El peso de la camiseta

desmseyUna de las varias particularidades de la Major League Soccer está vinculada a las camisetas de sus equipos. Quien siga de manera más o menos regular la competición habrá notado que todas las franquicias utilizan uniformes fabricados por Adidas.

La MLS no es una excepción en Norteamérica, sino que sigue el patrón establecido por las grandes ligas de la región. Todos los conjuntos de la NFL se visten con indumentaria de la marca Nike. La NBA tiene un acuerdo colectivo con Adidas. El proveedor técnico de la NHL es Reebok, aunque Adidas podría ocupar su lugar próximamente. Y en la MLB la indumentaria de las treinta franquicias es manufacturada por Majestic Athletic.

Adidas es hoy el sponsor atlético oficial de la Major League Soccer. Si bien la firma estuvo vinculada a esta competición desde su primera temporada en 1996, no consiguió un contrato de exclusividad hasta el año 2005. Ese acuerdo fue renovado a fines de 2010, y ahora se extiende hasta la temporada 2018. Los nuevos términos de esta sociedad establecen que la liga y sus franquicias comparten un total de 25 millones de dólares por temporada abonados por la empresa alemana. Esta cifra es superior a la que los equipos obtendrían si negociaran de manera independiente un convenio de este tipo. Además del dinero, la MLS se asegura que Adidas provea los uniformes y prendas de entrenamiento a los equipos juveniles y de reserva de la liga.

Los beneficios para la textil fundada en Herzogenaurach son varios. Además de producir camisetas, pantalones y medias, la marca de las tres tiras es el proveedor del balón oficial, y se aseguró el privilegio de ser la única empresa de la industria deportiva con derecho a ser publicitada en los partidos de la Major League Soccer. En un mercado cada vez más ávido por el fútbol Adidas se ha apoderado de la imagen de la competición local por una buena cantidad de años. Y con una gran proyección de futuro. Los más de 20.000 futbolistas de entre 9 y 18 años que entrenan y juegan en el sistema formativo de los equipos de la MLS son -a la vez- modelos publicitarios y clientes de la empresa. Este acuerdo, que se articula con el proyecto formativo Generation Adidas, otorga a la compañía la posibilidad de contratar o apadrinar a muchas figuras emergentes en Estados Unidos.

Hoy en día las camisetas más vendidas de la Major League Soccer llevan el nombre y el dorsal de los máximos astros del fútbol estadounidense. Clint Dempsey, Landon Donovan y Michael Bradley lideran la estadística, seguidos por algunos de los mejores extranjeros de la liga, como Thierry Henry, Tim Cahill, Robbie Keane y Jermain Defoe. Varios de estos jugadores lucen algunos de los mejores diseños que Adidas preparó para la MLS. Entre las más destacables están las camisetas titular y suplente de Seattle Sounders FC, la tercera equipación de Los Angeles Galaxy y la suplente de Toronto FC. También impactan las setentistas terceras opciones de Portland Timbers y Sporting Kansas City.

Esta realidad dista mucho de lo que ocurría en 1996, cuando los diez equipos fundadores de la MLS negociaron de manera independiente sus contratos. En la Conferencia Este el desaparecido Tampa Bay Mutiny debutó con un uniforme Nike. En 2001, su última temporada, su camiseta fue provista por Kappa. Los equipos de D.C. United y Columbus Crew fueron fieles desde su nacimiento a Adidas. El NY/NJ MetroStars lució hasta 2005 camisetas rojinegras fabricadas por Nike; a partir de 2006 -cuando el equipo adoptó el nombre de Red Bulls- cambió de colores y pasó a la órbita de la empresa alemana. Una de las franquicias más cambiantes en esta materia es la de New England Revolution; entre 1996 y 1999 fue vestida por Reebok, en la temporada 2000 cambió por la mexicana Atletica, entre 2001 y 2003 optó por Umbro, volvió a Reebok en 2004, y a partir de 2005 se unió a la legión de Adidas.

En el Oeste, Los Angeles Galaxy fue un equipo Nike entre 1996 y 2005, antes de entrar en el convenio colectivo con Adidas. El Dallas Burn (hoy, FC Dallas) vistió diseños de Nike entre 1996 y 2001; fue cliente de Atletica entre 2002 y en 2004, y en 2005 se sumó al proveedor único de la liga. Kansas City Wiz (posteriormente conocidos como Kansas City Wizards, y hoy como Sporting Kansas City) es otra de las franquicias que desde su inicio es identificada con Adidas; los primeros diseños se plasmaron en algunas de las camisetas más exóticas de la historia de la Major League Soccer. San Jose Clash (la franquicia que luego mutó en San Jose Earthquakes) usó uniformes fabricados por Nike entre 1996 y 2004; en 2005 comenzó a recibir camisetas hechas por Adidas. Colorado Rapids tiene una historia de cambios; en 1996 debutó con Puma, en 1997 y 1998 estuvo bajo contrato con Reebok, cambió por Kappa entre 1999 y 2002, usó ropa de Atletica en 2003 y 2004, y en 2005 comenzó su relación con Adidas.

Otras rarezas de las primeras temporadas de la liga fueron protagonizadas por Miami Fusion (una franquicia que existió entre 1997 y 2001, y que siempre tuvo camisetas de la marca Umbro) y Chicago Fire, que usó uniformes de Nike (entre 1996 y 2002) y Puma (en las temporadas 2003, 2004 y 2005), antes de pasar a Adidas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s