Actualidad

¿Recorte de inversión en la academia de DC United?

DC UNited academy

Los equipos profesionales del fútbol de Estados Unidos históricamente han dependido del circuito universitario para captar talento joven. Una juventud relativa, teniendo en cuenta las edades de debut en el circuito profesional en México, Centroamérica y mercados de Sudamérica y Europa. El sistema de divisiones inferiores -conocidas como ‘academias’ en América del Norte– busca cambiar esa relación.

Dentro del espectro de ligas/divisiones profesionales que existen en el país la Major League Soccer es la que cuenta con el sistema de academias más orgánico y establecido. Los conjuntos juveniles de las franquicias de la MLS participan de los Development Academy Championships, torneos organizados por la federación estadounidense, y de los que también forman parte equipos no afiliados a equipos de las ligas más importantes.

Las academias de los equipos de la máxima categoría norteamericana funcionan de una manera similar a las de sus pares en América Latina o Europa. Las franquicias realizan una o varias pruebas por temporada a adolescentes de sus respectivas áreas de influencia. Los prospectos seleccionados se comprometen a no jugar de manera oficial con los equipos de sus colegios secundarios y se suman a la disciplina de las academias, que organizan programas de trabajo que incluyen 4 o 5 entrenamientos semanales.

La gran mayoría de las academias de la MLS son absolutamente gratuitas. Los clubes se hacen cargo de la provisión de uniformes y del pago del traslado y alojamiento cuando se juega lejos de las ciudades en las que están afincados. Solamente dos de esas academias (las de Portland Timbers y D.C. United) piden el pago de una tarifa a sus juveniles.

El equipo del estado de Oregon anunció a comienzos de temporada que cobraría una cuota anual de 500 dólares a cada uno de sus futbolistas en formación. El club de la capital del país, por su parte, establece un pago anual de 2.500 dólares para los integrantes del equipo Sub-14, y 1.500 para los futbolistas Sub-16 y Sub-18. Tarifas que -pese a las ayudas económicas que recibe cada jugador que las solicita- representan una clara barrera económica para una buena parte de los potenciales jugadores que podría captar DCU.

Dentro de la nueva tendencia de academias con ‘pensión completa’ la franquicia del Distrito de Columbia también maneja cifras altas.

Este tipo de programas incluyen alojamiento, alimentación, estudios secundarios y entrenamiento a cargo de equipos de la MLS. Real Salt Lake cuenta con una academia de este tipo en Arizona, y cobra 28.000 dólares por año. La YSC Academy de Philadelphia Union tiene un cargo de casi 20.000 dólares por temporada. FC Dallas maneja una opción intermedia en conjunto con el distrito escilar independiente de la ciudad de Frisco. Los alumnos realizan una jornada completa en el colegio, combinando educación formal con entrenamiento deportivo, pero sigue viviendo en sus domicilios.

En el caso de la academia con residency de D.C. United el programa se opera en conjunto con la Calverton School. La casa de estudios percibe de cada uno de sus alumnos unos 21.000 dólares por temporada. Las dos opciones que ofrece el sistema de fútbol juvenil Black-and-Red son, en lenguaje claro, una invitación a pagar para jugar.

Una decisión empresarial que llama la atención, porque la academia de D.C. United es considerada la más exitosa de la Major League Soccer. Al menos la que ha brindado los mejores frutos a la liga, el arquero Bill Hamid y el volante Andy Najar, actualmente en el Anderlecht de Bélgica.

Mientras sus pares optaron decididamente por la gratuidad, las divisiones inferiores capitalinas están en el extremo opuesto. Una decisión que a futuro puede pesarle al club cuatro veces campeón de la Major League Soccer. Pero que parece tener una raíz meramente económica. Según reporta Charles Boehm en Soccerwire el D.C. United está a punto de reducir la inversión en su academia para aportar mayores fondos a la construcción de su futuro estadio específico.

Algunos de los principales responsables del fútbol juvenil de DCU han dejado recientemente sus cargos. De acuerdo con lo publicado el presupuesto de la academia se reduciría en un 50% en la temporada 2015-16. Los recortes también alcanzarían a otros sectores del club, como la logística y sueldos de algunos empleados.

Si bien algunas fuentes cercanas al equipo aseguran que las reducciones de gastos en otras áreas de la franquicia permitirán rebajar o incluso eliminar las cuotas que pagan los futbolistas juveniles D.C. United no ha efectuado ningún anuncio oficial hasta el momento.

A mediano plazo los primeros beneficiados podrían ser los equipos formativos de Maryland y Virginia. Y, yendo un poco más lejos, Philadelphia Union, los equipos de New York y hasta la futura franquicia en expansión de Atlanta.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s