La final: Los Angeles Galaxy vs New England Revolution

landon

Llegó la hora. Se viene el partido más importante del año en suelo norteamericano. El duelo que decidirá al campeón de la decimonovena temporada de la Major League Soccer. Los Angeles Galaxy y New England Revolution, dos equipos con historia en la liga y entre si, se enfrentarán durante 90 (o tal vez 120) minutos para dirimir el título. Para los angelinos, la final representa la oportunidad de convertirse en el equipo más ganador de la liga. Para los Revs, será una chance para sacarse la mufa y lograr su primer Copa.

¿Cómo llegan?

Los Angeles: El equipo conducido por Bruce Arena fue uno de los grandes protagonistas de la temporada regular, siendo el unico que realmente le dio pelea a Seattle Sounders por el Supporters’ Shield. Su cosecha total fue de 61 puntos, producto de 17 victorias, 10 empates y 7 derrotas. Anotó 69 goles, más que nadie en 2014, y recibió 37, la valla menos vencida de 2014 (honor compartido con DC United).

Tuvo como estandartes al recientemente coronado MVP Robbie Keane, aportando 19 goles y 14 asistencias, al proximamente ex jugador Landon Donovan, líder de asistencias con 19, y a Gyasi Zardes, que tuvo su mejor temporada como profesional con 16 dianas. Más lejos de los flashes, el tándem Juninho-Sarvas ha sido clave para mantener el equilibrio en el medio, mientras que Robbie Rogers se reencontró con su mejor versión luego de reciclarse como lateral izquierdo.

En estos playoffs, el Galaxy vapuleó a un desconocido Real Salt Lake en las semifinales (global de 5-0) y eliminó, con justicia pero sin sobrarle nada, a los Sounders en la Final de Conferencia.

Para el partido definitivo la única duda pasa por saber si Aj DeLaGarza, defensor que en 2014 ha operado en la zaga central y por momentos en el lateral derecho, estará en condiciones de jugar desde el arranque. De no ser así, su lugar sería ocupado por Dan Gargan.

New England: Los hombres de Boston fueron una de las gratas revelaciones de este 2014. Apoyados en buena parte en la misma base de jugadores jóvenes de la temporada anterior, lograron un rendimiento convincente y, más allá de un bajón pronunciado a mitad de temporada (entre junio y julio perdieron 8 partidos consecutivos) pudieron terminar segundos en la Conferencia Este, a cuatro unidades del United. En total contabilizaron 55 puntos (17 victorias, 4 empates, 13 derrotas), con 51 goles a favor y 46 en contra.

En cuanto a nombres propios, es difícil no empezar por el hombre que llegó ultimo al plantel: Jermaine Jones. El internacional estadounidense fue instrumental en la remontada final que depositó al equipo en los playoffs. Su aporte no será tan visible en las estadísticas (2 goles, 4 asistencias), pero fue evidente para cualquiera que lo haya visto jugar. Liderazgo, carácter, personalidad y una fuerza física envidiable le dieron a los Revs el empujón justo en el momento necesario. Otra pieza clave fue Lee Nguyen, finalista para el MVP, que en 2014 tuvo el mejor nivel de su carrera, anotando 18 goles y siendo el generador en ataque y también el principal goleador. Chicos como Kelyn Rowe y Patrick Mullins también fueron importantes en distintos tramos de la temporada, al igual que el resurgido Charlie Davies.

El paso del Revolution por la postemporada fue de mayor a menor. Arrancaron vapuleando al Columbus Crew, al que superaron con un marcador global de 7 a 3, pero luego tuvieron más de una dificultad contra New Yok Red Bulls, en dos duelos que terminaron conquistando más por fallas puntuales de su rival que por buen juego propio.

Historial

El repaso del historial seguramente traerá más de un dolor de cabeza a los hinchas de New England. Es cierto que en temporada regular hay una paternidad de los angelinos, aunque no tan pronunciada (17 victorias contra 15) pero cuando empezamos a hablar de finales, ahí la cosa cambia: el Galaxy ganó las dos veces que se enfrentaron. En 2002, en el Gillete Stadium, se impuso gracias a un ‘gol de oro’ del guatemalteco Carlos “Pescadito” Ruiz. En 2005 fue otro chapín, Guillermo “Pando” Ramirez, quien le dio la victoria a los californianos con un gol en tiempo suplementario.

Además hay en el historial un enfrentamiento en la final de US Open Cup, en la edición del 2001, y esta también fue a parar a manos del Galaxy, en el que a la sazón fue su primer título en la competición.

En 2014 y producto del calendario desbalanceado se enfrentaron una sola vez, en lo que fue la derrota más dura de la temporada para el Revolution, con un marcador final de 5 a 1.

Antecedentes en MLS Cup

New England Revolution ha disputado en total cuatro finales de MLS Cup, perdiéndolas todas. A las dos antes mencionadas contra su próximo rival hay que sumar las de 2006 y 2007, ambas con derrota a manos del Houston Dynamo. Uno que vivió de cerca esas caídas fue a Jay Heaps, actual entrenador del equipo de Nueva Inglaterra y en ese entonces mediocampista central titular que participó en las cuatro finales.

Los Angeles ha disputado más finales que ningún otro. Con esta, serán 9 las veces que alcanzó el partido final. En total, suma cuatro títulos: los ya mencionados de 2002 y 2005, más el bicampeonato en 2011 y 2012. Le tocó caer derrotado en 1996 y 1999, ambas contra el DC United que en ese entonces dirigía Arena; en 2001, frente un San Jose Earthquakes que tenía entre sus filas a un joven Donovan, y en 2009 contra Real Salt Lake. Hablando de Landon: en caso de consagrarse este domingo, se estará retirando como el jugador más ganador en la historia de la MLS, con 6 campeonatos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s