Miami FC: Maldini invade el territorio de Beckham

Silva Maldini

Hasta hoy la MLS ha plantado bandera a voluntad en el ámbito de la NASL. En 2017 una franquicia de la Major League Soccer llegará a Atlanta, el mercado donde desde hace años juegan los Silverbacks, equipo de la North American Soccer League. Recientemente la primera división de Estados Unidos y Canadá anunció la incorporación en 2018 de Minnesota United FC, uno de los clubes más representativos de la segunda categoría. Pero esta semana la nueva versión de la NASL puede haber iniciado una particular venganza.

Este miércoles la web oficial de la North American Soccer League confirmó que a partir de 2016 contará con un nuevo equipo, el Miami FC. El club será propiedad del empresario de los medios de comunicación Riccardo Silva (vinculado a derechos de TV del fútbol y de otros deportes) y del exjugador del Milan y la selección italiana Paolo Maldini (ambos en la fotografía). Con la llegada de Miami FC la NASL contará a partir del año próximo con 12 equipos.

En febrero de 2014 la ciudad de Miami fue testigo del anuncio efectuado por las autoridades de la Major League Soccer y David Beckham. El inglés se comprometió a radicar a un equipo de ese mercado en el máximo escalón del fútbol profesional norteamericano. Por exigencia de la liga, el ex #23 está obligado a construir un estadio propio en una zona céntrica de esa ciudad para poder dar vida a la franquicia en expansión. Hasta el momento ningún avance concreto se ha producido en esa materia.

Por eso la llegada del Miami FC resulta impactante. Según Silva apenas tres meses transcurrieron desde que la NASL le ofreciera la posibilidad de tener un equipo de fútbol. La aprobación final de parte de la liga se produjo la semana pasada. A ojos del desprevenido el pool integrado por Paolo Maldini ha logrado en un trimestre lo que David Beckham y sus socios no consiguen cerrar desde hace un año y tres meses.

Sin hacer un juicio de valoración entre una y otra categoría, MLS y NASL funcionan de una manera bastante diferente. En la North American Soccer League los equipos son de propiedad directa y absoluta de sus dueños, quienes no cuentan con limitaciones de gasto y presupuesto. En la Major League Soccer, en cambio, los equipos pertenecen a la liga, que funciona de manera conjunta con los dueños/inversores dentro de un modelo de negocio calificado como de entidad única. Todas las decisiones trascendentes son tomadas o aprobadas por la dirección de la liga, que ejerce control sobre los contratos de todos sus futbolistas. Al contrario de lo que ocurre en la NASL, la MLS cuenta con varias normas que tienden a limitar/controlar la inversión de todas sus franquicias.

La Major League Soccer ha hecho de sus estadios específicos una herramienta de crecimiento. A partir de que la liga dejó de jugar en arenas de football americano o diamantes de béisbol se comenzó a asentar e incrementar su trascendencia a nivel deportivo y financiero. Por eso en la actualidad las oficinas centrales de la MLS exigen a cualquier equipo en expansión que cuente con un soccer-specific stadium para poder entrar en el circuito. La única excepción a esta regla no escrita puede ser el caso de New York City FC, que por tiempo indeterminado actúa en el Yankee Stadium.

El equipo de David Beckham y sus asociados no pueden comenzar a jugar en Miami hasta que no tenga un estadio propio. Un requisito que Silva y Maldini no están intimados a cumplir. «No tenemos esa obligación. No creemos que sea necesario.»

Tras el anuncio oficial hecho este miércoles el astro italiano se refirió al nuevo emprendimiento. «Creo firmemente en el crecimiento del fútbol en Estados Unidos, y este es el proyecto perfecto para desarrollar un equipo de fútbol de primer nivel en una de las ciudades más importantes del mundo. Creemos que la NASL será la plataforma perfecta para desarrollar un equipo exitoso y un negocio valioso. Miami ha sido mi segundo hogar durante 15 años, así que espero poder pasar más tiempo aquí como copropietario de Miami FC, aportando mi entusiasta contribución para su éxito.»

Miami FC será el cuarto equipo de la NASL en el estado de Florida. El nuevo club sigue los pasos de las franquicias en las ciudad de Jacksonville, Tampa Bay y Fort Lauderdale. Si bien el flamante conjunto todavía no ha confirmado en qué estadio jugará como local los rumores indican que existen altas posibilidades de que lo haga en las instalaciones de la Florida International University, un escenario rechazado en su momento por el grupo liderado por David Beckham.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s