Montreal juega por toda la MLS

Nacho Piatti

Toda la Major League Soccer juega este miércoles la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF. El equipo que saldrá a la cancha será Montreal Impact, pero el interés global de la liga será un jugador más sobre el césped de un Estadio Olímpico repleto, con más de 60.000 espectadores.

 

Ninguna de las grandes estrellas contratadas por la MLS será protagonista del partido internacional más importante en los veinte años de historia de la liga. Ni Kaká, ni David Villa, ni Robbie Keane, ni Sebastian Giovinco. Tampoco las grandes figuras locales como Michael Bradley o Clint Dempsey. No están allí ni Los Angeles Galaxy (el equipo con más títulos nacionales en el torneo de primera división), ni Seattle Sounders o Portland Timbers (quizás las dos franquicias más queridas a nivel nacional), ni Toronto FC (el club que más dinero ha invertido en los últimos años). El equipo que jugará por el honor de toda la Major League Soccer es quien finalizó en la última posición en la temporada 2014.

Como ya explicamos aquí en alguna oportunidad la MLS solamente clasifica a equipos estadounidenses a la Liga de Campeones de CONCACAF. Los tres clubes canadienses (Vancouver Whitecaps, Toronto FC, y el cuadro de Montreal) participan del Canadian Championship, el proceso de selección del único equipo de ese país en cada edición de la Concachampions.

En el plantel del Impact de Montreal no existe ningún representante de la nobleza emelesera. Por el contrario, los nombres más destacados en el plantel dirigido por Frank Klopas habitan una dimensión más mundana. Nombres como los de Dilly Duka, Nigel Reo-Coker o Ignacio Piatti son los que tienen la oportunidad de darle a la Major League Soccer en su conjunto su primera participación en un Mundial de Clubes. También -por supuesto- es una ocasión invalorable para poner en el mapa al fútbol de Canadá, un país que no cuenta una liga nacional de primera división.

Desde la llegada de David Beckham a la MLS en 2007 la liga busca la oportunidad de alcanzar reconocimiento a nivel internacional. Quedarse con un título internacional en la CONCACAF frente al América (el club más poderoso de México y de toda la región) sería el primer gran paso en ese sentido. En la final de ida disputada la semana pasada en el Estadio Azteca) el Impact se fue con un valioso empate 1-1, que le permite seguir aspirando al milagro.

Nada le daría en este momento de su existencia mayor visibilidad global a la Major League Soccer que la posibilidad de jugar en el próximo Mundial de Clubes frente a una potencia del fútbol europeo. Toda la liga se beneficiaría de ello. Por eso el comisionado Don Garber y los 19 equipos restantes (bueno… quizás podemos excluir de esa lista a Toronto FC, el mayor rival de Montreal) están absolutamente pendientes del choque del miércoles por la noche. Gracias a ese interés en las redes sociales se impone el hashtag #MLS4Montreal.

Como noticia de última hora, el Impact pudo resolver contra reloj la falta de un arquero de garantía para la disputa del encuentro decisivo frente a las Águilas del América. El portero fichado es el alemán Kristian Nicht, con experiencia en el fútbol de su país y la NASL.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s