Cosmos y New York City con una preocupación compartida

New York Cosmos Stadium

La ciudad de New York (contando a sus cinco barrios y sus alrededores) cuenta con tres grandes equipos profesionales de fútbol. Uno de ellos -el New York City– está dentro de los límites geográficos y políticos de la Gran Manzana. Otro –New York Cosmos– se encuentra en una situación intermedia, con oficinas en Manhattan y el estadio en Long Island, fuera de la ciudad. El restante –New York Red Bulls– está ubicado en Harrison, en el vecino estado de New Jersey.

El NYRB cuenta con un moderno estadio específico, de fácil acceso a través del transporte público desde Manhattan. En tanto, el Cosmos y el City juegan en canchas prestadas, por ahora sin una fecha determinada de mudanza hacia una arena propia.

El actual equipo de Raúl González Blanco se presenta como local en el James M. Shuart Stadium. La instalación pertenece a la Hofstra University, y está ubicado en el condado de Nassau (Long Island), a una hora de coche desde el centro de la ciudad. Y el New York City juega como local en el Yankee Stadium, en el barrio del Bronx. A un corto viaje en subterráneo de distancia desde Manhattan.

Desde hace tiempo Cosmos y NYCFC buscan un lugar donde levantar su estadio propio.

Hace dos años la nueva versión del club que vivió sus momentos más gloriosos de la mano de Pelé presentó a las autoridades del estado de New York un proyecto para erigir un moderno estadio junto al hipódromo de Belmont Park. El SSS (en la fotografía) tendría capacidad para 25.000 espectadores, y estaría acompañado por un complejo hotelero y gastronómico. Belmont Park está en la ciudad de Elmont -también en el condado de Nassau- pero cuenta con una estación de trenes con comunicación directa a Manhattan y se erige junto a una autopista.

Más de dos años después de haber sido presentada, el estado de New York no se pronunció sobre la propuesta del New York Cosmos. Tampoco sobre los otros proyectos de desarrollo de Belmont Park que constructoras y empresas de bienes raíces impulsaron en este tiempo. Si bien las autoridades del NYC consideran que la de Belmont Park es la mejor opción para su equipo, ya estudian otras posibles locaciones en Brooklyn, Queens, New Jersey y Long Island.

El New York City FC se publicitó desde el anuncio de su creación como el auténtico equipo de fútbol de la ciudad. En un 80% propiedad de los accionistas del Manchester City, y en un 20% de los New York Yankees, el club celeste juega como local en el Yankee Stadium, una ubicación ideal. Pero su permanencia en ese lugar del Bronx no puede ser eterna.

Primero, porque el Yankee Stadium es un estadio de béisbol, con una disposición poco cómoda para futbolistas y el público de fútbol. Segundo, porque la Major League Soccer exige a sus nuevos equipos que tengan sus propios estadios, siguiendo patrones muy específicos establecidos por la liga. En algún momento durante las próximas temporadas el NYCFC tendrá que mudarse a una casa propia. El secretismo es casi absoluto, pero se sabe que el equipo explora cada rincón viable de la ciudad.

La primera opción fue el Corona Park, en Flushing Meadows, pero el proyecto no prosperó debido a las quejas de vecinos que se opusieron al uso privado de un área verde de caracter público. Luego se pensó en construir un SSS en las inmediaciones del Yankee Stadium, aunque NYCFC no pudo llegar a un acuerdo económico con una fábrica de ascensores que tendría que mudarse para que el estadio fuera construido.

Más tarde aparecieron las posibilidades de ir al hipódromo de Yonkers (lo que implicaría salir de la ciudad de New York), además de Sunset Park (en Brooklyn) y Gravesend, en Coney Island. Pero, de momento, nada se sabe sobre el futuro inmobiliario del equipo que entró en competición este año.

Si lo tenía complicado hasta ahora, más puede dificultarse este tema para el NYCFC después de su partido inaugural en el Yankee Stadium. El éxito rotundo -social y deportivo- del debut pone el listón muy alto. ¿Dónde encontrar una ubicación comparable a la de la mole de la calle 161? ¿Qué terreno puede estar mejor comunicado con el resto de la ciudad que el estadio del Bronx? Todo se pone cuesta arriba si uno lo analiza detenidamente. El nuevo club está -casi- ante una misión imposible en uno de los mercados de bienes raíces más competitivos del planeta.

¿Sería viable un estadio compartido por el Cosmos y el City? Desde el equipo de la NASL se rechaza la idea. Y es altamente probable que NYCFC tampoco quiera ser copropietario. Pero una puja conjunta entre ambos equipos por un terreno facilitaría bastante las cosas. Y -obviamente- el costo de la construcción se reduciría sensiblemente para las dos partes.

La cuestión del estadio -y la ubicación del mismo- es crucial para ambos clubes. ¿Qué sería de la vida del Cosmos en, por ejemplo, New Jersey? ¿Cómo podría justificar el City su radicación fuera de la ciudad? Location, location, location. Es el mantra de moda en los responsables de la logística y el marketing en los dos equipos neoyorquinos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s