El saldo del Hudson River Derby

HRD

Tras la desaparición del choque entre Los Angeles Galaxy y Chivas USA la liga vuelve a tener un enfrentamiento auténticamente local. La rivalidad entre Red Bulls y New York City FC bien puede haber comenzado el pasado domingo en Harrison, NJ.

Mucha expectativa se había creado alrededor del primer juego por el Hudson River Derby. Las dudas previas sobre los sentimientos vinculados a este duelo eran perfectamente razonables. En definitiva, la liga y los aficionados estaban frente a un compromiso entre dos equipos que jamás se habían visto las caras previamente.

El partido tuvo muchos de los elementos que sirven para comenzar a construir un futuro clásico. Tifos, un estadio a reventar, una expulsión, y un triunfo (de NYRB, por 2-1) con bastante épica.

Transcurridos unos días desde el triunfo de Red Bulls podemos analizar algunas de las claves del primer derbi emelesero en New York.

¿Por qué ganó Red Bulls?

  • En las diez primeras semanas de temporada regular el equipo destacó por su apego al agresivo sistema de juego impuesto por el técnico Jesse Marsch. Una idea que requiere concentración máxima, despliegue físico constante y compromiso con el sistema. El 4-2-3-1 (en el que sobresale el triángulo de volantes formado por Felipe, Dax McCarty, y Sacha Kljestan) no se negocia.
  • El 1-0 en el cuarto minuto de juego fue la perfecta traducción sobre la cancha de lo que el entrenador pretende de sus jugadores. Presión alta en un marco en el que varios jugadores llegan al área rival con opciones de gol.
  • New York Red Bulls jugó durante 60 minutos con un hombre menos tras la expulsión del juvenil central Matt Miazga. Ante esa adversidad el plantel supo cambiar de libreto. En la semana previa al encuentro el entrenador había realizado al menos un par de prácticas en la que tres defensores tuvieron que enfrentarse a un bloque de seis atacantes.

“Habíamos hablado sobre la posibilidad de quedarnos con diez jugadores, y cómo tendría que ser nuestra táctica en esa situación”, dijo Marsch el domingo en conferencia de prensa. “Todavía buscamos momentos para presionar al rival, comprimir el terreno de juego y ganar balones. Luego, cuando jugamos al ataque buscamos atrapar a los equipos a la contra. Pudimos hacer eso de manera efectiva esta noche. Creo que crecimos mucho esta noche. Fue una victoria con carácter. Estoy más orgulloso que nunca de nuestro equipo.”

  • La presión es la marca de la casa del nuevo cuerpo técnico. Pero, inteligentemente, Marsch no ha desmantelado por completo el juego de contragolpe que caracterizó a la gestión del anterior entrenador, Mike Petke. Equipos como LA Galaxy, Colorado Rapids y hasta New England Revolution descifraron la estrategia de Red Bulls en los encuentros anteriores. En esos encuentros NYRB se mostró vulnerable y sin opciones. Frente al City -en inferioridad de condiciones- el equipo rojiblanco demostró que sabe jugar a otra cosa.
  • Hombre por hombre, Red Bulls no es el mejor equipo de la Conferencia Este. Pero está demostrando ser un auténtico superviviente. Un equipo muy complicado de derrotar, en una liga en la que es muy complicado marcar diferencias. En esta primera parte de la competición parece contar con cierto Factor X que no existe en otras franquicias.

¿Qué jugadores de Red Bulls destacaron en el primer capítulo del Hudson River Derby?

  • Bradley Wright-Phillips, designado por la Major League Soccer como ‘Jugador de la Semana’ y autor de los dos goles de su equipo (que podrían haber sido más si el #99 hubiera sido algo más solidario con sus compañeros.
  • Lloyd Sam, que en 2015 se muestra como uno de los mayores creadores de jugadas de gol de toda la liga; su persistencia y claridad por la banda derecha fue decisiva en los dos tantos de NYRB.
  • Sacha Kljestan, quien se puso el equipo al hombro en la segunda parte. Resistido a veces, el internacional estadounidense jugó un partido de esos que reconcilian a cualquiera con la prensa y la hinchada. Su centro/asistencia en el segundo tanto fue el punto más alto de la noche.
  • Kemar Lawrence, uno de los ‘casi desconocidos’ que llegó al club este año. De no haber sido por Wright-Phillips el lateral izquierdo jamaiquino de 22 años podría haberse quedado con el rótulo de ‘Man Of The Match’ tras el derbi.
  • Karl Ouimette, también de 22 años. El central canadiense (otra de las sorpresas de esta temporada) jugó los últimos 60 minutos de juego, tras la expulsión de Miazga. En su segundo partido con la camiseta de Red Bulls -había debutado en la visita a New England– demostró muchísima solidez y confiabilidad.

 

¿Por qué perdió New York City FC?

  • Varios son los males que aquejan al New York City en sus primeras jornadas de temporada regular. Las (muchas) lesiones que ha sufrido el plantel de Jason Kreis y el bajo rendimiento general de sus jugadores han hecho imposible que la franquicia en expansión presente un ‘XI tipo’ o un sistema estable. El equipo celeste ha ido mutando de un 4-4-2 (con David Villa y Adam Nemec en punta), a un 4-1-3-2 (con Khiry Shelton y Nemec o Patrick Mullins como delanteros), o a un 4-1-4-1, como vimos el domingo en el Red Bull Arena (en el que Villa fue una suerte de ‘enlace’ entre la línea de volantes y Shelton).
  • El primer gol de Red Bulls en el derbi del domingo pasado fue la reiteración de muchos tantos que NYCFC ya ha recibido en la liga. El equipo carece de muchas cosas, pero la inseguridad que brinda la línea defensiva quizás sea la cuestión que necesita ser resuelta de manera más urgente. La falta de efectividad está afectando en demasía a la mentalidad grupal del equipo. Más que la incapacidad para marcar goles.
  • Desde el minuto 36 de la primera mitad el City jugó con un efectivo más que el dueño de casa. Salvo en los minutos finales de esa etapa la diferencia en el número de futbolistas no se notó sobre el terreno de juego. Para tratarse de un equipo altamente necesitado de una victoria el desempeño del NYCFC fue decepcionante. Con diez jugadores Red Bulls lo superó en lo técnico, en lo físico y también en lo anímico.
  • Kreis no ha podido consolidar una táctica ‘titular’ o habitual. Su equipo tampoco supo acomodarse al hecho de jugar con un futbolista más durante buena parte del encuentro. Si bien el español no estuvo demasiado fino, la línea de volantes no entregó a David Villa una pelota medianamente buena en toda la noche.
  • Dentro de este panorama sombrío hay espacio para la esperanza. NYCFC todavía tiene opciones concretas de clasificar a los playoffs (a los que entran 6 de 10 clubes en cada conferencia). La paridad en la mitad inferior de la tabla de la Conferencia Este es enorme. Con Philadelphia y Montreal en una peor situación que la escuadra neoyorquina, los rivales a vencer para entrar en la postemporada serían Toronto FC, Chicago Fire y Orlando City. Los dos últimos, perfectamente ‘ganables’ en el plano teórico.
  • Frank Lampard se sumará en unas semanas al equipo. Indudablemente, la presencia del volante inglés mejorará algunos de las actuales falencias del New York City FC.

El plantel de NYCFC durante el derbi.

  • Los dos mejores futbolistas de este equipo, David Villa y Mix Diskerud, no estuvieron a la altura. Los dos fallaron demasiado, y por eso fueron reemplazados por Jason Kreis. El español no encuentra con quien combinar, más allá de algunos chispazos de juego con Khiry Shelton, Ned Grabavoy o Diskerud. Por su parte, el futbolista de la selección estadounidense estuvo muy lejos de su habitual nivel. No cumplió en las tareas de recuperación, tampoco en la creación.
  • En sentido positivo destacaron algunos futbolistas jóvenes: Khiry Shelton (21), Patrick Mullins (23) y Kwadwo Poku (23). Especialmente los dos primeros cargaron hasta ahora con responsabilidades que -por jerarquía- quizás todavía no les correspondían. En los últimos 20 minutos del partido este trío dio coherencia al ataque del equipo y fueron los responsables del gol de descuento.

La situación actual requiere más que la incorporación de Frank Lampard. En la apertura del mercado estival pueden aparecer otras soluciones para el preocupante momento de la escuadra dirigida por Kreis. Menos el arco -muy bien cubierto por Josh Saunders– todas las líneas del equipo tienen un amplio margen de mejora posible.

Con el resultado del fin de semana los Red Bulls vuelven a estar directamente involucrados en la competición por la primera posición de la Conferencia Este. El NYCFC, en tanto, suma su cuarta derrota consecutiva en el marco de una racha de ocho encuentros seguidos sin conocer la victoria.

El segundo episodio del Derbi del Río Hudson se jugará en el Yankee Stadium el domingo 28 de junio. El tercer y último capítulo de esta rivalidad dentro de la temporada regular regresará al Red Bull Arena y se llevará a cabo el domingo 9 de agosto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s