga)”, remarcó un ambicioso Dax McCarty. “Este es un partido que nos pone un poco más cerca de los playoffs. Estamos intentando alcanzar a D.C. United, que en este momento parece un maldito tren sin control. Ellos siguen ganando, así que nosotros tenemos que seguir ganando también.”

Luego de brillar en su primer encuentro en la MLS, la labor de Andrea Pirlo pasó bastante inadvertida en los encuentros frente a Montreal Impact y New York Red Bulls. Dos partidos en los que recibió una insistente marca de los equipos rivales. El capitán de NYRB especuló sobre esta situación. “Nos preocupamos mucho por no darle tiempo y espacio. Y si eso implicaba tener que jugarle de una manera física lo íbamos a hacer. Él no es el típico volante defensivo. No es alguien que te va a chocar o a te va a hacer tackles. Él se preocupa más por ordenar el juego, lanzar pases profundos, hacer todas las cosas que le dieron fama mundial.”

La edición de 2015 de la MLS comenzó con un Red Bulls agobiado por la llegada de un competidor local que se proponía como una nueva potencia. Algunos aficionados cambiaron sus colores. Y el plantel parecía diezmado en comparación con el de temporadas anteriores. Cinco meses más tarde las cosas cambiaron mucho. “Hoy New York City está luchando por no quedar fuera de los playoffs. Tienen mucho que perder. Por nuestra parte, estamos comenzando a madurar como equipo, a ser mejores. A ser un equipo al que es muy complicado ganarle. Todo lo demás no me interesa. Los derrotamos tres veces y eso es lo único que me importa.” Palabra de capitán.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s