Ryan Hollingshead, cuestión de fe

Ryan Hollingshead

Se enteró que había sido elegido por FC Dallas en el SuperDraft de 2013 mientras actuaba como voluntario en un orfanato en Haití. La franquicia texana sabía de antemano que Ryan Hollingshead tenía por delante un compromiso para él más trascendente que el de convertirse en un jugador de la Major League Soccer. El exvolante de la UCLA en el fútbol universitario había dejado claro que su primera posible temporada como profesional no se la dedicaría a ningún club sino a Dios.

“Después de orar y de pensarlo mucho decidí que no voy a jugar ahora a nivel profesional y que me voy a mudar a Sacramento para ayudar a mi hermano a crear una iglesia”, contó Hollingshead a la web oficial de la MLS antes del SuperDraft“Algunas semanas estaba seguro de que iba a ayudar a mi hermano. Y otras semanas estaba seguro de que sería un jugador profesional. Finalmente decidí que echaría más en falta no ser parte de la iglesia que no jugar al fútbol.”

Los antecedentes de Hollingshead en el circuito universitario eran intachables. Más allá de su capacidad natural para desempeñarse en la mitad de la cancha el californiano probó ser un jugador polivalente, con capacidad para actuar en otras demarcaciones. Quizás por eso la directiva de FC Dallas aceptó esperarlo durante un año, hasta que su misión religiosa estuviera completa.

El futbolista regresó inmediatamente a Sacramento, donde ayudó a su hermano Scott -pastor local- a construir la Harvest Bible Chapel, afiliada a una iglesia cristiana no denominacional. La obra se terminó antes de lo previsto. En ocho meses la parroquia estuvo en pie y comenzó de manera oficial sus actividades. En ese momento ambos hermanos acordaron que era el momento de que Ryan comenzara su carrera profesional en Dallas.

A Hollingshead -que hoy está próximo a cumplir 24 años- la temporada sabático-religiosa le pasó factura. “Fue complicado por mi falta de ritmo de juego. Acostumbrarme a la velocidad del juego fue difícil durante el primer año.” En 2014 consiguió disputar 11 partidos, cuatro de ellos como titular. El entrenador Oscar Pareja cambió su posición en el terreno de juego, donde hoy es un extremo por la banda derecha. El antiguo estudiante de la Universidad de California en Los Angeles tuvo una buena pretemporada con FC Dallas, durante la cual marcó tres goles en amistosos frente a Columbus Crew y DC United.

Devoto cristiano, Hollingshead no se arrepiente de haber postergado su carrera en pos de su fe. De hecho, la religión sigue estando por encima del fútbol en su corazón. “La gente me decía ‘No te interesa el fútbol’. Pero eso no es cierto. No tiene nada que ver con no querer jugar al fútbol. Simplemente una cosa me gusta un poco más que la otra.” Satisfecho su propósito religioso -al menos por ahora- R.H. se concentra ahora en conseguir ser titular en su equipo, que aspira a todo en la liga que -acuerdo mediante entre patronal y sindicato- está a punto de comenzar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s